Skip to content

El sueño americano: Alemania fuera del euro

Spread the love

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) propondrá un referéndum sobre la salida de Alemania del euro (Dexit). Tras el Brexit, la hipotética salida de los alemanes de la eurozona conduciría en la práctica a la balcanización de Europa

Economía 10 febrero, 2024 Vicenzo Maddaloni El Viejo Topo

Como señala Joel Kotkin en la revista Forbes, durante décadas «los países del norte (Alemania, Noruega, Suecia, Dinamarca, Países Bajos, Finlandia y Reino Unido) han compensado las bajísimas tasas de fertilidad y la caída de la demanda interna con la llegada de inmigrantes y la creación de economías altamente productivas orientadas a la exportación». Siguiendo así la doctrina del Schuldenbremse (freno a la deuda) que Alemania introdujo en su Constitución en 2009 con el objetivo imperativo de que «cada generación pague sus propios gastos y no consuma los impuestos que sus hijos pagarán en forma de deuda».

Alemania lograría sucesivos superávits económicos en los últimos cinco años porque los tipos de interés cero o negativos del BCE exigían menos dinero para pagar la deuda pública y le permitieron acumular reservas para hacer frente a la crisis social COVID-19 con un impulso masivo de la inversión estimado en 20.000 millones de euros para reactivar la economía.

Sin embargo, según un análisis del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW), Alemania está actualmente lastrada por la guerra de Ucrania y el corte total del suministro de gas ruso, que ya han provocado una contracción de unos 100.000 millones de euros (2,5% del PIB). Los efectos secundarios de esta contracción serán la entrada de la economía en recesión y el aumento de la tasa de desempleo, junto con una inflación galopante y la liquidación de los excedentes comerciales.

El atasco de las locomotoras alemanas

Así, según euronews.com , la locomotora alemana se hundiría en el cuarto trimestre de 2023 (crecimiento negativo del PIB del 0,3 %) debido al aumento de los precios de la energía, la reducción de la producción industrial por la debilidad de la demanda europea, el estancamiento del consumo interno y la pérdida de competitividad frente al resto del mundo, lo que provocaría una fuerte caída de las exportaciones del 1,2 % en 2023.

Por otro lado, la subida de los tipos de interés por parte del BCE al 4,5%, combinada con una inflación galopante del 5,9% en 2023, se tradujo en un estancamiento de los salarios reales en Alemania, ajustes fiscales y recortes de las subvenciones agrícolas que pondrían en peligro el campo alemán y el resto del mundo. Más sindicatos en pie de guerra.

Charles Dumas (Lombard Street Research Londres), sostiene que «una vuelta al caro marco alemán comprimiría los beneficios, aumentaría la productividad y elevaría los ingresos reales de los consumidores, porque en lugar de prestar los excedentes de ahorro a los países periféricos, los alemanes podrían disfrutar de mejores niveles de vida en casa. «.

Según un reciente informe de la UE, 7,5 millones de alemanes trabajan en empleos con bajos ingresos (minijobs) y, según la ONG Paritätischer Gesamtverband, el porcentaje de personas en riesgo de pobreza en Alemania es del 14% (16,6% de la población).

Esto, unido a la elevada tasa de inmigrantes en Alemania (casi el 20%), provocará una exacerbación de los sentimientos xenófobos en la sociedad alemana (especialmente entre los alemanes del Este), debido a la reducción de la oferta de mano de obra, la consiguiente competencia feroz por los puestos de trabajo y la transformación de muchos distritos suburbanos en auténticos guetos de inmigrantes, por lo que cabe esperar un espectacular ascenso de los grupos de extrema derecha en las próximas elecciones de 2025.

¿Después del Brexit vendrá el Dexit?

Según una encuesta realizada por TNS-Emnid para el semanario Focus, el 26% de los alemanes se plantearía apoyar a un partido que quisiera sacar a Alemania del Euro, así lo afirma la estrella emergente del firmamento político alemán, «Alternativa para Alemania» («AfD»), formada inicialmente por académicos y empresarios, pero que se ha radicalizado y ha adoptado postulados claramente xenófobos, como la posible expulsión de millones de ciudadanos extranjeros, se plantea proponer un referéndum sobre la salida de Alemania del Euro (Dexit).

La hipotética salida de Alemania del euro significaría el principio del fin de la eurozona y la gestación de una nueva cartografía económica europea que supondría la vuelta al estancamiento de los compartimentos económicos y el triunfo de Estados Unidos en la balcanización de Europa.

Fuente: The Berlin89

Libros relacionados:

La jaula del euro. Por qué salir de él es internacionalista y de izquierdas
La chapuza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *