Skip to content

El PSC lidera los sondeos y podría formar gobierno con ERC y Comuns ante un imposible pacto independentista

Spread the love

Según el último estudio de Key Data para ‘Público’, Salvador Illa ganaría las elecciones catalanas del 12 de mayo y podría gobernar a través de un tripartito de izquierdas con Esquerra y Comuns

SAMUEL MARTÍNEZ@SAMUMARTINEZR

El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) ganaría las elecciones catalanas del 12 de mayo con 38 o 39 escaños (un 27,2% de los votos), según el último estudio de Key Data para Público. Salvador Illa sigue disparado en las encuestas, aunque en el panorama catalán eso no quiere decir gobernar. Los números que arroja el estudio, de todas formas, abren la posibilidad de un tripartito de izquierdas del PSC con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Comuns.

No sumarían los suficientes escaños, en cambio, ERC, Junts per Catalunya y la CUP. Esquerra lograría entre 27 y 28 escaños (un 18,2% de los votos) y Junts per Catalunya, 32, con algo más del 20% de porcentaje de voto. La CUP obtendría casi un 5% de los votos y siete asientos en el Parlament de Catalunya.

https://d84d7beb0311f503124b9ceb2e4cdac5.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-40/html/container.html

Las tres fuerzas independentistas, por tanto, se quedarían cerca de la mayoría absoluta, pero no la alcanzarían. En la arena catalana, esa membrana se sitúa en los 68 escaños. Si no se alcanzan, problemas. En el mejor de los escenarios de los que arroja la fotografía electoral que aporta el presente estudio, Junts per Catalunya, Esquerra Republicana y la CUP se quedarían con 67 escaños, a uno de mantener en su poder esa ansiada llave para entrar en la Generalitat.

Conviene no olvidar el cuarto en discordia en las filas independentistas. El partido de extrema derecha Aliança Catalana, liderado por la alcaldesa de Ripoll, Silvia Orriols, que es su candidata para el 12M, podría entrar en el Parlament con hasta dos escaños, aunque también podría quedarse fuera. No es realista una coalición independentista que incluya a Aliança —máxime, con dos partidos como ERC y CUP dentro del pacto—, pero, de conseguir uno o dos escaños, podría ser un actor a tener en cuenta en la formación de mayorías de investidura.

El tripartito de izquierdas con PSC, ERC y Comuns, en cambio,sí coronaría esa cima de los 68 escaños con holgura. Si se hace la suma con el mejor pronóstico de Key Data, llegarían a los 73. Con el peor, a 71. Parece, eso sí, una senda difícil de recorrer. A tenor de lo que han ido deslizando fuentes de ERC, no estaría en los planes de Pere Aragonès hacer presidente a Illa, pero los números dan.

Los Comuns, representantes del espacio Sumar en las elecciones catalanas, obtendrían seis escaños (6,3% de los votos), dos asientos menos que en 2021. Todos ellos los lograrían en la circunscripción de Barcelona, quedándose a cero en Tarragona, Lleida y Girona.

Elecciones catalanas 12 de mayo
Reparto de escaños por circunscripciones electorales en las elecciones del 12 de mayo en Catalunya, según el estudio de Key Data.  Key Data

El PP se come a Ciudadanos y Vox resiste

El Partido Popular obtendría 13 escaños y un 9,7% de los votos de los catalanes, mientras que Ciudadanos se quedaría fuera del Parlament siete años después de haber sido la fuerza más votada. La formación naranja obtuvo 36 escaños en 2017 con Inés Arrimadas, se quedó en seis en 2021 y desaparecería por completo en 2024.

Vox perdería un escaño con respecto a 2021 y se quedaría en 10, con un 7% del total de los votos, superado por el PP.

¿Y el ‘efecto Puigdemont’?

En términos relativos con respecto al dibujo parlamentario que emanó de los últimos comicios catalanes, que se celebraron en 2021, el Partido Popular, con su candidato Alejandro Fernández, es la formación que más crecería. Se llevaría hasta diez escaños más con respecto a las últimas elecciones, en gran parte por la aniquilación de Ciudadanos. Salvador Illa y el Partit dels Socialistes de Catalunya también mejorarían ostensiblemente sus resultados. Los 38-39 que les da Key Data son cinco o seis más que los 33 de 2021.

Junts per Catalunya, en cambio, se quedaría igual. El efecto Puigdemont serviría para evitar la fuga de votos, pero no para lograr más porcentaje. Los 32 de 2021 se mantendrían en 2024. La tesitura en el caso de Esquerra Republicana es distinta. Los de Aragonès, que se vio obligado a convocar elecciones al no poder aprobar los Presupuestos autonómicos por el voto en contra de los Comuns, perderían entre cinco y seis escaños con respecto a 2021. La CUP perdería dos.

El fantasma de la repetición electoral

Según estas cifras, no es para nada descartable una repetición electoral. El tripartito de izquierdas pasaría por un imprescindible entendimiento entre Pere Aragonès y Salvador Illa, dos espacios alejados en lo político, especialmente en términos territoriales, pero incluso en lo personal.

Durante la convulsa semana en la política madrileña, con Pedro Sánchez publicando una carta en la que anunció que pararía cinco días para reflexionar sobre su continuidad, hubo tiempo también para la campaña catalana y para hablar de ella. Una fuente con autoridad en Esquerra llegó a deslizar que «lo personal» también importa en política y que entre ERC y PSC hay cuentas personales pendientes.

Elecciones catalanas 12 mayo
Comparativa entre las elecciones catalanas de 2021 y las estimaciones de Key Data para 2024.  Key Data

En la otra orilla, la independentista, el problema será, primero, sumar los suficientes escaños. Su mayoría está en el aire. Después, ERC y Junts deberán limar asperezas y entenderse, algo que no han logrado durante la última legislatura, habida cuenta del cataclismo que terminó con Junts fuera del Govern y la decisión de Aragonès de continuar en solitario. La pieza de Aliança Catalana es incómoda para todos los actores e indeseable para la mayoría de ellos, pero el 12M podría alumbrar un escenario en el que su eventual escaño fuera necesario para el independentismo.

Quedan 15 días de campaña y está todo por decidir, pero la sombra de la repetición electoral es cada vez más oscura. El arco parlamentario podría estar fragmentado como nunca y los números que aporta el presente estudio no eliminan ni mucho menos la posibilidad de un bloqueo. Todo ello adobado con el giro político en Madrid. El lunes, Pedro Sánchez comunicará si continúa siendo presidente, con todos los efectos que ello puede tener en Catalunya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *