Skip to content

El PSOE se conjura para no sucumbir al desconcierto por el futuro de Pedro Sánchez

Spread the love

José Enrique Monrosi

Diversas querellas contra políticos han sido archivadas en los últimos años

Podemos, Colau, Oltra o Trias: el uso político de los tribunales antes del caso de la mujer de Pedro Sánchez

Oriol Solé Altimira / Lucas Marco / Alberto Pozas / Elena HerreraAudios ─ El Gobierno de Rajoy encargó en 2014 a Villarejo espiar al padre de Begoña Gómez

Imagen de archivo de Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

A qué se dedica Begoña Gómez y por qué se ha desatado una campaña en su contra

Elena Herrera─ La asociación ultracatólica HazteOir se suma a Manos Limpias y se querella contra Gómez

El presidente del Gobierno saliente Adolfo Suárez, conversa con Leopoldo Calvo Sotelo, entonces candidato a investidura, durante el congreso de la UCD en el que Suárez presentó su dimisión y fue elegido Agustín Rodríguez Sahagún como secretario general del partido. Palma de Mallorca, el 6 de febrero de 1981.

¿Y si Sánchez cediera el lunes su puesto a otra persona del PSOE? Ya ha pasado antes: de Suárez a Calvo Sotelo en 1981

Andrés Gil─ Noticias falsas, máquina del fango y acoso judicial cuando la derecha no gobierna: el caso de António Costa

Crónica

Sin noticias de Sánchez (ni de Begoña Gómez)

Esther Palomera

─ Miles de personas arropan a Pedro Sánchez en Ferraz

El boletín del director¿Merece la pena?

Ignacio Escolar

221103 DISTURBIOS TRANSICIÓN 2

Historiadores para desmontar el mito de la Transición pacífica: “La policía importó métodos del franquismo”

Marta Borraz

María Jesús Montero sale a la calle Ferraz para unirse a los manifestantes socialistas.

Crónica

Ahora Sánchez ya sabe hasta qué punto el PSOE lo necesita

Iñigo Sáenz de Ugarte

OpiniónDéjennos en paz

El Gran Wyoming

Por qué 'memificamos' la actualidad política.

Análisis

“A veces una chica solo necesita una carta a la ciudadanía”: por qué ‘memeficamos’ la política

María López Villodres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *