Skip to content

EMPRENDEN SOLUCIONES NO GUBERNAMENTALES PARA MITIGAR LA EROSIÓN COSTERA

Spread the love

La protección y restauración de las barreras naturales — como manglares, arrecifes de coral y dunas — son esenciales para proteger la vida humana, las  propiedades y todo lo que comprende los ecosistemas del litoral costero

LUIS JOEL MÉNDEZ GONZÁLEZ Centro de Periodismo Investigativo

La protección y restauración de las barreras naturales — como manglares, arrecifes de coral y dunas — son esenciales para proteger la vida humana, las  propiedades y todo lo que comprende los ecosistemas del litoral costero. El Gobierno de Puerto Rico ha reconocido la importancia de estas barreras naturales, por lo que ha aprobado legislación, asignado fondos y desarrollado programas para su protección. No obstante, ha fracasado en ejecutar una política pública eficaz, con planes de manejo coherentes que — consecuentemente — integren a las comunidades y que sean excepcionales las variaciones  o los cambios a los usos permitidos en estas áreas, en lugar de la norma, reveló la investigación Inefectiva la protección costera  del Centro de Periodismo Investigativo.  

En medio de estas incongruencias, y muchas veces con asignaciones fiscales del Gobierno de Puerto Rico y el Gobierno de los Estados Unidos, organizaciones como la Corporación  para la Conservación del Estuario de la Bahía de San Juan, la Sociedad Ambiente Marino y la Fundación Surfrider trabajan proyectos que han resultado efectivos para mitigar la erosión, proteger los ecosistemas costeros y permitir a los residentes de este archipiélago el disfrute de sus recursos naturales. En estos tres vídeos muestran cómo lo hacen.

El mangle amortigua la actividad humana

La siembra de mangles es un proyecto de alta importancia ante los efectos del calentamiento global. No solo son una potente protección contra los embates de huracanes, también ayudan a reducir las inundaciones y son una fuente de enfriamiento a las comunidades cercanas. Mientras los bosques de mangle sufren por la tala humana, hay diversos proyectos en nuestro archipiélago para restaurarlos.

Vital la duna para la protección de vida y propiedad

Estas grandes acumulaciones de arena son una línea de defensa contra la fuerza del mar. Las comunidades han venido a su rescate ante su destrucción debido al uso de vehículos todo terreno, la extracción de arena, la deforestación y las construcciones en la Zona Marítimo Terrestre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *