Skip to content

Hermandad de Empleados Exentos No Docentes en defensa de la Universidad

Spread the love

Es nuestro faro de conocimiento y progreso, corre el riesgo de
perder su campeonato más importante ante el asedio de enemigos en ambos lados de la
cancha

La Universidad; sobreviviendo el asedio de enemigos internos y externos
Carlos J De León
Presidente
Hermandad de Empleados Exentos No Docentes
La Universidad de Puerto Rico, nuestro faro de conocimiento y progreso, corre el riesgo de
perder su campeonato más importante ante el asedio de enemigos en ambos lados de la
cancha. La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico, presidida por el CPA Ricardo
Dalmau Santana, entregó su obligación de proteger y defender nuestra Institución.
La Junta de Gobierno ha preferido someterse en lugar de enfrentar al gobernador Pedro
Pierluisi, quien acabade reducir nuevamente el presupuesto de la Universidad de cara al
próximo año fiscal. En vez de repudiar los recortes y luchar porque se le devuelva la
asignación constitucional que en ley nos pertenece, se conforma con mendigar migajas a
la Junta de Control Fiscal, esa que secuestró el futuro de la Universidad y del país. Esta
actitud no solo es indigna, sino también peligrosa y criminal.
Los continuos recortes al presupuesto de la Universidad, que iniciaron en 2016, no ahora
como lo quiere hacer ver el CPA Dalmau, no solo ponen en riesgo los servicios que
ofrecemos los docentes y no docentes a los estudiantes, sino que también amenaza a la
Universidad misma, a nuestro Sistema de Retiro y el Plan Médico de los y las trabajadoras
universitarias. Nuestros jóvenes, el futuro de nuestro País, merecen una educación de
calidad, no un sistema precarizado por las políticas de austeridad.
Puerto Rico se encuentra en una encrucijada histórica con la Universidad. No podemos
entregar este partido buscando enfrentarnos a un equipo más débil. O ganamos ahora o
perdemos para siempre. Al país le urge mantener una educación sólida para nuestra
juventud, servicios efectivos y una infraestructura digna y adecuada a sus necesidades.
Pero la realidad es que la someten a una política pública anti universitaria, que privilegia a
los mediocres y es cómplice de que tengamos un presupuesto diezmado. Es una
administración entregada a los enemigos externos en lugar de defender los valores y
objetivos universitarios.
13 de mayo de 2024
Faltando cinco minutos en el partido, el comunicado de la Junta de Gobierno mendigando
granos de sal resulta ser una defensa tímida, cobarde y tardía. El CPA Dalmau, tristemente
no ha demostrado ser el líder que necesitamos desde que llegó a la presidencia ni, mucho
menos, en estos tiempos difíciles. No solo se descalificó para ser parte del cuadro final del

TeamUPR, sino que tampoco es el Dalmau correcto para tomar el último tiro y ganar el

juego del Proyecto Social más importante en la historia del País. Se parece más al jugador
que viene en la güira con guille de estrella, pero al final se tropieza con sus propios tenis
frente al indigno y vergonzoso juego de la Junta de Control Fiscal.
Le exigimos a la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico que haga el trabajo que
le corresponde hacer. Ya tienen en su cancha hace meses el Convenio Colectivo 2024-2027
ratificado por la matrícula de la Hermandad. Ahora les toca ratificarlo en su próxima reunión
del 30 de mayo de 2024 y ordenarle al presidente Dr. Luis Ferrao, que lo firme
inmediatamente.
Además, exigimos también

  • un Plan Fiscal ajustado a las necesidades universitarias;
  • que acabe la atrición en los puestos no docentes;
  • que garantice un Plan de Clasificación y Retribución que le haga justicia salarial a la
    clase obrera universitaria;
  • que proteja el Plan Médico Único;
  • que deje de atacar a nuestro Sistema de Retiro, el cual está mucho mejor en nuestras
    manos que cuando estaba en la de ellos.
    La Universidad es más que su presupuesto. Es símbolo de nuestra identidad
    puertorriqueña, es el motor de nuestro progreso y la inversión para el futuro del país. No
    permitamos que la sacrifiquen en el altar de la ignominia.
    ESTUDIANTES, DOCENTES Y NO DOCENTES:
    agarremos el balón, levantemos una defensa a cancha completa,
    luchemos por nuestro tesoro y ganemos este juego.
    ¡Combativos y militantes! ¡Unidos y adelante!
    ¡JUNTOS SOMOS MÁS FUERTES!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *