Skip to content

La ONU invoca por primera vez en décadas un artículo sobre la seguridad internacional por los bombardeos israelíes

Spread the love

Brigadas Al-Qassam: En las últimas 72 horas, hemos destruido total o parcialmente 79 vehículos militares sólo en las zonas de incursión en la ciudad de Gaza

Geoestrategia

Brigadas Al-Qassam: En las últimas 72 horas, hemos destruido total o parcialmente 79 vehículos militares sólo en las zonas de incursión en la ciudad de Gaza.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, invocó el Artículo 99 de la Carta fundacional, que no ha sido usado en décadas, que le permite “señalar a la atención del Consejo de Seguridad cualquier asunto que, a su juicio, pueda amenazar el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales”.

Guterres condenó el asesinato de 1.200 israelíes por Hamás y de 15.000 palestinos, incluidos 6.000 niños, por Israel, pero fueron los crímenes del Gobierno de Netanyahu los más numerosos: la destrucción de la mitad de las viviendas de la Franja de Gaza, el desplazamiento forzado de 2,2 millones de personas que constituyen el 80% de la población, las condiciones infrahumanas en las que viven los gazatíes debido a las órdenes de Tel Aviv, el colapso sanitario tras atacar hospitales, y los bombardeos contra escuelas, refugios y otras zonas civiles.

El ministro de Exteriores de Israel, Eli Cohen, por supuesto, no dejó pasar la oportunidad de hacer el ridículo y dijo que Guterres era “un peligro para la paz mundial” por invocar un artículo destinado a proteger la paz mundial, y que apoyaba a Hamás, pese a condenó sus acciones reiteradas veces.

En la Franja de #Gaza, los israelíes continúan su operación terrestre. En el norte del enclave, unidades de las FDI están despejando las afueras de Beit Lahiya para cerrar definitivamente el cerco. Actualmente, las tropas israelíes están revisando casa por casa y también destruyendo todas las salidas de las comunicaciones subterráneas de los militantes.

Además, del lugar han surgido imágenes de varias decenas de detenidos palestinos. Según los israelíes, se trata de militantes que se negaron a resistir y se rindieron a merced de las FDI. A su vez, los medios árabes afirman que son civiles comunes y corrientes. Quiénes son es de poco interés para ambas partes, ya que ya han utilizado el incidente para avanzar en sus narrativas.

En el sur del enclave, la intensidad de los combates sigue aumentando. Los israelíes avanzan gradualmente al este de Jan Yunis, mientras las formaciones palestinas intentan contraatacar y preparar emboscadas.

Abu Ubaida: “Durante las últimas 72 horas, los combatientes de Al-Qassam consiguieron destruir total o parcialmente 135 vehículos militares en todos los frentes de combate en la Franja de Gaza, y dejaron decenas de soldados sionistas muertos y heridos tras volar varios túneles y casas pertenecientes a los soldados enemigos, colocándoles trampas explosivas y atacando a las fuerzas sionistas que penetraban en los lugares de concentración y posicionamiento, disparando proyectiles antifortificados, misiles y dispositivos antipersonal y chocando con ellos desde distancia cero. También destruyeron concentraciones militares con morteros. proyectiles y misiles de corto alcance, y dirigieron intensas andanadas de misiles contra diversos objetivos y con diferentes alcances contra la entidad sionista.”

  • Las FDI volaron el edificio municipal de Jabaliya
https://t.me/intelslava/53670
  • Nuevas imágenes de las brigadas Al-Qassam destruyendo equipos israelíes en la zona de Shujaya, en el este de Gaza.
https://t.me/ophiucu/31260
  • Violentos bombardeos israelíes en el sur del Líbano.
https://t.me/PalestinaHoy/12679
  • Cabe señalar que los terroristas sionistas hacen volar todo por los aires en el norte de Gaza después de controlar la zona. Aquí vemos la demolición controlada de un gran complejo residencial en un territorio recién ocupado. Los terroristas están siguiendo el orden político para garantizar que ningún habitante de Gaza pueda vivir en el norte de Gaza durante muchos años debido al estado inhabitable de la zona.
https://t.me/Axe_de_la_Resistance/37912
  • El Hezbolá libanés demuestra intensos bombardeos contra objetivos militares sionistas y la destrucción de equipos enemigos.
https://t.me/ophiucu/31218
  • Se han publicado nuevas imágenes de los combates urbanos en la Franja de Gaza, filmadas por Hamás.
https://t.me/Slavyangrad/77658
  • Escenas de la brutal masacre cometida por Israel en el campo de Jabalia
https://t.me/PalestinaHoy/12640
  • Hezbollah publica ataques a los sitios de Ramya y Ruwaisat al-Qarn en la frontera palestino-libanesa
https://t.me/Axe_de_la_Resistance/37960

“Disuasión mediante el castigo”, el general Eisenkot vio morir a su hijo en directo TV

Medios israelíes Yedioth: “La fuerza llevó a cabo registros en el suburbio de Jabalia por la mañana, en el barrio de Sheikh Zayed. Vieron un pozo de túnel abierto, se acercaron a él con la unidad de ingeniería de operaciones especiales y luego se escuchó una fuerte explosión de un artefacto explosivo improvisado. Gal Eisenkot resultó gravemente herido en la explosión y fue trasladado al hospital Assuta de Ashdod, donde fue declarado muerto.

“En ese momento, el general Eisenkot estaba de visita en el sur, en la base “de avanzada” de la 162.ª División, en la que servía su hijo. Fue testigo del incidente en directo por televisión a través de las pantallas de la sala de guerra. Unos minutos más tarde, el CoS de la división, Brig. (Res.) Moshe Mayo, le informó que su hijo se encontraba entre los gravemente heridos.

El general Gadi Eisenkot, ex jefe de Estado Mayor y actual ministro sin cartera, formuló la infame “doctrina Dahyeh” de disuasión mediante el castigo, marcada por crímenes de guerra.

La Doctrina Dahiyeh es una doctrina militar formulada por el general israelí Gadi Eisenkot que se relaciona con el contexto de la guerra asimétrica en entornos urbanos.

Esta doctrina aboga por el uso “desproporcionado” de la fuerza durante las represalias contra zonas civiles que sirven de base para ataques, con fines de disuasión.

Esto implica, a pesar del principio básico del derecho de la guerra, dejar de hacer distinción entre objetivos civiles y militares.

Esta doctrina lleva el nombre de Dahiyeh Janoubyé, un distrito de Beirut que albergó un bastión de Hezbollah antes de ser arrasado por la fuerza aérea israelí durante el conflicto israelí-libanés de 2006.

La primera formulación pública de esta doctrina tuvo lugar en una entrevista con Reuters en la que el general Eisenkot declaró:

Lo que pasó en el barrio Dahiyeh de Beirut en 2006 pasará en todas las aldeas que sirven de base para disparar contra Israel. […] Usaremos fuerza desproporcionada [en estas áreas] y causaremos grandes daños y destrucción allí. Desde nuestro punto de vista, no se trata de aldeas civiles, sino de bases militares. […] Esto no es una recomendación, sino un plan, y ha sido aprobado. […] Atacar a la población es la única manera de retener a Nasrallah. »

Estamos en esta tesitura hoy en Gaza.

Lo más destacado de la conferencia de prensa del portavoz del Ministerio de Salud, Dr. Ashraf Al-Qudra, en el día 62 de la agresión israelí contra la Franja de Gaza

▪La ocupación israelí continúa cometiendo masacres y genocidio de familias enteras en la Franja de Gaza, incluso en áreas que la ocupación afirma falsamente que son seguras.

▪Estamos ante grandes dificultades para contar los mártires y los heridos debido a los continuos bombardeos y al gran número de víctimas que permanecen bajo los escombros y en las carreteras.

▪La ocupación israelí ataca deliberadamente a los paramédicos y equipos de protección civil y les impide llegar para evacuar a los heridos y mártires de las zonas donde están presentes sus fuerzas militares.

▪350 mártires y 1.900 heridos han llegado a los hospitales en las últimas horas, y un gran número de víctimas siguen bajo los escombros y en las carreteras, y no podemos llegar hasta ellas.

▪El número de muertos debido a la agresión israelí desde el comienzo de la agresión israelí asciende a 17.177. 46.000 ciudadanos murieron y resultaron heridos.

▪El 70% de las víctimas de la agresión israelí son niños y mujeres.

▪Las violaciones israelíes contra el sistema de salud provocaron la muerte de 290 trabajadores sanitarios

▪La ocupación israelí atacó deliberadamente 102 ambulancias y las puso fuera de servicio.

▪La ocupación israelí destruyó 130 centros de salud y eliminó 20 hospitales y 46 centros de atención primaria.

▪La ocupación israelí continúa arrestando a 36 trabajadores de la salud de la Franja de Gaza, encabezados por el Director General del Complejo Médico Al-Shifa, Dr. Muhammad Abu Salamiya, que se encontraron en circunstancias extremas e inhumanas.

▪ Cientos de miles de residentes del norte de Gaza son sometidos a genocidio y quedan sin cobertura sanitaria.

▪La ocupación israelí liquida deliberadamente la presencia sanitaria en el norte de Gaza

▪El Hospital Bautista de Gaza ha perdido su capacidad médica debido al gran número de heridos y los heridos están muriendo.

▪Evacuar el norte de Gaza de los servicios de salud tiene repercusiones desastrosas en las vidas de los heridos y enfermos, y la situación será peor si el escenario se repite en el sur.

▪Los hospitales del sur han perdido su capacidad de acogida y su tasa de ocupación alcanza el 206% en las salas nocturnas y el 250% en las unidades de cuidados intensivos, carecen de estabilizadores óseos y material quirúrgico diverso, así como de medicamentos y tratamientos para quemaduras.

▪Perdimos las pruebas de virus para las unidades de sangre y comenzamos a transfundir unidades de sangre sin realizar pruebas. Esto viola todos los protocolos médicos vigentes y tiene graves repercusiones para los heridos, los enfermos y la salud de la sociedad. Por lo tanto, ponemos a cada uno en sus responsabilidades.

▪La situación sanitaria y humanitaria en los albergues es catastrófica por la falta de agua, alimentos y medicinas.

▪1,9 millones de personas desplazadas en albergues”, según las estadísticas anunciadas por la UNRWA. » Confirmamos que los desplazados están expuestos al riesgo de hambruna y de propagación de epidemias.

▪Cientos de miles de personas desplazadas, entre ellas mujeres embarazadas, niños, pacientes crónicos y heridos, corren riesgo de muerte debido a la falta de nutrición y atención sanitaria.

*En vista de lo anterior, afirmamos lo siguiente:

▪Hacemos un llamado a las Naciones Unidas para que activen sus resoluciones para poner fin a la agresión israelí y proteger la propiedad civil y las instituciones de salud.

▪Hacemos un llamado a las instituciones internacionales para que trabajen de inmediato para satisfacer las necesidades de protección, medicamentos y combustible del complejo médico y hospitales de Al-Shifa en el norte de Gaza para que podamos reiniciarlos en respuesta a las necesidades de los heridos y enfermos.

La Marina de los EE. UU. se enfrenta a una amenaza de misiles antibuque hutíes ‘superior’ a la de la mayoría de los estados

La Marina de los EE. UU. en el Mar Rojo se enfrenta a los rebeldes hutíes con sede en Yemen, pero se sabe poco sobre qué tienen exactamente en su arsenal las fuerzas respaldadas por Irán. Sin embargo, una cosa está clara: están abastecidos con misiles antibuque que, en las circunstancias adecuadas, podrían representar una amenaza para el ejército estadounidense en Medio Oriente.

El “arsenal de misiles antibuque de los rebeldes hutíes no sólo es comparable sino probablemente superior al de la mayoría de los actores estatales”, según Fabian Hinz, investigador especializado en defensa y análisis militar de Oriente Medio en el grupo de expertos del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos.

Los misiles balísticos y de crucero antibuque son “una capacidad muy, muy específica que sólo unos pocos países tienen, incluido Irán, e Irán la compartió con los hutíes”, dijo Hinz.

El documento “secreto” del NYT del 7 de octubre

Un documento interno secreto en Israel predijo en detalle, incluidos los parapentes, el ataque de Hamás…

“Los funcionarios israelíes habían obtenido el plan de batalla de Hamás para el ataque terrorista del 7 de octubre más de un año antes de que ocurriera, según muestran documentos, correos electrónicos y declaraciones. Pero los funcionarios militares y de inteligencia israelíes han descartado el plan por considerarlo poco realista, considerándolo demasiado difícil de implementar para Hamás”. Así lo publicó el New York Times del 30 de noviembre.

7 de octubre: noticia de un ataque anunciado

“El documento de aproximadamente 40 páginas, al que las autoridades israelíes dieron el nombre en clave ‘Muro de Jericó’, describía, punto por punto, exactamente el tipo de invasión devastadora que provocó la muerte de aproximadamente 1.200 personas”.

“El documento traducido, revisado por The New York Times, no fijó una fecha para el ataque, pero detalló el plan para arrasar las fortificaciones alrededor de la Franja de Gaza, tomar el control de las ciudades israelíes y asaltar las principales bases militares, incluida una división en el Cuartel General” .

“Hamás siguió el proyecto con una precisión sorprendente. El documento explicaba que al inicio del ataque se lanzaría una andanada de cohetes y drones que desactivarían las cámaras de seguridad y ametralladoras automáticas ubicadas a lo largo de la frontera, luego hombres armados invadirían Israel en masa, con parapentes, motos y a pie. – exactamente lo que pasó el 7 de octubre”.

La importancia de la revelación

Sabiendo todo esto, no es tanto la revelación, ya que sólo añade detalles a lo ya conocido , sino que el NYT online mantuvo este artículo como su historia principal durante horas y horas. Evidentemente, se trata de una forma de presionar a los dirigentes israelíes para que alcancen un alto el fuego, algo que pide una parte de la potencia estadounidense.

Es un juego que viene ocurriendo desde hace algún tiempo, desde que, inmediatamente después del ataque, se informó que Egipto había advertido al personal de Netanyahu sobre el posible ataque. Un juego en el que, a medida que pasa el tiempo, se revelan detalles cada vez más precisos, lo que indica a Netanyahu y a los cobeligerantes que podrían llegar revelaciones aún más desconcertantes e impactantes.

Pero por otro lado está claro que hacen oídos sordos. Parecen confiados en su fuerza, también gracias al apoyo que reciben del extranjero. Más allá de registrar las dialécticas que habitan el corazón del Imperio, parece que este tipo de presiones no conducen a ninguna parte. Para detener la masacre en Gaza necesitamos algo más y más incisivo.

Dicho esto, conociendo en detalle los planes de ataque de Hamás, cuando los tres globos que controlaban la frontera de Gaza fueron derribados uno tras otro en las semanas previas al 7 de octubre ( Haaretz ), debería haberse disparado una llamada de atención. La inteligencia israelí, sin embargo… Aún quedan muchos misterios sobre ese ataque.

Familiar de prisioneros israelíes confirma: “Tres rehenes murieron por fuego israelí”

WYATT REED Y MAX BLUMENTHAL – The Grayzone

Un israelí, cuyos familiares fueron mantenidos prisioneros por milicianos palestinos, relata las muertes por fuego amigo: “Solíamos pensar que las FDI sabían lo que estaban haciendo”.

Mientras tanto, los prisioneros liberados hablan del “horrible trauma causado por el cautiverio” causado por los bombardeos israelíes.

Un familiar de prisioneros israelíes recién liberados ha acusado públicamente al ejército israelí de matar a su propio pueblo y dice que Tel Aviv está impidiendo que las familias de las víctimas hablen.

En testimonio ante el Comité de Finanzas de Israel el 3 de diciembre, Noam Dan, cuyo marido de prima permanece bajo custodia de Hamás y que sufrió la pérdida de otros dos miembros de su familia durante las hostilidades, reiteró a los legisladores que el ejército israelí mató a sus ciudadanos.

“Sabemos con seguridad que nuestro fuego mató a tres personas, tres rehenes”, declaró, preguntando si las familias de los prisioneros “fueron abandonadas”. por la administración Netanyahu.

Los comentarios de Dan parecen confirmar una declaración hecha por el ciudadano israelí YardenBibas, de 34 años, desde su cautiverio en Gaza. Dirigiéndose a Netanyahu, el secuestrado declaró que el ejército israelí mató a su esposa y a sus dos hijos en un ataque aéreo e imploró al primer ministro que negociara la liberación de sus cuerpos: “Bibi, destruiste a mi familia”. Mataste a mi esposa e hijos, todo en mi vida… Por favor, trae a mi esposa e hijos a casa”.

Los prisioneros israelíes liberados también dieron testimonios desgarradores del bombardeo israelí masivo que soportaron. Según una publicación en Facebook del productor de televisión israelí Hagai Levi, “de los relatos de los secuestrados que regresaron, se repite que el trauma más horrible del cautiverio que experimentaron fue probablemente el de los bombardeos de las FDI.

Cuando hablan de ello, literalmente tiemblan delante de mí. Los términos son los del infierno, el borde de la muerte, el terremoto, el ruido de otro planeta (que también provocó daños auditivos permanentes). El miedo a ser asesinado por los secuestradores no era nada comparado con el miedo a morir en los bombardeos”.

Los bombardeos israelíes y las sanciones a Gaza amenazan con una “masacre masiva” de palestinos y rehenes israelíes

Después de que una tregua temporal en Gaza terminara con un nuevo bombardeo israelí del enclave el 1 de diciembre, Hamás acusó a Israel de sabotear los esfuerzos para extender el reciente alto el fuego en Gaza, alegando que la administración de Netanyahu se ha negado a liberar a más de 130 palestinos capturados durante la tregua. a cambio de los cuerpos de una familia de prisioneros que, según el grupo, fueron asesinados por ataques israelíes.

En una declaración, el portavoz de Hamás, Dr. Khalil Al-Hayya, dijo que el grupo “ofreció entregar los cuerpos de los prisioneros que murieron como resultado del bombardeo ‘israelí’, incluidos los cuerpos de la familia Bibas”, pero dijo que “la ocupación ha se ha negado a atender todas estas solicitudes, pues ya ha decidido retomar su agresión criminal”.

En una aparición anterior en el Canal 13 de Israel, Dan le dijo a su entrevistador que “sabemos con certeza que no sólo [los civiles israelíes] escucharon el bombardeo, sino que los edificios se derrumbaron sobre sus habitantes”. y que “los rehenes resultaron heridos” en ataques.

“Las FDI dañan las casas donde están cautivos”, señaló. Y no son sólo las bombas israelíes las que ponen en peligro la seguridad de los israelíes cautivos. Según Dan, “nuestras sanciones a Gaza ponen en peligro la salud de los rehenes”, porque “si Gaza no tiene harina, ellos no tienen harina… Es uno a uno”.

Señaló que la reputación militar de Israel había quedado destrozada después de su desastrosa respuesta a las incursiones transfronterizas realizadas por Hamas y otros grupos de milicias palestinas a principios de octubre.

“La noción de que ‘las FDI los conocen y los protegen’ se disolvió”, explicó Dan, y agregó que estaba “sorprendida” del hecho de que el ejército israelí “nos permitió saber tanto, porque destruyó por completo nuestra confianza”.

“Solíamos pensar que las FDI sabían lo que estaban haciendo; ahora sabemos que no es tan simple”.

En la misma entrevista, la israelí reveló que Tel Aviv le ha prohibido revelar información sobre “experiencias muy difíciles”. sufrido por sus familiares, especificando al anfitrión: “No puedo dar detalles. Nos pidieron que no lo hiciéramos”.

La ira hacia el Primer Ministro Benjamín Netanyahu ha ido aumentando en Israel desde el 7 de octubre, y una encuesta realizada a principios de noviembre reveló que el 76 por ciento de los israelíes quieren que Netanyahu renuncie. Aunque la campaña militar que supervisó logró matar a unos 15.899 palestinos en ataques aéreos indiscriminados, las tácticas despiadadas de las fuerzas israelíes no han logrado asegurar la liberación de los 122 civiles que, según dicen, permanecen en Gaza.

Los prisioneros israelíes liberados de Gaza siguen advirtiendo que el ejército israelí representa la mayor amenaza para quienes permanecen en la franja sitiada. Además de los bombardeos que han matado a muchos israelíes cautivos, la perspectiva de una operación militar de rescate los aterroriza.

“La mayor amenaza que actualmente se cierne sobre las cabezas de los secuestrados”, escribió Hagai Levy, “es una operación militar de rescate. Las familias de los secuestrados y todos aquellos que los rodean deberían gritar y hacer todo lo posible para evitar que se lleve a cabo tal operación. Las posibilidades de una masacre masiva son cien veces mayores que su éxito.”

Mientras tanto, en Jerusalén, soldados israelíes ejecutaron a un judío israelí, captado por una cámara, mientras intentaba defenderse de milicianos palestinos que abrieron fuego en una parada de autobús de Jerusalén, disparándole incluso después de que arrojó su arma y suplicó por su vida.

En respuesta al último caso de fuego amigo, Netanyahu se encogió de hombros: “Es vida”.

Análisis: Israel se dirige a una derrota estratégica en Gaza

Scott Ritter

“La definición de locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente”. Esta cita a menudo se atribuye a Albert Einstein, aunque no hay evidencia directa de que la haya escrito o pronunciado, y mucho menos que la haya inventado él mismo. Pero la sabiduría del dicho es ineludible.

El ataque llevado a cabo por Hamás el 7 de octubre contra posiciones militares y asentamientos israelíes que, en conjunto, formaban lo que se conoce como el “sistema de barreras de Gaza”, desencadenó una masiva acción militar israelí. respuesta. Hay dos aspectos de esta relación causa-efecto que se destacan. En primer lugar, y quizás lo más importante, la meta y el objetivo de Hamás era que Israel respondiera impulsivamente. Hamás no tuvo que pensar fuera de lo común, por así decirlo, para imaginar tal reacción: desde 2006, se ha establecido y es bien conocida la política israelí de llevar a cabo una campaña militar basada en la premisa del castigo colectivo a una población civil. Además, dada la predilección israelí por la venganza que se remonta a la masacre de atletas israelíes durante los Juegos Olímpicos de verano de Munich de 1972, una incursión militar masiva en Gaza para exigir responsabilidades a los responsables de los ataques del 7 de octubre era tan predecible como la nieve que caía en Siberia en el invierno.

En segundo lugar, y menos predecible que el primero, fue el pobre desempeño del sistema de seguridad israelí, incluidas las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y la inteligencia israelí. No sólo los israelíes Las fuerzas de seguridad no actúan ante lo que parece haber habido abundantes pruebas que apuntan a un ataque de Hamás similar al ejecutado el 7 de octubre, pero una vez que Hamás comenzó el ataque, la incapacidad de las FDI para defenderse del ataque y la naturaleza laboriosa e indiscriminada del contraataque israelí, que parece haber causado importantes bajas entre civiles israelíes que las autoridades israelíes han atribuido a los atacantes de Hamás, erosionaron gravemente la noción de la invencibilidad e infalibilidad del establishment militar y de seguridad israelí.

Pero esto fue sólo el comienzo de lo que equivaldría a una derrota estratégica israelí a manos de Hamás. Los israelíes procedieron a movilizar a unos 360.000 reservistas, la mayoría de los cuales fueron enviados al frente de Gaza. Mientras estas fuerzas estaban reunidas, la Fuerza Aérea de Israel inició una campaña de bombardeos contra la infraestructura civil de Gaza, incluidos hospitales, mezquitas, escuelas y campos de refugiados, que conmocionó al mundo en términos de su letalidad. Al ignorar los preceptos fundamentales del derecho internacional humanitario, Israel se dejó caracterizar como un practicante de genocidio y sus acciones contra Gaza como crímenes de guerra.

Este es el núcleo de la victoria de Hamás: la derrota política de Israel en el escenario global, donde las simpatías internacionales se alinearon rápidamente con el pueblo de Gaza y Palestina, y lejos de Israel. La guerra, como señaló el estratega prusiano Carl von Clausewitz, es política por otros medios. Hamás ha demostrado la máxima en toda su extensión, logrando políticamente lo que sólo podría iniciarse con el uso criminal de la fuerza por parte de Israel contra el pueblo palestino.

Pero incluso cuando la presión internacional comenzó a acumularse para que Israel detuviera su ofensiva, Hamas pudo lograr lo que muchos observadores externos habían considerado impensable: luchó contra las FDI hasta paralizarlas en la propia Gaza, infligiendo importantes pérdidas humanas y materiales a las FDI. Después de declarar que Israel nunca aceptaría un alto el fuego o un intercambio de prisioneros con Hamás, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, repentinamente cedió ante la presión internacional para firmar lo que se convirtió en una “pausa” de seis días en la que se entregarían bienes humanitarios a los civiles palestinos en Gaza, y los prisioneros palestinos retenidos por Israel fueron intercambiados por rehenes capturados por Hamás el 7 de octubre. Una de las principales razones de esta decisión no radica en la presión extrema que Estados Unidos y sus aliados europeos ejercen sobre Israel para lograr tal resultado, sino el hecho de que las FDI estaban sufriendo graves pérdidas en el campo de batalla de Gaza y a lo largo de la frontera norte de Israel con el Líbano, donde Hezbolá participaba en operaciones militares en apoyo de Hamás. Las bajas entre los principales tanques de batalla israelíes eran insostenibles y la moral de los soldados de las FDI se estaba derrumbando; de hecho, Israel tuvo que someter a consejo de guerra a dos oficiales de las FDI que retiraron su batallón del campo de batalla de Gaza bajo la presión de Hamás.

Para Benjamín Netanyahu, su administración de sionistas de extrema derecha y el establishment de seguridad israelí, el alto el fuego fue una maldición. Israel se vio obligado a firmar tal acuerdo con Hamás por una combinación de realidades geopolíticas y del campo de batalla. Pero para un político asediado como Netanyahu, que ya se enfrentaba a una crisis política provocada por haber socavado el carácter independiente del poder judicial israelí en un descarado esfuerzo por hacerse inmune al procesamiento por graves cargos de corrupción, el alto el fuego creó una ventana de normalidad política dentro de Israel que dio tiempo a la población israelí para comenzar a hacer preguntas sobre el 7 de octubre, y quién fue el culpable de lo que ha surgido como la mayor derrota de Israel en su historia.

Todos los dedos apuntaban a Netanyahu, lo que significaba que para sobrevivir políticamente, Netanyahu necesitaba volver a poner a su país en pie de guerra. La decisión israelí de poner fin a la pausa negociada con Hamas era inevitable y predecible: el futuro político de Netanyahu dependía del caos y la violencia que tal acción provocaría.

Pero nada ha cambiado. Israel continúa masacrando a civiles palestinos inocentes, generando niveles aún mayores de condena internacional. Las FDI siguen siendo golpeadas por Hamás en Gaza y Hezbolá en la frontera norte de Israel. La situación geopolítica y militar de Israel no hará más que empeorar.

Todo esto era predecible.

La definición de locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente“.

De hecho, Israel está loco. Si bien esta locura puede vincularse a la desesperada situación política en la que se encuentran Netanyahu y su coalición gobernante de sionistas acérrimos, la realidad es que la situación en la que se encuentra Israel hoy era predecible.

Pregúntale a Albert Einstein. Si bien la cita sobre la locura puede no ser suya, se puede citar a Einstein tanto sobre el sionismo como sobre el Estado de Israel.

En 1947, Einstein escribió una carta a Jawaharlal Nehru en la que abordaba la necesidad de una patria judía en Oriente Medio. “El advenimiento de Hitler”, escribió Einstein, “subrayó con una lógica salvaje todas las implicaciones desastrosas contenidas en la situación anormal en la que se encontraban los judíos. Millones de judíos perecieron… porque no había ningún lugar en el mundo donde pudieran encontrar santuario… Los sobrevivientes judíos exigen el derecho a habitar entre hermanos, en la antigua tierra de sus padres”.

A Einstein le preocupaba la posibilidad de un choque entre los ciudadanos de este nuevo Estado judío y los árabes que vivían en la tierra que se incorporaría a lo que se convertiría en Israel. “¿Pueden satisfacerse las necesidades judías, por agudas que sean, sin infringir los derechos vitales de los demás?” —preguntó Einstein. “Mi respuesta es afirmativa. Una de las características más extraordinarias de la reconstrucción judía de Palestina es que la afluencia de pioneros judíos no ha resultado en el desplazamiento y empobrecimiento de la población árabe local, sino en su fenomenal aumento y mayor prosperidad”.

Einstein escribió estas palabras en 1947, ignorante de la historia que vendría en menos de un año, cuando Israel llevó a cabo la Nakba, de asesinatos en masa y expulsión de la población árabe de Palestina.

Pero Einstein debería haberlo sabido mejor, siguiendo su instinto sobre la realidad de un Estado exclusivamente judío. Hablando en la ciudad de Nueva York en 1938, Einstein señaló que “Preferiría ver un acuerdo razonable con los árabes sobre la base de vivir juntos en paz que la creación de un estado judío… Mi conciencia de la naturaleza esencial del judaísmo se resiste a la idea de un Estado judío con fronteras, un ejército y una medida de poder temporal… Temo el daño interno que sufrirá el judaísmo”.

Si analizamos el daño causado por Israel bajo el liderazgo de Benjamín Netanyahu y las sucesivas generaciones de israelíes y líderes israelíes que se remontan a la creación de Israel en 1948, el daño interno al judaísmo ha sido inmenso. Y el daño seguirá acumulándose mientras Israel persista en su demencial campaña contra Hamas y los palestinos de Gaza.

ONU

Bombardeos israelíes

Brigadas Al Qassam

Artículo 99 de la Carta fundacional de la ONU

Secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres

Hamás

Gobierno de Netanyahu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *