Skip to content

Actores hacen llamado al gobierno por cierre prolongado de teatros en la isla: “se tienen que poner para su número”

Spread the love

Ante la efervescencia teatral, cada vez son menos los teatros que se pueden incluir en los calendarios para ofrecer más producciones y que sea costo efectivo para la industria

El actor Jorge Castro manifestó su sentir en cómo se afecta la amplia industria del teatro y ofreció algunas sugerencias de apoyo. (Josian Bruno/GFR MEDIA)

Shakira Vargas Rodríguez

Por Shakira Vargas Rodríguez

Periodista de Estilos de Vida y Entretenimientoshakira.vargas@gfrmedia.com

Si bien es cierto de que a partir del 2020 hubo una pausa en la actividad de los teatros a causa de la pandemia, desde el año pasado al presente se podría decir que existe una efervescencia teatral con la proliferación de piezas teatrales y musicales que han venido llenando el calendario de los teatros en la isla.

RELACIONADAS

ENTRETENIMIENTO

Festival Teatro de la Mujer 2024: fechas, obras y todo lo que debes saber

Por Redacción El Nuevo Día

ENTRETENIMIENTO

Regresa al teatro la comedia “Guaraguao Security”

Por Damaris Hernández Mercado

ENTRETENIMIENTO

De gira Las Jevas de Teatro Breve por Nueva York, Hartford y Boston

Por El Nuevo Día

Si bien los actoresSuzette Bacó,Jorge Castro,Lizmarie Quintana y Carlos Vega celebran el apoyo al teatro recibido en este último tiempo, señalaron el grave problema existente de las pocas salas teatrales disponibles, en vista de que no todos los teatros están abiertos al público, lo que para las producciones locales representa todo un reto económico.

Desde la devastación provocada por el huracán María, en septiembre de 2017, algunos de los teatros permanecen cerrados hasta el presente. Tanto el Teatro La Perla en Ponce como el Centro de Bellas Artes de Aguada, por ejemplo, continúan cerrados seis años y medio después del fenómeno atmosférico.

“Aguada está cerrado. Ponce está cerrado. Juana Díaz está cerrado, Manatí está cerrado. Y siguen muchos teatros cerrados. Esto hace que la alternativa que tienen los productores es más reducida, lo que ha creado que los centros te den menos fechas. Antes te daban dos fines de semana para hacer una obra y ahora te dan un fin de semana. Puerto Rico y el mundo está mucho más caro. Es absurdo hacer una obra de teatro y tratar de, por lo menos, salir ‘break-even’ con un solo fin de semana, no es verdad”, señaló Castro.

Su llamado, al igual que para el resto de los compañeros con quienes protagonizó la comedia “Una Noche Salvaje”en el Centro de Bellas Artes de Santurce, que vuelve a presentarse en escena con dos funciones el próximo 6 de abril, es hacia el gobierno y los municipios. “Se tienen que poner un poco para su número y dejarse de excusas”, agregó.

“El teatro de Manatí, que es un gran teatro, tiene 800 butacas, continúa cerrado, y el Centro de Bellas Artes de Juana Díaz está cerrado por un problema de aire acondicionado. Entonces la posibilidad que uno tiene, es que aquí me dan un fin de semana en San Juan, pero no tenemos la opción de seguir por Aguada, Ponce o Manatí, como hacíamos antes”, explicó el actor, quien forma parte del elenco del programa televisivo “Raymond y sus amigos”, de Telemundo.

Mientras Bacó, por otro lado, señaló que con tres funciones no pueden recuperar en términos económicos y que se le debe dar más importancia al teatro, al ser parte de la idiosincrasia de un país.

Lizmarie Quintana y Suzette Bacó. (Josian Bruno/GFR MEDIA)

Quintana trajo a colación y denunció que los primeros cortes de personal en las escuelas públicas suelen ser el de los maestros de teatro y los de arte. “Al final del día no les interesa, ni la cultura, ni el arte. ¡Y si supieran! Si todo el mundo supiera lo importante que son las artes y el teatro para la formación de uno como ser humano, en términos de la sensibilidad, la disciplina, las cosas físicas… Todo está ahí”, puntualizó la actriz, quien es compañera de Castro en el mismo programa.

“En año de elecciones, todavía hoy nunca he sentido que algún candidato haya realmente hecho una política pública para beneficiar al mundo del teatro como industria. Yo nunca lo he sentido. Te pueden meter el embuste, de que es cultura, pero nada de eso. En cualquier parte del mundo, incluso en esos países que los políticos pueden ver como tercermundista, existe una política pública específicamente para el teatro, quienes reciben ayuda, no solamente los productores, porque el mundo teatral es bien grande, está desde el director, los actores, los productores, los utileros, los técnicos, maquillistas, vestuaristas, es un mundo. Donde ese mundo específico, reciben ayuda y apoyo”, destacó Vega, por su parte.

Incluso, Castro trajo a la conversación que antes el Departamento del Trabajo les daba unos beneficios de pareo a los productores, pero desafortunadamente se los quitaron porque debía ir dirigidos a empleos permanentes, y “lo quitaron de rajatabla”.

Carlos Vega y Lizmarie Quintana. (Josian Bruno/GFR MEDIA)

“En el Met en Nueva York, una de las casas de ópera más importantes del mundo entero, opera con fondos privados, al igual que otros teatros en otras ciudades que no son tan grandes, y ves en sus paredes, que están llenos de auspiciadores de la industria privada. Si la industria privada local entiende la importancia que tiene cultura en la sociedad, sería maravilloso, que hubiera unos fondos aquí de empresas boricuas, de todas las compañías más grandes de Puerto Rico, pero no lo ven tan importante”, manifestó Castro.

“A estos tipos que gobiernan, que rigen este país, no les importa eso. No es nuestra responsabilidad como sector privado, pero si el sector gubernamental diera esa importancia y estuviera el teatro como parte de esa política pública, por consiguiente el sector privado comprendería que sí es importante para el país”, abonó Vega a la conversación con El Nuevo Día, a la vez que mencionó a actores que han dedicado su vida a la actuación y “mueren en la miseria porque no hay una política pública”.

Castro aprovechó para enfatizar que la responsabilidad del gobierno no es dar dinero necesariamente, pero sí crear la plataforma para que la empresa privada entienda que el dinero que ponga en las artes va a ser una inversión.

“De alguna manera se deben crear unos créditos contributivos, como los tiene la industria del cine. Sin embargo, el teatro no los tiene. ¿Sabe Dios cuántos productores privados estarían dispuestos a montar más musicales en Puerto Rico, dispuestos a hacer cosas grandes e importantes si tuvieran los mismos créditos contributivos?”, cuestionó.

La vocación y el compromiso prevalece, pero sí los cuatro destacan que es una lucha constante en la amplia industria del teatro.

Algunos municipios responden

Este medio hizo gestiones con algunos de los municipios implicados para obtener alguna reacción. En el caso del Teatro La Perla en Ponce, no se logró obtener una respuesta precisa por parte del municipio ponceño sobre en qué etapa se encuentra.

En el caso del municipio de Juana Díaz, la oficial de prensa Idelisa López, detalló que luego del huracán María, el Centro de Bellas Artes Ada Mage Zayas de este municipio, una estructura de 15 años, continuó operando. Sin embargo, es desde junio de 2023 que cerró sus operaciones para iniciar un proyecto de reparaciones relacionado con mejoras al techo, así como al sistema de acondicionador de aire y los ‘sprinkles’ contra incendios.

“El proyecto ha requerido una serie de etapas, pero nosotros estuvimos en operación hasta junio del año pasado. Nunca se descontinuó y, de hecho, la sala se estuvo utilizando y se aguantó hasta donde más se pudo, que finalmente vino la liberación de los fondos para poder hacer las mejoras que ya eran necesarias porque el teatro tenía problemas de filtración identificados, vinculados con el tema de María, porque afectó bastante el techo. Una estructura que queda alta en una zona, que por el tipo de la manera en que está ubicado el teatro, fue donde mayor efecto tuvo la lluvia y el viento, que levantó parte del material”, expresó López.

Asimismo, añadió que al ser una estructura de impacto cultural, que puede generar movimiento económico, se presentó el proyecto y una propuesta, por lo que le aprobaron una partida de los fondos ARPA para la modernización de los sistemas de sonido y de luces.

“Hace poco se terminó la primera fase de mejoras a la estructura. Ahora estamos en el proceso de las mejoras al sistema de luces y de sonido. La expectativa es tenerlo listo antes de que termine este año. Una vez se culmine, será una plaza de teatro renovada en su estructura y renovada en la facilidad para atender las producciones teatrales o los espectáculos que se vayan a presentar”, añadió.

Desde el municipio de Aguada, informaron que en efecto, el Centro de Bellas Artes Juan L. Arroyo está cerrado desde el huracán María, y que actualmente se encuentra en etapa de diseño e ingeniería. El alcalde aguadeño, Christian Cortés Feliciano, ofreció declaraciones escritas a este medio, para explicar los avances del proyecto.

”Esta instalación fue mal asegurada por la pasada administración. Luego de poner acción en el caso, llegamos a un acuerdo positivo con la aseguradora. En estos momentos hay una firma de ingenieros contratada a un costos de $256,238, la cual ya han entregado al municipio un 30% de los planos del diseño. La misión es continuar con el diseño hasta completar el 100%. Sumado a eso, el municipio lleva a cabo reuniones con los diseñadores, cada dos semanas, identificando los avances del proyecto. Ya la firma de ingenieros están realizando las gestiones con las agencias estatales pertinentes para comenzar el proceso de endosos y permisos”, detalló Cortés Feliciano.

TAGS

JORGE CASTROLIZMARIE QUINTANASUZETTE BACÓ

ACERCA DEL AUTOR

SHAKIRA VARGAS RODRÍGUEZshakira.vargas@gfrmedia.com

Nacida en la ciudad de Bayamón y criada en el sector Macún de Toa Baja, durante su niñez, Shakira Vargas Rodríguez siempre se sintió atraída por los acontecimientos del país, la…Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *