Skip to content

La cinta ‘Anatomie d’une chute’ gana la Palma de Oro en Cannes

Spread the love

Cannes. La directora francesa Justine Triet ganó este sábado la Palma de Oro del 76 Festival de Cannes por Anatomie d’une chute, convirtiéndose en la tercera directora consagrada en la historia del certamen.

La directora francesa, Justine Triet, ganó la Palma de Oro del Festival de Cine de Cannes con su película ‘Anatomie d’une chute’. Foto Afp

La Jornada

La película narra con sobriedad el juicio de una viuda (Sandra Hüller) acusada de matar a su marido en un chalet en los Alpes franceses.

La cineasta de 44 años se corona después de Jane Campion (The Piano Lesson, 1993) y dos años después de Julia Ducournau (Titanium, 2021), confirmando el lento movimiento hacia la igualdad en una industria cinematográfica dominada por hombres.

Este nuevo hito atestigua el éxito del cine francés en festivales internacionales, tras el León de Oro otorgado a Audrey Diwan en 2021 en Venecia por The event y el Oso de Oro en febrero a Nicolas Philibert por Sur l’adamant.

Justine Triet llega a la cima del cine después de cuatro películas, entre ellas Sibyl, ya seleccionada en Cannes.

Anatomie d’une chute muestra como la justicia se ve obligada a diseccionar la vida de una familia en la búsqueda de la verdad.

Destaca en la película la actuación de la actriz alemana Sandra Hüller, doble participante en Cannes, ya que actúa también en The zone of interest, del británico Jonathan Glazer, que ganó el Gran Premio de Cannes.

Las escenas del juicio son centrales, llevadas por el enfrentamiento entre el fiscal general, interpretado por Antoine Reinartz, y el abogado del acusado (Swann Arlaud).

El director Jonathan Glazer se lleva el Gran Premio del Festival

El director británico Jonathan Glazer ganó este sábado el Gran Premio del Festival de Cannes, el segundo en importancia, por The Zone of Interest, que reconstituye la vida familiar de un comandante del campo de exterminio nazi de Auschwitz, un retrato escalofriante de «la banalidad del mal».

Rodada con extrema precisión, The Zone of Interest fue una de las películas visualmente más radicales del certamen: sin filmar ni una sola escena de violencia, logra sumergir al espectador en un ambiente opresivo y denunciar la capacidad de los seres humanos de ignorar el horror.

Más de 1,1 millones de personas fueron asesinadas por los nazis en Auschwitz entre 1940 y 1945, de las cuales casi un millón eran judíos.

Casi cuatro décadas después de la monumental suma Shoah de Claude Lanzmann, el jurado presidido por el director sueco Ruben Östlund eligió una obra que renueva profundamente la forma de filmar el Holocausto.

La película, con una estética extremadamente elaborada, contrasta fuertemente con otras obras de referencia de la época, como La lista de Schindler de Spielberg o El pianista de Roman Polanski (Palma de Oro en 2002).

A sus 58 años, el director de Under The Skin, alcanza la consagración tras solo cuatro películas en 23 años de carrera.

Glazer dedicó el premio al novelista británico Martin Amis, cuyo libro homónimo inspiró esta obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *