Skip to content

La calma colonial no existe [entre el inglés en la selección nacional y la reaparición de Alexandra Lúgaro, nos quedamos colonizados]

Spread the love

La victoria de Puerto Rico anoche contra Italia, es un pronunciamiento anti colonial

DANIEL NINA

(San Juan, 1:00 p.m.) Como todo puertorriqueño de a pie, nos hemos disfrutado el torneo FIBA del repechaje olímpico. La victoria de Puerto Rico anoche contra Italia, es un pronunciamiento anti colonial.  Es la primera vez en 12 ocasiones que les logramos ganar.  Superación del síndrome colonial. No obstante, esto lo hemos logrado utilizando distintos artificios para montar una selección nacional que redefine la identidad local, y tiene a todo el mundo hablando en inglés. Curioso, pero ver al dirigente nacional, Nelson Colon, dar las instrucciones en inglés, es un acto de profundizar en el colonialismo americano.

El español es una lengua colonial. Pero en Puerto Rico en la década de 1930, nos apropiamos del mismo y lo hicimos nuestro.  A partir de este momento, el español y no el taino, ha definido la cultura nacional.  Por lo tanto, el inglés es un problema con el cual tenemos que bregar, pues no lo imponen continuamente los burócratas de Washington, así como las fuerzas anexionistas del Partido Nuevo Progresista (PNP).  Pero no es un idioma que nos pertenece, sino se trata de una nueva imposición.  Ante este cuadro, nuestro rol es continuamente romper con toda la relación o determinación colonial que nos imponga dejar de ser lo que hemos sido.

Ante este cuadro, cada vez que intentamos crear una nueva fórmula, pasa algo. Lo último, la intervención no solicitada de Alexandra Lúgaro, pasada candidata a la gobernación del Movimiento victoria Ciudadana (MVC), quien estando fuera del quehacer político, intervino en una programación radial y periodística, para criticar el desarrollo de la Alianza Patria, desde la perspectiva de su antiguo partido. Ni bien ni mal, lo que si es que su pronunciamiento debilita la alianza, y fortalece en todo caso al PNP.  A fin de cuentas ella lo que habla es que la vertiente estadista no tiene espacio en la Alianza Patria. 

Nosotros tenemos que dirigir el país hacia un destino de libertad e independencia.  No obstante, no podemos permitir que se descarrile este objetivo ni que las agendas sean alteradas, sobre todo por fuerzas sociales, individuales o colectivas, que descarrilan nuestro norte. La Alianza Patria, es el primer proyecto dirigido a reconceptualizar el país y la política nacional.  Por lo tanto, nuestro apoyo.  Pensemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *