Skip to content

Atentados de Moscú: La conexión Nuland-Budanov-Tayikistán-Crocus

Spread the love

Los indicios que cuadran con la pista “ucraniana”/OTAN

Pepe Escobar

La investigación del FSB Ruso ha llegado a una conclusión: Crocus fue planeado por profesionales, y ciertamente no por un grupo de escoria tayika. No fueron entrenados por ISIS-K, sino por el GUR Ucraniano. Se trata de una clásica bandera falsa, con unos despistados tayikos que tenían la impresión de estar trabajando para ISIS-K.

Comencemos con la cadena de eventos que pueden haber llevado al ataque terrorista Crocus. Esto es tan explosivo como parece. Fuentes de Inteligencia en Moscú confirman discretamente que ésta es una de las principales líneas de investigación del FSB.

  • 4 de diciembre de 2023. El ex presidente del Estado Mayor Conjunto, general Mark Milley, solo tres meses después de su retiro, le dice al portavoz de la CIA del Washington Post: “No debería haber ningún ruso que se vaya a dormir sin preguntarse si alguien le puede cortar el cuello en medio de la noche (…) Habrá que volver allí y crear una campaña detrás de las líneas”.
  • 4 de enero de 2024: En una entrevista con ABC News, el “jefe de espías” Kyrylo Budanov establece la hoja de ruta: ataques “cada vez más profundos” en Rusia.
  • 31 de enero: Victoria Nuland viaja a Kiev y se encuentra con Budanov. Luego, en una dudosa conferencia de prensa nocturna en medio de una calle vacía, promete “sorpresas desagradables” a Putin: un código para hablar de una guerra asimétrica.
  • 22 de febrero: Nuland se presenta en un evento del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) y redobla su apuesta por las “sorpresas desagradables” y la guerra asimétrica: la señal definitiva para que Budanov comience a desplegar operaciones sucias.
  • 25 de febrero: The New York Times publica una historia sobre células de la CIA en Ucrania: nada que la inteligencia rusa no sepa ya.

Luego, una pausa hasta el 5 de marzo, cuando es posible que haya entrado en vigor un nuevo juego de sombras .

El escenario: Nuland es la conspiradora clave de las operaciones sucias de la CIA y el GUR ucraniano (Budanov). Las facciones rivales del Estado Profundo se apoderaron del proyecto y maniobran para “terminar la tarea”, porque la inteligencia rusa inevitablemente habría estado atando los puntos.

Victoria Nuland, que todavía ejerce cómo Subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos se presenta en Roma en una reunión con el G7, aunque debería estar en su nuevo trabajo en la Universidad de Columbia (una maniobra de Hillary Clinton).

Mientras tanto, los recursos para una gran “sorpresa desagradable” ya están en su lugar, en la oscuridad y totalmente fuera del radar. La operación no se puede cancelar.

  • 5 de marzo: Little Blinken anuncia formalmente el “retiro” de Nuland.
  • 7 de marzo: Al menos un tayiko del comando terrorista visita el lugar de Crocus y se toma una fotografía.
  • 7 y 8 de marzo por la noche: las embajadas de Estados Unidos y Gran Bretaña anuncian simultáneamente un posible ataque terrorista contra Moscú y piden a sus ciudadanos que eviten “conciertos” y reuniones públicas en los próximos dos días.
  • 9 de marzo: El popular cantante ruso Shaman actúa en Crocus. Esa noche pudo haber sido la ocasión elegida para la “desagradable sorpresa”, ya que cae el concierto se efectuó sólo unos días antes de las elecciones presidenciales, del 15 al 17 de marzo. Pero la seguridad en Crocus era enorme, por lo que la operación se pospuso.
  • 22 de marzo: Ataque terrorista en el Ayuntamiento de Crocus, cercano a Moscú

ISIS-K: la lata de gusanos

La conexión Budanov es traicionada por su modus operandi – similar a anteriores ataques terroristas de la inteligencia en Ucrania contra Daria Dugina y Vladimir Tatarsky:. El estilo: primero, reconocimiento durante días, incluso semanas; después el golpe; y luego una carrera hacia la frontera.

Y eso nos lleva a la conexión tayika.

Parece haber muchos agujeros en la narrativa inventada por un grupo convertido en asesinos en masa: siguieron a un predicador islamista en Telegram; este ofrece unos insignificantes 500.000 rublos (aproximadamente 4.500 dólares) para que los cuatro dispararan a personas al azar en una sala de conciertos; el “predicador” envía sólo la mitad de los fondos a través de Telegram; y les da la dirección de un escondite de armas donde encuentran las AK-12 y granadas de mano.

Los videos muestran que usaron las ametralladoras como profesionales; los disparos eran precisos, en ráfagas cortas o de un solo disparo; sin pánico alguno; uso eficaz de granadas de mano, huir de la escena en un instante, a tiempo para alcanzar la “ventana” que los llevaría a través de la frontera con Ucrania.

Todo eso requiere entrenamiento. Y este “entrenamiento” también se utiliza para enfrentar desagradables interrogatorios. Aun así, el FSB parece haberlos rotos, literalmente.

Ha surgido un posible responsable, llamado Abdullo Buriyev. La inteligencia turca lo había identificado anteriormente como un responsable de ISIS-K, Uno de los miembros del comando Crocus le dijo al FSB que Abdullo los ayudó a comprar el auto para la operación.

Y eso nos lleva a la enorme caja de gusanos, el ISIS-K.

El presunto emir de ISIS-K, desde 2020, es un tayiko afgano, Sanaullah Ghafari. No murió en Afganistán en junio de 2023, cuando los estadounidenses estaban asesinando a los rebeldes: es posible que actualmente esté escondido en Baluchistán, Pakistán.

Sin embargo, la verdadera persona de interés no es el tayiko Ghafari sino el checheno Abdul Hakim al-Shishani, ex líder del grupo yihadista Ajnad al-Kavkaz (“Soldados del Cáucaso”), que luchó contra el gobierno en Damasco, en Idlib y luego escapó a Ucrania debido a diferencias con Hayat Tahrir al-Sham en otra de las clásicas y permanentes disputas entre jihadistas.

Shishani fue visto en la frontera cerca de Belgorod durante el reciente ataque ideado por la inteligencia ucraniana contra Rusia: otro vector de las “sorpresas desagradables”.

Shishani estuvo en Ucrania durante más de dos años y adquirió la ciudadanía ucraniana. De hecho, es la conexión entre las heterogéneas bandas de Idlib en Siria y el GUR en Kiev, ya que sus chechenos trabajaron estrechamente con Jabhat al-Nusra, una organización que era prácticamente indistinguible del ISIS.

Shishani, ferozmente anti-Assad, anti-Putin y anti-Kadyrov, es el clásico “rebelde moderado” anunciado durante años como un “luchador por la libertad” por la CIA y el Pentágono.

Algunos de los cuatro desafortunados tayikos que recibieron el adoctrinamiento ideológico/religioso impartido por Wilayat Khorasan, o ISIS-K, lo hicieron en una sala de chat llamada Rahnamo ba Khuroson.

El adoctrinamiento estaba supervisado por el tayiko, Salmon Khurosoni. Él tipo que dio el primer paso para reclutar al comando. Podría decirse que Khurosoni es un mensajero entre ISIS-K y la CIA.

El problema es que el modus operandi del ISIS-K para un ataque yihadista nunca incluye un puñado de dólares: la promesa es el Paraíso a través del martirio. Sin embargo, en este caso parece que fue el propio Khurosoni quien aprobó la recompensa de 500.000 rublos.

Después que el encargado Buriyev transmitiera las instrucciones, el comando envió el bayat (el juramento de lealtad del ISIS) a Khurosoni. Es posible que Ucrania no haya sido el destino de esta etapa del entrenamiento. Otra conexión de inteligencia extranjera –no identificada por fuentes del FSB– los sitúa en Turquía y luego en Afganistán.

Allí es exactamente donde se encuentra Khurosoni que pudo haber sido el cerebro ideológico del atentado. Pero lo más importante es que él no es el cliente que encargó el “trabajo sucio”.

La historia de amor de Ucrania con las bandas terroristas

La inteligencia ucraniana, SBU y GUR, han estado utilizando la galaxia terrorista “islámica” a su antojo desde la primera guerra de Chechenia a mediados de los años 1990.

Milley y Nuland, por supuesto, lo sabían, ya que en el pasado hubo serias desavenencias, por ejemplo, entre el GUR y la CIA.

Tras la simbiosis de los gobiernos ucranianos posteriores a 1991 con una variedad de grupos terroristas/jihadistas, el Kiev post-Maidan impulsó estas conexiones, especialmente con las bandas de Idlib, así como con grupos del norte del Cáucaso, desde Chechen Shishani hasta ISIS en Siria y luego ISIS-K.

El GUR rutinariamente apunta a reclutar terroristas de ISIS e ISIS-K a través de salas de chat en línea. Exactamente el modus operandi que llevó a Crocus.

Una asociación “Azan”, fundada en 2017 por Anvar Derkach, miembro del Hizb ut-Tahrir, en realidad facilita la vida de los terroristas en Ucrania, incluidos los tártaros de Crimea, desde alojamiento hasta asistencia jurídica.

La investigación del FSB ha llegado a una conclusión: Crocus fue planeado por profesionales, y ciertamente no por un grupo de escoria tayika de bajo coeficiente intelectual. No fueron entrenados por ISIS-K, sino por el GUR. Se trata de una clásica bandera falsa, con unos despistados tayikos que tenían la impresión que estaban trabajando para ISIS-K.

La investigación del FSB también ha comprobado que el modus operandi es el estándar del terrorismo en línea en todas partes. Un reclutador se centra en elegir un perfil específico; se capta a un candidato con un bajo coeficiente intelectual; se le proporciona lo mínimo necesario para “el trabajo” y, entonces el candidato/ejecutor se vuelve desechable.

Todos en Rusia recuerdan que durante el primer ataque al puente de Crimea, el conductor del camión kamikaze ignoraba por completo lo que llevaba.

En cuanto al ISIS, todos los que siguen seriamente los acontecimientos de Asia Occidental saben que se trata de una gigantesca maniobra de diversión, con los estadounidenses transfiriendo a sus agentes del ISIS desde la base de Al-Tanf al Éufrates oriental. Todo esto después de su humillante “retirada” de Afganistán. En realidad, el proyecto ISIS-K comenzó en 2021, después que resultara inútil utilizar matones de ISIS importados de Siria para bloquear el implacable progreso de los talibanes.

El corresponsal de guerra ruso Marat Khairullin ha añadido otro bocado jugoso a esta ensalada: revela de manera convincente el ángulo del MI6 en el ataque terrorista Crocus City Hall.

El FSB está justo en medio del minucioso proceso de descifrar la mayoría, si no todas, las conexiones ISIS-K-CIA/MI6. Una vez que todo esté establecido, habrá mucho que pagar.

Pero ese no será el final de la historia. Innumerables redes terroristas no están controladas por la inteligencia occidental, aunque trabajan con la inteligencia occidental a través de intermediarios, generalmente “predicadores” salafistas que tratan con las agencias de inteligencia sauditas y del Golfo.

El caso de la CIA que utilizó helicópteros “negros” para extraer yihadistas de Siria y arrojarlos en Afganistán es más una excepción – en términos de contacto directo – que la norma. Por tanto, el FSB y el Kremlin tendrán mucho cuidado a la hora de acusar directamente a la CIA y al MI6 de gestionar estas redes.

Pero incluso con una negación plausible, la investigación de Crocus parece conducir exactamente a donde Moscú dirige sus pasos: necesita descubrir al intermediario crucial. Y todo parece apuntar a Budanov y sus matones.

Ramzan Kadyrov dejó caer una pista adicional. Dijo que los “inspiradores” del atentado de Crocus eligieron intencionadamente elementos de una minoría étnica (los tayikos) que apenas hablan ruso para abrir nuevas heridas en una nación multinacional donde decenas de etnias conviven una al lado de la otra durante siglos.

Al final, no funcionó. La población rusa ha dado al Kremlin carta blanca total para aplicar un castigo máximo, sea como sea y donde sea necesario.

¿Cuál es la diferencia entre el ataque terrorista en Crocus City y las acciones de Estado Islámico (EI)?

Por más que intenten los medios europeos y estadounidenses vincular las acciones de los terroristas en el Crocus City Hall con el EI, hay grandes diferencias en el modo de actuar que se dibujan cada vez más claramente. Para ello se ha analizado algunos ataques terroristas atribuidos al EI.

Los atentados en París del 13 de noviembre de 2015, en Bruselas el 22 de marzo de 2016, Túnez el 18 de marzo de 2015, San Bernardino (EE. UU.) el 2 de diciembre de 2015, Londres el 22 de mayo de 2017, en Barcelona el 17 de agosto de 2017 poseen características similares en cuanto a las acciones de los terroristas: causar el mayor daño posible sin intentar siquiera huir y mucho menos el ser llevado a cabo por recompensas monetarias.

Lo que sucedió en el Crocus City Hall está fuera del panorama general de los ataques terroristas en casi todos los parámetros. La pequeña cantidad de dinero por el ataque terrorista y la huida al territorio de Ucrania en lugar del martirio, según todos los cánones del califato, así como la captura de miembros vivos del grupo terrorista sugieren que la acción fue cuidadosamente disfrazada como ‘actividad’ del EI y que todas las pistas deberían haber llevado a esta organización.

Además, no olvidemos las imágenes de soldados luchando en el lado ucraniano portando chevrones del Estado Islámico.

Grigory Lukyanov, investigador del Centro de Estudios Islámicos del Instituto de Estudios Orientales de la Academia Rusa de Ciencias, sobre la no implicación del ISIS en el atentado terrorista de Crocus City Holl:

🔹 No vale la pena hablar de algún rastro dominante del IS. Por el momento, no hay pruebas suficientes para afirmar que el terrible acto terrorista cometido en Krasnogorsk fuera obra del IS. Las acciones de los autores del acto terrorista indican que no tienen nada que ver con el IS.

🔹 La mayoría de las acciones de este grupo terrorista son llevadas a cabo por terroristas suicidas unidireccionales. El hecho de que los participantes en el atentado terrorista del Ayuntamiento de Crocus intentaran huir de la escena del crimen dice mucho del dinero que recibieron por lo que habían hecho. Indica que fueron utilizados, que son mercenarios y no partidarios ideológicos. Así que estamos hablando de instrumentalización de algunos grupos radicalizados por parte de agencias de inteligencia de Estados hostiles a Rusia.

🔹 La organización terrorista EI lleva muchos años funcionando como una franquicia, en cuyo nombre se cometen actos terroristas, se recaudan fondos y se acumulan recursos de información. En el territorio de Afganistán, reúne a determinados grupos y actúa activamente contra el movimiento talibán. Esta organización no tiene ningún interés directo en lo que ocurre actualmente en Rusia.

El nexo entre Ucrania y los yihadistas: ¿quién es Abdul-Hakim Shishani?

En una señal de que Ucrania sigue siendo un refugio para los terroristas del ISIS, se informó que un miembro de alto rango de este grupo terrorista, Caesar Tokhosashvili, también conocido como al-Bara al-Shishani, vivía con su esposa y sus tres hijos en Ucrania, en la ciudad de Belaya Tserkov durante más de un año antes de ser rastreado y detenido por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos en 2019.

▪️En agosto de 2017, se cree que Tokhosashvili, de origen georgiano, murió y perdió a su familia en un ataque aéreo en la provincia siria de Deir ez-Zor. Sin embargo, más tarde se supo que su muerte fue preparada para desviar la atención de su traslado de Siria a Ucrania.

▪️Tokhosashvili llegó a Bélaya Tserkov con un pasaporte auténtico, por lo que el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) estaba al tanto de su afiliación con ISIS.

▪️El SBU admitió que mientras estaba en Ucrania, Tokhosashvili continuó reclutando radicales en las filas del Servicio de Seguridad del ISIS.

▪️El SBU ocultó cuidadosamente el hecho de que la CIA detuvo a al-Shishani para evitar la difusión de información sobre el papel del SBU a la hora de proporcionar refugios seguros a los terroristas del ISIS.

▪️Tokhosashvili se encuentra actualmente cumpliendo condena en Georgia por cargos de terrorismo.

El islamista radical que luchó al lado de Al Qaeda en Siria, Rustam Azhiev o Abdul Hakim Shishani, recibió la ciudadanía ucraniana en 2022. Mientras tanto, es el mismo hombre que dirigía el Frente Central de Ichkeria durante la Segunda Guerra de Chechenia en Rusia y después huyó a Turquía.

En 2011 encabezó uno de los grupos terroristas que con otros yihadistas del Emirato del Cáucaso lucharon contra el Gobierno de Bashar Asad en Siria. Luego, Shishani colaboró con Jabhat al Nusra, afiliada con ISIS y Al Qaeda, en la captura de Idlib.

Luego de trasladarse a Ucrania, ha regresado varias veces a la ciudad siria con el objetivo de reclutar combatientes para la Legión Internacional, bajo la Dirección de Inteligencia del Estado ucraniano.

Este es Danil «Mujahid» Lyashuk y su STP «Tornado», todos los cuales son (o fueron) empleados del SBU y del Departamento del Interior de Ucrania.

La relación del Estado Islámico y Ucrania es conocida en la ONU

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en su último informe sobre el Estado Islámico, fechado el 31 de enero de 2024 y con referencia S/2024/117, titulado “Decimoctavo informe del Secretario General sobre la amenaza que representa el EIIL (Daesh) para la paz y la seguridad internacionales y el alcance de las actividades de las Naciones Unidas en apoyo de los Estados Miembros para hacer frente a esa amenaza”, en el apartado correspondiente a Europa, y concretamente en el punto 43, dice literalmente:

“Los Estados Miembros expresaron su preocupación por el hecho de que los viajes de algunas personas originarias del Cáucaso septentrional y Asia central desde Afganistán o Ucrania hacia Europa occidental representaran una oportunidad para el EIIL-K, que estaba tratando de lanzar ataques violentos en los países occidentales. Los Estados Miembros observaron la existencia de tramas operativas en los Estados europeos planificadas o dirigidas por el EIIL-K. En julio y agosto, siete personas tayikas, turcomanas y kirguisas vinculadas al EIIL-K fueron detenidas en Renania del Norte-Westfalia (Alemania), cuando planeaban llevar a cabo atentados terroristas de gran repercusión para los que obtenían armas y posibles objetivos.”

No deja de ser llamativo que se mencione la posibilidad de que personas, originarias del norte del Cáucaso y de Asia central, pueden dirigirse a Europa occidental, procedentes de Ucrania, con la intención de cometer atentados terroristas.

El documento no ofrece ninguna aclaración de por qué esos individuos estarían ya en Ucrania. Ni tampoco si ya tuvieran alguna relación previa con el Estado Islámico de Irak y el Levante-Korashan (EIIL-K, ISIS-K o DAESH-K), o si bien dicho ISIS-K podría hacer uso de ellos, tras un proceso de fanatización o pagándolos, para que llegaran a cometer atentados terroristas en su nombre.

En el documento tampoco se explicita si algún país pudiera utilizar a este grupo terrorista para sus propios fines, geopolíticos o de política interna.

El texto completo puede encontrarse en este ENLACE.

  • El bloguero político estadounidense Jack Posobiec recuerda cómo, unos días antes del ataque terrorista en la región de Moscú, el presidente ucraniano anunció su intención de «hacer que el pueblo ruso sienta toda la fuerza de la guerra«. «Dije que Ucrania está entrando en una nueva fase de guerra. Y dije que veremos ataques terroristas y ataques militantes utilizando provocaciones de bandera falsa, culpando a alguien más y diciendo que no lo estábamos haciendo. Zelensky afirmó hace unos días que «el pueblo ruso sentirá las consecuencias de esto«. También se discutieron las inequívocas intenciones de Washington de organizar «sorpresas desagradables para Putin«: «Victoria Nuland afirmó que estos fondos adicionales le darían a Putin algunas sorpresas desagradables. Y si promete sorpresas desagradables, dentro de unas semanas sucederá algo así «.
  • ¿Información proporcionada por los detenidos en Rusia? Los servicios especiales rusos, en estrecha colaboración con las fuerzas especiales turcas, transmitieron a Estambul información sobre la existencia de un campo de entrenamiento terrorista en las afueras de la ciudad. Posteriormente, a primera hora de la mañana, las fuerzas especiales turcas llevaron a cabo una operación especial para eliminar a la célula terrorista y a sus instructores en dos campamentos militares cerrados en las afueras de Estambul. La Policía turca detuvo a 147 personas sospechosas de tener vínculos con el grupo terrorista Estado Islámico (prohibido en Rusia), informó el ministro del Interior del país, Ali Yerlikaya. Anteriormente, el canal local TRT aseguró que la Policía de Estambul realizó redadas con detenciones de personas sospechosas de participar en actividades.

VIDEO

Washington no ayudará a Rusia a investigar el ataque terrorista en Moscú

John Kirby, Coordinador de Comunicaciones Estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, afirmó que Estados Unidos no brindará asistencia a Rusia después del ataque terrorista en el Ayuntamiento de Crocus.

El Kremlin confirmó que los servicios especiales rusos están trabajando de forma independiente en el ataque terrorista, sin buscar ayuda de Occidente.

Según Kirby, Washington ya ha cumplido con todas sus obligaciones. El representante de la administración Biden destacó que no hay diálogo entre Estados Unidos y Rusia en el ámbito de la seguridad, y el ataque terrorista en el Ayuntamiento de Crocus no cambió nada. Por lo tanto, Estados Unidos no proporcionará ninguna ayuda a Rusia.

Si su pregunta es sobre esto, entonces no habrá ayuda de Estados Unidos para Rusia en el ámbito de la seguridad.

Kirby añadió que Estados Unidos tenía la obligación de notificar a Rusia la “información disponible” porque Rusia “no la tenía”, pero Washington sí la tenía. Sin embargo, anteriormente Kirby dijo que las autoridades estadounidenses supuestamente no sabían sobre la preparación de un ataque terrorista en Moscú. El 8 de marzo, la embajada de Estados Unidos advirtió a los ciudadanos estadounidenses sobre los próximos ataques terroristas en Rusia. Según Kirby, esta advertencia supuestamente era de carácter general y no tenía nada que ver con lo ocurrido en el Ayuntamiento de Crocus.

En respuesta a todas las preguntas, Washington declara que no sabe quién está detrás del ataque, pero sabe que no fue Kiev. Al mismo tiempo, los HSH y la actual campaña informativa lanzada desde Ucrania intentan asegurar que ISIS está detrás del ataque terrorista.

Washington también sigue asegurando que terroristas de la organización terrorista Estado Islámico prohibida en Rusia* están presuntamente detrás del ataque terrorista en Krasnogorsk, y que Ucrania “no tiene nada que ver con eso”.

¿Quién está detrás del ataque terrorista al Crocus City?

Drago Bosnic

El 22 de marzo, alrededor de las 20:00 hora de Moscú, se produjo un horrendo ataque terrorista en el Ayuntamiento de Crocus en Krasnogorsk , una pequeña ciudad en el oblast (región) de Moscú, justo al oeste/noroeste fuera de los límites de la ciudad de la capital de Rusia. Cuatro terroristas llevaron a cabo directamente el tiroteo masivo , mientras que algunos fueron filmados degollando a civiles desarmados. En el momento de escribir este artículo, el número de muertos era de 137 muertos y más de 180 heridos. La cifra total podría ser peor, ya que decenas de personas están gravemente heridas y podrían no sobrevivir en los próximos días.

El ataque dejó a Rusia y al mundo en shock. A pesar del actual conflicto orquestado por la OTAN en Ucrania, el país ha estado en gran medida a salvo de tales ataques. El FSB y otros servicios pertinentes han impedido a lo largo de los años cientos de intentos similares, por lo que el último ataque terrorista ciertamente tiene elementos que no se corresponden con el patrón habitual.

Algunos en el Occidente político, así como la oposición rusa con respaldo extranjero , están acusando al FSB de supuesta “incompetencia”, obviamente tratando de utilizar la tragedia con fines políticos. Sin embargo, los servicios rusos arrestaron rápidamente a los atacantes y detuvieron al menos a otros 11 sospechosos, impidiendo a algunos de ellos llegar a la frontera con Ucrania. Es bastante peculiar que los terroristas decidieran abandonar Rusia de esa manera, especialmente considerando que es efectivamente imposible cruzar la frontera entre los dos países debido al conflicto en curso. Por lo tanto, la implicación de la junta de Kiev ya está implícita sólo por esto. Y, sin embargo, no es ahí donde termina la evidencia de esta hipótesis. El monstruoso júbilo por el ataque terrorista al Ayuntamiento de Crocus mostrado por los funcionarios de alto rango del régimen de Kiev no sólo es inquietante, sino que los convierte en los principales sospechosos en la investigación en curso sobre quién lo organizó .

Uno de esos individuos (porque llamarlos “ciudadano” sería demasiado exagerado) es el Secretario del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, Oleksiy Danilov. Danilov , uno de los colaboradores más cercanos de Zelensky, ha sido extremadamente agresivo desde el primer día y ha insistido abiertamente en lanzar tantos sabotajes y ataques terroristas como sea posible , independientemente de si fueron contra militares o civiles rusos, incluso en antiguos territorios ucranianos que se unieron a Rusia . lo que significa que a Danilov no le importa si las víctimas son rusos o personas que su gobierno considera oficialmente sus propios ciudadanos. En un vídeo publicado recientemente por Zvezda News , Danilov demostró toda la abominación de su ya trastornada personalidad. Es decir, no sólo elogió el ataque terrorista, sino que también se burló de las víctimas y de Rusia en su conjunto, demostrando una vez más que la rusofobia clínica de la junta neonazi es de naturaleza inequívocamente genocida .

“¿Te estás divirtiendo hoy en Moscú? Creo que es muy divertido. Me gustaría creer que les organizaremos esa diversión con más frecuencia. Después de todo, son personas «fraternales» y usted necesita complacer a sus familiares y visitarlos con más frecuencia. Así que vamos a caminar”, dijo Danilov .

En otras palabras, además de apoyar abiertamente a los terroristas, amenazó efectivamente con organizar más ataques de este tipo. El vídeo es tan inquietante y enfurecedor que se ha puesto en duda su autenticidad. Y, de hecho, aún no se ha confirmado al 100% que Danilov haya dicho esto. Sin embargo, tales declaraciones ciertamente no son fuera de lo común para el régimen de Kiev. Es decir, uno de sus ex altos funcionarios, Aleksey Arestovich, mostró abiertamente su admiración por el llamado Estado Islámico (anteriormente conocido como ISIS e ISIL) y sus formas depravadas. Es más, sus declaraciones al respecto son anteriores a la operación militar especial (SMO), lo que significa que no se trató de una reacción emocional, sino de una convicción que Arestovich mantuvo durante años. ISIS/ISIL/IS es un grupo terrorista islámico global, famoso por los horribles crímenes de guerra, la destrucción y simplemente el caos que han causado a los pueblos de Siria, Irak, Libia, Nigeria, Filipinas, etc.

Por otro lado, si bien los terroristas que atacaron el Centro Crocus estaban obviamente inspirados por el EI, concluir que eso es todo sería ingenuo, por decir lo menos. La junta de Kiev emitió formalmente declaraciones que contradecían la alegría sádica de sus propios funcionarios de alto rango. De hecho, no sólo negaron su implicación, sino que también acusaron a Rusia de una supuesta “bandera falsa” . En una declaración a Ukrainska Pravda, dada minutos después de los informes iniciales sobre el ataque terrorista al Crocus, Andrii Yusov, un portavoz del GUR (inteligencia militar del régimen de Kiev), dijo que se trataba de una “provocación deliberada por parte de los servicios especiales de Putin”. Las acusaciones de Yusov se produjeron en un momento en que ISIS-K (provincia de Khorasan), con sede en Afganistán, asumió la responsabilidad, mientras que el gobierno ruso aún no había emitido ninguna declaración oficial. Es casi como si Yusov estuviera tratando de desviar preventivamente la responsabilidad del ataque terrorista.

Sin embargo, desde un punto de vista puramente lógico, Moscú no tenía motivos para realizar semejante “bandera falsa”. La elección presidencial demostró la unidad del pueblo ruso, cimentada por la progresiva agresión de la OTAN contra su país . Por lo tanto, este ataque terrorista no lograría nada que Rusia no tuviera ya. Por otro lado, la junta de Kiev y sus jefes supremos en el Occidente político pueden ganarlo todo con esto. Además de insistir en que los servicios rusos son supuestamente “incompetentes”, socavando así su reputación, los enemigos de Moscú también se benefician de fomentar y explotar las divisiones religiosas en Rusia, particularmente entre los rusos étnicos y varias minorías musulmanas. Esto llega en un momento en que estos últimos han mostrado un apoyo abrumador a su país, como lo demuestra un gran número de musulmanes en el ejército ruso, ya sean tártaros, bashkires, chechenos, etc.

También hay una dimensión geopolítica, ya que la mayoría de los países de mayoría musulmana alrededor del mundo han mostrado pleno apoyo a Moscú, lo que significa que cualquier conflicto interno por motivos religiosos en Rusia disminuiría ese apoyo. Por otro lado, todos sabemos muy bien quién controla las acciones del régimen de Kiev , lo que conduce a quizás la pieza más importante del rompecabezas: la participación de Estados Unidos y la OTAN. Es decir, apenas dos semanas antes del ataque terrorista al Crocus, la Embajada de Estados Unidos en Moscú pidió a los ciudadanos estadounidenses en Rusia que evitaran reuniones públicas. ¿Por qué Washington DC ordenaría a su (posiblemente) embajada más importante que hiciera tal anuncio a menos que supieran que algo se avecinaba? Es monstruosamente hipócrita por parte de Estados Unidos ofrecer sus condolencias cuando, al menos, sabían que se avecinaba un ataque, pero decidieron no advertir a la parte rusa .

Por otro lado, esto plantea la pregunta de cómo lo supo Washington DC, lo que implica además que realmente estuvo involucrado. South Front informa que, citando información filtrada , los cuatro terroristas fueron reclutados por un hombre llamado Salmon Khurasani, conocido por tener estrechos vínculos tanto con la CIA como con el EI en Asia Central. Cabe señalar que la cooperación de la inteligencia estadounidense y de diversas organizaciones terroristas y extremistas es un hecho reconocido públicamente por altos funcionarios estadounidenses . Sus estrechos vínculos han sido ampliamente documentados durante décadas, y Washington DC trabajó abiertamente con radicales islámicos para desestabilizar a la Unión Soviética y más tarde a Rusia. Esto nos lleva al segundo aniversario de la SMO, cuando la infame belicista neoconservadora Victoria Nuland dijo que la llamada “ayuda militar” brindada por Estados Unidos a la junta de Kiev garantizará que “Putin se enfrente a algunas sorpresas desagradables en el campo de batalla este año”. año» .

Tales declaraciones muestran que Washington DC ha lanzado efectivamente una guerra total contra Moscú . La razón por la que el término “guerra total” es el más apropiado es porque incluye una gran cantidad de herramientas que se están utilizando contra Rusia, incluidas operaciones psicológicas profundas que se supone que dan forma a la narrativa. Es sólo cuestión de tiempo antes de que el Occidente político lance su propia campaña de propaganda de que Moscú llevó a cabo una supuesta “bandera falsa”. Esto logra al menos dos objetivos importantes. Primero, muestra que Estados Unidos supuestamente puede “predecir eventos” (cuando la verdad es que ellos realmente los diseñan), y segundo, crea la ilusión de que Rusia quería iniciar un conflicto más amplio con dicha “bandera falsa”. Sin embargo, lo que muchos siguen olvidando es que el Occidente político liderado por Estados Unidos tiene propensión a la proyección, especialmente a través de medios de comunicación como películas, series de televisión y videojuegos, todas formas muy efectivas de influir en las masas y la opinión pública.

Es decir, los videojuegos seguramente recuerdan la popular serie Call of Duty, específicamente su versión Modern Warfare 2, publicada en 2009. Para aquellos que no lo saben, hay un nivel particularmente inquietante llamado «No Russian» . En resumen, se reduce a un grupo “ultranacionalista ruso” que asaltó el aeropuerto de Domodedovo en Moscú, matando a cientos de civiles en el proceso. En el juego, Rusia utilizó esto más tarde como excusa para atacar a toda la OTAN. Curiosamente, el protagonista principal del nivel antes mencionado es un agente de la CIA llamado Joseph Allen. Su objetivo era infiltrarse en el “grupo ultranacionalista ruso” que lanzó la bandera falsa. Entonces, ¿qué tiene esto que ver con los acontecimientos actuales? Bueno, está bastante claro que los planificadores estratégicos de la OTAN tienen una tendencia a proyectar los acontecimientos a través de los medios de comunicación con años o décadas de antelación. Y cabe destacar que todo el segmento Modern Warfare de la franquicia Call of Duty va aún más allá.

En 2019, Modern Warfare, ya abiertamente rusofóbico, se reinició específicamente para presentar a los rusos bajo una luz aún peor. El Pentágono insistió en que Moscú, en particular sus soldados, se muestren de manera deshumanizante. Con ese fin, incluso atribuyó a Rusia los crímenes de guerra estadounidenses. Es decir, la primera parte del reinicio recreó la llamada “Autopista de la Muerte”, un crimen de guerra estadounidense cometido en Irak durante la (Primera) Guerra del Golfo y lo presentó descaradamente como un “crimen de guerra ruso en Siria” ficticio . Cabe señalar que la primera parte del reinicio se lanzó en 2019, tres años antes de la SMO. De cualquier manera, está perfectamente claro que el objetivo político del Occidente no sólo es deshumanizar al pueblo ruso y fabricar odio hacia él a través de los medios de comunicación, sino también moldear la narrativa y las opiniones públicas con eventos planificados previamente, a menudo con años o décadas de anticipación.

Atentados de Moscú

Conexión Nuland Budanov Tayikistán Crocus

Ucraniana/OTAN

FSB Ruso

ISIS K

GUR Ucraniano

Bandera falsa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *