Skip to content

Estudio revela motivaciones principales de los boricuas para irse de la isla

Spread the love

La calidad de vida y la criminalidad son algunos de los puntos por los cuales los puertorriqueños han decidido partir

Foto de Archivo Metro Puerto Rico/Dennis A. Jones (Dennis A.)

Por Nilda Núñez Lamboy

La búsqueda de una mejor calidad de vida es el motor para el éxodo de puertorriqueños que se relocalizan en alguno de los 50 estados de Estados Unidos. Así lo concluyó un estudio realizado por la Cámara de Comercio de Puerto Rico, para abordar el desafío demográfico que enfrenta la isla.

El presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico, el licenciado Ramón Pérez Blanco, presentó los resultados del estudio, que estuvo a cargo de IPSOS PR.

Según Pérez Blanco, el éxodo de ciudadanos puertorriqueños se ha debido principalmente a la búsqueda de mejores oportunidades laborales y una mejor calidad de vida. El estudio reveló que la salud y la educación son factores fundamentales que influyen en la decisión de los puertorriqueños de permanecer en la isla o emigrar. La falta de acceso a servicios de salud de calidad y la preocupación por la educación de sus hijos son motivos recurrentes entre aquellos que han abandonado Puerto Rico.

“El puertorriqueño no se fue porque quiso, sino porque buscaba una mejor calidad de vida. El tema de la salud y la educación son fundamentales en la decisión de dónde vivir, ya sea en la isla o fuera de ella”, señaló Pérez Blanco.

Por otro lado, aquellos que han regresado a la isla en los últimos años destacan el fuerte vínculo emocional con su tierra natal como el principal motivo para volver. Sin embargo, también reconocen que existen áreas que necesitan mejoras significativas, como la estabilidad laboral y el costo de vida.

La directora gerente de IPSOS PRRoxana Trabanco, señaló que el estudio reveló que el 32% de los encuestados expresaron su deseo de regresar a Puerto Rico en los próximos cinco años, siempre y cuando se mejoren ciertos aspectos clave, como la estabilidad laboral y salarial, así como las condiciones generales de vida en la isla.

“Ellos (la diáspora) entienden, que tiene que haber una situación más estable en términos de trabajo, de salario. No es que los salarios no sean suficientes es que, para el costo de vida es muy poco”, aseguró Trabanco.

El licenciado José Julio Aparicio, de asuntos federales de la Cámara de Comercio, destacó la importancia de este estudio cuando la población de Puerto Rico está disminuyendo, lo que afecta al sector comercial y a la vitalidad y sostenibilidad de la isla en su conjunto.

El estudio revela que la diáspora puertorriqueña se compone sobre todo de adultos jóvenes con niveles de ingresos relativamente altos. Un análisis demográfico muestra que la mayoría de los encuestados tienen entre 25 y 45 años, con un nivel educativo medio a alto y una experiencia laboral estable en los Estados Unidos.

Según las cifras recopiladas, aproximadamente el 30% de los encuestados citan la delincuencia como el principal problema en Puerto Rico, seguido de cerca por los problemas económicos, con un 25% de menciones.

Además, el estudio revela que la diáspora se mantiene informada principalmente a través de las redes sociales e Internet sobre las cuestiones públicas y sociales en Puerto Rico. Esto sugiere la necesidad de una comunicación efectiva por parte de las autoridades para abordar las preocupaciones y promover las oportunidades en la isla.

Motivaciones para mudarse y consideraciones de regreso

En cuanto a las motivaciones para mudarse de Puerto Rico, el estudio identifica cuatro grandes grupos de razones: calidad de vida, empleo, servicios y costes. Los salarios y las oportunidades de crecimiento laboral se destacan como los principales beneficios considerados al trasladarse desde Puerto Rico, junto con el seguro médico y la flexibilidad horaria.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Comercio señaló que la educación es un factor importante para considerar irse de la isla.

“El tú poder poner a tus hijos en una escuela pública que funcione tiene un efecto de mejorar tu calidad de vida dramáticamente, porque no estás sacrificándote para pagar el colegio privado como hacen muchas familias en Puerto Rico. Porque nuestro departamento de educación, con ciertas excepciones, no está haciendo un buen trabajo educando así que creo que ahí no hay sorpresas”, criticó Pérez Blanco.

Por otro lado, las principales razones para considerar el regreso a Puerto Rico incluyen la mejora de los salarios, los servicios sanitarios, las oportunidades de empleo y los menores índices de delincuencia. Estos hallazgos sugieren que hay un interés significativo entre la diáspora en regresar a la isla si se abordan adecuadamente estas preocupaciones.

Los boricuas que regresan

En cuanto a aquellos que han regresado a Puerto Rico, el estudio revela un perfil demográfico diferente. Predominantemente hombres de 45 años en adelante con ingresos más bajos, los retornados muestran una tendencia hacia una mayor inclinación emocional en su decisión de regresar. La familia y la “nostalgia” de Puerto Rico se destacan como factores clave que motivaron su retorno a la isla.

Según Trabanco, “las oportunidades laborales y el crecimiento personal son factores determinantes para aquellos que se fueron, mientras que el arraigo emocional y el deseo de reunirse con la familia impulsan a los que han regresado”.

Sin embargo, los retornados también enfrentan desafíos persistentes, incluido el alto costo de vida, el desempleo y la inseguridad económica. A pesar de estos desafíos, la mayoría de los retornados indican una alta satisfacción con su decisión de regresar, principalmente por estar con su familia y estar de regreso en su país.

Consideraciones de votación

En términos de participación cívica, el estudio revela que la mayoría de los retornados están registrados para votar en Puerto Rico, con más de la mitad indicando una probabilidad de votar en las elecciones de 2024 en la isla.

Además, aunque la intención de recomendar el regreso a Puerto Rico no es tan fuerte como la satisfacción de regresar, la mayoría de los retornados muestran una intención positiva de recomendar el regreso a otros.

En respuesta a estos hallazgos, la Cámara de Comercio llevará a cabo el Innovation Expo, donde se presentarán las conclusiones del estudio a líderes políticos, empresariales e industriales. Se espera que este evento genere discusiones y propuestas concretas para abordar el reto demográfico y revitalizar la economía de Puerto Rico.

“Lo único que yo espero es que este sea el primer paso de una discusión que involucre a todos los sectores. Espero que el sector privado reconozca primero la importancia del tema y, segundo, que se inserte en las discusiones de política pública para abordar esos temas e invertir en estudios más detallados, como grupos focales, para comprender mejor los impulsores. Yo creo que eso es importante”, concluyó Pérez Blanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *