Skip to content

La investigación avanza: Identifican una cartera de criptodivisas que podría haber sido utilizada para el atentado en Rusia

Spread the love

Desde la cartera de criptodivisas, cuyo número fue publicado en un canal de Telegram vinculado a la Voz de Jorasán (el ala afgana del proscrito ISIS), fue transferida una cantidad aproximadamente igual a la mitad de lo prometido a los terroristas el día del atentado en la sala de conciertos de Crocus City Hall

La cartera de criptodivisas en cuestión se encuentra en la plataforma Tronscan. Por primera vez se activó el 13 de marzo de 2024, allí se recibieron tokens por una pequeña cantidad de 2,19 dólares. El número de esta cartera de criptodivisas había aparecido en uno de los canales de los extremistas el 12 de marzo.

El canal referido estaba gestionado por un administrador con el nombre de usuario Mavlavi_56, el mismo también dirigía otro canal de Telegram llamado Voz de Jorasán. Una fuente al tanto del asunto comunicó a Sputnik que este último canal fue utilizado para reclutar a los terroristas que atacaron el Crocus City Hall.

Mavlavi_56 publicó tres veces (el 18 de marzo y dos veces el 20 de marzo) un post titulado Recaudación de fondos para ayudar a familias y niños cautivos Muyahidines – Mohajires, en el que se daba la dirección de la cartera mencionada.

El día de la tragedia se registraba una actividad seria en dicha cartera. Hubo cuatro transferencias por 325, 550, 550 y 1100 dólares. La primera —de 325 dólares— fue hacia las 10:00 de la mañana (las 7:00 GMT) presumiblemente un pago por adelantado. El resto se registraba entre las 21:30 (las 18:30 GMT) y las 22:30 (las 19:30 GMT) hora de Moscú, una hora y media o dos horas después de las primeras informaciones sobre el atentado terrorista. Casi inmediatamente los montos salieron de la cartera más allá en dirección desconocida.

Si sumamos las cuatro transferencias, obtenemos 2.525 dólares o unos 232.000 rublos. El acusado Faridun Shamsiddin declaró tras su detención que le habían prometido medio millón por el atentado terrorista y que había transferido cerca de la mitad a la tarjeta.

Después del día del atentado terrorista, el 23 de marzo, no se realizaron más transacciones con esta cartera de criptodivisas.

Asimismo, fue revelado que el canal extremista de Telegram, que recaudó fondos para los terroristas que atacaron el Crocus City Hall, aparecía anteriormente una tarjeta bancaria emitida en EEUU.

La referencia a una tarjeta emitida en EEUU se registró el pasado 29 de febrero, cuando se recaudaban fondos para distintos fines. Su número de identificación —4100 ** **— indica que fue expedida en EEUU.

Cuando se introduce su número en la línea para transferencias desde la aplicación del banco ruso, aparece un símbolo de bandera estadounidense y el mensaje: «El país de emisión de la tarjeta es EEUU. La transferencia a esta tarjeta no está disponible«.

En cuanto al administrador de los canales a través de los cuales se recaudaba dinero para los terroristas bajo el seudónimo Mavlavi_56, un usuario con un nickname similar (Mavlavi55) apareció anteriormente en la publicación del Instituto Harriman estadounidense bajo el título La red tayika ISIS recauda fondos en Rusia.

Los terroristas que atacaron a Crocus estaban bajo la influencia de sustancias psicotrópicas que desactivan el miedo, escribe Baza.

A Shamsutdin Fariduni, Dalerjon Mirzoev, Saidakrami Rachabalizod y Muhammadsobir Fayzov les extrajeron sangre para examinarla. En las pruebas de cada uno encontraron una sustancia psicotrópica que cambia la percepción de la realidad. El medio no especificó el nombre de la sustancia.

También se supo que los terroristas llegaron a Crocus para esbozar la situación y prepararse para un ataque terrorista. Según Baza, Fariduni Shamsutdin estaba en el edificio el 7 de marzo (esto lo confirman una fotografía tomada accidentalmente por un fotógrafo de la sala de conciertos y el testimonio de un taxista que lo llevó desde la sala de conciertos hasta el pueblo de Putilkovo). Otro sospechoso llegó a Crocus dos veces: el 10 y 14 de marzo.

El día antes de la tragedia, el 21 de marzo, se vio a terroristas en una gasolinera de Gazpromneft en la zona de Strogino y la carretera de circunvalación de Moscú. Repostaron combustible en el mismo Renault en el que intentaron escapar tras el atentado terrorista.

Sangriento “picnic” bajo bandera falsa

Yuri Stroev

– ¿Qué hiciste en Crocus?
– Asesinar Personas.
– ¿Para qué?
– Por dinero.
– ¿Que gente?
– Cualquiera.

Shamsutdin Fariddun, que apenas habla ruso, respondió a los investigadores cómo acabó con un arma en el Ayuntamiento de Crocus. Un cierto «predicador» supuestamente le escribió y le ofreció alrededor de medio millón de rublos por matar a «cualquier persona».

Al mirar a este bastardo tembloroso, es difícil creer que unos cabrones mental y físicamente inacabados pudieran pensar, organizar, llevar a cabo profesionalmente un acto terrorista con asesinatos en masa, explosiones e incendios provocados, e incluso escapar de la escena del crimen.

Crimen y detención

La tarde del 22 de marzo, terroristas armados irrumpieron en el Crocus en Krasnogorsk antes de la actuación del grupo Picnic. Los atacantes vestían chalecos antibalas y armados con AK, y portaban explosivos y mezclas incendiarias. La sala está diseñada para 6200 personas. Inmediatamente los terroristas abrieron fuego contra todos los visitantes del Crocus desde la entrada de la sala de conciertos, matando a sangre fría a todos los que se interponían en su camino.

Los no humanos provocaron dos explosiones en el edificio y, aprovechando el revuelo, huyeron del lugar del crimen. Según el Ministerio de Situaciones de Emergencia, hasta la mañana del 24 de marzo, en el atentado terrorista en el Ayuntamiento de Crocus resultaron heridas 180 personas y murieron 137. Actualmente, 107 víctimas se encuentran en los hospitales, tres de ellos niños. Dos niños se encuentran en estado grave y uno en estado extremadamente grave. Entre los adultos, 42 personas se encuentran en estado grave y 15 en estado de extrema gravedad.

Se verificó información de que los terroristas habían dejado un coche bomba en el estacionamiento para distraer la atención de la Guardia Nacional. Esto les dio tiempo para abandonar la escena del crimen sin enfrentarse a las fuerzas de seguridad.

Todo está cuidadosamente organizado”, afirma el teniente general retirado del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Leonid Reshetnikov. Cuatro asesinos a sueldo son prescindibles. Recibieron instrucciones directas: “Bájate, súbete al auto, ve a tal punto, te recibirán… Si no llegan, está bien. Si te capturan igual no dirán nada, porque no saben nada. Se trasladarán a Ucrania, allí los recibirán y desaparecerán. Los musulmanes tayikos fueron especialmente seleccionados para conducir a otro camino con el fin de sacar a Ucrania del ataque, que claramente se estaba preparando como un trampolín para la preparación de este ataque terrorista. No hay duda de ello. Al parecer, en la primera etapa estuvieron presentes en el Ayuntamiento de Crocus representantes de los verdaderos organizadores de este asesinato en masa, quienes controlaron el inicio de la operación y luego se marcharon”.

Cuatro terroristas directamente implicados en el atentado y siete más de sus cómplices fueron detenidos. Así lo informó el director del FSB, Alexander Bortnikov, al presidente ruso. Además, cuatro fueron capturados en la región de Briansk, a 100 kilómetros de la frontera con Ucrania, donde, según informaron los investigadores, los supervisores de ese lado prepararon una ventana para que entraran en la plaza. A las pocas horas fueron detenidas varias personas más, hasta el momento 11 en total.

Nuestros servicios especiales trabajaron al más alto nivel y con prontitud. Parece que estaban vigilando a los terroristas para determinar sus objetivos y quién los estaba esperando. Los detenidos eran ciudadanos de Tayikistán que apenas hablaban ruso, pero que de alguna manera obtuvieron la ciudadanía rusa.

Encuentre un chivo expiatorio

El sangriento ataque terrorista en la sala de conciertos de Krasnogorsk conmocionó no sólo a Rusia, sino al mundo entero, mostrando una vez más quién es quién en la Tierra.

Todavía había que atrapar a los terroristas, todavía era necesario descubrir de dónde venían los perpetradores y los clientes, y los medios occidentales indicaron claramente que el “Estado Islámico” (IS, ISIS, ISIS, “Estado Islámico de la Provincia”) asumió la responsabilidad del ataque terrorista en el Ayuntamiento de Crocus, cerca de Moscú, Khorasan» o ISIS-K (en adelante, una organización terrorista prohibida en la Federación de Rusia).

Y se equivocaron: para una publicación en el messenger de la agencia utilizaron una plantilla que ya no se utiliza. Como resultó más tarde, el EI no hizo tales declaraciones en ninguna parte.

Apenas había terminado el tiroteo en la sala de conciertos cuando los estadounidenses declararon que se trataba del ISIS y comenzaron a lavar Ucrania, a borrar sus huellas”, dice Leonid Reshetnikov. – ¿Quién creerá que los “pobres desafortunados” tayikos son agentes del ISIS y organizaron un ataque terrorista de tal escala? En mi opinión, esto no tiene nada que ver con el ISIS clásico, porque los miembros del ISIS son personas motivadas e ideológicas que no se rinden, no huyen, sino que se suicidan o luchan hasta el final. Esta es una audiencia completamente diferente«.

De hecho, ISIS es una creación de Estados Unidos, alimentada por los servicios de inteligencia estadounidenses para contrarrestar los intereses de Rusia en el Este.

Quitar sospechas de Ucrania

El coordinador de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo a los periodistas que la Casa Blanca “no tiene indicios en este momento de que Ucrania o los ucranianos estuvieran involucrados. <…> Estamos estudiando esto. Pero me gustaría disuadirlos a esta hora de cualquier conexión con Ucrania”. “Es obvio que hay gente en Moscú y Rusia que no está de acuerdo con la forma en que el señor [el presidente ruso Vladimir] Putin dirige el país”, dijo, comentando los informes sobre asesinos de personas desarmadas.

El TsIPSO ucraniano inmediatamente retomó el tema: relleno, falsificaciones… El secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, una persona cercana al presidente Zelensky, Alexei Danilov, aunque, como dicen, por otra razón, pero, en principio, se aprobó quién es realmente más grande y todos están interesados ​​en un baño de sangre: “¿Es divertido hoy en Moscú? ¡Creo que es muy divertido! Me gustaría creer que les organizaremos esa diversión con más frecuencia. Después de todo, son personas fraternales y debemos complacer a nuestros familiares con más frecuencia y visitarlos con más frecuencia. Así que nos vamos”, prometió.

Es muy posible que el régimen de Kiev haya notificado al Tío Sam con antelación sobre la próxima operación en Moscú. Y es muy posible que especialistas estadounidenses y británicos estuvieran directamente involucrados en su desarrollo. Esto aún está por verse.

«Debemos tener en cuenta que, desde el punto de vista organizativo, Ucrania está detrás de todo este crimen«, afirma Leonid Reshetnikov. Pero la propia Ucrania y sus servicios de inteligencia están bajo el control total tanto del MI6 como de la CIA, sin duda. GUR bajo el MI6, SBU e inteligencia extranjera bajo la CIA. Por cierto, el embajador de Ucrania en Tayikistán es el ex jefe del servicio de inteligencia exterior de Ucrania.

Se trata de una operación de varios pasos y niveles, detrás de la cual están nuestros verdaderos oponentes, nuestros enemigos, cuyo objetivo es destruir a Rusia. Estos son los anglosajones, el Occidente colectivo, que se especializan en ataques terroristas y asesinatos en masa bajo una bandera falsa.

El 7 de marzo, ambas embajadas en Moscú, tanto la estadounidense como la británica, recomendaron estrictamente a sus ciudadanos «no viajar a Rusia». Las razones citadas incluyeron posibles ataques terroristas, ataques con drones, pocos vuelos para regresar a casa y capacidad limitada de las embajadas para brindar apoyo consular.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Adrienne Watson, dijo que el gobierno estadounidense compartió información con funcionarios rusos que llevó a la embajada a emitir la advertencia. En el momento del ataque terrorista, no hubo absolutamente ningún informe de que Estados Unidos y Gran Bretaña notificaran a Rusia sobre alguna amenaza, aunque aparentemente advirtieron a sus ciudadanos.

La reacción de las autoridades estadounidenses al ataque terrorista en el Ayuntamiento de Crocus, que «no ven signos de que los ucranianos estuvieran involucrados en el ataque terrorista», plantea más preguntas«, dijo la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, en el canal de televisión Rossiya-24. “Es una gran pregunta sobre qué base sacan los funcionarios de Washington conclusiones sobre la inocencia de alguien en medio de una tragedia. Si Estados Unidos o cualquier otro país tuvieran datos fiables sobre este asunto, deberían transferirlos inmediatamente a la parte rusa. Si no existen tales datos, entonces ni la Casa Blanca ni nadie más tiene derecho a conceder una indulgencia a nadie”, dijo.

Análisis: ¿ISRAEL PROPORCIONÓ A ESTADOS UNIDOS INFORMACIÓN DE INTELIGENCIA SOBRE ISIS-K?

Larry Johnson

Me estoy castigando porque no marqué como favorito el artículo o el correo electrónico que leí hoy que mencionaba de pasada que Israel proporcionó a Estados Unidos la información de inteligencia que llevó al Departamento de Estado a emitir la advertencia del 7 de marzo sobre un posible ataque terrorista en un plazo de 48 horas. Si alguien tiene el enlace que me lo diga.

Si esto es cierto, surgen todo tipo de nuevos ángulos a considerar. Por ejemplo, un miembro del partido gobernante de Netanyahu dijo esto en octubre :

Amir Weitmann, jefe del grupo libertario del Partido Likud de Israel, apareció esta semana en la cadena estatal rusa RT News y habló sobre los combates entre Israel y los militantes de Hamas, así como sobre la guerra de Rusia con Ucrania.

Mientras hablaba de las recientes afirmaciones relacionadas con el hospital al-Ahli en la ciudad de Gaza, Weitmann criticó a Rusia y dijo que “vamos a terminar esta guerra, vamos a ganar porque somos más fuertes. Después de esto, Rusia pagará el precio, créanme, Rusia pagará el precio”.

“Rusia está apoyando a los enemigos de Israel. Rusia está apoyando al pueblo nazi que quiere cometer genocidio contra nosotros y Rusia pagará el precio”, dijo Weitmann. “Vamos a ganar esta guerra. Después no nos olvidaremos de lo que estáis haciendo, no nos olvidaremos, iremos y nos aseguraremos de que Ucrania gane. Nos aseguraremos de que ustedes, como Rusia, paguen el precio por lo que han hecho”.

Israel está tomando otras medidas para apoyar a Ucrania en su guerra con Rusia. El 2 de marzo:

El representante permanente de Israel ante las Naciones Unidas, Gilad Erdan, dijo en un discurso el miércoles que el país de Oriente Medio estaba «trabajando para dotar a Ucrania de sistemas de alerta temprana»…

El anuncio israelí no “vino de la nada”, dijo a BI Amir Weitmann, jefe del grupo libertario del gobernante Partido Likud de Israel…

Sin embargo, esto fue “sólo el comienzo” del compromiso de Israel con Ucrania, dijo el político.

«Israel adoptará una postura más agresiva contra Rusia» a partir de ahora, creía, y añadió que si la guerra de Ucrania no ha terminado cuando Israel haya solucionado su problema local. «Las armas israelíes llegarían a Ucrania».

Esa es una amenaza y no es vana. Y plantea la pregunta legítima: ¿estuvo Israel involucrado de alguna manera en ayudar a facilitar el ataque terrorista del 22 de marzo? Permítanme agregar una pieza más al rompecabezas. Hay un vídeo de un operador de ISIS pronunciando juicio sobre otro musulmán por apoyar a Hamás. Dejemos que eso se asimile por un momento.

Si resulta que Israel tenía conocimiento del complot y no intentó advertir a Rusia, las relaciones entre Israel y Rusia serán un desastre.

UN OCCIDENTE DESESPERADO INTENSIFICA SUS ACCIONES ENCUBIERTAS MIENTRAS PERSISTEN LOS PENSAMIENTOS DELIRANTES

La CIA está trabajando horas extras para difundir la mentira de que advirtieron a los rusos sobre el ataque terrorista del 22 de marzo y los rusos ignoraron esa advertencia. Simplemente no es cierto. Como señalé en mi artículo anterior, la advertencia del Gobierno de Estados Unidos emitida el 7 de marzo sólo especificaba 48 horas. No tengo idea de cuándo empezó ese “reloj” pero supongamos que fue el viernes 7 y terminó el domingo 9. Dado que la acción “predicha” no tuvo lugar, hay al menos dos explicaciones posibles: 1) la información era falsa o 2) el aumento de la seguridad rusa en el Ayuntamiento de Crocus el 8 de marzo frustró el ataque.

A menos que la información estipulara que si el ataque no ocurría en ese período de 48 horas era discutible, entonces correspondía al Departamento de Estado y a la Embajada de Estados Unidos volver a emitir una advertencia a los AMCIT de que la amenaza aún existía. Ellos no hicieron esto. Ese es el problema. Si la inteligencia estadounidense todavía pensaba que se trataba de una amenaza real, ¿por qué el gobierno de los Estados Unidos guardó silencio?

Lo que me lleva al hecho de que tanto Sy Hersh como The NY Times publicaron artículos en las últimas 24 horas atacando a los rusos como ineptos y acusándolos de ignorar las advertencias. Esto me huele a una operación de información coordinada porque la esencia del argumento se basa en afirmaciones falsas. Permítanme explicar comenzando con las afirmaciones presentadas por los reporteros del New York Times Paul Sonne, Eric Schmitt y Michael Schwirtz en su artículo Por qué los vastos servicios de seguridad de Rusia se quedaron cortos en ataques mortales :

Cuando informó a Rusia en privado sobre el posible complot terrorista, la CIA se adhirió a una guía de 2015 conocida como directivas de “deber de advertir”, que exige que el sistema de inteligencia informe a “personas estadounidenses y no estadounidenses” sobre amenazas específicas dirigidas a “homicidio intencional, lesiones corporales graves y secuestro”.

Estas directivas son relativamente raras, pero Estados Unidos está obligado a emitirlas, incluso a sus adversarios, y lo ha hecho tanto con los talibanes en Afganistán como con el gobierno iraní durante el último año. Las advertencias generalmente no se hacen públicas a menos que las autoridades estadounidenses piensen que la amenaza podría afectar a los ciudadanos estadounidenses, como fue el caso en Moscú…

En su advertencia pública del 7 de marzo, la embajada de Estados Unidos dijo que el riesgo de un ataque a una sala de conciertos en Moscú era grave durante las próximas 48 horas. Los funcionarios estadounidenses dicen que es posible que las autoridades rusas presionaron mucho durante el período de advertencia de 48 horas, pero luego se volvieron más relajadas y desconfiadas cuando no ocurrió un ataque.

No está claro si la inteligencia estadounidense se equivocó en el momento del ataque o si los extremistas retrasaron su plan al ver un aumento de la seguridad.

En los días siguientes, los informes internos de inteligencia rusa, que según el Dossier Center llegaron al Consejo de Seguridad Nacional de Rusia, advirtieron específicamente sobre la amenaza que los tayikos radicalizados por ISIS-K representaban para Rusia. El informe señaló la participación de tayikos en complots desbaratados en Europa y ataques en Irán y Estambul en los últimos meses. El informe no mencionó las advertencias occidentales ni un posible ataque de Moscú.

Aquí hay un problema de hecho: la doctrina del “Deber de advertir” no comenzó en 2015. Comenzó en el otoño de 1989. Yo estuve presente en su creación. Repito, después del atentado contra Pan Am 103 hubo rumores e informes de que el gobierno de Estados Unidos advirtió a sus empleados que no abordaran el vuelo condenado al fracaso. Eso no era cierto, pero ganó cierta aceptación en los medios populares. Se tomó la decisión de idear una política para advertir al público. Mi jefe, el embajador Morris Busby, dirigió el esfuerzo. La decisión se tomó para proporcionar una advertencia pública si tuviéramos información de inteligencia creíble pero tuviéramos poca confianza en que pudiera evitarse. Además, la información sobre la amenaza se compartiría con el gobierno extranjero donde existiera la amenaza. Idealmente, si tuviéramos información creíble y específica, entonces no sería necesario alertar al público porque los culpables podrían ser interceptados y el complot frustrado. De lo contrario, se emitió una advertencia y el gobierno anfitrión informó de más detalles a través de canales de inteligencia.

Así es como se supone que funciona el sistema. Pero el New York Times y Sy Hersh, alimentados por fuentes de inteligencia, se convirtieron involuntariamente en peones de una operación de inteligencia diseñada para difamar a los rusos y culpar a Putin por no prevenir el ataque del 22 de marzo. Si las autoridades estadounidenses realmente creían que la amenaza terrorista seguía activa y viable, ¿por qué no cumplieron con su “deber de advertir” a los ciudadanos estadounidenses en Rusia sobre el peligro y volver a emitir una nueva advertencia? Todo lo que sabemos es que aparentemente el gobierno de Estados Unidos ya no creía que la amenaza fuera creíble porque no se hizo ninguna advertencia adicional. Así de sencillo.

Ahora, pasemos al «Pensamiento delirante». Un artículo reciente en una publicación suiza: ¿Qué pasa si Rusia gana la guerra en Ucrania? – es alarmante porque el análisis y las prescripciones políticas se basan en falsedades e ilusiones. El autor, el Sr. Georg Häsler, cree genuinamente que Rusia actuará para invadir Europa una vez que termine con Ucrania. Clasifico esto como una extraña versión política de una fantasía pornográfica: esos repugnantes y bestiales rusos van a penetrar por la fuerza en territorio europeo y obligar a los pueblos conquistados a hacer cosas atroces. Hay que detener a Rusia o, de lo contrario, todo estará perdido.

Häsler presenta “cinco etapas superpuestas” de cómo Rusia destruirá Europa que, tras reflexionar, revelan que Häsler no tiene sentido de la ironía y está involucrado en una proyección psicológica clásica:

Establecer una visión del mundo alternativa: Putin estableció la narrativa de una OTAN que amenaza a Rusia allá por febrero de 2007 en un discurso en la Conferencia de Seguridad de Munich: «Estoy convencido de que hoy hemos llegado a un punto en el que deberíamos repensar seriamente toda la arquitectura de la economía y de seguridad global».. Fue el comienzo de un renacimiento de la política de poder rusa.

Aumento de la subversión en la zona objetivo de un ataque: Letonia y Moldavia podrían convertirse en los próximos objetivos de Rusia.

Sabotaje de infraestructuras críticas: las infraestructuras críticas en Occidente ya son objeto de actos de sabotaje. Los cables y tuberías submarinos han sido atacados varias veces en los últimos años. También son posibles los ciberataques dirigidos contra centrales eléctricas o centros de datos de la industria financiera.

Operaciones militares encubiertas por parte de grupos armados. Sin embargo, Rusia retrasará una invasión convencional de un país vecino con tropas terrestres durante el mayor tiempo posible. Es más probable que se produzca un levantamiento en comunidades de mayoría rusa, por ejemplo en la región letona de Latgale, fronteriza con Rusia.

Una breve guerra de agresión –si Occidente no reacciona– Rusia podría aprovechar esta debilidad en 2028 para invadir Letonia tras un llamado de ayuda de los cabecillas rusos en el país. El Kremlin ha aprendido de sus errores en Ucrania y no deja nada al azar. El ataque se llevaría a cabo con una clara superioridad de fuerzas.

Cuatro de las cinco etapas son exactamente lo que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN han intentado hacerle a Rusia. Occidente ha tratado de presentar a Rusia como un poder imperial implacable y despiadado, aunque Rusia, a diferencia de Estados Unidos y el Reino Unido, no ha participado en cambios de régimen en otros países. De hecho, Rusia ayudó a Siria a defenderse de un esfuerzo conjunto de Estados Unidos y el Reino Unido para derrocar al gobierno de Bashir Assad en Siria.

A raíz del golpe de estado de 2014 en Ucrania, respaldado por Occidente, Estados Unidos y la OTAN invirtieron decenas de millones de dólares en ayuda y entrenamiento militar en Ucrania, que se utilizó para atacar a civiles en el Donbass.

¿Sabotaje de infraestructuras críticas? Eso me provocó una carcajada. Habla como un despistado. La destrucción del oleoducto Nordstream por parte de Estados Unidos (según Sy Hersh) y los ataques ucranianos al puente de Kerch con misiles británicos y estadounidenses son algunos de los ejemplos más destacados de los esfuerzos de Occidente por sabotear la infraestructura de Rusia.

Y por último tenemos las “operaciones militares encubiertas”. Occidente está canalizando combatientes extranjeros hacia Ucrania con el objetivo de derrotar a Rusia.

El aspecto preocupante del artículo de Häsler es que parece creer fervientemente que lo que escribe es una imagen precisa del futuro. Lamentablemente, no está solo en Occidente. Hasta que Estados Unidos y la OTAN asuman su responsabilidad por desencadenar la guerra en Ucrania, seguirán fomentando acciones provocativas que podrían conducir a una conflagración global.

Criptodivisas

Atentado en Rusia

Terroristas

Canal de Telegram

Voz de Jorasán

Cartera de criptodivisas

Crocus City Hall

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *