Skip to content

Aumentan amenazas y decretos en Argentina antes del Día de la Memoria

Spread the love

“No vinimos a robarte, vinimos a matarte”, fue la frase citada por la agrupación de hijos de desaparecidos durante la pasada dictadura militar (H.I.J.O.S.) al denunciar este jueves el gravísimo atentado contra una de sus integrantes, cuyo nombre se reserva, la noche del pasado 5 de marzo

En el marco de una situación caótica, Milei sigue acudiendo a decretos para cerrar organismos de todo tipo, entre ellos los culturales. Foto: AFP.

Por: Stella Calloni

“No vinimos a robarte, vinimos a matarte”, fue la frase citada por la agrupación de hijos de desaparecidos durante la pasada dictadura militar (H.I.J.O.S.) al denunciar este jueves el gravísimo atentado contra una de sus integrantes, cuyo nombre se reserva, la noche del pasado 5 de marzo, cuando llegó a su casa y se encontró con dos hombres armados que la golpearon, ataron y amordazaron para después violarla, amenazándola de muerte y haciéndole entender que sabían quién era, y al salir escribieron “VLLC” en la pared, que son las siglas de “Viva La Libertad Carajo!”, que utilizan los seguidores del actual Gobierno ultraderechista.

El hecho fue denunciado ante la justicia sin hacerlo público por pedido de la víctima, para poder reunirse con su familia que está en otra provincia. Fue “un ataque político motivado por su militancia en derechos humanos y feminista. Nada de valor fue robado, solo se llevaron carpetas con información de nuestra agrupación”, advirtió H.I.J.O.S. en un comunicado.

Responsabilizaron al gobierno del presidente Javier Milei, al que exigieron “el inmediato esclarecimiento del hecho por parte del Poder Judicial. Estos hechos tienen un claro correlato con las acciones y discursos de odio que las máximas autoridades del país expresan cotidianamente e incita a la violencia contra quienes militamos por los derechos humanos”.

Mientras, otra serie de amenazas y acciones van en aumento a tres días de la gran marcha del 24 de marzo, Día de la Memoria, al conmemorarse el golpe militar de 1976, que instaló la dictadura más cruenta en la historia del país y que se extendió hasta 1983.

En el marco de una situación caótica, Milei sigue acudiendo a decretos para cerrar organismos de todo tipo, entre ellos los culturales, dirigiéndose ahora contra la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (Sadaic), con la resistencia de todos sus agremiados y las denuncias de actores y actrices sobre su avance sobre la cultura.

Asimismo, dejó a miles de familias campesinas al cerrar un organismo que contenía las cooperativas productivas. Los despidos se multiplican y se nota un aceleramiento asombroso tratando de avanzar sobre las empresas públicas, mientras la economía toca fondo y la situación social es insostenible.

El Estado está ausente ante el más grande temporal en la historia del país, y no cumplió con la ayuda estatal para los miles de afectados. Lo mismo hace con la epidemia de dengue, a la que no dio ninguna importancia, mientras los hospitales no pueden atender a la cantidad de pacientes en todo el país.

En tanto, el rumor sobre la posibilidad de que el 24 el mandatario ultraderechista anuncie la liberación de militares detenidos por delitos de lesa humanidad cometidos durante la pasada dictadura, el ministro de Defensa, Luis Petri, se reunió con Cecilia Pando, la defensora, junto con la vicepresidenta Victoria Villarruel, de estos condenados en juicios históricos que destacaron en el mundo en la lucha contra la impunidad.

En las últimas horas, Petri y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, anunciaron el envío de un proyecto para que las Fuerzas Armadas puedan ser convocadas por un Comité de Crisis para realizar “tareas patrullaje, control de personas y de vehículos, control de instalaciones y aprehensión en flagrancia” y en los “actos terroristas”.

El proyecto fue enviado al Congreso Nacional para modificar la ley de seguridad interior, con el objetivo de darle mayor intervención a las Fuerzas Armadas, que no están autorizadas a intervenir en conflictos internos. El proyecto contiene una cantidad de medidas que son ilegales tanto para la legislación local, como la internacional, y es un verdadero estatuto de persecución política y social que asimila a este Gobierno a una dictadura militar.

La CIA y el Comando Sur

También la avanza la entrega del país y el director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), William Burns, y la general Laura Richardson, comandante del Comando Sur de ese país, se reunieron aquí con el jefe de gabinete, Nicolás Posse, y con Silvestre Sívori, jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, con un tema central que es China.

El diario de derecha La Nación sostiene que estas visitas “refuerzan los hilos de cooperación en seguridad, la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, y también la colaboración militar, un capítulo que incluye la compra de aviones caza F-16 a Dinamarca”.

Richardson visitará la provincia de Neuquén, donde el Comando Sur tiene una base, y otra a Ushuaia. “En Neuquén, Argentina y China instalaron una estación de observación espacial bajo la tutela de China y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, una estación que Estados Unidos siempre observó con desconfianza. Y China quiere construir un puerto en Tierra del Fuego”, dice el diario.

(Tomado de La Jornada)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *