Skip to content

Análisis: ¿cómo se puede describir la actuación de Puerto Rico en los Juegos Panamericanos de Santiago 2023?

Spread the love

Jaime Lamboy, exdirector del Departamento de Alto Rendimiento del Copur, y el periodista Raymond Pérez opinan sobre el rendimiento de la delegación boricua en la justa continental que culminó el domingo

La delegación de Puerto Rico en la ceremonia de apertura de los Juegos Panamericanos de Santiago 2023. (Ramón “Tonito” Zayas)

lunes, 6 de noviembre de 2023 – 2:45 p.m.

Por Sara Del Valle Hernández El Nuevo Dia

Los Juegos Panamericanos de Santiago 2023 llegaron a su fin el domingo luego de 19 días de competencias, en los que unos 6,400 atletas de 41 países compitieron en 57 disciplinas.

RELACIONADOS:

Brillan ante el continente: las mujeres aportaron la mayoría de las medallas ganadas por Puerto Rico en los Juegos Panamericanos

Adriana Díaz asegura que lo dejó todo en la mesa: “El cuerpo me decía que estaba muy cansado”

El baloncesto de Puerto Rico no conquista ninguna medalla en Santiago 2023, tras el revés del conjunto masculino ante Brasil

Puerto Rico acudió con una delegación de 226 deportistas -123 mujeres y 103 hombres- que conquistaron un total de 20 preseas: tres de oro, seis de plata y 11 de bronce.

Esta cantidad quedó por debajo de lo que se consiguió en la pasada edición de la justa continental celebrada en Lima, Perú, en 2019. En ese entonces, los boricuas consiguieron cinco preseas doradas, cinco plateadas y 14 de bronce para un total de 24 condecoraciones.

De igual manera, en Santiago se consiguieron dos clasificaciones olímpicas con la boxeadora Ashleyann Lozada y el velerista Pedro Fernández, además de 13 cuartos lugares.

La tenismesista Adriana Díaz no aguanta las lágrimas al caer ante Estados Unidos en la final de la modalidad por equipos. (Ramon “Tonito” Zayas)

Ante este escenario, ¿cómo se puede calificar la actuación de Puerto Rico en tierras chilenas?

Para el director de la División Legal de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) y otrora director del Departamento de Alto Rendimiento (DAR) delComité Olímpico de Puerto Rico (Copur), el licenciado Jaime Lamboy, el análisis no es tan sencillo como un conteo de medallas, aunque reconoció que las preseas son parte del examen que se debe hacer.

Lamboy sostuvo que habría que mirar “la totalidad de las circunstancias y ver cuáles fueron los medidores de rendimiento” que el Copur estableció antes de los Juegos Panamericanos.

Las jugadoras de sóftbol celebran la medalla de plata. (DIEGO ALVUJAR/SANTIAGO 2023 via PHOTOSPORT)

Asimismo, expuso que a nivel centroamericano, el medallero toma “más relevancia” porque Puerto Rico está entre los primeros cinco países de la región.

Sin embargo, cuando se añade a la ecuación potencias como Brasil, Argentina, Canadá, Estados Unidos y Chile -que ha subido su nivel y en esta ocasión era sede-, “hay unos medidores de rendimiento que hay que tomar en consideración” como los cuartos y quintos lugares y la clasificación a finales en deportes como canotaje, natación y atletismo. También mencionó las marcas personales de los deportistas.

Edgardo López cayó en la lucha en la división de los 130kg y se quitó las botas en señal de su retiro. (Ramon “Tonito” Zayas)

“Hay que evaluar mucho esos cuartos lugares y esos quintos lugares en deportes individuales. Hay que evaluar las finales en que estuvimos en atletismo y en natación y en otros eventos donde se hacen finales, como puede ser el canotaje o remo. Esos deportes que son de carreras o de distancia, donde hay finalistas. Hay que evaluar las marcas personales y hay que evaluar las clasificaciones olímpicas. También quién no rindió como debe haber rendido, porque eso va a pasar. Van a haber atletas que no rindieron a la altura de lo que se esperaba. Pero es un análisis que hay que hacer”, dijo Lamboy.

El abogado también recordó que debido a que los Juegos Panamericanos se realizaron fuera de fecha, muchos de los mejores atletas no pudieron competir en Santiago. Aunque esto afectó a todos los países, Lamboy estipuló que Puerto Rico no cuenta con una cantidad grande de deportistas que puedan sustituir a los competidores top, como sí pueden hacerlo potencias como Brasil, Argentina, Canadá, Estados Unidos y México, entre otros.

Los Juegos se realizaron en octubre debido a que los meses tradicionales de estas justas -julio y agosto- coinciden con el invierno en Santiago, Chile.

Brianna Burgos y Melanie Díaz celebran un punto en la semifinal del tenis de mesa por equipo. (Ramon “Tonito” Zayas)


Medallas ganadas por Puerto Rico

Así le fue a la delegación boricua en las últimas diez ediciones de los Juegos Panamericanos:

Chart

l OROl PLATAl BRONCETOTAL
Santiago 2023 361120 
Lima 2019 551424
Toronto 2015111315
Guadalajara 201168822
Río 2007 361221
Santo Domingo 202334916
Winnipeg 199913812
Mar del Plata 1995191222
La Habana 19913131127
Indianápolis 1987 362029

“La cantidad de atletas que nosotros tenemos disponibles en nuestro pipeline es mucho menor que esos países. Por lo tanto, Puerto Rico es más vulnerable a una situación como la que tuvimos este año, de dos juegos (Centroamericanos y Panamericanos) en menos de seis meses y unos Juegos (Panamericanos) fuera de fecha lo que impidió que atletas del calibre de Jasmine Camacho-Quinn o Ayden Owens-Delerme no fueran a los Juegos, porque nosotros no tenemos cuatro Jasmine, ni tenemos tres Ayden Owens”.

“Nosotros no podemos asumir el riesgo de mandar a Jasmine a unos juegos fuera de temporada y sacrificar su descanso y la posibilidad de otra medalla olímpica. Lo mismo con Ayden”, agregó.

Tanto Camacho-Quinn como Owens estuvieron en el verano en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Salvador 2023, donde ganaron sendas medallas de oro en los 100 metros con vallas y el decatlón, respectivamente.

Lamboy entiende que el asunto de la fecha también afectó a los equipos de baloncesto porque tampoco se dispone de un banco de jugadores amplio.

“El baloncesto tuvo que sacrificar porque no tenía la posibilidad de llevar un equipo top, porque estaban jugando en sus competencias. Los campeonatos Panamericanos no son competencias oficiales FIBA que obliguen a los clubes a soltar a los jugadores”, manifestó Lamboy.

“Ahí también hubo tres o cuatro medallas. Cuando vienes a ver, ahí se van cinco o seis medallas que se perdieron por las circunstancias de la fecha y porque no tenemos un pipeline”.

En resumen, Lamboy entiende que la delegación nacional no fue mala.

“Yo no veo desde afuera que esto haya sido una mala delegación. Yo creo que ha sido una buena delegación. Fue una delegación digna, fue una delegación con muchos obstáculos en términos de la fecha y de dos juegos consecutivos en muy poco tiempo. Fue una delegación que tuvo que sacrificar muchos protagonistas en aras de, como decimos, darte el ala para comer de la pechuga. Sacrificar alguna que otra medalla con miras a poder aspirar a más cosas en los Juegos Olímpicos de París”, resumió.

Luis Colón y Arelis Medina ganaron bronce en poomsae mixto. (Foto de Cristian / Santiago 2023 vía Photosport) (CRISTIAN SOTO/SANTIAGO 2023 via PHOTOSPORT)

Un sabor agridulce

Por su parte, el periodista y exdirector de Deportes de El Nuevo Día, Raymond Pérez, sostuvo que en términos de medallas la delegación no rindió como se esperaba y que hubo actuaciones que quedaron por debajo de se entendía debieron rendir. Para él, la actuación le dejó un sabor agridulce.

“Si empezamos a comparar unos juegos con otros, obviamente no fue el mejor resultado porque no logramos alcanzar las 24 medallas de Lima y ganamos menos medallas de oro. En eventos en donde se supone que por el ranking y por el rendimiento de los últimos años debimos haber ganado medallas, como baloncesto (que ganó plata en Lima 2019), no pasó”, dijo el periodista.

“Oí a Sara Rosario decir que hubo medallas que debimos haber ganado y no entraron. Así que en resumen, si comparo ciclo olímpico con ciclo olímpico, no fue mejor que hace cuatro años”.

Pérez reconoció que hubo factores que afectaron la posibilidad de algunas medallas, como la baja por lesión del subcampeón mundial de lucha Sebastián Rivera y la enfermedad de la boxeadora Stephanie Piñeiro.

Asimismo, el cronista coincidió con Lamboy en que al ser unos juegos a “destiempo” se afectó la composición de la delegación a nivel individual y de conjuntos, lo que incidió en el número de medallas.

De igual manera, cree que “el nivel competitivo de muchos países de la región se elevó”.

“Yo creo que los demás países de la región mejoraron mucho y se prepararon. La fecha del evento también nos afectó más a nosotros que a muchos otros países”.

El entrenador Bladimir Díaz consuela a Adriana Díaz al finalizar el partido final. (Ramón “Tonito” Zayas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *