Skip to content

En defensa de los terrenos agrícolas

Spread the love

Carta solicitando la denegación de garantía de préstamos a proyectos industriales de placas solares y baterías en terrenos agrícolas

Enviado por Federico Cintrón Fiallo

Carta solicitando la denegación de garantía de préstamos a proyectos industriales de placas solares y baterías en terrenos agrícolas

La información recopilada será utilizada únicamente para identificar a las personas firmantes por las autoridades pertinentes. Su información personal será tratada con confidencialidad y sólo se utilizará para los fines de esta petición. Gracias por el apoyo a nuestra campaña. Lea nuestra carta y firme al final: 

RE: SOLICITUD CIUDADANA PARA DENEGAR GARANTÍA DE PRÉSTAMO A PROYECTOS SOLARES A ESCALA INDUSTRIAL EN SALINAS Y GUAYAMA, PUERTO RICO


Estimado Sr. Jigar Shah,

Nos dirigimos a ustedes como ciudadanos preocupados por el impacto ambiental y social de los proyectos de energía solar propuestos por The AES Corporation, a través de su subsidiaria-afiliada, Clean Flexible Energy, LLC, en Salinas y Guayama, Puerto Rico. El proyecto se conoce colectivamente como Project Marahu. Solicitamos que la agencia deniegue la garantía de préstamo a estos proyectos o, en su defecto, se preparare una Declaración de Impacto Ambiental (EIS) en cumplimiento con la legislación del National Environmental Policy Act (NEPA).

La evaluación ambiental preliminar (EA) realizada por el DOE ha demostrado ser insuficiente. No se han tomado en cuenta adecuadamente los impactos a las comunidades locales y los asuntos ambientales críticos. A continuación, detallamos nuestras preocupaciones:

  • Uso de Terreno Agrícola: Los proyectos propuestos se encuentran en terrenos agrícolas de alta calidad, reservados para dicho uso de acuerdo a nuestra Ley 550-2004 del Plan de Uso de Terrenos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, y áreas ecológicamente sensibles. Nos preocupa que en la propia EA se reconozca que el desarrollo de los proyectos tendrán impactos permanentes en las tierras agrícolas. Es evidente que las construcciones impactarán la calidad de los terrenos agrícolas y resultan en amenazas a la calidad de vida de los habitantes y permanencia de la fauna y la flora del área. En la EA la erosión y la pérdida de estructura del suelo fueron catalogadas como impactos a corto plazo. De hecho, establecen que se espera que estos impactos sean “despreciables”, debido a la utilización de equipamiento pesado, la instalación de paneles solares y el tráfico vehicular entre los sitios. Sin embargo, estos llamados impactos a corto plazo, terminarán teniendo un efecto a largo plazo por la remoción de suelo fértil y que demora aproximadamente 500 años en formarse, la barrenación y colocación de cemento para fijar las columnas de las placas solares y la compactación de caminos para el tráfico vehicular, y según los modelos del desarrollo del proyecto, quedarían juntas para maximizar el área de captación de sol y disminuir la entrada de sol entre placas, para disminuir incidencia de enredaderas y plantas que bloqueen el sol. Todas estas medidas son contradictorias a un efecto de impactos a corto plazo y con el uso planteado por la ley 550-2004, donde el plan determinó que esos suelos son Suelos Rústicos Especialmente Protegido-Agrícola. Entre ambos proyectos propuestos para Salinas y Guayama y con las líneas de interconexión ocuparía 2,980 cuerdas (2,894.33 acres). En adición, el uso de estos terrenos para la instalación de proyectos de placas solares a escala industrial también pone en peligro el acceso local y seguro a alimentos, toda vez que, según incremente el paso de huracanes –efecto directo del cambio climático– más necesario es tener fuentes locales que garanticen la producción agrícola. Conocemos de primera mano esa necesidad, pues en un país donde se importa más del 85% de los alimentos, queda vulnerable luego de catástrofes atmosféricos como lo fue el Huracán Irma y María en el 2017.
  • Inundaciones y Gestión del Agua: La EA no ha abordado adecuadamente la mitigación de inundaciones en áreas propensas a este riesgo, lo que podría aumentar la sedimentación y el riesgo de inundaciones aguas abajo.   Tras el paso del Huracán Fiona en el 2022, la comunidad de El Coquí en Salinas, impactada ya por proyectos de energía solar a escala industrial como estos, catalogaron como históricas las inundaciones y señalaron la presencia de la multitud de placas solares como el factor principal de este cambio. Esta comunidad tuvo oportunidad de gestionar un informe Hídrico e Hidráulico por Salo Engineering, LLC donde se confirma que este proyecto industrial de placas solares en terrenos agrícolas propuesto, afectará de manera directa las comunidades urbanizadas localizadas justo aguas abajo al proyecto diseñado. Se sabe que la instalación de estos paneles puede afectar la permeabilidad del suelo, lo que puede ocasionar mayores inundaciones al acumularse más agua sobre el suelo, agua que, por ende, se traslada.
  • Información Inconsistente: Existen discrepancias significativas en los datos sobre las áreas de tierra y la capacidad de energía de los proyectos. Por ejemplo, en la Evaluación Ambiental se destaca que CFE pretende establecer 240 MW en terrenos de 640 acres para el proyecto de Salinas. Sin embargo en el mismo documento de Evaluación Ambiental se establece que se estarían utilizando 8 acres por cada 1MW. Lo cual implica un total de 1,920 acres. Esto es una discrepancia de 1,280 acres. Esto es preocupante, toda vez que no es posible para una agencia evaluadora, ni mucho menos para comunidades concernidas, medir los impactos reales de estos proyectos.
  • Impacto en el Agua Subterránea: Ambos sitios de los proyectos están en zonas de fallas activas, lo que podría afectar la recarga del agua subterránea. Además, el Acuífero de la Costa Sur, que ya está en estado crítico, podría verse aún más afectado con la extensiones de suelos que serán cubiertas con placas solares y no permitirá una recarga apropiada del Acuífero, del que se nutren las comunidades adyacentes y el municipio de Salinas en su mayoría. . 
  • Impacto en Comunidades Vulnerables: La EA no aborda adecuadamente los impactos acumulativos de justicia ambiental en las comunidades vulnerables de Guayama y Salinas, incluyendo el ruido de construcción que excede los límites legales y afecta a las escuelas cercanas. 
  • Insolvencia económica: el proyecto de Clean Flexible Energy es una entidad afiliada a AES quien ha tenido historial de mal manejo de las cenizas donde comunidades sureñas se han visto impactadas. En adición, AES ha solicitado Rescate Económico al gobierno de Puerto Rico por una crisis económica interna tan grave que estaban dispuestos a pasar la titularidad de la carbonera a alguna agencia pública.

Por estas razones, les instamos a denegar la garantía de préstamo a estos proyectos. En la alternativa, solicitamos una evaluación más exhaustiva y transparente a través de una Declaración de Impacto Ambiental (EIS) para asegurar que todos los impactos potenciales sean considerados adecuadamente y verdaderamente mitigados .

Agradecemos su atención y esperamos que la agencia tome las medidas necesarias para proteger nuestro medio ambiente y nuestras comunidades.

lustrodegloria@gmail.com Cambiar de cuenta

* Indica que la pregunta es obligatoria

Correo*

Nombre completo*

Municipio*

Correo electrónico*

Número de teléfono*

Firma Digital *

Yo, persona firmante, apoyo carta solicitando la denegación de préstamos a proyectos industriales de placas solares y baterías en terrenos agrícolas

Fecha*

DD

/

MM

/

AAAA

Envíame una copia de mis respuestas.

Nunca envíes contraseñas a través de Formularios de Google.

reCAPTCHA

PrivacidadTérminos

Este contenido no ha sido creado ni aprobado por Google. Denunciar abuso – Términos del Servicio – Política de Privacidad

 Formularios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *