Skip to content

Homenaje a Filiberto Ojeda en su natalicio

Spread the love

Porque la flor es de un día y dura escaso un aliento pero su rabia es divina y cuando muere, otra estira su lanza de sufrimiento – Hamid Galib

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *