Skip to content

Insurrección energética

Spread the love

Se llamó Insurrección Energética y fue una alegre victoria en todo el sentido de la palabra

por Aliña Marrero
Esta es la historia. En el mes de agosto, los bomberos cerraron el Paradise cuatro horas antes de un estreno. La razón fue la ausencia de electricidad. No pasó una semana cuando Casa Pueblo donó placas solares al teatro y también las instaló. El Paradise convirtió en el primer teatro con soberanía energética en Puerto Rico. Eso era motivo suficiente de celebración. Pero el hecho de que la solución no llegó del gobierno, empodera a la gente común, y esa celebración no tiene precio. Ricardo Cobián, director artístico del Paradise, y Manolito planificaron y montaron la celebración, con una bohemia, en menos de tres semanas. Se llamó Insurrección Energética y fue una alegre victoria en todo el sentido de la palabra. Esa noche, la noche del jueves 26 de octubre, también se inauguró el café teatro del Paradise, que es bajo techo, dentro del local. La actividad comenzó con el tambor de Jesús Sánchez y en el principio de El fatasma del Paradise, mi obra que estrenó hace un año en el teatro.
PD. A las dos de la tarde del jueves, los bomberos, debo decir, un bombero , fue al Paradise a inspeccionar. El Paradise pasó la prueba. Agradecemos enormemente a las personas que dieron la queja, porque ese fue el trampolín para esta magna celebración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *