Skip to content

El PSOE convierte su Comité Federal en un gran acto para pedirle a Sánchez que siga a dos días de su decisión

Spread the love

Miles de militantes asisten este sábado a Ferraz para apoyar al presidente. Todas las intervenciones se emitirán con pantallas en la calle. Montero, Andueza, Illa, Puente, Alegría y Ribera serán los primeros en intervenir. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el acto de cierre de campaña del partido, en el Palacio Euskalduna, a 19 de abril de 2024, en Bilbao

MIGUEL MUÑOZ@MMUNOZORT

Pase lo que pase el lunes, todo apunta a que este sábado 27 de abril será una fecha importante en el PSOE. Los socialistas siguen tratando de convencer a su líder y presidente del Gobierno, Pedro Sánchezpara que no dimita. Una posibilidad que este viernes seguía muy presente en las filas de un partido que se prepara para un gran acto de respaldo a su secretario general. 

La sede de Ferraz acoge un comité federal del PSOE atípico. De hecho, el máximo órgano del partido entre Congresos, será de todo menos un Comité Federal. Antes del miércoles y de la carta de Sánchez, la convocatoria estaba encaminada a ratificar la lista de las elecciones europeas. Eso ya no va a suceder. Los socialistas decidieron este viernes suspender la comisión de Listas, el órgano previo previsto para hoy. 

La lista completa se aprobará el martes, ya conocida la decisión de Sánchez. Pero eso no quiere decir que Teresa Ribera no vaya a ser ratificada. No hay dudas con eso. «Saldrá este sábado como candidata in pectore«, apuntan fuentes de Ferraz. La formalidad burocrática se aplaza unos días porque el foco político es evidentemente otro.

La inédita situación, por tanto, obliga a cambiar el formato y el objetivo del comité federal. «Aplazamos las listas porque el PSOE tendrá que analizar el momento en el que estamos. Con el presidente del Gobierno diciendo que puede que lo deje el lunes las listas no son urgentes, no es lo importante», apuntan fuentes de la dirección. 

Como es obvio al haber cancelado su agenda pública, Sánchez no asistirá ni pronunciará el habitual discurso de apertura. Tales son los cambios de planes que todas las intervenciones que se realizarán en el comité federal serán en abierto. Lo normal hasta este sábado era que Sánchez arrancara con un discurso abierto y el resto de debates se produjeran a puerta cerrada. 

La vicepresidenta primera y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, será la encargada abrir la jornada, según confirman a Público fuentes de Ferraz. Tras ella intervendrán, según estas mismas fuentes, el líder del PSE, Eneko Andueza. Los socialistas vascos obtuvieron un buen resultado el pasado fin de semana que cambió la tendencia a la baja del PSOE. 

Salvador Illa, líder del PSC, será el siguiente. La campaña electoral en Catalunya ya ha comenzado y el dirigente socialista aspira a ser el más votado. Estaba previsto que compartiera actos con Sánchez tanto el pasado jueves como este domingo. A continuación será el turno de dos personas del núcleo de confianza del presidente del Gobierno en Moncloa y también integrantes de la dirección: Óscar Puente y Pilar Alegría.

Tras ambos ministros lo hará Ribera y después podrán intervenir los dirigentes territoriales que lo soliciten. Todas las direcciones autonómicas y provinciales han cerrado filas con Sánchez. Incluso las federaciones más críticas con su secretario general, las de Castilla-La Mancha y Aragón. El presidente castellano manchego, Emiliano García Page, asistirá al acto. 

Pantallas en la calle y 120 autobuses

Lo novedoso de este comité no queda solo en las intervenciones abiertas. Lo que se vivirá en las calles es una muestra de cómo la militancia socialista ha reaccionado al momento. Desde el jueves comenzó a circular una convocatoria para animar a concentrarse en Ferraz el sábado. Según destacan fuentes de la dirección socialista, se han organizado al menos 120 autobuses desde todos los puntos del Estado para que las bases acudan a la cita. 

Se espera, por tanto, la presencia de varios miles de personas en Ferraz. Una exhibición de fuerza militante que en las filas socialistas esperan sirva para algo. Para que Sánchez se sienta apoyado. Además, el PSOE instalará pantallas en la calle para que los asistentes puedan ver en directo las intervenciones de sus dirigentes.

Un «esfuerzo conjunto» que varias fuentes consultadas enmarcan en una reacción emocional y no coordinada. Espontánea y personal. Como también ha sido, insisten fuentes cercanas a Sánchez, la decisión de escribir la carta, parar y reflexionar por los ataques de la derecha y ultraderecha a su mujer, Begoña Gómez, y otros miembros de su familia. 

Estas mismas fuentes apuntan a que Sánchez sigue trabajando en su despacho con los miembros de su gabinete. «España no está sin presidente, solo ha cancelado la agenda pública», afirman en la dirección socialista. Del mismo modo las fuentes consultadas señalan que la reflexión personal la está haciendo, de momento, en solitario o con su familia y no con sus colaboradores. 

Por lo demás, las intervenciones públicas de dirigentes del PSOE lanzaron mensajes similares al jueves. Montero, Félix Bolaños o Patxi López tuvieron comparecencias ante los medios de comunicación. La vicepresidenta terminó una entrevista en La Sexta con palabras directas de «ánimo» para Sánchez, igual que hizo el día anterior. 

Al apoyo de su partido y de los socios de Gobierno se han unido también en las últimas horas varios referentes internacionales. Uno de los más destacados, por lo simbólico y por la situación de lawfare que sufrió, ha sido el presidente de Brasil, Lula Da Silva. El primer ministro de Albania, Edi Rama, o el comisario europeo Nicolas Schmit también han mostrado respaldo públicamente, entre otros. 

«La máquina del fango impulsada por la extrema derecha española ha buscado destruir la familia de Pedro Sánchez para detener las políticas progresistas. La política de la derecha es destruir a las personas», escribió también el presidente de Colombia, Gustavo Petro

Pocas certezas. Mezclas de «tristeza», «rabia» e «incertidumbre». Así, en líneas generales, es como vive el PSOE 48 horas después de una «carta a la ciudadanía» que ha generado un shock emocional pocas veces visto antes en una formación política. La cita de Ferraz será importante, pero no tiene que ser definitorio. Nadie quiere hablar de un proceso sucesorio donde Montero sería la persona más lógica para ejercerlo. Porque, insisten siempre quienes le conocen bien, Sánchez es impredecible. Y esta vez puede que mucho más. 

‘Lawfare’: cuando se busca por vía judicial dar un golpe de Estado blando contra Sánchez

Pedro Sánchez, Irene Montero, Mónica Oltra, Pablo Iglesias, Ada Colau o líderes internacionales como Antonio Costa o Lula da Silva han sido víctimas de lawfare.

La guerra judicial opera de la misma forma: una confabulación de jueces, pseudo medios de comunicación y entidades derechistas o ultraderechistas para subvertir la democracia en favor de posiciones reaccionarias que tienen una visión patrimonialista del poder.

Es lo que conocemos como golpe de Estado blando, una fórmula moderna de alterar el mandato democrático donde ya no es necesario militares o irrumpir por la fuerza en un Parlamento.

En esta ocasión, estamos ante el inicio de un nuevo caso de guerra judicial y que, parece, el presidente del Gobierno ha decidido frenar antes de que vaya a más. El caso afecta a su esposa, a Begoña Gómez.

TAGS RELACIONADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *