Skip to content

Asamblea convocada por la Colectiva Feminista busca establecer las acciones concretas contra la violenci del desplazamiento

Spread the love

Con el propósito de encaminar trabajos organizativos necesarios para combatir y frenar el desplazamiento en Puerto Rico, hoy estamos llevando a cabo la Asamblea Contra el Desplazamiento — un espacio de participación popular — directa y democrática— para discutir la situación de desplazamiento en el país, cómo afecta nuestras vidas, hogares, comunidades y entorno social. También será un espacio para proponer acciones concretas que apunten a la violencia estructural del desplazamiento.

ASAMBLEA CONTRA EL DESPLAZAMIENTO

Oprima para ver: https://www.facebook.com/Colectiva.Feminista.PR/videos/236846129016928/

📍 Plaza de la Convalecencia, Río Piedras

Con el propósito de encaminar trabajos organizativos necesarios para combatir y frenar el desplazamiento en Puerto Rico, hoy estamos llevando a cabo la Asamblea Contra el Desplazamiento — un espacio de participación popular — directa y democrática— para discutir la situación de desplazamiento en el país, cómo afecta nuestras vidas, hogares, comunidades y entorno social. También será un espacio para proponer acciones concretas que apunten a la violencia estructural del desplazamiento.

¡Por nuestro derecho a permanecer en nuestro País! Y no a sobrevivir — a vivir dignamente y en plenitud cerca de nuestra gente y de nuestros paisajes.

#DesplazadasNuncaMás

hoy estamos llevando a cabo una Asamblea Contra el Desplazamiento en donde podremos compartir experiencias, ideas y propuestas para luchar juntxs en contra del desplazamiento. Somos conscientes de la urgencia de aunar esfuerzos y de conformar una lucha común en contra del desplazamiento pensado, gestado y articulado por el Estado. La crisis de vivienda asequible, la precariedad de los salarios, el acaparamiento de edificios y tierras por inversionistas —beneficiarios de la Ley 22/60—, junto a la crisis de nuestros sistemas educativos y de salud, son factores que resultan en mayor desplazamiento ante nuestra imposibilidad de vivir dignamente aquí.

Reconocemos que la preocupación por lo que está ocurriendo —así como el sentido de urgencia para combatirlo— es ampliamente compartida, tanto por aquellos que llevan años haciendo trabajo político y organizado en comunidades, como por quienes están claros de que el momento de accionar de forma directa, articulada y conjunta es ahora. El deseo de construir otra vida aquí en nuestro archipiélago, donde nos sea posible estar y permanecer dignamente, nos mueve a todxs. Por esto, nos sabemos acompañadas en nuestros reclamos y luchas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *