Skip to content

Jornada de debate sobre el derecho democrático a la comunicación organizada por el Grupo Plurinacional Sumar en el Día Mundial de la Libertad de Prensa

Spread the love

La crisis de credibilidad y confianza respecto a medios y profesionales de la información debe ser respondida de forma concertada desde los poderes públicos y el sector de la comunicación para garantizar los principios constitucionales de transparencia, pluralismo y participación ciudadana

Foto: ONU / Violaine Martin

MUNDO OBRERO REDACCIÓN

El Grupo Plurinacional Sumar organiza hoy en el Congreso la jornada “Los retos de la libertad de prensa. Hacia el derecho democrático a la comunicación” para celebrar el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Francisco Sierra, diputado y portavoz de Sumar en la Comisión de Calidad Democrática, impulsa este encuentro que reúne a especialistas del mundo de la comunicación, representantes de los gremios periodísticos y a parlamentarios.

Uno de los objetivos de la cita es inaugurar un foro permanente de debate que defina una agenda común de acciones institucionales que contribuyan a mejorar la calidad democrática de nuestro sistema de información, en un contexto de crisis del periodismo y peligrosa deriva de la desinformación promovida en redes y por algunos diarios digitales.

“La asignatura pendiente de nuestra democracia —señala el diputado Sierra en la nota de presentación de la actividad— es cumplir con el artículo 20 de la Constitución para garantizar el derecho de acceso y participación, y poder responder a los retos de la transición digital con mayores garantías jurídicas, con herramientas democráticas, además de una arquitectura normativa e institucional que haga posible el Derecho a la Comunicación”.

Añade el diputado la necesidad de un sistema informativo equilibrado, plural. Considera que los bulos y las campañas de lawfare contra el Gobierno de coalición progresista, en general, y destacados dirigentes de la izquierda en nuestro país y su entorno familiar, se identifican en la Unión Europea (UE) como “un peligro para la convivencia democrática, un problema de salud pública que requiere de acciones del Estado frente a las amenazas a la libertad de prensa de grupos de extrema derecha y oligopolios informativos hiperconcentrados”.

En opinión de Sierra el pluralismo y la diversidad mediática están amenazados en nuestro país por el dominio de operadores foráneos como las compañías de Silicon Valley y la concentración del poder económico. La crisis de credibilidad y confianza respecto a medios y profesionales de la información debe ser respondida de forma concertada desde los poderes públicos y el sector de la comunicación para garantizar los principios constitucionales de transparencia, pluralismo y participación ciudadana.

Programa de las jornadas de Sumar sobre la libertad de prensa

Fuente: izquierdaunida.org

ETIQUETAS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *