Skip to content

El fin del imperialismo: De la teoría a la praxis

Spread the love

“¿Se consolidará el orden pluricéntrico tras el ocaso del unipolarismo norteamericano?” Conferencia magistral de Atilio Boron en la Casa de las Américas, La Habana

ATILIO BORON

Yaimi Ravelo.- El destacado intelectual marxista argentino Atilio Boron impartió en la Casa de las Américas la conferencia magistral «¿Se consolidará el orden pluricéntrico tras el ocaso del unipolarismo norteamericano?», que formó parte del programa de la institución cultural durante la 32 Feria Internacional del Libro de La Habana. Atilio Boron es politólogo y sociólogo, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. En 2009 recibió el Premio Internacional José Martí de la UNESCO y en 2004 el Premio Honorífico de Ensayo Ezequiel Martínez Estrada que otorga la Casa de las Américas. Entre sus libros más destacados se encuentra América Latina en la geopolítica del imperialismo y Tras el búho de Minerva. Mercado contra democracia en el capitalismo de fin de siglo.

Boron, descrito por Abel Prieto, presidente de Casa de las Américas, como una estrella del rock en las ciencias sociales por su capacidad de calar en los jóvenes y comunicar de manera orientadora en las generaciones más digitalizadas, detalló en la mencionada conferencia por qué estamos presenciando el fin del imperialismo y el inicio de una nueva etapa de la historia de la humanidad.

“Este mundo que está cambiando tan aceleradamente, de manera tan extraordinaria, la gente más joven son testigos de un cambio que no se había producido en más de 500 años“, declaró Boron al iniciar la conferencia e identificó ese cambio como bueno, ya que según el intelectual “es simplemente el prolongado ocaso de la dominación de occidente sobre el sistema internacional”.

“…Cuando uno estaba estudiando los libros el predominio de Occidente parecía algo absolutamente inamovible y sin embargo vemos que la historia se fue moviend, eso que bien decía Marx sin haberlo visto… Evidentemente estamos en presencia de una situación absolutamente novedosa, donde Occidente -por empezar- EEUU está experimentando una declinación.”

Según Boron, no es que se va a convertir EEUU en un país irrelevante, “pero sí claramente ya no puede imponer sus intereses como lo hizo durante todo el período posterior a la II Guerra Mundial y que había dado origen a la ensoñación de un nuevo siglo [Norte]Americano”.

Después de la caída de la Unión Soviética “hubo muchos que dijeron que el siglo XXI sería el siglo de los EEUU” -recordó Boron-, no pueden cuestionar o poner en dudas la hegemonía de los EEUU y por lo tanto tenían el mundo a su disposición, “el triunfo de la democracia liberal, de los primeros mercados en el mundo“, este era el discurso dominante, los mejores del mundo, la gran victoria.

“Y con la misma todo eso se les vino abajo en menos de 20 años, esto no fue abrupto, fue una declinación lenta -destacó-, pero persistente, con algunos hitos que iban manejando”.

Como ejemplo Atilio recordó el derrumbe de la Torres Gemelas, un incidente lamentable en suelo estadounidense que aún está marcado por un halo de misterio y secretismo. Una tercera torre también cayó y el silencio sobre su derrumbe para el investigador argentino resulta muy interesante.

“La torre chica, La Torre 7 como le llamaban, albergaba algunas de las más importantes oficinas del gobierno federal de los EEUU, entre ellas la oficina de los servicios secretos, algunas ramas de la CIA y otras partes que de repente se desplomaron a las 4:30 de la tarde. Ningún avión se estrelló contra ellas ni nada, y lo que es muy curioso es el informe que se hace sobre el tema de los atentados del 2001, lo hace la Corte Suprema de EEUU y apenas menciona La Torre 7: evidentemente hay gato encerrado.”

Para Atilio este fenómeno marca perceptiblemente el declive de los EEUU como imperio. El consenso de los estudiosos más serios en cuanto la caída del imperio norteamericano, según el intelectual argentino, es comparado con el aterrizaje violento de un avión.

“Aterrizaje violento en medio de muchas proporciones y muchas guerras como las que estamos viendo en estos días. En donde tenemos dos frentes de guerra muy muy fuertes de escala global, otros frentes menores que prácticamente son dejados de lado por la gran prensa controlada, y la posibilidad de que se haga un frente mucho más activo en Taiwan al sur de China.”

“EEUU ha considerado a China como el enemigo, ya no más el adversario, es el enemigo principal. Entonces esta transición tiene como una de sus peculiaridades -que a diferencia de otras anteriores- la transición actual se da entre actores que prácticamente no comparten ni la lengua, ni las tradiciones políticas, ni las religiones, o sea, es una transición mucho más abrupta y es mucho más friccionada, si se puede usar esta palabra”.

Refirió Atilio que las transiciones anteriores -sobre todo de la hegemonía británica internacional a la hegemonía norteamericana- se dio entre gente que prácticamente eran hermanos, mismas características culturales, políticas, todo igual. En cambio hoy se da entre países que vienen de universos culturales completamente diferentes, no solamente el caso de China.

“Si las transiciones anteriores fueron marcadas por guerras, esta transición por supuesto también está marcada por ellas y allí donde las guerras no evolucionan o no se producen de la manera espontánea, sí se produce como producto de la necesidad de EEUU de preservar por la fuerza una situación de predominio a nivel internacional y esto ya les resulta insostenible.”

¿Por qué resulta insostenible? Porque EEUU basaba su superioridad en un conjunto de factores que fueron desapareciendo.

“La declaración de guerra en contra de Rusia que se vino haciendo en la medida que EEUU perdía su capacidad de control del sistema. Los europeos cada vez son más débiles y por lo tanto pueden ayudar en pocas medidas a Ucrania. En segundo lugar, Boron destaca la pérdida indiscutible de EEUU en la carrera económica con China. “China es el experimento de crecimiento económico más extraordinario en la historia de la humanidad”, reconoció.

La nueva China no solo cambió la economía mundial, también la distribución de recursos en el mundo y drásticamente la geopolítica. China con su estrategia es la gran socia de 144 países.

“Aparece por primera vez en el escenario internacional la India que era una potencia industrial en el siglo XIX y que fue aplastada por Inglaterra de una manera brutal por las armas, por la tortura por la persecución, por la imposición del colonialismo”. Sin embargo, hoy en día está en el contexto de las primeras economías y se está transformando en lo que muchos aseguran que para el año 2030 será la tercera economía del mundo.

Todas estas transformaciones de base económica son de una fundamental importancia para entender los conflictos geopolíticos actuales.

“Por algo EEUU hizo lo imposible para que se produjera una guerra en Ucrania, por algo Etados Unidos está alentando y financiando al estado de ‘Israel’. Y convalidando lo que hoy con toda certeza y con toda precisión se puede caracterizar como un régimen neonazi. Basado en aniquilar a la población originaria de esa región y que está cometiendo genocidio, de los más horribles de las últimas décadas”, denunció el intelectual latinoamericano.

“Sin la intervención o la mediación, o la propuesta de parte de los países hegemónicos de Occidente, de EEUU y sus aliados, no existiera esta política de exterminio que pretende acabar y expulsar a los palestinos de Gaza”.

Sobre la crisis económica de la potencia imperialista Boron recomendó para su comprensión analizar la deuda pública que ya hoy es superior al 125% del producto bruto de los EEUU. “Quiere decir que si EEUU tuviera que pagar esa deuda, durante un año el ciudadano de EEUU no podría comer, comprar, ir al médico, ni hacer nada.” ¿Cuánto tiempo dura este proceso? Bueno… mientras dure mundialmente la confianza del dólar, y la confianza cae cada vez más. El dólar se utiliza cada vez menos como moneda de cambio en el comercio internacional. Se sigue todavía utilizando como moneda de reserva pero cada vez por menos países.

Sobre todo, “porque en esta nueva constelación y es el eje de la transición, aparece este conjunto de países nucleados como los BRICS, que hoy en día comienzan a intercambiar sus productos, que son productos esenciales y utilizan monedas locales”.

“Los BRICS hoy tienen 10 miembros aparte de los cinco fundadores, habían invitado también a Argentina. Pero una de esas tremendas fatalidades que tenemos en Argentina este personaje siniestro, una especie de bufones, esotérico que habla con perros muertos. Argentina rehusó ingresar a los BRICS”.

“Hoy son mucho más importante que los países del G7, gravitan más en la economía mundial, y además si le agregamos a esto la vinculación de China con 144 países es obvio que estamos ante un cambio absoluto.

“Occidente ya no tiene capacidad para controlar eso, por primera vez, absolutamente novedoso. Donde todos los esquemas en los cuales hemos estado trabajando, hemos estudiado y hemos leído hay que revisar todos esos libros, y empezar a elaborar nuevas interpretaciones.

Atilio alertó que como se puede ver en este momento “claramente va a haber una intensificación de la respuesta violenta de los EEUU” -y afirmó que lo estamos viendo en el sostenimiento de la guerra mediática, la guerra en Ucrania y en el Medio Oriente ocasionando un genocidio televisado del pueblo palestino. Es una catástrofe mayor.

“Hoy en día el sistema internacional está atravesando un momento de transición absoluta. Los EEUU ya no puede parar, tampoco puede parar lo que hace su lacayo en el Medio Oriente, que fundamentalmente su política de exterminio al pueblo palestino, tiene que ver con establecer un predominio en la zona que se le está escapando del control de los EEUU”, expresó Atilio en esta conferencia.

“Creo que este otro mundo en transición ya es irreversible, complicado porque se da entre gente de diferentes culturas, diferentes valores, diferentes tradiciones, políticas, y por lo tanto va a ser mucho más complicado que las otras. Pero creo que esto ya es irreversible, para nosotros es una buena noticia, para Cuba es una buena noticia, para Argentina una buena noticia, va a depender por supuesto de la habilidad y la capacidad de los gobiernos para aprovechar esta nueva situación.

En el caso argentino vemos la absoluta incapacidad e incomprensión que tiene el gobierno actual que todavía piensa que vivimos en los años 50 y que los únicos países con los cuales hay que conversar son EEUU e ‘Israel’, pero bueno nosotros esperamos de que toda esta pesadilla no dure mucho, se pueda aprovechar estas enormes posibilidades que nos da hoy este nuevo conglomerado de poder económico.

“Estamos luchando con un ejército de millones de creadores de contenidos y nosotros tenemos que salir a dar esa pelea, crear contenidos, hacerlos circular por las redes sociales, porque hoy los medios tradicionales ya no no tienen eficacia, el trabajador aún el más humilde se entera la verdad mirando el teléfono celular en las redes sociales. No podemos ir a darle un volante como en los años 60 y 70 en la puerta de la fábrica, hoy en día el volante tiene que entrar por el teléfono a través de las redes sociales.

” Y si no entendemos eso, estamos luchando contra el enemigo que tienen armas de fuego con lanzas y flechas, así jamás vamos a pasar por encima, entonces tenemos que hacerlo, yo les pido a cada uno de ustedes que tienen que convertirse en guerreros digitales, eso es fundamental. Con paciencia se lanza la promesa, voy por lo menos a tirar un tweet en la imagen por día, lo pueden hacer cualquiera de ustedes.

No podemos cansarnos, como decía Fidel: ‘cansarse es aún más bochornoso que rendirse’, o sea, no nos cansemos, no nos rindamos, sigamos fuerte en la batalla y hasta la victoria siempre.”

www.cubainformacion.tv


Texto completo en: https://www.lahaine.org/mundo.php/el-fin-del-imperialismo-de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *