Skip to content

El Cristo del Corcovado

Spread the love

Segunda de las siete maravillas del mundo moderno que visité en el 1996, se yergue sobre la espectacular ciudad de Rio de Janeiro

El Cristo del Corcovado, segunda de las siete maravillas del mundo moderno que visité en el 1996, se yergue sobre la espectacular ciudad de Rio de Janeiro. Es una estatua que representa a Jesús de Nazaret con los brazos abiertos. Es uno de los lugares más visitados del mundo y al igual que el Pan de Azúcar en el otro lado de la ciudad, tiene una vista sensacional. Cuando visité Lisboa y atravesé el puente sobre el río Tajo, encontré en la montaña una copia reducida del Cristo del Corcovado.
Aunque Río de Janeiro siempre ha tenido una alta tasa de criminalidad en las favelas en las que vive una cuarta parte de los habitantes de la ciudad, es una de las ciudades más hermosas del mundo como afirma Guillermo Cabrera Infante en su Libro de las Ciudades: “Río es la ciudad más bella del mundo, una ciudad hecha por la naturaleza, no por el hombre, un espectáculo para volver a ver, para volver…” Sus playas Copacabana e Ipanema están entre las más bellas del mundo.
El Cristo del Corcovado tiene una altura de 30 metros sobre un pedestal de ocho metros y está situada a setecientos metros sobre el nivel del mar. Fue inaugurada en 1931 tras cinco años de construcción. El rostro de la estatua fue creado por el escultor rumano Gheorghe Leonida..
Mañana escribiré sobre mi experiencia en Machu Picchu y Cuzco en el Perú que nos legaron los incas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *