Skip to content

Elvira Taveras es Bernarda

Spread the love

Elvira Taveras es Bernarda, su interpretación la lleva por la estética del cotidiano dejando que solo el drama y su lógica adherida al espacio de una casa lo muestren en su complejidad

Anamín Santiago

  · 

Vea reportaje exclusivo de Nueva Pensamiento Crítico, oprima foto

Elvira Taveras es Bernarda, su interpretación la lleva por la estética del cotidiano dejando que solo el drama y su lógica adherida al espacio de una casa lo muestren en su complejidad. Esa insistencia de Bernarda de ser práctica y arreglarlo todo con un razonamiento impuesto o una orden, la actriz la asume llenándola de detalles. Se acerca al abismo negándolo. Hay una sensación que a penas puedo explicar, es que el trinomio de la directora, el escenógrafo y la actriz conforman a Bernarda. Forman una trenza protagónica. Y es que Bernarda es casa, es la mirada directiva desde afuera y es la interpretación. Bravo.

Sin que las categorías nos repriman, el montaje de La casa de Bernarda Alba de María Castillo es chejoviano. Aunque no se puede negar la formación rusa de la directora, quiero decir que este montaje es producto de una escena nacional caribeña, con historia y estéticas propias. Si usted creía que la Bernarda de Glenda Jackson superaba todo, éste levanta la bandera del signo físico por encima del meramente lingüístico. El respeto a Lorca se da viviéndolo.

El lenguaje se sabe mudo. Vine a reseñar un estreno, que es una vivencia tan entrañable que será difícil pasarla por el impotente intelecto. La Casa de Bernarda Alba de María Castillo se posiciona escuela de dirección, actuación, escenografía, en fin, en el misterio del arte.
Foto con María Castillo
Oprima la foto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *