Skip to content

EXCLUSIVA: Luis Arce conversa con Rafael Correa tras la intentona golpista en Bolivia

Spread the love

En este episodio especial de ‘Conversando con Correa. Golpes de Estado’, el presidente de Bolivia, Luis Arce, habla con Rafael Correa sobre el intento de golpe de Estado que vivió su país. Esta es la primera entrevista que concede desde el golpe militar fallido perpetrado este miércoles.

RT

En este nuevo episodio especial de ‘Conversando con Correa. Golpes de Estado’, Rafael Correa habla con el presidente de Bolivia, Luis Arce, sobre el intento de golpe de Estado que su país vivió este miércoles.

Durante la entrevista, que es la primera tras los hechos, el mandatario recordó que un día antes de la intentona golpista, el general Juan José Zúñiniga hizo unas declaraciones a los medios de comunicación que «transgredían la Constitución política del Estado», detallando que las Fuerzas Armadas del país no deben entremeterse en los sistemas políticos. «El día anterior, nosotros ya habíamos tomado la decisión de separarlo del Comando del Ejército», dijo.

Recordando su encuentro con Zúñiga, Arce señaló: «Le exigí que respetara ese mando y que replegara a todas las tropas militares que estaban en la plaza Murillo. Él se negó. Yo traté de convencerlo, él se negó».

Luis Arce en exclusiva para RT: "Siempre existen intereses externos detrás de los golpes de Estado"

Luis Arce en exclusiva para RT: «Siempre existen intereses externos detrás de los golpes de Estado»

«Inmediatamente, nosotros […] informábamos por teléfono, comunicando con todos, con todas las organizaciones, con todos los que podíamos en ese momento, la situación que atravesábamos en Bolivia», señaló Arce.

En ese contexto, destacó la rapidez con la que el pueblo boliviano llegó a la plaza Murillo, donde tuvieron lugar los hechos. «El pueblo boliviano salió a las calles a defender la democracia», indicó el presidente.

«En todo el país el pueblo boliviano empezó a movilizarse. Tomaron calles, plazas, inclusive tenemos videos donde muchas organizaciones, el pueblo fue a las puertas y hacia los cuarteles, a tomar los cuarteles para evitar que salieran más militares que podían apoyar ese intento de golpe de Estado», relató.

«Se mostró allí un pueblo boliviano completamente comprometido con la democracia».

Arce dijo que «también hay que agradecer a muchos presidentes» y organismos internacionales que mostraron su solidaridad con Bolivia.

¿Por qué no se consolidó la intentona golpista?

Comentando por qué no se consolidó este golpe de Estado, Arce declaró que «hubieron varias unidades del Ejército que no se movieron».

«Sin duda alguna, hubiera unidades que no respondieron, o que al menos tardaron en responder. Y esa tardanza fue la que justamente ocasionó el nerviosismo de la gente que estaba dando el golpe de Estado y la desincentivó», declaró el mandatario.

Arce reiteró que «un hecho fundamental» ha sido que «la Policía no haya reaccionado y, evidentemente, varias unidades, varias divisiones del Ejército tampoco hicieran caso a esas instrucciones».

Habrá «una investigación completa»

El presidente indicó que el intento de golpe de Estado fue no solamente perpetrado por militares. «Está claro que hay participación de militares jubilados y también está claro que hay participación de personas civiles en el golpe de Estado», señaló.

Arce afirmó que «es la investigación completa que tenemos que hacer en nuestro país» para establecer dónde están los móviles, dónde se generaron las ideas y dónde están los autores intelectuales. La investigación es necesaria «para hallar a los verdaderos culpables intelectuales». «Porque estos son solamente los que operan, […] pero alguien está detrás, alguien es el quien financia, alguien es el quien promete cosas«, indicó.

«Siempre los móviles de ese tipo de cosas al final tienen que ver con un aspecto económico. […] Al menos en la historia de nuestro país siempre estaba detrás algún recurso natural, algún interés económico que han tenido en su momento las oligarquías, las castas que gobernaban nuestro país o que ahora quieren apoderarse también», dijo.

De acuerdo con las palabras del jefe de Estado boliviano, «hay un gran apoyo cuando el Gobierno arranca políticas soberanas, como la industrialización».

Abordando el tema de EE.UU. —que ve como una cuestión de su seguridad nacional el control sobre la región del «triángulo de litio» que incluye a Argentina, Bolivia y Chile— Arce señaló que «no solamente se refirió al litio». «En nuestro caso se refirió a las tierras raras, en nuestro caso se refirió a que somos la reserva de agua dulce», detalló, agregando que el país va «a entrar en la profunda investigación para encontrar no solamente a los autores materiales, sino también a los autores intelectuales de este fallido golpe de Estado».

Al recordar el golpe de Estado que se produjo en Bolivia en 2019, Arce dijo que «hay diferencias». «El golpe del 2019 tiene sus diferencias porque en ese momento, cuando se produce el golpe de Estado, no entran tanquetas a la plaza Murillo, no entran soldados a la plaza Murillo», afirmó.

«Primero, se genera un vacío de poderes generado por la derecha para tomar el Estado y el control del Gobierno y de las diferentes instancias de Gobierno, pero no había una sola tanqueta», recordó.

¿Cómo evitar que esto vuelva a ocurrir?

Al ser preguntado sobre cómo evitar que esto vuelva a ocurrir, el mandatario boliviano resaltó que «las ambiciones insanas, antiéticas, inmorales son las que están conduciendo lamentablemente a este tipo de hechos».

«Esto es absolutamente inconcebible, lo que pasa. Los militares juran ante la Constitución política del Estado respetarla. Y hay móviles, móviles que son apetitos inclusive hasta personales en algunos casos; pero son ambiciones, ambiciones económicas, ambiciones de poder. La ambición lamentablemente aquí juega en contra de la humanidad«, enfatizó.

Arce sostuvo que «hay un apetito voraz por el poder en algunos casos» y «también hay apetitos voraces por temas económicos, por controlar ciertos recursos, por tener el control sobre ciertos materiales que hoy por hoy se convierten en los estratégicos y que motivan a que haya alguien que incentive y que vaya […] calentando las orejas de varios de ellos para que tomen este tipo de aventuras que felizmente, en nuestro caso, no han prosperado».

Al mismo tiempo, opinó que «el sistema capitalista es uno de los principales factores que motiva todo ello». «Todo se convierte en una mercancía que [hace que] ya nada tenga ni dignidad, ni patriotismo, ni principios, ni ideología para defender», afirmó.

«Yo creo que va a tener que pasar mucho tiempo para que tengamos militares realmente comprometidos, no con un gobierno, sino con sus pueblos».

  • Este miércoles, un gran número de militares bolivianos se apertrecharon en la plaza Murillo, en La Paz, en las inmediaciones de las sedes del Poder Ejecutivo y del Legislativo del país, e incluso entraron por la fuerza al palacio presidencial. Ante los hechos, Luis Arce afirmó que se trataba de un intento de golpe de Estado y juramentó a un nuevo alto mando militar.
  • Posteriormente las tropas que habían llegado hasta la Plaza Murillo se retiraron una vez que los nuevos comandantes ordenaron su repliegue.
  • Las acciones de los militares generaron una ola de repudio a nivel internacional. No solo en el extranjero, sino en el propio país, el intento de golpe de Estado provocó indignación. Así, cientos de personas se aglutinaron en las cercanías del palacio presidencial para rechazar las acciones de los militares. Con cánticos, los manifestantes expresaron su respaldo al mandatario boliviano, asegurando que «no está solo».

Luis Arce en exclusiva para RT: «Siempre existen intereses externos detrás de los golpes de Estado»

Publicado:27 jun 2024 23:02 GMT

Nuestra corresponsal Camila Lozano viajó a La Paz, donde tuvo la oportunidad de hablar en exclusiva con el presidente de Bolivia, Luis Arce, tras la tensa jornada que vivió el país este miércoles con el fallido golpe de Estado. Además, no se pierdan la charla del mandatario con el expresidente ecuatoriano Rafael Correa en la edición especial del programa ‘Conversando con Correa’, solo en RT.

Luego del intento de golpe de Estado que se produjo este miércoles en Bolivia, el presidente de la nación, Luis Arce, ha concedido a RT una entrevista exclusiva este jueves en la que analiza y profundiza sobre el tema.

En diálogo con nuestra corresponsal Camila Lozano, el mandatario comentó la posible intromisión externa si se baraja la versión de que algunos actores en el extranjero estarían implicados en la intentona golpista.

Según precisó Arce, en todo golpe de Estado en Latinoamérica, además de «intereses internos», siempre han existido «intereses externos». En el caso concreto de Bolivia, este fenómeno ha sido «prácticamente una constante», aseguró.

Todos los golpes de Estado en el país han tenido como premisa el tema económico. El más reciente de ellos, el del 2019, ha sido el tema del litio, comentó.

«Nosotros nos encontrábamos en ese momento negociando la adjudicación de un contrato a largo plazo con el litio. Por eso nosotros nunca descartamos que haya intereses internos y externos siempre detrás de los golpes de Estado», aseveró el presidente.

En una rueda de prensa presidida en este jornada, Arce informó que al menos 14 personas resultaron heridas por los militares que participaron en la operación golpista del día de ayer.

NO SE PIERDAN LA ENTREVISTA COMPLETA EXCLUSIVA DE RAFAEL CORREA CON LUIS ARCE EN LA EDICIÓN ESPECIAL DEL PROGRAMA ‘CONVERSANDO CON CORREA’.

Intentona golpista

Numerosos militares bolivianos se apertrecharon este 26 de junio en la plaza Murillo, en La Paz, en las inmediaciones de las sedes del Poder Ejecutivo y Legislativo del país. El presidente boliviano, Luis Arce, denunció «movilizaciones irregulares de algunas unidades del Ejército boliviano» las cuales, posteriormente, entrarían por la fuerza al palacio presidencial. Arce afirmó que se trataba de un intento de golpe de Estado e hizo un llamado a defender la democracia.

Detrás de las acciones estaba el general recién destituido, Juan José Zúñiga, quien afirmó que entre los militares había «molestia» por el clima político en Bolivia y amenazó con la llegada de un «nuevo gabinete». Zúñiga y Arce se reunieron en el palacio de Gobierno.

Posteriormente, Arce procedió a posesionar a un nuevo alto mando militar. Las tropas que habían llegado hasta la plaza Murillo se retiraron, una vez que los nuevos comandantes ordenaron su repliegue. Entretanto, Zúñiga fue detenido horas más tarde, acusado de encabezar la intentona golpista en contra de la Administración del presidente. Al menos 16 militares y civiles también fueron arrestados.

En medio de los acontecimientos el pueblo boliviano salió a las calles en apoyo al presidente. Manifestantes se reunieron en la plaza Murillo en rechazo al levantamiento militar y exigieron prisión y todo el peso de la ley sobre Zúñiga y los demás involucrados. Con cánticos, expresaron su respaldo a Arce, también conocido como ‘Lucho’. «Lucho no está solo, carajo. Lucho no está solo, carajo», gritaron.

Muchos bolivianos permanecieron hasta horas de la noche en los alrededores del palacio presidencial como muestra de respaldo a Arce y su Gabinete. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *