Skip to content

“El porvenir sólo se puede construir con manos limpias, por amor, solo por amor”

Spread the love

Confío que la tierra prometida está en el horizonte”, expresó el presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) el veterano luchador licenciado Rubén Berríos Martinez, al asumir su turno de dirigirse a la Asamblea General del partido celebrada el domingo 10 de diciembre en el Centro de Convenciones, en San Juan. Su exclamación fue en alusión a una victoria palpable para el Partido Independentista y el partido Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), de cara a las próximas elecciones del 2024

Por adrian rodriguez alicea Claridad

Confío que la tierra prometida está en el horizonte”, expresó el presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) el veterano luchador licenciado Rubén Berríos Martinez, al asumir su turno de dirigirse a la Asamblea General del partido celebrada el domingo 10 de diciembre en el Centro de Convenciones, en San Juan. Su exclamación fue en alusión a una victoria palpable para el Partido Independentista y el partido Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), de cara a las próximas elecciones del 2024.

En su mensaje Berríos Martínez reconoció a los líderes y miles de militantes que fundaron al PIP en 1946. “Por ellos es que estamos aquí”. Igualmente, lamentó a quienes se “fueron por la puerta del misterio”- como Juan Mari Brás, Rafael Cancel Miranda y Lolita Lebrón- y aseveró que las personas que viven estos tiempos son “privilegiadas” por poder colocar una bandera de Puerto Rico en el carro o tener la libertad de expresar su patriotismo. “Para ellos, eso representaba la cárcel, la persecución”, continuó el presidente del PIP.

Para atajar el tema del estatus político, Berríos Martínez contó que, aunque creció en un hogar de populares y republicanos, le enorgullece haber venido de un hogar de “integridad” y “decencia”. Por eso, distinguió entre el liderato de los partidos regentes en Puerto Rico- a quienes acusó de llevar el País a una “quiebra” financiera y moral- y a sus seguidores.

En esa línea, aseguró que el único “vehículo” factible para adelantar la descolonización del País es la Alianza. Detalló que, a través de un proceso constituyente de estatus, este proyecto político busca crear un mecanismo en el que se puedan “escoger a los delegados que piensen como tú”. Todo dentro de un marco de análisis, discusión y auscultación democrática.

Por último, el líder histórico puntualizó cuatro tareas que debe asumir tanto el liderato como la militancia de la Alianza: un recorrido de “casa por casa” en todo el País- cosa que destacó que Juan Dalmau Ramírez, el candidato del PIP a la gobernación, ha hecho; aumentar la inscripción electoral, indistintamente de la demografía en edad; asegurar la participación de suficientes funcionarios de colegio; y que exista una base de donativos que afiance las tareas de la colectividad.

Candidatos ratificados

Pasado el mensaje motivador de Berríos Martínez, la asamblea procedió a aprobar los candidatos que se presentarán en los comicios del 2024. Previo a los discursos de cada uno de los líderes, personas allegadas les ofrecieron unas expresiones de destaque.

El primer candidato ratificado fue Dennis Márquez Lebrón, quien fue presentado por la joven Alondra de la Mar, asistente legislativa del representante. La ayudante resaltó la medida de Márquez Lebrón para garantizar la salud universal en Puerto Rico. Igualmente, mencionó las posturas del legislador a favor de la defensa de las playas, de la educación pública, así como las denuncias continuas en contra de LUMA.

“La esperanza se hará realidad con un gobierno limpio sin corrupción, con acceso a derecho a la salud, con una verdadera educación pública de excelencia, con la preservación, promoción y desarrollo de nuestros patrimonios nacionales en todas sus formas y manifestaciones”, expresó Márquez Lebrón.

Después de la ratificación a viva voz del legislador incumbente, le siguió la confirmación de María de Lourdes Santiago Negrón como candidata al Senado por acumulación. En varias instancias, Santiago Negrón fue referida como “la próxima presidenta del Senado” del País. Asimismo, la senadora reiteró su oposición a la Ley 22 de inversionistas, a quienes catalogó como “oportunistas”.

“Puerto Rico para los puertorriqueños”, consignó Santiago Negrón en su discurso. En tono efusivo la senadora declaró que “vamos a ganar las elecciones, en la Cámara, en el Senado, en la Fortaleza”. Tampoco dejo pasar por alto que su hijo José Julián se apresta a dar su primer voto en estas elecciones.

Tras la presentación de los legisladores por acumulación, llegó el momento de presentar el candidato a la gobernación. Grisselle Morales, describió las cualidades, los retos y otros detalles de la vida del licenciado Juan Dalmau Ramírez, su esposo. Morales describió a Dalmau Ramírez como un hombre de carácter, genuina empatía, de amor al prójimo. El nombre de Dalmau Ramírez fue sometido a la asamblea para su aprobación como candidato a la gobernación, lo cual se produjo a viva voz. Tras ello la presentación incluyo una filmación en la que diversas voces, entre ellas lideres sindicales, reconocidos profesores universitarios, jóvenes, se expresaron en la necesidad de un cambio y en la confianza de la honestidad y gestión de los candidatos del PIP. Los aplausos y expresiones de aprobación no se hicieron esperar y Morales junto a sus dos hijos reaparecieron para los jóvenes declarar que se aprestaban a dar también su primer voto para el próximo gobernador de Puerto Rico… Juan Dalmau. Todo este entusiasmo mientras retumbaba en el ambiente la canción yo quiero que mi Borinquen sea libre y soberana…

“En la pasada elección, hubo un resultado inimaginable bajo cualquier métrica en la historia de Puerto Rico. Los partidos que se habían alternado, que se habían alternado la gobernanza- el Partido Popular y el PNP- obtuvieron la menor cantidad de apoyo en sus respectivas historias políticas”, afirmó Dalmau Ramírez al inicio de su mensaje.

Igualmente, hizo hincapié en que, durante este período eleccionario, habrá una “campaña de contrastes”. Por un lado, está el bipartidismo luchando entre “egoísmos institucionales” y “luchas intestinas”; por el otro, el “desprendimiento” encarnado por la Alianza del PIP y el MVC.

Como respuesta a este ánimo colaborativo, Dalmau Ramírez aseguró que el bipartidismo sacará “el cuco” del independentismo-socialismo a pasear. “Aquí hay que limpiar la casa, sacar a los mercaderes del templo”. Sus expresiones incluyeron el compromiso de un gobierno de unidad de puertorriqueña, accesibilidad a los servicios de salud, educación, “no creo en cerrar escuelas, ni recintos universitarios”, cumplir con los niños de Educación Especial, la dignidad del magisterio, la defensa de los recursos naturales, una economía moral. “Aquí no hay espacio para la corrupción a la patria se le sirve, no se le roba”.

El candidato a la gobernación del PIP reparó que tras 55 años de gobernación de los otros partidos, esto en referencia al tiempo en que los partidos Popular Democrático (PPD) y el Nuevo Progresista (PNP) han gobernado, si alguien piensan que esta vez lo van hacer bien. Dalmau Ramírez expresó que no quería concluir sin reconocer que el camino ha sido largo y -en referencia a este momento histórico- reconoció que se le debe a los que hoy no están aquí. “El porvenir solo se puede construir con manos limpias, por amor, solo por amor”, concluyó.

Alianza por el triunfo de la esperanza

Por editorial Claridad

De las contradicciones y errores de un bipartidismo PNP-PPD anquilosado, decadente y corrupto- además de colonial hasta el tuétano- ha surgido una nueva fuerza política, producto de un junte creativo que promete transformar la gobernanza pública en Puerto Rico y encaminar a nuestro país por la ruta del buen gobierno, del desarrollo económico estable que pueda sustituir la creciente dependencia, y de un modelo social de amplia participación ciudadana, diálogo, apertura y sana convivencia.

El nuevo acuerdo político entre el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) para acudir aliados a las próximas elecciones generales de noviembre del 2024- que fue ratificado unánimemente por las asambleas de ambas colectividades- es no solo una movida política audaz e inteligente, sino una estrategia con potencial real de romper el cerco del bipartidismo colonial que nos han impuesto las dos castas políticas que se han turnado el gobierno de Puerto Rico por los pasados 60 años, y cuyo desgaste y falta de voluntad y nuevas ideas, han colocado en precario la gestión pública en nuestro país. Especialmente durante los últimos 20 años, la situación política y económica en Puerto Rico se ha tornado crítica. Ocurrió la quiebra inminente de las finanzas públicas, con un proceso de reestructuración de la deuda bajo una ley colonial del Congreso de Estados Unidos llamada PROMESA, y una Junta de Control Fiscal (JCF) extranjera e impuesta por el Congreso para acordar planes de pago favorables a los acreedores y controlar las finanzas del gobierno de Puerto Rico. En sus 6 años en Puerto Rico, la JCF le ha costado al erario puertorriqueño cerca $1 mil millones en gastos operacionales y de pagos a asesores y consultores, mientras las medidas de austeridad y los recortes extremos del presupuesto público que ha implantado han tenido un impacto devastador sobre las vidas de empleados y pensionados de dicho sector.

Todos estos factores han hecho que se manifieste un marcado deterioro en la calidad de vida del pueblo con índices mayores de empobrecimiento y desigualdad. Ha habido un gradual desplome de los servicios esenciales de salud y educación pública a todos los niveles. Se han aprobado nuevas leyes que quitan derechos a los trabajadores de la empresa privada e imponen recortes paralizantes en salarios, beneficios y pensiones a los empleados del sector público. La infraestructura se ha venido abajo, en especial la eléctrica y la de agua. Además, la sucesión de gobiernos incompetentes y corruptos, junto a la crisis fiscal, han agravado los problemas de la economía de Puerto Rico, cuya crisis se ha prolongado por más de 15 años. Esto ha llevado al aumento cada vez mayor en la dependencia de fondos provenientes del gobierno de Estados Unidos, sin que exista, por parte del gobierno de Puerto Rico o de la JCF, un plan de desarrollo económico a largo plazo para Puerto Rico. La crisis económica ha provocado también una crisis de falta de oportunidades, lo que ha acelerado la creciente emigración de nuestra clase profesional joven y educada.

Esta es la realidad que moldeará el análisis y el juicio de los electores hacia los comicios del 2024, contexto en el cual el nuevo acuerdo entre el PIP y MVC ofrece a nuestra gente la oportunidad de protagonizar, con sus votos, impartirle un nuevo giro a la gobernanza pública en Puerto Rico. En la Asamblea General del PIP del domingo pasado se reunieron miles de personas a escuchar con mucho entusiasmo las propuestas para darle a Puerto Rico una nueva manera de gobernar. Se habló de las medidas concretas que habrá que tomar para garantizar que el mensaje de la alianza PIP-MVC llegue directamente a todos los electores. También se ratificaron las candidaturas por acumulación al Senado y la Cámara de Representantes de María de Lourdes Santiago y Dennis Márquez Lebrón, respectivamente.

En su mensaje de cierre, el candidato a la gobernación por el PIP, Juan Dalmau Ramírez dio a conocer su visión sobre este nuevo acuerdo. “Será una campaña de contrastes”, y recalcó que de un lado están el PNP y PPD fraccionados por las luchas internas por liderazgo y posiciones, mientras del otro, el PIP y MVC cuajan un nuevo acuerdo político con generosidad y desprendimiento. Añadió que el pueblo tendrá la oportunidad de comparar entre “el más de lo mismo” y las nuevas propuestas para fortalecer la gobernanza pública que trae la alianza del PIP y MVC. “Yo quiero reconocer el desprendimiento y la generosidad del liderato del Movimiento Victoria Ciudadana. Gracias a ellos y ellas se fortalece este proyecto político, y vamos a poder llevar el triunfo de la esperanza”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *