Skip to content

Bolivia pide al ALBA-TCP que considere la adhesión de Palestina como miembro pleno

Spread the love

El bloque rechazó nuevamente la ofensiva israelí en Gaza

El presidente de Cuba, Miguel Diaz-Canel, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el presidente de Bolivia, Luis Arce.Ariana Cubillos / AP

RT

En su intervención en la XXIII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que se celebra en Caracas, el mandatario boliviano, Luis Arce, propuso a la Secretaría General del organismo cursar una invitación al Estado de Palestina para que se adhiera como miembro pleno del bloque.

El mandatario formuló su petición en el marco del anuncio de propuestas de acciones de solidaridad con el pueblo palestino, que incluyen la conformación de una «brigada internacional» constituida inicialmente por personal médico y de emergencias, así como el otorgamiento de becas para cursar licenciaturas y postgrados.

«Debemos recordar que en octubre del año pasado, el ALBA TCP fue uno de los primeros bloques regionales que se pronunciaron ante la escalada de violencia en la Franja de Gaza, alertando sobre la ya evidente violación de las normas del derecho internacional y los principios de la Carta de Naciones Unidas en medio de la intensificación del conflicto. En aquella ocasión, hicimos un oportuno llamado al diálogo y al respeto de las resoluciones de Naciones Unidas, llamado que hoy reiteramos desde esta tribuna de paz», recalcó Arce.

Maduro anuncia las siete líneas de acción de la agenda del ALBA-TCP 2030

Maduro anuncia las siete líneas de acción de la agenda del ALBA-TCP 2030

Previamente, el jefe de Estado de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se refirió extensamente a la situación en la Franja de Gaza y adelantó que en el bloque hay coincidencia en el rechazo a «la impunidad con la que actúa Israel, gracias a la complicidad y el apoyo del Gobierno de EE.UU. y a pesar de los graves riesgos de regionalización del conflicto en Medio Oriente».

«Solo una mentalidad imperial, un propósito intervencionista, pueden negar que la paz y estabilidad en esa región dependen en primer término de una solución amplia, justa y duradera al conflicto israelí-palestino, que contemple la creación de un Estado palestino soberano e independiente en las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén oriental como su capital, y garantizar el derecho al retorno de todos los refugiados a su tierra», manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *