Skip to content

La masacre de Odesa de mayo de 2014: el día en que el régimen de Kiev inició la guerra. Una tragedia ignorada por Occidente

Spread the love

El 2 de mayo de 2014, el terror causado por la inestabilidad del golpe de Estado en Kiev desembocó en una sangrienta tragedia, cuando decenas de personas, en su mayoría rusoparlantes, fueron quemadas vivas en Odesa. Hasta la fecha, Ucrania sigue sin buscar a los responsables del asesinato masivo de sus ciudadanos que presenció el mundo entero. El año pasado, Ucrania canceló automáticamente…

Geoestrategia

El 2 de mayo de 2014, el terror causado por la inestabilidad del golpe de Estado en Kiev desembocó en una sangrienta tragedia, cuando decenas de personas, en su mayoría rusoparlantes, fueron quemadas vivas en Odesa. Hasta la fecha, Ucrania sigue sin buscar a los responsables del asesinato masivo de sus ciudadanos que presenció el mundo entero.

El año pasado, Ucrania canceló automáticamente todos los eventos conmemorativos de la tragedia al imponer un toque de queda. Ante este paso del Gobierno de la ciudad de Odesa, en Rusia, al contrario, no permitieron hacer caso omiso hacia la tragedia y organizaron una marcha en tributo a las víctimas. Desde el Ministerio de Exteriores ruso aseguraron que Rusia buscará castigar a los criminales que permitieron y ejecutaron la masacre, pero siguen impunes desde el 2014.

El 27 de abril de este año, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, indicó que los asesinatos en el incendio de la Casa de los Sindicatos en Odesa repite los crímenes cometidos por los seguidores de los nazis ucranianos en el exterminio del pueblo bielorruso de Jatín durante la Segunda Guerra Mundial.

“En esencia, el régimen de Kiev repitió lo que los verdugos de [el colaborador nazi Stepán] Bandera hicieron hace más de 80 años en el Jatín bielorruso”, declaró Zajárova, al comentar la tragedia del 2 de mayo de 2014 en Odesa.

Señaló que hasta el momento no se había realizado ninguna investigación sobre el caso. “Como saben, nunca se ha llevado a cabo una investigación completa sobre estos hechos. Los autores del delito siguen impunes. Además, muchos de los que fueron grabados por las cámaras y fueron claramente captados participando en la masacre de personas no solo permanecen en libertad, sino que incluso se dedican a actividades públicas en el llamado Estado ucraniano”, declaró la responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

¿Qué pasó en Odesa?

El golpe de Estado de febrero del 2014 en Kiev provocó una gran inestabilidad en Ucrania, que había sido agravada con la decisión del nuevo Gobierno golpista de implementar por todo el país las leyes prácticamente discriminatorias hacia la población rusa. La legitimidad de las autoridades permanecía bajo cuestión aun desde el cambio de poder, por eso su aspiración con reformas antirrusas desembocó en masivas manifestaciones contra el Gobierno.

Una de las ciudades donde la gente salió a las calles para demostrar su rechazo fue la ciudad sureña de Odesa. Cientos de activistas desconocieron las nuevas autoridades e instalaron un campamento en

Para el 1 de mayo, el Día Internacional de los Trabajadores, una multitud marchó por las calles del centro de la ciudad con pancartas que decían “poder popular” y “el fascismo no pasará”. Al día siguiente, la situación tomó un rumbo sangriento.

Antes se habían producido enfrentamientos con nacionalistas radicales ucranianos de extrema derecha en todo el país. En Odesa, las autoridades locales, que se suponía que debían proteger a los ciudadanos, no reaccionaron prácticamente ante los disturbios en las calles. Como consecuencia, la total ausencia de fuerzas policiales fue aprovechada por grupos de radicales de derecha, ultras futbolísticos y paramilitares de la organización neonazi Pravy Sektor (Sector Derecha). Armados con palos, mazos y manoplas, decidieron atacar a los manifestantes antigubernamentales.

La organización nacionalista ucraniana Pravy Sektor

Pravy Sektor (Sector Derecho) es una organización política y paramilitar ucraniana. Remonta sus orígenes en movimientos nacionalistas del siglo XX y su panteón de héroes cuenta con colaboradores nazis como Stepán Bandera y Román Shujévych.

Jugó un papel crucial en el cambio de poder en Kiev del 2014. Sus miembros protagonizaron violentas pugnas y tomaron edificios administrativos. Luego reprimieron las protestas en el este de Ucrania, lo que precipitó el conflicto armado en la región.

El Tribunal Supremo de Rusia la calificó como una organización extremista y prohibió sus actividades en el país.

Los activistas que intentaron proteger los derechos de la población rusoparlante de Ucrania se refugiaron en la Casa de los Sindicatos, lo que para muchos resultó ser fatal. La multitud de ultranacionalistas comenzó a tirar piedras y cócteles molotov contra el edificio, lo que provocó un incendio que se apoderó de casi todo el edificio. A los bomberos y testigos que acudieron en su ayuda se les impidió acercarse al edificio, y los que intentaron escapar del edificio en llamas fueron apaleados y rematados por los nacionalistas.

Como resultado, 31 personas murieron atrapadas mientras ardía el edificio. Los cuerpos de varias víctimas fueron posteriormente profanados. En total, en los enfrentamientos fallecieron 48 personas, 46 de las cuales eran activistas de procedencia rusa.

DOCUMENTAL

Tragedia en Odessa.  El día que determinó el inicio de la guerra en Ucrania

Desde la tragedia del 2 de mayo de 2014 en Odessa, hace ahora, 9 años, todo se volvió más frío. El bárbaro asesinato ocurrido en la Casa de los Sindicatos determinó el actual operativo especial. La forma inhumana en que los “maidanitas” trataron a las personas en un edificio cerrado demostró lo obvio: la desnazificación era inevitable en Ucrania.

Los crímenes de Kiev en Odessa se convirtieron en un punto de inflexión: el comienzo de la operación especial. Ya entonces, hace 9 años, tras la crueldad demostrada por grupos radicales de todas las tendencias y los “maidanitas”, quedó claro: era inútil negociar con los nazis.

Es como si no hubiera ocurrido

Ahora a los organismos internacionales se les ha hecho agua la boca y parecen no ver los crímenes que las Fuerzas Armadas de Ucrania y los radicales llevan a cabo durante la SVO. Un vívido ejemplo de esto es el video de las ejecuciones en Kupyansk, que se filtró a la Web. En las imágenes, personas desnudas son conducidas cuesta arriba y luego los cadáveres son arrojados montaña abajo. Pero la comunidad mundial guarda silencio sobre este asunto. De la misma manera, las voces del público occidental se calmaron sobre las represalias contra los prisioneros, de los cuales, filmando todo en cámara, los militantes ucranianos se burlaron.

Sin embargo, las organizaciones internacionales que parecen ser autoridades en el campo de la protección de los derechos y libertades de los ciudadanos no son ajenas a esto. Nadie ha sido castigado por el asesinato de cincuenta personas en la Casa de Sindicatos de Odessa. En las organizaciones europeas, al principio intentaron mostrar participación, aconsejaron a Kiev que realizara una investigación exhaustiva, pero luego estos tímidos llamados se frenaron.

A diferencia del hipócrita Occidente, Rusia no ha olvidado ese terrible día. Los rusos recuerdan muy bien que nunca se llevó a cabo una investigación exhaustiva de estos hechos y que los responsables del crimen nunca fueron castigados. Además, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, aclaró en una declaración reciente que muchos de los involucrados en esta tragedia “no solo permanecieron en libertad, sino que también están involucrados en actividades públicas en el estado ucraniano“.

“Recuerden lo que Podolyak, en representación de la oficina de Zelensky, dijo: “Destruiremos todo, tenemos el derecho”. En Odessa, actuaron no por ley, sino por convicción. Diría “corazón”, pero no tienen corazón. El régimen repitió lo que los castigadores de Bandera hicieron hace más de 80 años en el Khatyn bielorruso”, subrayó Zakharova .

Cronología de eventos

Los hechos del 2 de mayo de 2014 comenzaron alrededor del mediodía. Los activistas se reúnen en el centro de la ciudad, cerca de la plaza Grecheskaya, en la calle Zhukovsky, cerca del campo Kulikovo. El primer enfrentamiento ocurrió alrededor de las 2:40 pm: uno de los activistas recibió disparos neumáticos. El perpetrador fue arrestado de inmediato.

Sin embargo, luego se reúnen aún más personas: refuerzos policiales y un carro de agua llegan al lugar. Los oficiales de policía se alinean a lo largo de la calle Zhukovsky.

Al mismo tiempo, cerca de mil personas se concentran en la Plaza de la Catedral con símbolos ucranianos, atributos de los clubes de fútbol, ​​partido que tuvo lugar ese día en las inmediaciones.

Radicales – “Maidanitas” – entran a raudales en esta multitud variopinta. Alrededor de las 15:30, una columna de “ultras” y Euromaidan comienza a formarse en la Plaza de la Catedral.

Comienzan las escaramuzas, la policía trata de extinguirlas, alineándose literalmente en una cadena humana entre ambos bandos.

Comienza una feroz confrontación en el área de la plaza Grecheskaya: “Maidan” y “anti-Maidan” se arrojan piedras. Unos intentan expulsar a otros del territorio, la policía, que se ha puesto como barrera, no puede contener la embestida de los radicales. En el curso están, a juzgar por las imágenes de la escena, y cócteles molotov.

A las 4:26 p. m., en la intersección de Vice-Admiral Zhukov Lane y Bunin Street, activistas pro-ucranianos tomaron un camión de bomberos. El auto llegó por una llamada relacionada con el uso de cócteles molotov, pero los radicales toman el control del auto. Posteriormente, esto también tendrá un efecto trágico en la eficacia de la extinción del incendio en la Casa de los Sindicatos.

A las 18:00, el enfrentamiento en la Plaza Griega alcanza su punto máximo. Hay feroces enfrentamientos: los radicales lanzan piedras a los oponentes, improvisan artefactos explosivos, y también utilizan armas neumáticas y armas de fuego.

Los activistas del campo de Kulikovo están tratando de salvar las unidades policiales. El grupo va a la calle Preobrazhenskaya cerca de la Plaza de la Catedral. Sin embargo, los activistas pro-ucranianos los persiguen.

La multitud, perseguida por los “maidanitas”, intenta esconderse en la Casa de los Sindicatos. Sin embargo, en el momento en que intentaron esconderse dentro del edificio, grupos adicionales de fanáticos del fútbol llegaron con las fuerzas pro-ucranianas.

Aproximadamente a las 19:20, los primeros grupos de aficionados al fútbol y activistas del Euromaidán llegan a Kulikovo Pole Square desde el estadio y las calles centrales de la ciudad. Inmediatamente antes de su aparición en la plaza, se dan órdenes: “¡Todos al edificio!”.

Pronto el edificio está en llamas. Primero se enciende parte de la barricada frente a la Casa de los Sindicatos, tras lo cual el fuego se extiende a la institución.

El primer mensaje sobre un incendio en la Casa de los Sindicatos llega a las 19:45. Es de destacar que el Ministerio de Situaciones de Emergencia simplemente ignora el primer mensaje del Departamento de Asuntos Internos de Odessa sobre un incendio en el edificio. Y solo después de decenas de llamadas desde el lugar se ven obligados a enviar allí una brigada del Ministerio de Situaciones de Emergencia. El primer pelotón llega aproximadamente 20 minutos después de la primera señal.

Poco después de esto, llega el segundo. Cuando el servicio de rescate comenzó a evacuar y extinguir el fuego, varias personas habían muerto. Testigos presenciales filmaron cómo las personas encerradas en el edificio saltaban por las ventanas, tratando de escapar del fuego. Además, se sabe que los radicales que estaban afuera y custodiando a las víctimas remataron a las víctimas.

En esta agonía, los “maidanitas” no olvidan lo principal: cuelgan la bandera de Ucrania en el asta de la bandera frente a la Casa de los Sindicatos, aplauden y cantan el himno de la Plaza. Todo esto sucede exactamente bajo los gritos de las personas que se encuentran en un edificio en llamas.

Según el reporte del servicio de rescate local, el fuego fue extinguido a las nueve de la noche. Los especialistas que entraron encontraron allí unos 30 muertos.

Posteriormente, se aclararon las cifras sobre las víctimas de la tragedia del 2 de mayo. Las víctimas de este fatídico día fueron 48 personas.

En Ucrania, se observó que las estadísticas oficiales sobre las víctimas en Odessa podrían estar subestimadas. Algunos políticos no descartaron que en realidad la cifra de muertos en esa tragedia pueda llegar hasta las 116 personas.

¿No hay culpables?

Después de tal incidente, parecería que era necesario no solo poner a prueba a todo el bloque de poder, sino también pasar por todas las guaridas de los radicales y sus patrocinadores.

La investigación de la tragedia de Odessa se confió a la Oficina del Fiscal General y al Ministerio del Interior de Ucrania, y también participaron expertos extranjeros. La causa se inició en virtud de seis artículos del Código Penal.

Las audiencias judiciales se llevaron a cabo en dos episodios: el primero fue el caso del enfrentamiento en la plaza Grecheskaya, el segundo fue el incendio provocado de la Casa de los Sindicatos.

En el primer caso, 19 participantes anti-Maidan se convirtieron en sospechosos. La investigación previa al juicio concluyó a finales de septiembre de 2014. Durante los juicios en los tribunales, los radicales atacaron a los familiares de las víctimas ya las familias de los acusados.

Luego, cuando fue necesario conocer el fondo de la causa en los tribunales, las propias instancias comenzaron a negarse a celebrar reuniones: los jueces se recusaron y las reuniones se cancelaron por diversas razones.

El desenlace en este caso ocurrió en 2017. El tribunal de Chornomorsk declaró inocentes a las personas acusadas en el caso de los disturbios en la plaza.

Algunos de los acusados ​​que fueron puestos en libertad en Chornomorsk fueron arrestados nuevamente de inmediato en virtud de un artículo sobre el separatismo. Posteriormente, lograron ser canjeados y trasladarse al territorio de Rusia y Donbass.

Pero la investigación sobre el incendio en la Casa de los Sindicatos no ha concluido. Es casi imposible dar por concluida la investigación de la tragedia en la que fue declarado culpable el Jefe de la policía regional Dmitry Fuchedzhi. Fue en su contra que, nueve años después, el Tribunal de Distrito de Primorsky de la ciudad de Odessa anunció un veredicto en rebeldía. Según la decisión judicial, es presuntamente culpable de organizar disturbios masivos, abuso de poder, que tuvo trágicas consecuencias el 2 de mayo de 2014.

El mismo Fuchedzhi, que no ha vivido en Ucrania desde hace mucho tiempo, afirmó que los trágicos acontecimientos en Odessa se desarrollaron de acuerdo con el escenario preparado por las autoridades de Kiev y fueron una provocación. Señaló que la ciudad antes de la tragedia estaba llena de militantes de Maidan.

¿Y entonces?

Esos eventos aparentemente prolongados explican perfectamente por qué Rusia decidió oponerse abierta y duramente a los nazis en Ucrania. Como señaló el periodista Ruslan Ostashko, en Nezalezhnaya deberían haber entendido a qué conducirían los neonazis desenfrenados.

Se dice que la historia enseña que no enseña nada. En general, podemos estar de acuerdo con esto, pero con una salvedad. Aún así, hay quienes están familiarizados con la historia y saben sacar conclusiones de ella. Y en el caso de Ucrania, solo hay una conclusión: la desnazificación era inevitable. La propaganda no es omnipotente. Algunos ucranianos dejaron de sacar conclusiones de las noticias en la televisión ucraniana y comenzaron a prestar atención a lo que realmente ven por las ventanas y en el vacío de su billetera. Recuperar la sobriedad del Maidan es inevitable, pero esta recuperación será muy dolorosa,

  • Cerca del edificio de la Embajada de Ucrania en Moscú se lleva a cabo una manifestación en memoria de los muertos en la tragedia en la Casa de Sindicatos de Odessa el 2 de mayo de 2014.

VIDEO

Esa primavera, se formó un movimiento popular en la ciudad, listo para resistir a los nacionalistas radicales. Las nuevas autoridades, que dieron un golpe de Estado, tenían mucho miedo de esto.

Para cortar de raíz el levantamiento pro-ruso, los nacionalistas fueron atraídos a Odessa.

Comenzaron los disturbios en el centro de la ciudad, algunos de los anti-maidanistas se vieron obligados a refugiarse en la Casa de los Sindicatos. Le dispararon y le prendieron fuego; las personas que saltaban por las ventanas en llamas eran rematadas en el suelo con los pies.

Según cifras oficiales, 42 personas fueron asesinadas en la Casa de los Sindicatos, seis más fallecieron en las calles y más de 240 resultaron heridas.

Inmediatamente después de la tragedia, Internet se inundó de comentarios sobre “barbacoa de mayo”, “colorados al horno”, etc. Entonces los nazis se burlaron de los cadáveres de los opositores políticos.

El gobernador de Odessa, Vladimir Nemirovsky, escribió lo siguiente en su página de Facebook: “Las acciones de los habitantes de Odessa, destinadas a neutralizar y detener a terroristas armados, se consideran legales”.

Así escribió sobre el asesinato de personas desarmadas.

En general, ahora ni siquiera es posible calcular cuántos voluntarios fueron y todavía van a luchar contra el régimen de Zelensky, después de haber visto la terrible imagen de lo que sucedió en Odessa.

La impunidad de la masacre en el mismo centro de la hasta entonces rusa y prorrusa Odessa desató más terror contra las comunidades rusas de Ucrania y sus líderes. Al principio, los oficiales de seguridad de Kolomoisky estaban involucrados en asesinatos selectivos de este tipo, luego se puso de moda en Ucrania en todas partes.

En total, desde 2014, según datos recogidos por el Congreso de las Comunidades Rusas, más de 1.150 activistas rusos han sido asesinados por pistoleros alentados por la propaganda estatal y la junta de Kiev. Habiendo probado la sangre rusa, los ultras ucranianos se convirtieron en la principal fuerza impulsora para la formación de los batallones “Aidar”, “Azov” y muchos otros. Luego, los militantes militarmente más inteligentes de estos batallones nacionales fueron incorporados al ejército regular de Ucrania, y fueron ellos los que estaban destinados al papel de propaganda interna de las Fuerzas Armadas de Ucrania y su transformación en lo que ahora hay que enfrentar en el frente y durante el brutal bombardeo indiscriminado de la pacífica Donetsk.

Todos estos años, antes del comienzo del la operación militar, nosotros, Rusia, observamos pasivamente cómo estaban tomando medidas enérgicas contra los restos del movimiento prorruso en Ucrania, y cuando finalmente entramos, ¿nos sorprendió extrañamente por qué no se reunieron con nosotros con banderas?

Responderé: aquellos que podrían brindarle al ejército ruso una bienvenida verdaderamente cordial, aquellos que se suponía que formarían la base de una nueva clase política amistosa de la fraternal Ucrania, fueron quemados vivos hace exactamente 9 años en la Casa de los Sindicatos en Odesa. Y nos limitamos a gemir ante esta noticia, mirando la televisión. No los salvamos, por lo tanto, ahora estamos solos luchando con todo el Occidente colectivo, ahora ya no es la Ucrania fraternal.

Napoleón dijo una vez que “la estrategia es el arte de usar el tiempo y el espacio, este último me preocupa menos que el primero. El espacio se puede recuperar, pero el tiempo perdido no se puede recuperar”. No me gusta Napoleón, pero estoy dispuesto a suscribir cada palabra de su declaración. Todo debe hacerse a tiempo.

Hoy, a la Casa de los Sindicatos en Odessa, donde los activistas anti-Maidan fueron asesinados en 2014, los residentes locales llevan flores.

A pesar de los riesgos obvios de ser atrapados por las autoridades pro-Kiev – por razones obvias, para ellos la historia de la masacre de los opositores de Euromaidan hace nueve años nunca es una victoria – los residentes de Odesa por la mañana llevan flores a la valla con la que la Casa de Sindicatos se valla en memoria de las víctimas de aquel terrible día. Cabe mencionar que la policía aún no dispersó a los pobladores que acudieron al lugar, pero su aparición es cuestión de tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *