Skip to content

Gaza al borde de la catástrofe humanitaria: la ONU advierte de que solo quedan alimentos básicos para 3 días

Spread the love

El asedio de Israel sobre la Franja de Gaza, territorio que ya ha quedado dividido en dos por el ejército hebreo, lleva días provocando una gran falta de combustible, lo que provoca que solo funcionen la mitad de los hospitales, y ahora también existe una amenaza al suministro de alimentos básicos

Imágenes de Gaza (Foto: Hosny Salah/Pixabay CC 2.0)

DiarioCrítico

El asedio de Israel sobre la Franja de Gaza, territorio que ya ha quedado dividido en dos por el ejército hebreo, lleva días provocando una gran falta de combustible, lo que provoca que solo funcionen la mitad de los hospitales, y ahora también existe una amenaza al suministro de alimentos básicos.

A pesar del paso de algunos camiones con ayuda humanitaria desde el paso de Rafah, en la frontera sur de Gaza con Egipto, la ONU asegura que esa ayuda no está siendo suficiente. El arroz, el aceite vegetal o las legumbres pueden acabarse antes del próximo fin de semana según los cálculos que ha enseñado este lunes el Programa Mundial de Alimentos.

El PMA recuerda además que parte de los alimentos que tiene listos para distribuir en el sur de la Franja, como galletas, van a caducar a principios de diciembre y tienen que ser repartidos cuanto antes.

Hasta ahora, han entrado en el sur de Gaza unos 400 camiones, pero Naciones Unidas asegura desde hace días en que ese numero debe multiplicarse y, sobre todo, que el flujo de entrada de ayuda debe ser regular y constante, y no puntual como hasta estos momentos.

La ONU pide un alto el fuego

En un comunicado conjunto, algo que no es nada común, los directores y directoras de las principales agencias de la ONU, entre ellas ACNUR, la OMS o UNICEF, han exigido un alto el fuego inmediato en Gaza por las “horribles matanzas” que están teniendo lugar en la Franja. Sin citar de modo explícito a Israel en ningún punto del texto, las agencias de Naciones Unidas definen como “un escándalo” que se prive de combustible, alimentos o agua a más de 2 millones de personas.

En el texto, la ONU critica el bombardeo de “casas, refugios, hospitales y lugares de culto”, y señala que al menos 88 trabajadores de la agencia de la ONU para los refugiados en Palestina, la UNRWA, han sido asesinados. Un dato que, según Naciones Unidas, es el número más alto de bajas de trabajadores de Naciones Unidas nunca registrado en un único conflicto.

Más allá de la ONU, Médicos sin Fronteras ha alertado además de que la escasa ayuda que puede llegar por el paso fronterizo de Rafah es insuficiente porque no puede llegar además al norte de la Franja, donde continúan asediadas miles de personas. Esta organización además ha denunciado que han muerto niños que estaban refugiados en escuelas de la ONU.

Me preocupa el trauma psicológico que les va a quedar a los niños“, ha indicado a los periodistas Raúl Incertis, el anestesista español de esta organización que se marchó la pasada semana de Gaza. Incertis también ha relatado algunas imágenes que presenció en la Franja: “en un colegio conté 12 tazas de váter. Y cuando nos fuimos había ya 35.000 personas allí. Eso toca a una taza de váter por unas 3.000 personas”, ha explicado.

También ha contado cómo algunos profesionales sanitarios deben escoger a qué pacientes seguir manteniendo conectados a máquinas para aprovechar la escasa electricidad con la que cuentan: “esas decisiones son como los triajes. Se toman en consideración de qué paciente tiene más posibilidades de sobrevivir entre dos, según sus heridas o su edad“.

Borrell apela a la comunidad internacional

Por otra parte, en la mañana de este lunes, el Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, ha solicitado además a la Unión Europea, y a la comunidad internacional en su conjunto, que mantenga su papel no sólo humanitario, sino también político, para poder influir en un acuerdo de paz duradero para Gaza.

La tragedia en Oriente Próximo es el resultado de un fallo político y moral colectivo“, ha comentado Borrell, por el que “son los israelíes y los palestinos los que están pagando un alto precio por ese fallo”. Piensa Borrell que la solución definitiva no llegará sólo por la vía militar: “Estamos ante una oportunidad única para la paz. Sin una estrategia política nadie va a ganar una batalla contra el terrorismo”.

Por último, el representante europeo ha admitido que la comunidad internacional ha fallado en la consecución de la coexistencia pacífica de dos Estados, tal y como se buscó al terminar la II Guerra Mundial. “Nuestro fallo procede de una falta de voluntad para resolver el problema entre Israel y Palestina. No hemos creado ninguna hoja de ruta creíble para llegar a los dos Estados“, ha terminado Borrell.

Gaza

ONU (Naciones Unidas)

Conflicto israelí palestino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *