Skip to content

Alianza estratégica Beijing-Moscú

Spread the love

China promete apoyar el desarrollo de Rusia: «Al pueblo ruso le espera un futuro luminoso»

PEKÍN (Sputnik) — El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, prometió que Pekín respaldará el desarrollo de Rusia bajo el liderazgo del presidente Vladímir Putin

Al reunirse este 9 de abril en la capital china con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, Wang reiteró la felicitación por la reelección de Putin en las presidenciales de marzo pasado, «con un nivel de apoyo récord».

«El respaldo popular es la fuente del progreso de Rusia. Pienso que al pueblo ruso le espera un futuro luminoso bajo el firme liderazgo del presidente Putin», señaló Wang. «Como vecino, amigo y socio estratégico integral de Rusia, apoyaremos resueltamente su estable desarrollo y renacimiento bajo el liderazgo del presidente Putin», enfatizó.

El ministro de Exteriores chino afirmó que Moscú y Pekín seguirán fortaleciendo su cooperación estratégica en el escenario internacional.

«Durante la presidencia de Rusia en el grupo BRICS y la presidencia de China, a partir del segundo semestre, en la OCS (Organización de Cooperación de Shanghái), nos apoyaremos de forma resuelta recíprocamente y fomentaremos nuestra cooperación multifacética», aseguró.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, realiza una visita oficial a China el 8 y 9 de abril.

Sus negociaciones en Pekín, según la Cancillería rusa, abarcan un amplio abanico de asuntos de cooperación bilateral e interacción en el ámbito internacional, con hincapié en el trabajo conjunto en la Organización de las Naciones Unidas, los BRICS, la Organización de Cooperación de Shanghái, el G20, el APEC y otras plataformas y foros multilaterales.

Además, la visita de Lavrov permite a las dos partes realizar «un detallado intercambio de opiniones sobre ciertas cuestiones álgidas y temas regionales, incluida la crisis ucraniana y la situación en Asia Pacífico», según el comunicado de Exteriores.

Lavrov asegura que las relaciones entre Rusia y China «han alcanzado un nivel sin precedentes»

PEKÍN (Sputnik) — Las relaciones de Rusia y China alcanzaron un nivel sin precedentes gracias a los esfuerzos de sus presidentes, Vladímir Putin y Xi Jinping, respectivamente, declaró el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

«Vemos que gracias a los líderes [Putin y Xi], las relaciones ruso-chinas de asociación integral y cooperación estratégica han alcanzado un nivel sin precedentes, sin exageración alguna«, expresó el jefe de la diplomacia rusa durante las negociaciones con su homólogo chino, Wang Yi.

La asociación estratégica de los dos países se basa en «el diálogo respetuoso, igualitario y de confianza» y en «el apoyo mutuo en los temas relacionados con los intereses fundamentales» de ambas naciones, prosiguió Lavrov.

Según el alto diplomático, los enfoques parecidos de Rusia y China para resolver los problemas clave sientan las bases para fortalecer la coordinación estratégica en el escenario mundial.

«La interacción respecto a los asuntos internacionales nos permite resolver eficazmente los problemas comunes tanto internos como externos«, recalcó.

Contactos entre Xi Jinping y Vladímir Putin

Los presidentes de China y Rusia, Xi Jinping y Vladímir Putin, mantendrán estrechos contactos en 2024, dijo a los periodistas Wang Yi.

«Los dos líderes mantendrán estrechos contactos en diversos formatos este año. Las partes aprovecharán el consenso entre sus líderes como base para contribuir a la estabilidad y el avance de las relaciones bilaterales«, afirmó.

El jefe de la diplomacia china destacó que Pekín y Moscú han encontrado la vía correcta de contribuir a «un desarrollo sano y estable» de estas relaciones, que a su juicio son «cada vez más maduras y fuertes«.

Ambas partes, según él, deberían «defender la igualdad de los países grandes y pequeños, contrarrestar la hegemonía y la política de poder, hacer frente al monopolio de unos pocos países en los asuntos internacionales y promover eficazmente la democratización de las relaciones internacionales«. También es necesario, dijo, «atenerse a los principios de no alineación y no confrontación, no apuntar contra terceros«.

A su vez, el canciller ruso calificó la diplomacia al máximo nivel como «elemento central de la asociación integral y la cooperación estratégica ruso-china«. Gracias a los líderes, dijo Lavrov, las relaciones entre Moscú y Pekín han alcanzado un nivel inédito.

La crisis ucraniana

El conflicto armado en Ucrania fue uno de los temas que el ministro de Exteriores ruso abordó en Pekín con su homólogo chino.

«Nosotros y nuestros amigos chinos declaramos claramente la necesidad de tomar en consideración las preocupaciones legítimas de todas las partes implicadas, principalmente en el ámbito de la seguridad. En este contexto, junto con nuestros colegas chinos, reafirmamos la conclusión de que todo evento internacional, que no solo desatiende, sino que ignora por completo la posición de Rusia y promueve la llamada fórmula de paz de [Volodímir] Zelenski, un ultimátum absolutamente vacío, está completamente divorciado de cualquier realidad y no tiene perspectiva«, manifestó Lavrov.

Lavrov agradeció a China por su «postura equilibrada e imparcial» y «la disposición de jugar un papel positivo para una solución negociada«.

A su vez, el ministro de Exteriores chino expresó la esperanza de que las hostilidades en Ucrania cesen lo más temprano posible.

«Por lo que respecta a la cuestión ucraniana, para China son fundamentales cuatro principios formulados por el presidente Xi Jinping. Esperamos que el fuego cese lo antes posible«, declaró Wang.

En este sentido, Wang reafirmó que China procura el pronto restablecimiento de la paz y la estabilidad en el continente europeo y seguirá desempeñando un papel constructivo con ese fin. En particular, Pekín avala la convocatoria a su debido tiempo de una conferencia de paz internacional que sea reconocida tanto por Rusia como por Ucrania y garantice la participación equitativa de todas las partes y debates justos sobre todos los planes de paz.

El plan de paz que China formuló en 2023, según el canciller ruso, señala claramente la necesidad de tomar en cuenta y eliminar las causas originales de ese conflicto, estableciendo las garantías para una seguridad equitativa e indivisible en todo el mundo.

La seguridad euroasiática

Rusia y China están de acuerdo sobre la necesidad de impulsar el diálogo sobre seguridad euroasiática con participación de sus aliados, enfatizó el canciller ruso.

«Afrontamos la tarea de construir la seguridad euroasiática. El presidente [Vladímir] Putin mencionó esto en su discurso ante la Asamblea Federal [parlamento bicameral de Rusia]. Juntos con nuestros amigos chinos, hemos acordado iniciar un diálogo sobre este tema con la participación de nuestros correligionarios«, declaró Lavrov.

El objetivo de Rusia y China, agregó Lavrov, es potenciar la seguridad en Eurasia.

Durante mucho tiempo existió una estructura de seguridad euroatlántica —en forma de la OTAN, por supuesto, así como de la OSCE— pero se autoelimina de la lista de estructuras relevantes en cuyo marco es posible llevar a cabo negociaciones significativas y lograr acuerdos basados en un equilibrio de intereses”, apuntó el ministro de Exteriores ruso.

El problema de las sanciones

Rusia y China se proponen mitigar en el marco del grupo BRICS y la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) las dificultades económicas relacionadas con medidas restrictivas, señaló el canciller ruso.

«Mi colega habló en detalle sobre lagunas específicas en el ámbito económico que son resultado de una política ilegal de sanciones unilaterales y que iremos resolviendo en el marco de los BRICS y la OCS«, declaró.

Por su parte, Wang Yi calificó las medidas restrictivas unilaterales como «un acto típico de intimidación que viola el derecho internacional y un orden equitativo (…), contraviene la tendencia del desarrollo y el progreso globales«.

«China lo rechaza enérgicamente, Rusia lo rechaza enérgicamente, todos los países deben unirse para contrarrestarlo«, enfatizó.

La cooperación antiterrorista

Rusia y China seguirán cooperando en la lucha contra el terrorismo, incluyendo a través de mecanismos multilaterales, tras el atentado en la sala de conciertos rusa Crocus City Hall, subrayó Lavrov.

«Le agradezco a China sus condolencias expresadas por el ataque terrorista del 22 de marzo de este año en las afueras de Moscú, por su apoyo a la lucha de Rusia contra el terrorismo. Todos los implicados, sin duda, serán castigados. Y nuestra cooperación antiterrorista continuará, incluyendo a través de organismos multilaterales«, expresó.

Por su parte, Wang Yi resaltó que «la comunidad internacional debe asumir una postura de tolerancia cero y combatir resueltamente todas las formas de terrorismo«, al que definió como «reto común» para la humanidad. El canciller chino se pronunció por «reforzar la cooperación antiterrorista» en el ámbito internacional y coordinar la seguridad.

El alto diplomático ruso subrayó que las elecciones presidenciales rusas de marzo de 2024 se celebraron bajo «una severa presión externa de Occidente y un aumento de los ataques terroristas por parte del régimen de Kiev«.

«Como sabe, los bombardeos contra las ciudades rusas se han vuelto más frecuentes, lo que ha provocado víctimas civiles, y se han registrado numerosos intentos de piratas informáticos de hackear nuestro sistema electoral. Pero la votación tuvo un éxito, nada impidió la libre expresión récord de la voluntad de los votantes rusos, como lo pudo comprobar también la delegación del Gobierno de la República Popular China«, prosiguió Lavrov.

En este contexto, el ministro ruso les agradeció a los observadores chinos su presencia en las elecciones.

El ministro de Exteriores ruso realiza una visita oficial a China el 8 y 9 de abril.

Sus negociaciones en Pekín, según la Cancillería rusa, abarcan un amplio abanico de asuntos de cooperación bilateral e interacción en el ámbito internacional, con hincapié en el trabajo conjunto en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el grupo de los BRICS, la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), el Grupo de los Veinte (G20), la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y otros organismos internacionales, de los que Rusia y China forman parte.

Además, la visita de Lavrov permite a los dos países realizar «un detallado intercambio de opiniones sobre ciertas cuestiones álgidas y temas regionales, incluida la crisis ucraniana y la situación en Asia Pacífico«, según el comunicado de Exteriores.

Alianza estratégica Beijing Moscú

Desarrollo de Rusia

Presidente Vladímir Putin

Cooperación estratégica

Organización de Cooperación de Shanghái (OCS)

Crisis ucraniana

Relaciones bilaterales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *