Skip to content

Cuando lo popular echó raíces en el ejercicio de gobierno

Spread the love

Matanzas.–Este domingo 30 de junio se cumplen 50 años de las primeras elecciones democráticas en Cuba como parte de la llamada Experiencia de los órganos del Poder Popular, ensayo para el cual esta provincia sirvió de laboratorio entre 1974 y 1976

Hace 50 años comenzó la experiencia que resultó en el actual sistema de órganos locales del Poder Popular

Autor: Ventura de Jesús, ventura@granma.cu

29 de junio de 2024 01:06:04

Foto: Dunia Álvarez Palacios

Matanzas.–Este domingo 30 de junio se cumplen 50 años de las primeras elecciones democráticas en Cuba como parte de la llamada Experiencia de los órganos del Poder Popular, ensayo para el cual esta provincia sirvió de laboratorio entre 1974 y 1976.

Nació ese día, según estudiosos cubanos, un sistema muy nuestro, auténtico y sin referentes en el mundo, con el pueblo en el centro del poder, concebido para dar respuesta a la necesidad de establecer una nueva estructura de organización del Estado. 

Un sistema que ha cumplido en esencia el papel asignado pero que, como no es estático, la conveniencia señala su perfeccio­namiento constante, encaminado a profundizar nuestra democracia y eliminar deficiencias para elevar la eficacia de su gestión.

Más que las nuevas realidades, son exigencias de nuestra sociedad, sin que ello suponga la adulteración de su esencia ni altere en lo más mínimo la médula del sistema, pues no hay estrategia de gobierno más justa.

Testigos matanceros de aquel suceso de incalculable trascendencia para los destinos de la nación cubana, recuerdan en especial la presencia del líder histórico de la Revolución, en la mañana del domingo 30 de junio de 1974, para conocer el desenvolvimiento de aquellos primeros comicios.

Que el Comandante en Jefe estuviera constituyó una motivación adicional para quienes acudieron desde muy temprano a depositar su voto en los colegios electorales.

Una gráfica inmortaliza su visita al colegio electoral de la calle Jáure­gui, en la ciudad cabecera, rodeado de una amplia representación del pueblo yumurino.

El máximo líder de la Revolución tuvo palabras de elogio para los matanceros, por organizar un proceso de gran participación popular, señal de la confianza en el nuevo sistema de gobierno que, a manera de ensayo, serviría para su posterior generalización al resto del país, en 1976, luego de su aprobación en el Primer Congreso del Partido.

A cinco décadas de aquel suceso, en el territorio se organizó un amplio plan de actividades para conmemorar la fecha, entre las que destacan eventos culturales y deportivos, intercambios con delegados, visitas a museos y lugares históricos, así como exposiciones fotográficas y la cancelación de un sello postal.

Fue una fecha, reconocería el propio Fidel, en que tuvieron lugar «las elecciones más puras en la historia de nuestro país, elecciones sin componendas, sin fraudes, sin demagogia, sin politiquería».

Estas cinco décadas han servido para reforzar aquella frase expresada precisamente por él: «El poder del pueblo, ese sí es poder».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *