Skip to content

Finalmente lo han logrado, “imagínate, un Puerto Rico sin puertorriqueños”

Spread the love

En una noticia que debería ser escandalosa, el centro de investigación Estudios Técnicos, Inc., ha rendido un informe donde destaca la caída en el poder adquisitivo de ciudadano boricua promedio. La media se encuentra hoy en un 58 por ciento. Esto quiere decir, que tenemos menos dinero para comprar una propiedad, lo cual nos convierte en personas pobres. 

(San Juan, 1:00 p.m.) En una noticia que debería ser escandalosa, el centro de investigación Estudios Técnicos, Inc., ha rendido un informe donde destaca la caída en el poder adquisitivo de ciudadano boricua promedio. La media se encuentra hoy en un 58 por ciento. Esto quiere decir, que tenemos menos dinero para comprar una propiedad, lo cual nos convierte en personas pobres.  

Ya lo había dicho Edwin Miranda, entonces CEO de la agencia de publicidad del COI, en el chat de Telegram de los “hermanos” de Ricardo Rosselló. En su momento Miranda argumentó que había que imaginarse vivir en un Puerto Rico sin puertorriqueños.  Terrible, pero pese a todos los fondos federales, el PNP lo está logrando.  Es simplemente algo terrible.  El desplazamiento de la población boricua, se da por muchas variables, pero la falta de poder adquisitivo para la compra del hogar, es una de ellas.

Lo que no indica el informe de Estudios Técnicos Inc., es la desigualdad imperante en el mercado de bienes raíces, donde el índice adquisición de las personas ha disminuido, pero los valores de los bienes raíces han aumentado. Esto refleja una gran disparidad en el mercado actual, donde las casas de millonarios se siguen vendiendo, mientras las de las clases medias para uso residencial, están aguantadas.

Finalmente, se hace imperioso, como hemos comentado en varios artículos, reducir el riesgo de ser desplazados de nuestro propio país.  Una forma de hacerlo es eliminando completamente la Ley 22, hoy Ley 60, la cual le da múltiples beneficios a los inversionistas.  Es momento de pensar para beneficio de nosotros.  Pensemos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *