Skip to content

Asoma oportunidad para el despegue de las microrredes eléctricas

Spread the love

El desarrollo de esta infraestructura sería el componente clave del objetivo del Departamento de la Vivienda de agregar 1,000 megavatios de capacidad entre sus distintos programas

Vivienda dispuso que, en todos los proyectos que se aprueben para el desarrollo de microrredes, al menos el 51% de los beneficiarios directos deberán ser personas de ingresos bajos o moderados. (Carlos Giusti/Staff)

Manuel Guillama Capella

Por Manuel Guillama Capella

Periodista de Noticiasmanuel.guillama@gfrmedia.com

Con cerca de $800 millones restantes bajo uno de los programas de la Subvención en Bloque para Desarrollo Comunitario tras Desastres (CDBG-DR, en inglés) creados luego del huracán María, el Departamento de la Vivienda prevé dar un impulso mayor al mercado de las microrredes eléctricas en Puerto Rico, un concepto que, si bien se ha mencionado por años entre las alternativas para incrementar la resiliencia energética, no ha logrado despegar.

RELACIONADAS

NOTICIAS

Ciencias Forenses tendrá una microrred solar para garantizar sus operaciones en emergencias

Por Adriana Díaz Tirado

NEGOCIOS

Cerca la adjudicación del proyecto de la microrred de energía para el Centro Médico

Por José Orlando Delgado Rivera

NEGOCIOS

El Centro Médico contará con su propia microrred

Por Maricarmen Rivera Sánchez

El secretario de la Vivienda, William Rodríguez, precisó que, entre junio y julio, el Programa de Energía de la agencia debe adjudicar las propuestas competitivas que se recibieron desde agosto de 2023 hasta enero de este año, que se sumarán al proyecto de construcción de una microrred para el Centro Médico de Río Piedras que se anunció en febrero de 2023, pero que aún permanece en el trámite de subasta.

Tanto la microrred que brindaría autosostenibilidad energética al Centro Médico como las obras que se aprueben este verano se financiarán con los fondos del Programa para la Fiabilidad y Resiliencia de la Energía Eléctrica (ER2, en inglés), una de las iniciativas bajo CDBG-DR, a la que se le asignó un pote de $1,300 millones.

Aunque las guías del ER2 no restringen el desarrollo de proyectos energéticos al concepto de microrredes, en entrevista con El Nuevo Día, Rodríguez afirmó que esta debe ser el área que reciba el grueso de los fondos para las obras que deben completarse a más tardar en 2030.

“Anticipamos que, mayormente, van a ser microrredes lo que vamos a estar viendo en ese ER2″, sostuvo el titular de Vivienda, aunque reconoció que las características de los proyectos dependerán de las propuestas que se reciban y aprueben. “No estamos hablando de microrredes pequeñas. Nosotros estábamos poniendo un mínimo de lo que sería la subvención, buscando precisamente que fueran microrredes que tuvieran un impacto significativo en las distintas áreas”, agregó, en alusión al umbral de $5 millones que se fijó en las guías.

El documento que delinea los proyectos que se promoverán mediante el ER2 describe las microrredes como “grupo de cargas eléctricas interconectadas y recursos energéticos distribuidos dentro de límites eléctricos definidos que actúa como una entidad independiente y controlable dentro de la red primaria. Una microrred puede conectarse y desconectarse de la red principal para que pueda funcionar tanto en modo conectado a la red como en modo desconectado”.

La capacidad de las microrredes de operar independientemente del resto de la red es, precisamente, el componente que resalta la flexibilidad y resiliencia para los consumidores conectados, al evitar la necesidad de transmitir la energía por grandes distancias.

Por escrito, el Negociado de Energía (NEPR) precisó que, al presente, en el país hay cinco microrredes registradas y otras dos en proceso de registro.PUBLICIDAD

Amplia flexibilidad

Para alinearse con las guías federales de las partidas CDBG-DR, Vivienda dispuso que, en todos los proyectos que se aprueben bajo el ER2, al menos el 51% de los beneficiarios directos deberán ser personas de ingresos bajos o moderados (LMI, en inglés), con miras a que, en términos globales, el 70% de la subvención atienda las necesidades de esta población.

Para propósitos del Departamento de la Vivienda federal (HUD, en inglés), las familias que cualifican como LMI son aquellas que están por debajo del 80% de la mediana de ingreso. En el caso de Puerto Rico, el tope de 80% para una familia de cuatro personas se fijó en $49,900 anuales para el año fiscal 2024.

“La mayor parte de Puerto Rico es LMI en términos geográficos por parte de la distribución que establece HUD cuando lo miras en un mapa, con ciertas comunidades que están excluidas. Hemos sido bastante consistentes, en todos los programas que tenemos, de que esa distribución (de proyectos) se haga de manera bastante equitativa a través de todo Puerto Rico”, subrayó Rodríguez. Vivienda precisó que, en términos poblacionales, el 78% de los habitantes cae bajo la categoría de LMI, lo que provee un alto grado de flexibilidad.

Para Rodríguez, el ER2 debe verse en el contexto de las otras iniciativas en el sector energético que Vivienda administra y que incluyen la instalación de sistemas solares a hogares reconstruidos o reparados bajo el programa de Reparación, Reconstrucción y Relocalización, el de Incentivo Solar, dirigido a la clase media, y el de Nueva Energía, enfocado en la población de menores ingresos.PUBLICIDAD

“Nosotros establecimos que queríamos llegar a 1,000 megavatios (de capacidad de generación eléctrica) entre todos los componentes que estábamos desarrollando, lo que nos ayudaría a sustituir una de las plantas generatrices que tenemos en Puerto Rico. Es un gran avance. No está resolviendo el problema inmediatamente, pero sí estamos encaminados a lograr esos objetivos que tiene Puerto Rico de mejorar la generación”, sostuvo Rodríguez, destacando que gran parte de esa capacidad adicional provendría de las iniciativas del ER2.

Las guías del programa mencionan que los fondos también pueden destinarse a obras de “generación central de energía”, lo que, según Vivienda, “puede ser una finca solar o una instalación de baterías a gran escala para el uso de la red”, modelos de proyectos que el NEPR actualmente intenta impulsar por medio de licitaciones dirigidas al sector privado.

“En teoría, no hay nada que impida (a esos licitadores) participar, siempre y cuando no haya duplicidades de beneficios o que no haya un requisito (en el NEPR) que impida que se les pueda adjudicar. Eso lo estaríamos evaluando en su momento”, comentó el secretario de la Vivienda.

Rodríguez aclaró que, si bien la política pública energética exige una transición acelerada hacia las energías renovables, el programa no descarta propuestas que consideren combustibles fósiles.

“La energía renovable es un elemento que brinda una puntuación mayor y te pone en una mejor posición al momento de la adjudicación, pero puede tener distintos componentes, como el uso de gas y otras fuentes. Puede haber otros componentes fósiles, pero te pone en un nivel de desventaja”, dijo el funcionario.PUBLICIDAD

Prioriza al sector privado

Bajo el ER2, se delinearon dos vías para la asignación de fondos: los proyectos estratégicos, en los que se seleccionaría directamente una entidad pública para el desarrollo de un proyecto, y las solicitudes competitivas, en las que se abriría un proceso de licitación en el que el proponente escogido tendría que aportar el 40% del costo.

La microrred de Centro Médico, bajo la supervisión de la Administración de Servicios Médicos (ASEM), fue el único proyecto estratégico incluido dentro del ER2, mientras que el resto de la subvención –aproximadamente $800 millones– se distribuirá mediante las solicitudes competitivas que se adjudicarán en las próximas semanas, detalló Rodríguez.

“Queríamos buscar distintas alternativas de los distintos sectores, tanto gubernamentales como empresa privada, y tratar de crear un balance, porque en el ER1 (fondos separados para parear las asignaciones federales destinadas a la Autoridad de Energía Eléctrica) estamos invirtiendo en la red y había una inversión muy grande en lo que es restablecer la red a través de los fondos que está asignando FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias). Obviamente, hay un sector privado que tiene interés y capacidad de poder generar y administrar este tipo de microrredes”, acentuó Rodríguez a la pregunta en torno a la priorización de asignaciones.

El secretario, a su vez, puntualizó que, al impulsar las solicitudes competitivas, se maximiza el nivel de inversión, pues se suma la aportación del ER2 al pareo de 40% que realiza el proponente privado.

En el caso del proyecto de Centro Médico, la adjudicación de la subasta de construcción permanece en proceso, si bien en agosto de 2023 Rodríguez había afirmado que la licitación estaba próxima a adjudicarse. Al cierre de esta edición, no había sido posible conseguir una reacción de ASEM.PUBLICIDAD

Aunque otros programas bajo CDBG-DR, como los fondos de Revitalización Urbana, destinados principalmente a los municipios, se han caracterizado por la lentitud en la obligación del dinero y ejecución de obras, al punto de que fue necesario obtener extensiones a la elegibilidad de los fondos, Rodríguez anticipó un mejor flujo en los trabajos del ER2, una vez se adjudiquen los proyectos.

“Cuando asignamos los fondos municipales, no había proyectos, (sino) una asignación particular a los municipios, por lo que había que generar una intención de proyectos y, luego de darse la elegibilidad inicial, diseñarlos. Uno de los elementos importantes en los procesos competitivos es cuán ‘shovel-ready’ (listo para ejecución) está el proyecto, cuán viable es y cómo está considerada la operación y mantenimiento. Son proyectos mucho más adelantados”, insistió el secretario.

TAGS

DEPARTAMENTO DE LA VIVIENDAPROGRAMA CDBG-DRWILLIAM RODRÍGUEZENERGÍA ELÉCTRICAENERGÍA RENOVABLE

ACERCA DEL AUTOR

MANUEL GUILLAMA CAPELLAmanuel.guillama@gfrmedia.com

Periodista puertorriqueño, egresado en 2016 de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Puerto Rico. Durante su carrera, se ha enfocado en la cobertura de temas de Educación, política, gobierno,…Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *