Skip to content

De nuevo bajo la lupa

Spread the love

El pecado de TikTok es tener millones de usuarios jóvenes que critican a Israel. Y en año electoral usamericano, con un genocidio terrible en Gaza que hay que intentar ignorar. Y, para más inri, está supuestamente controlado por China. ¡Vade retro!

Sociedad 2 abril, 2024 Alfredo Jalife-Rahme

Un voto bipartidista de la Cámara de Representantes de EU aprobó una Enmienda que puede prohibir y/o censurar a la red social china TikTok.

La empresa china ByteDance, que controla TikTok, la mayor red social del mundo con más de mil millones de usuarios, tiene seis meses para vender sus acciones o ser bloqueada en EU (https://bbc.in/4cbYkwR).

El pecado de TikTok es ostentar millones de usuarios jóvenes que critican el genocidio de Israel, por lo que el omnipotente “lobby israelí” (https://bit.ly/3vi7Ai7) ha exigido su prohibición y/o extinción.

ByteDance, con sede en Pekín, con más de 85 mil millones de dólares de ingresos y 150 mil empleados, está registrada en el paraíso fiscal de las Islas Caimán, y 12 años después de su fundación es acusada por los dos partidos en el Congreso de poner en riesgo la seguridad nacional de EU. Como si el GAFAM –Google/Amazon/Facebook/Apple/Microsoft– no hubiera puesto en riesgo la seguridad nacional del resto del planeta: La invisible cárcel cibernética: Google/Apple/Facebook/Amazon/Twitter (GAFAT; https://bit.ly/3OMHLgI).

Todo tiene que ver con la definitoria elección presidencial en EU, que padece una implosiva dislocación, según el think tank británico Chatham House (https://bit.ly/3IADKsp).

Ahora Trump, que intentó boicotear a TikTok durante su mandato, fustigó la digitálica Enmienda macartista, lo cual se debe, a juicio de la BBC, a su reciente encuentro con el donante republicano Jeff Yass, quien posee una minoría de acciones en ByteDance.

La congresista republicana de Georgia Marjorie Taylor Greene señaló que la prohibitiva Enmienda pudiera forzar la venta de otras redes bajo el pretexto de proteger los datos básicos de EU de sus adversarios foráneos.

Según WSWS, la silenciadora Enmienda de TikTok escala la censura en las redes y prepara a una guerra contra China (https://bit.ly/3x5TMaX).

Los políticos anti-China de ambos partidos declaran que la amenaza a la seguridad nacional de EU proviene de la aplicación del algoritmo y el uso de la inteligencia artificial de Tik Tok para colectar información y manipular a los ciudadanos de EU en beneficio de Pekín. ¿No sería peor lo que aplica el GAFAM/GAFAT, que captura y vende los datos de los usuarios espiados ilegalmente?

Perturba que la prohibición contra TikTok, cuya mitad de sus 170 millones de usuarios en EU ostenta una edad entre 18 y 34 años, se genere a ocho meses de la elección presidencial.

En EEUU, TikTok ha sido consistente en su crítica tanto del genocidio de Israel como de la aberrante política exterior de EEUU (https://bit.ly/3IFZGSJ).

WSWS expone que “el director de la Liga Antidifamación Judía, Jonathan Greenblatt, fue captado en un audio filtrado llamando a esto el problema TikTok, quien respalda su prohibición con el argumento de que facilita la propagación del antisemitismo: barata desinformación que es lanzada contra quienes se oponen al genocidio en Gaza (https://bit.ly/48XruN5). WSWS delata que “los usuarios de plataformas de redes sociales han descubierto que ciertas palabras o frases, como ‘Gaza’ o ‘Genocidio’, hacen que sus publicaciones sean marcadas y suprimidas”.

Ben Samuels, del rotativo israelí Haaretz y muy cercano a la dupla jázara de Jacob Sullivan y Antony Blinken, descarta que el omnipotente “ lobby israelí” AIPAC (https://bit.ly/3vi7Ai7) –con el fin de asfixiar el sentimiento anti-Israel y antisemita(sic)– se encuentre detrás de la Enmienda y descalifica las protestas como pura teoría de la conspiración (https://bit.ly/3TlwnKd).

Asombró que la Jewish Federations of North America (JFNA) –que representa a centenas de comunidades judías– haya apuntalado la Enmienda en contra de TikTok.

JFNA expuso en una carta al Congreso: Nuestra comunidad entiende que las redes sociales son un importante impulsor del antisemitismo (¡mega-sic!) y que TikTok es, por mucho, el peor infractor.

No sorprendió que el jázaro (https://bit.ly/4bQeMT7) Steve Mnuchin, anterior secretario del Tesoro, se encuentre en el primer lugar para adquirir TikTok (https://wapo.st/3IFH4T2).

Libros relacionados:

China y el capitalismo global

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *