Skip to content

Cuando las arpías se topan con la solidaridad femenina

Spread the love

Pues esas anécdotas son importantes también para el arte, sobre todo para el arte teatral. Es así como en el siglo 17,  María de Zayas y Sotomayor concibió una sorprendente comedia. sí, lo dije, sorprendente, porque está muy bien escrita, divierte, razona y propone la sororidad como herramienta de cambio, en un mundo teatral copado por Félix Lope de Vega, Calderón de la Barca, Tirso de Molina y otros. Y entre ellos, ella, tan brillante dramaturga como el mejor de ellos. La verdad es que no estaba sola, le acompañaban simbólicamente desde sus escondites: Ana Caro de Mallén,  Ángela de Acevedo y Leonor de la Cueva, todas cocinando una dramaturgia que vería la luz, con brillo propio, siglos después.

Sí, debemos aceptarlo, vamos construyendo redes de equidad y apoyo entre mujeres, pero falta mucho…

Algunas hermanas todavía creen que solas pueden conquistar el mundo a través del camino de las envidias, egoísmos y traiciones. Ruines, ruines, tan ruines como el patriarcado. Sin embargo, más fuerte que su odio es la solidaridad entre mujeres, capaz de transformar las conciencias abyectas y restituir los lazos filiales y amorosos. Pero mejor aún, cortar los males, o mejor dicho, a las malas desde la raíz. 

Así es el cotidiano, esa intrahistoria que no se cuenta en los libros, pero que es la médula de la existencia. Es importante reconocerla, darnos espacio para sanar cuando una gran amiga te muestra un rostro desconocido, que resulta deleznable e infame. Pues esas anécdotas son importantes también para el arte, sobre todo para el arte teatral. Es así como en el siglo 17,  María de Zayas y Sotomayor concibió una sorprendente comedia. sí, lo dije, sorprendente, porque está muy bien escrita, divierte, razona y propone la sororidad como herramienta de cambio, en un mundo teatral copado por Félix Lope de Vega, Calderón de la Barca, Tirso de Molina y otros. Y entre ellos, ella, tan brillante dramaturga como el mejor de ellos. La verdad es que no estaba sola, le acompañaban simbólicamente desde sus escondites: Ana Caro de Mallén,  Ángela de Acevedo y Leonor de la Cueva, todas cocinando una dramaturgia que vería la luz, con brillo propio, siglos después.

En Puerto Rico nos sumamos a la ola de producciones teatrales que está dando merecido valor a estas valientes del teatro popular, con el montaje de La traición en la amistad de María de Zayas y Sotomayor. En esta sociedad y época en que tratamos de romper barreras de género, esta comedia se hace muy vigente, pues son las féminas quienes establecerán las soluciones a los conflictos. María de Zayas, desde su siglo 17,  trastoca los roles de género, impuestos por el patriarcado. Amalgama de manera simpática, y profunda a la vez, lo masculino y lo femenino en todos los personajes. Fenisa, interpretado por Anamín Santiago, recordará el Don Juan Tenorio con todos sus amoríos; Gerardo, interpretado por Javier Rivera Pastrana, será el poeta cantor, eternamente fiel; Liseo, interpretado por Jerry, Segarra y Don Juan, interpretado por Reinaldo Santana, serán los galanes, quienes rendirán cuentas y pagarán sus culpas bajo las órdenes de la autoridad femenina, representada en Marcia, interpretada por Eileen Rivera Sexto, Laura, interpretada por Patricia Morales, y Belisa, interpretada por Carmen Zeta. Lucía, la criada de Fenisa, será la voz icónica de la justicia.

Así pasamos los ensayos de La traición en la amistad. Oprima foto y vea.

     En esta puesta en escena, que será un costume play, la directora Lynnette Salas, trabajará el concepto de teatro minimalista en el que se explotarán las capacidades histriónicas y representativas del elenco que encarnará los personajes de La Traición en la Amistad El estreno será en el Teatro Victoria Espinosa, 17, 18 y 19 de mayo de 2024. Adquiere ya tus boletos en ticketera.com 

    La trama coloca a la mujer en situación de poder elegir a quién desea amar. Las figuras femeninas representan las equivocaciones y los aciertos.  Marcia queda flechada de Liseo. Lo cuenta a su mejor amiga Fenisa, quien la traiciona convirtiéndose en amante de Liseo, no obstante, a tener relaciones con Don Juan y otros. Fenisa insiste en que todos caben en su corazón. Liseo, a su vez, era el prometido de Laura y Gerardo lleva siete años esperando por el amor de Marcia. Belisa, prima de Marcia, confabula con esta y Laura para hacer justicia, incluyendo su maltrecha relación con Don Juan.  La amistad engendrará un nuevo orden justo.

La regiduría de escena está a cargode María Román, la construcción de elementos escenográficosde Ángel M. Agosto y la producción general por la Compañía de Teatro Anamín Santiago, inc

En un país, como Puerto Rico, en donde la incidencia de violencia contra las mujeres lamentablemente va en aumento día a día, es menester ofrecer al público un montaje que lleve el mensaje de igualdad de los sexos, que tanto las mujeres como los hombres son libres de elegir a quien amar, y si bien es innegable que en general el enredo encanta a la mayoría, así como el chisme y el drama, pero al fin y a la postre, todos y todas deseamos ser amados, pues el amor es el único capaz de romper todas las barreras.


                                           ¡Celebramos los cuerpos en escena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *