Skip to content

La Corte Suprema de EE.UU. concede a Trump inmunidad parcial por sus actos en una polémica decisión que supone una victoria para el expresidente

Spread the love

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó este lunes que el expresidente Donald Trump tiene inmunidad parcial a la hora de ser procesado por acciones que llevó a cabo durante su período en la Casa Blanca

Trump el 6 de enero de 2021 en el Capitolio
  • Redacción
  • Role,BBC News Mundo
  • 1 julio 2024Actualizado 4 horas

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó este lunes que el expresidente Donald Trump tiene inmunidad parcial a la hora de ser procesado por acciones que llevó a cabo durante su período en la Casa Blanca.

El tribunal le otorgó el derecho a «inmunidad absoluta contra el procesamiento penal» por aquellas acciones de carácter oficial que llevó a cabo durante su mandato.

Sin embargo, decidió que Trump carece de inmunidad en el caso de acciones no oficiales.

Los magistrados de la Corte Suprema, de mayoría conservadora, emitieron el veredicto con 6 votos a favor y 3 en contra.

Una «victoria» para Trump

“Concluimos que, bajo nuestra estructura constitucional de separación de poderes, la naturaleza del poder presidencial requiere que un expresidente tenga cierta inmunidad contra el procesamiento penal por actos oficiales durante su mandato”, escribió el presidente del tribunal, John Roberts, en el documento que explica el veredicto.

Saltar Recomendamos y continuar leyendo

Recomendamos

Final de Recomendamos

Afirmó que, “al menos con respecto al ejercicio por parte del presidente de sus poderes constitucionales básicos, esta inmunidad debe ser absoluta».

Matizó, sin embargo, que “el presidente no goza de inmunidad por sus actos no oficiales, y no todo lo que hace es oficial. El presidente no está por encima de la ley”.

Trump valoró la decisión como una «gran victoria para nuestra Constitución y democracia» en un post de su red social Truth Social.

La mayoría de los analistas consideran que el fallo supone una victoria para el republicano.

Donald Trump
Pie de foto,Los críticos de Trump consideran que su discurso del 6 de enero de 2021 sirvió para incitar el ataque al Capitolio, algo que él niega.

«Un precedente peligroso»

Por su parte, la campaña de Joe Biden para las elecciones expresó que el fallo de la Corte Suprema «no cambia los hechos» de lo que sucedió el 6 de enero de 2021 y afirmó que Trump «piensa que está por encima de la ley y está dispuesto a hacer cualquier cosa para ganar y conservar el poder».

Esta fue también la opinión de una de los 3 jueces que votaron en contra, Sonia Sotomayor, quien ironizó que debido a esta sentencia «el presidente es ahora un monarca» que está «por encima de la ley».

En la tarde del lunes, el presidente Biden dijo en un mensaje televisado que la decisión de la Corte es un «precedente peligroso».

«Esta nación fue fundada sobre el principio de que no hay reyes en Estados Unidos. Cada uno de nosotros es igual ante la ley. Nadie, nadie está por encima de la ley. Ni siquiera el presidente de Estados Unidos.

«Es casi seguro que la decisión [del tribunal] de hoy significa que prácticamente no hay límites a lo que un presidente puede hacer», dijo Biden.

«El hombre que envió a esa turba al Capitolio de Estados Unidos se enfrenta a una posible condena penal por lo ocurrido ese día. El pueblo estadounidense merece tener una respuesta en los tribunales antes de las próximas elecciones», aseguró el mandatario.

Biden se refería a que Trump estaba siendo juzgado por su presunto papel en estimular los disturbios.

«Ahora, debido a la decisión [del tribunal] de hoy, eso es muy, muy improbable», dijo Biden.

Los 3 casos contra el expresidente

Donald Trump, que siempre ha mantenido su inocencia, afronta tres casos penales.

El primero se vincula a sus denuncias de un supuesto fraude en las elecciones de noviembre de 2020 que perdió contra Joe Biden y el asalto al Capitolio perpetrado por sus seguidores el 6 de enero de 2021.

Los fiscales federales alegan que Trump presionó a funcionarios para revertir los resultados de los comicios, difundió deliberadamente mentiras sobre el supuesto fraude electoral y trató de explotar los disturbios en el Capitolio del 6 de enero de 2021 para retrasar la certificación de la victoria de Biden y permanecer en el poder.

Por ello fue acusado de cuatro cargos penales, entre ellos conspiración para menoscabar a Estados Unidos y conspiración contra los derechos de los ciudadanos.

Asaltantes al Capitolio
Pie de foto,Trump fue investigado por su proceder durante el asalto al Capitolio.

Otro caso separado también tiene que ver con las elecciones de 2020, en este caso en el estado de Georgia, donde perdió por un estrecho margen.

El expresidente y otras 18 personas están acusadas de conspirar criminalmente para revertir aquella derrota por medios ilícitos.

La investigación se basa en parte en una llamada telefónica filtrada en la que Trump pidió al principal funcionario electoral del estado que le «encontrara 11.780 votos».

El tercer caso es el de los documentos clasificados de la Casa Blanca que el exmandatario habría llevado a su residencia de Mar-a-Lago después de dejar el cargo.

Se investiga, además, si obstruyó los esfuerzos del FBI para recuperar los archivos, así como la investigación criminal sobre su manejo de los mismos.

La mayoría de los cargos en este caso son por retención intencional de información de defensa nacional, algo recogido en la Ley de Espionaje.

Actuaciones «oficiales» y «no oficiales»

El documento en el que los magistrados de la Corte Suprema explicaron su decisión contiene algunas pistas sobre qué actuaciones de Trump se consideran oficiales, y por tanto estarían protegidas por la inmunidad, y cuáles no.

Por ejemplo, sería una actuación oficial haber ordenado al Departamento de Justicia que debatiera con los estados sobre la investigación del supuesto fraude electoral.

También haber hablado con el entonces vicepresidente Mike Pence, a quien Trump presionó para que no certificara los resultados de las elecciones de 2020.

Asimismo, consideraron «oficiales» el discurso que Trump pronunció la mañana del 6 de enero de 2021 -en el que alentó a manifestantes a marchar hacia el Capitolio y sugiriendo que podría unirse a ellos- y los tweets que envió ese día.

Trump y Pence
Pie de foto,Trump trató de que su vicepresidente no permitiera entregar el poder a Biden tras las elecciones.

Los jueces de la Corte Suprema dejan en manos de tribunales inferiores determinar si ciertos actos se consideran “no oficiales”.

Uno de ellos es haber tratado de convencer a funcionarios estatales de que el presunto fraude electoral implicaba que estos debían cambiar los votos del estado a favor de Trump.

Otro es haber creado listas de los llamados «falsos electores» para que los estados las enviaran al Congreso a certificar que Trump había ganado las elecciones en lugares donde, en realidad, las perdió.

Ambos están relacionados con los cargos que el expresidente enfrenta en Georgia.

La campaña de Donald Trump para las elecciones de 2024 ha estado salpicada por varios escándalos judiciales.

A finales de mayo fue declarado culpable de 34 cargos en un juicio en Nueva York por falsificación de documentos para ocultar un pago a cambio de silencio a la exestrella porno Stormy Daniels.

El fallo convirtió a Trump en el primer expresidente estadounidense en la historia condenado en un juicio penal.

línea

Trump no obtiene inmunidad total, pero se anota una victoria

Análisis de Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en América del Norte

El fallo del lunes deja satisfechos al expresidente y a su equipo.

Según el tribunal, Donald Trump tiene inmunidad total para actos oficiales como mandatario relacionados con sus deberes constitucionales básicos.

Además, existe una presunción de inmunidad para cualquier otro acto oficial.

En términos prácticos, significa que los fiscales tendrán que esforzarse mucho más para presentar su caso sobre la interferencia electoral y el asalto del 6 de enero al Capitolio de Estados Unidos.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, describió unas directrices que podrían ser especialmente perjudiciales para el caso de la fiscalía contra Trump.

Los intentos del exmandatario de presionar al vicepresidente Mike Pence para que no certificara la victoria electoral de Joe Biden –una parte esencial del caso del fiscal especial Jack Smith– son un tipo de acción oficial sujeta a un estándar más alto de escrutinio legal.

Sus comunicaciones con funcionarios del Departamento de Justicia tienen absoluta inmunidad.

Y también se considerarían acciones oficiales los comentarios del presidente el 6 de enero, que supuestamente incitaron al ataque al Capitolio.

El tribunal añadió, sin embargo, que Trump carece de inmunidad por acciones no oficiales, lo que significa que aún podría enfrentar algunos cargos.

Pero la decisión del tribunal garantiza que este caso se retrasará mucho más allá de las elecciones presidenciales de noviembre, mientras un tribunal inferior pone en práctica los detalles de esta decisión.

Puede que el tribunal no haya concedido a Trump la inmunidad total que exigía, pero en la práctica se trata de una gran victoria para el expresidente.

línea

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTubeInstagramTikTokXFacebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Trump se convierte en el primer expresidente de EE.UU. en ser hallado culpable en un juicio penal30 mayo 2024

Temas relacionados

Contenido relacionado

Donald Trump

¿Qué impacto tendrá la condena a Trump en las elecciones presidenciales de noviembre?

31 mayo 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *