Skip to content

¿Es la resistencia cultural suficiente para alcanzar la independencia nacional?

Spread the love

No porque digamos “Weepa”, nos acercamos a la independencia de Puerto Rico. Decir  “los boricuas digan Weepa” es por un lado una afirmación de una identidad nacional, o de la nacionalidad boricua, pero no por esto adelanta la independencia y soberanía de la nación.  Aquí yace la confusión, y lamentablemente, le dedicamos nuestra vida a comprar bacalaítos, a bailar comparsas de plena y bomba, y no adelantamos mucho en cuanto a alcanzar la libertad frente a los EE.UU. y al colonialismo de más de 500 años

Daniel NINA

(San Juan, 9:00 a.m.) No porque digamos “Weepa”, nos acercamos a la independencia de Puerto Rico. Decir  “los boricuas digan Weepa” es por un lado una afirmación de una identidad nacional, o de la nacionalidad boricua, pero no por esto adelanta la independencia y soberanía de la nación.  Aquí yace la confusión, y lamentablemente, le dedicamos nuestra vida a comprar bacalaítos, a bailar comparsas de plena y bomba, y no adelantamos mucho en cuanto a alcanzar la libertad frente a los EE.UU. y al colonialismo de más de 500 años.
Si algo nos recordó Maripily y su triunfo en La Casa de los Famosos, es que nos unimos como pueblo baja afirmación y creencia de nuestra identidad.  Ser boricua lo afirmamos continuamente, y pintamos las banderas, y decimos que lo hacemos mejor, en fin, que nos sentimos orgullosos de nuestra historia, nuestro pasado, nuestros héroes y heroínas.  Pero no pasa nada, y no alcanzamos la independencia nacional.
Ante este cuadro, habría que comenzar a vincular los procesos de producción de cultura, es decir lo que hoy vinculamos con una resistencia cultura de afirmación de la cultura nacional dominante en Puerto Rico y en la diáspora, pero que la misma no abala nada, para transforma la relación colonial existente y liberarnos de la misma.
Hoy la cultura sirve tanto para promover un junte de afirmación nacional con la diáspora, como para promover la estadidad para la isla o para desarrollar una campaña de mercado efectiva. Para lo que no ha servido la resistencia cultural, es para adelantar y alcanzar la independencia nacional. Ni en Washington ven la resistencia cultural como un obstáculo el proyecto descolonización por vía de la independencia. Pensemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *