Skip to content

La reconsideración de Palestina como Estado Miembro de la Organización de las Naciones Unidas: un acto de justicia al pueblo palestino

Spread the love

La revisión de la solicitud de Palestina como miembro pleno de la ONU

La revisión de la solicitud de Palestina como miembro pleno de la ONU

Durante los pasados días se ha anunciado que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas decidió referir nuevamente a un comité encargado de examinar toda solicitud de ingreso de nuevos miembros a dicho organismo internacional el examen de la solicitud presentada por Palestina en el 2011. Palestina, que goza actualmente del estatus de “Estado Observador No Miembro”, ha reiterado el reclamo de ser admitida como miembro pleno del organismo internacional. La Embajadora de Malta ante la ONU, Vanessa Frazier, quien preside el Consejo de Seguridad, ha indicado que las deliberaciones deben llevarse a cabo durante el mes de abril. Se ha mencionado como fecha probable el 18 de abril.

De acuerdo con la página electrónica de las Naciones Unidas (Noticia ONU) de 8 de abril de 2023, se señala que la embajadora de Malta expresó:

“El Comité (de Admisiones) tiene que deliberar dentro del mes de abril y todos reconocemos que cualquier miembro del Consejo puede decidir presentar una resolución de adhesión para que se vote en cualquier momento, como es el procedimiento del Consejo.”

El comité lo conforman representantes de todos los países integrantes del Consejo de Seguridad, quince en total, de los cuales sólo tienen poder de veto Estados Unidos, Francia, Reino Unido de la Gran Bretaña, República Popular China y la Federación Rusa. El poder de veto supone que su mero ejercicio por parte uno de estos países con tal prerrogativa, derrota cualquier propuesta aprobada por la mayoría requerida del Consejo de Seguridad o por el resto de los países en el seno de la Asamblea General. Francia, el Reino Unido de la Gran Bretaña y España han manifestado apertura a considerar la propuesta aunque en el caso de los primeros dos, no han comprometido su posición en favor del voto por el ingreso de Palestina al organismo mundial.

Continúa indicando la página noticiosa de la ONU lo siguiente:

“Si el Comité emite una recomendación unánime se produciría una votación que requiere al menos nueve votos a favor y que no haya ningún veto de los cinco miembros permanente con derecho a veto…

Sólo si se superara esa fase, se enviaría la recomendación de reconocimiento de Palestina a la Asamblea General donde se requiere una mayoría de dos tercios de los 193 países miembros.”

La petición de Palestina la gestionó su embajador ante la ONU, Riyad Mansour. Llega en el momento en que la ofensiva israelí sobre Gaza entra en su séptimo mes.

Indica una publicación en el Diario.es, de fecha 8 de abril de 2024, que aquel Estado que interese pasar a forma parte de la Naciones Unidas, “debe presentar una solicitud al secretario general. La admisión de nuevos miembros se decide en votación por una mayoría de dos tercios (2/3) de la Asamblea General. Debe contar, además con la “recomendación del Consejo de Seguridad, donde Estados Unidos, aliado de Israel, podría ejercer su poder de veto.” Se estima que de los actuales integrantes del Consejo de Seguridad, la Federación Rusa y la República Popular China estarían a favor, junto a los países africanos y latinoamericanos, e incluso, algunos países europeos como Eslovenia y Malta. Sin embargo, se desconoce cómo votarían, por ejemplo, Japón y la República de Corea.

En lo que va de la guerra de Israel contra Hamas en la Franja de Gaza, Estados Unidos ha recurrido al veto de resoluciones presentadas  en tres ocasiones en torno a  la situación palestina y se ha abstenido en una ocasión. Estados Unidos ha indicado a través de sus representantes en el más reciente reclamo de reconocimiento como Estado miembro de la ONU, que Israel y los palestinos deben negociar primero un acuerdo  de paz en el presente conflicto, antes que dar paso a la petición palestina. Se indica también que la posición de Israel es en total oposición a la admisión de Palestina como miembro pleno de las Naciones Unidas.

Ya antes, en el año 2011, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas estuvo examinando la petición palestina por varias semanas sin llegar a un acuerdo en cuanto a la admisión de dicho país como miembro pleno. Sin embargo, en noviembre de 2012 Palestina fue reconocida como “Estado Observador No Miembro” de las Naciones Unidas.

Palestina es un Estado que carece de independencia, aunque las Naciones Unidas reconoce su existencia. La ONU se ha expresado estableciendo que sus fronteras son aquellas existentes hasta 1967 cuando se desarrolló la “Guerra de los Seis Días”. Hasta el año 1974, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconocía la Organización para la Liberación de Palestina como representante del pueblo palestino. Su condición de “Estado Observador No Miembro” le confiere el derecho a participar de los distintos trabajos del organismo internacional; y desde 1976, de las deliberaciones en el Consejo de Seguridad sobre la situación del Medio Oriente, la  cuestión palestina y asuntos relacionados.

El 22 de noviembre de 1974, mediante la Resolución 3236 de las Naciones Unidas, se reconoció el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación, independencia y soberanía en el territorio palestino. Se reconoció, además, a la “Organización para la Liberación de Palestina” (OLP), como único representante legítimo del pueblo palestino y acordó  extenderle el estatus como “Estado Observador No Miembro” dentro de dicha organización mundial.

El 15 de noviembre de 1988, mediante la “Declaración de Independencia de Palestina”, se proclamó la constitución del Estado palestino. La Declaración dio paso al reconocimiento del Estado de Palestina por parte de 94 países. Para el año 2012 el reconocimiento era por parte de 130 países. A la altura de julio de 2019 eran 139 los Estados que reconocían como Estado político a Palestina.

Si bien Estados Unidos no reconoce a Palestina como un Estado independiente, sí ha reconocido a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) como un interlocutor que representa los intereses del pueblo palestino, y a sus representantes les ha conferido un estatus diplomático especial.

La Unión Europea ha indicado que reconocería el Estado palestino cuando llegue “el momento oportuno”, sin embargo al presente no se ha producido tal reconocimiento. Gran parte de los países latinoamericanos sí han reconocido a Palestina como un Estado.

Cuando el 29 de noviembre de 2012 la Asamblea General de la ONU aprobó su Resolución 67/19, acordó el ingreso de Palestina como “Estado Observador No Miembro”. Como indicamos, reconoció las fronteras anteriores a 1967 mediante una votación de 138 de los votos a favor, 41 abstenciones y 9 votos en contra. En diciembre de este año, la ONU sustituyó el nombre de “Palestina” por el de “Estado de Palestina”. La condición de “Estado Observador No Miembro” colocó a Palestina en una situación similar a la que goza la Santa Sede, lo que implica, de facto, el reconocimiento como un Estado miembro.

Mientras lo anterior ocurre, la situación en Gaza sigue golpeándonos en el alma. Indica la página electrónica Democracy Now, que el Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu ha dicho que su gobierno ya ha fijado la fecha para la invasión de la ciudad de Rafah. Allí se aglomeran más de dos millones de palestinos que habían huido de la destrucción causada por el gobierno de Israel y sus Fuerzas de Defensa, de la porción central y norte de la Franja de Gaza.

Indica la página de Noticias de las Naciones Unidas antes citada, que los residentes de la ciudad de Jan Yunis han comenzado a regresar  a su ciudad hoy en ruinas, dada la escasez de suministros en el lugar donde hoy se encuentran como desplazados.

Indica también la página que Jamie McGolrick , actual coordinador humanitario en los territorios palestinos ocupados, en entrevista para dicho medio noticioso, indicó que “la planificación está marcha para una incursión en Rafah, que podría desplazar hasta 800,000 personas”. De acuerdo con este medio, ante la realidad de una hambruna, sería necesaria la entrada de 500 camiones diarios de alimentos para atender las necesidades de la población.

De otro lado se informa desde la Franja de Gaza un atendado en el cual Israel asesinó a tres hijos y tres nietos del jefe del Buró Político de Hamas en un ataque en un campo de refugiados de Shatti, al  Oeste de Gaza. Impacta las declaraciones del dirigente de Hamas al expresar su posición ante el asesinato de sus hijos y nietos, según se transmite por la agencia Al Jazeera:

“Gracias doy a Dios por el honor que nos dio con el martirio de mis tres hijos y varios de mis nietos. Con este dolor y sangre , creamos esperanza, un futuro y libertad para nuestro pueblo, nuestra causa y nuestra nación.”

Más adelante expresó que en las operaciones de Israel sobre Gaza, casi 60 miembros de su familia eran “mártires, como  todo el pueblo palestino, y no hay diferencia entre ellos. A tales fines señaló:

“Todos los habitantes de Gaza pagaron un alto precio con la sangre de sus hijos, y yo también…Le decimos a la ocupación que nuestra sangre sólo hará que seamos  más firmes en nuestros principios y en nuestra devoción a nuestro país. La muerte de mis hijos no afectará las demandas de Hamas.”

Esta política seguida por Israel asesinando la familia cercana del dirigente de Hamas es la misma que llevó a cabo Estados Unidos durante su invasión a Iraq en una operación militar contra la residencia de uno de los hijos de Saddam Hussein en la cual dicho hijo, sus nietos y otros familiares perecieron en 2003; o el ataque hecho contra la residencia de Muamar el Gadafi en Libia en 2011, donde murieron un hijo, tres nietos y varios familiares resultaron heridos.

Dentro de todo este entramado de situaciones cada día el gobierno de Israel se encuentra más aislado ante la comunidad internacional.

Nuevas e importantes voces como la senadora estadounidense Elizabeth Warren señala que las acciones de Israel en Gaza cumplen con la definición de genocidio.

Por su parte, el Primer Ministro de Irlanda ha manifestado su “repugnancia” por dichas acciones y ha planteado la posible intervención de su gobierno en el pleito seguido por Sudáfrica contra Israel ante la Corte Internacional de Justicia por violación a la Convención para la Prevención del Crimen de Genocidio. Tanto Israel como Sudáfrica e Irlanda, son países firmantes de dicha Convención.

Igual advertencia ha hecho el gobierno de Nicaragua. Éste último ha indicado que se propone iniciar una demanda contra Alemania donde acusa a este país de proporcionar ayuda militar y financiera a Israel, violando este país la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio. De acuerdo con Nicaragua, entre 2013 y 2022, Israel recibió de Alemania el 28% de sus compras en armamento. Sólo fue superada dicha cifra por Estados Unidos. La demanda de Nicaragua sería la tercera acción legal en la Corte Internacional de Justicia contra Israel en este año. En los pasados días Nicaragua ha procedido a  cerrar  su embajada en Alemania.

El Jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez por su parte, ha manifestado la posición de su gobierno demandando que Palestina sea reconocida como un Estado Miembro Pleno de la Organización de las Naciones Unidas. Ha denunciado a su vez que la respuesta de Israel en Gaza ha sido “desproporcionada”. Sánchez ha indicado que la respuesta de Israel a Hamas, a partir del pasado 7 de octubre de 2023, “amenaza con desestabilizar al mundo”. Ha indicado, además, que el Estado palestino debe ser reconocido  por ser “lo justo, lo demanda la mayoría social y por el interés geopolítico de Europa.” El Jefe de Gobierno español señaló que “la comunidad internacional no podrá ayudar al Estado palestino si no reconoce su existencia.”

Ya sabremos en los próximos días, si la comunidad internacional finalmente acoge a Palestina en el seno de las Naciones Unidas. Hacerlo adelantaría los esfuerzos de Palestina y de la comunidad internacional, por avanzar un poco más, hacia la creación de un Estado palestino en el Medio Oriente. Sería construir hoy el propósito de la Organización de las Naciones Unidad en su propuesta a finales de la década de 1940 de “partición de Palestina”, y la creación de dos Estados independientes en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *