Skip to content

La CEPAL define el camino hacia un crecimiento inclusivo para América Latina y el Caribe

Spread the love

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha revisado al alza la proyección de crecimiento para las economías de la región en 2024. Según las nuevas estimaciones dadas a conocer el 9 de mayo, se espera un crecimiento promedio del 2,1% este año, con diferencias en las tasas de crecimiento entre América del Sur, América Central y México, y el Caribe.
Sin embargo, este crecimiento proyectado se mantiene en la senda del bajo crecimiento económico observado en los últimos años en la región. La CEPAL ha señalado que el gran desafío es avanzar hacia un crecimiento más alto, dinámico e inclusivo.

ROMÁN SAMOT

(San Juan, 9:00 a.m.) La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha revisado al alza la proyección de crecimiento para las economías de la región en 2024. Según las nuevas estimaciones dadas a conocer el 9 de mayo, se espera un crecimiento promedio del 2,1% este año, con diferencias en las tasas de crecimiento entre América del Sur, América Central y México, y el Caribe.
Sin embargo, este crecimiento proyectado se mantiene en la senda del bajo crecimiento económico observado en los últimos años en la región. La CEPAL ha señalado que el gran desafío es avanzar hacia un crecimiento más alto, dinámico e inclusivo.
La región se enfrenta a un escenario internacional complejo, con un crecimiento de la actividad económica y el comercio global por debajo de los promedios históricos, así como tasas de interés altas en los países desarrollados. Esto ha generado mayores costos de financiamiento para los países emergentes, incluida la región.
En el ámbito interno, la disminución de la inflación ha permitido a varios bancos centrales reducir sus tasas de interés de política, lo que podría tener un impacto positivo en la actividad económica. Sin embargo, existen riesgos en los mercados globales, como tensiones geopolíticas y aumentos en los precios de los productos básicos, que podrían afectar el crecimiento económico mundial.
La CEPAL ha identificado tres trampas que limitan el desarrollo de la región: una trampa de bajo crecimiento, una trampa de alta desigualdad y baja movilidad social, y una trampa de baja capacidad institucional y gobernanza ineficaz. Estas trampas condicionan la consecución de una Agenda 2030 inclusiva.
Para dinamizar el crecimiento, la CEPAL destaca la importancia de aumentar la productividad y la inversión en capital físico y humano. Es fundamental invertir de manera más eficiente, adoptar nuevas tecnologías, fomentar iniciativas de clústeres y buenas prácticas de negocios, y aprovechar el capital social y ambiental de las economías.
La CEPAL ha identificado sectores impulsores para un crecimiento sostenible e inclusivo, como infraestructura, telecomunicaciones, digitalización, investigación y desarrollo, salud y educación. Estas áreas son críticas para incrementar la productividad y adaptarse a los cambios que la digitalización y la automatización traen consigo.
En conclusión, para lograr un crecimiento más dinámico e inclusivo en la región, es fundamental superar las trampas que limitan el desarrollo e invertir en sectores clave para aumentar la productividad y la competitividad. La colaboración entre los países de la región y el fortalecimiento de las políticas públicas serán clave para alcanzar estos objetivos y avanzar hacia un desarrollo social inclusivo en línea con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *