Skip to content

La “solución final”: Israel ordena deportar a un millón de palestinos de Gaza. Limpieza étnica y genocidio amparado por Occidente

Spread the love

Israel exigió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que desplace a 1,1 millones de personas civiles del norte al sur de la Franja de Gaza en las próximas 24 horas, en momentos en que sus fuerzas terrestres y tanques son replegados en las fronteras del enclave palestino

Geoestrategia

Israel exigió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que desplace a 1,1 millones de personas civiles del norte al sur de la Franja de Gaza en las próximas 24 horas, en momentos en que sus fuerzas terrestres y tanques son replegados en las fronteras del enclave palestino.

Minutos después, el organismo dirigido por Antonio Guterres advirtió que «es imposible que se produzca tal desplazamiento sin consecuencias humanitarias devastadoras».

«Las Naciones Unidas hacen un llamado enérgico para que, cualquier orden de este tipo, si se confirma, sea rescindida, evitando lo que podría transformar lo que ya es una tragedia en una situación calamitosa«, señaló la ONU a través de su portavoz Stephane Dujarric.

«Los jefes de equipo de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU y del Departamento de Seguridad en Gaza fueron informados por sus oficiales de enlace en el Ejército israelí de que toda la población de Gaza al norte de Wadi Gaza debería reubicarse en el sur de Gaza en las próximas 24 horas. Esto supone aproximadamente 1,1 millones de personas. La misma orden se aplicó a todo el personal de la ONU y a las personas refugiadas en sus instalaciones, incluidas escuelas, centros de salud y clínicas«, precisó.

La respuesta israelí no tardó en llegar. El embajador de ese país ante las Naciones Unidas, Gilad Erdan, tildó de «vergonzoso» el llamado de la ONU a cancelar la orden de las tropas israelíes de evacuar el norte de Gaza. Además, reprochó a la organización por haberse «hecho la vista gorda» cuando, según las autoridades israelíes, Hamás se armaba y usaba infraestructura civil de Gaza para supuestamente esconder armas.

El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, afirmó el 10 de octubre que su país pretende realizar una «ofensiva completa» en la Franja de Gaza e incluso el suministro de energía eléctrica y alimentos a la población de ese lugar permanece interrumpido, una decisión que ha sido apoyada por Estados Unidos.

Este 12 de octubre, el Ministerio de Energía de Israel confirmó que seguirá manteniendo a Gaza sin servicios básicos, como electricidad, agua y combustibles, y que así lo hará hasta que los líderes de Hamás liberen a todos los rehenes israelíes.

«¿Ayuda humanitaria a Gaza? No se encenderá ningún interruptor eléctrico, no se abrirá ninguna boca de agua y no entrará ningún camión de combustible hasta que los secuestrados israelíes regresen a casa«, escribió el ministro de esa cartera, Israel Katz, en sus redes sociales.

Según los últimos datos disponibles, la escalada de violencia ha causado unos 1.300 muertos y casi 3.300 heridos en Israel, a los que se suman más de 1.400 muertos y 6.200 heridos en Gaza, así como entre 100 y 150 personas, tanto militares como civiles, secuestradas durante el ataque en territorio israelí y retenidas como rehenes en el enclave palestino.

Desde el 7 de octubre, 11 trabajadores de la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina (UNRWA, por sus siglas en inglés) han muerto a causa de los bombardeos israelíes sobre la Franja de Gaza, de acuerdo con la ONU.

Mientras tanto, Estados Unidos y el Reino Unido ya han enviado equipo militar a la zona cercana al Medio Oriente. Washington específicamente ya envió dos portaviones al Mediterráneo oriental como muestra de disuasión para todos los enemigos de Israel. Además, el país norteamericano también entregó municiones a Tel Aviv.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ya se encuentra en reuniones de alto nivel con el Gobierno de Netanyahu, y el secretario de defensa, Lloyd Austin, también llegará en las próximas horas.

El dilema de Egipto: facilitar la limpieza étnica o permitir un posible genocidio

Andrew Korybko

La última guerra entre Israel y Hamas obligó a Egipto a enfrentarse al dilema de presionarlo para que facilite la limpieza étnica de los palestinos de la Franja de Gaza abriendo sus fronteras a todos los refugiados o permita su posible genocidio manteniéndolos atrapados en la zona de conflicto con todo lo que eso implica. por su seguridad. La tercera opción teórica de lanzar una operación de “Responsabilidad de Proteger”/”Intervención Humanitaria” (R2P/HI) contra Israel es políticamente irreal y no hay indicios de que se esté considerando.

El tiempo corre para que Egipto elija el “mal menor” de estos dos desde que Israel anunció que está planeando una operación terrestre que seguirá a su campaña de bombardeos a gran escala, que empeorará aún más el ya inmenso sufrimiento del pueblo palestino. Aunque el autoproclamado Estado judío afirma que cada objetivo civil que ataca es supuestamente una base secreta de Hamás de algún tipo, ningún observador honesto puede negar los daños colaterales que esto ha causado y la enorme pérdida de vidas que siguió.

El Primer Ministro Netanyahu prometió destruir a Hamás y no puede cumplirlo sin llevar a cabo la operación terrestre planeada por su gobierno en Gaza. Es irrelevante en este contexto si Israel tendrá éxito o no en última instancia, ya que la cuestión es que la próxima fase inminente de este conflicto conducirá a un derramamiento de sangre aún mayor. Obviamente, innumerables lugareños quieren escapar de lo que se avecina, pero Egipto hasta ahora se niega a permitirles cruzar la frontera.

El presidente Sisi dijo que no permitirá que el conflicto se resuelva a expensas de otros, lo que fue ampliamente interpretado como una señal de que está en contra de facilitar la limpieza étnica del pueblo palestino de Gaza por parte de Israel, aceptando su reubicación forzosa en el vecino Sinaí. Si Egipto abre sus fronteras a todos los refugiados, entonces existe una posibilidad muy real de que la mayoría de la población huya, aumentando así la probabilidad de que sean reemplazados por colonos israelíes en algún momento después de que termine la guerra.

Ese resultado resultaría en la eliminación de facto de Gaza de la solución de dos Estados exigida por el derecho internacional según las Resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU y la consiguiente especulación de que Egipto llegó a un acuerdo secreto con Israel para este fin. Por lo tanto, Sisi lo considera políticamente inaceptable, al menos por el momento, de ahí que insista en mantener la frontera cerrada y, en su lugar, buscar un alto el fuego a pesar de que este último es políticamente poco realista hasta que termine la siguiente fase del conflicto.

Al mismo tiempo, Egipto también enfrenta acusaciones de permitir un posible genocidio en caso de que mantenga su frontera cerrada durante el transcurso de la inminente operación terrestre de Israel, lo que podría contribuir directamente a que las víctimas civiles alcancen una escala inimaginable. Si eso sucede, entonces Egipto sería parcialmente culpable de este crimen contra la humanidad después de saber lo que estaba a punto de suceder y aún así negarse a permitir que los civiles huyeran, destruyendo así irreparablemente su reputación y la de Sisi.

Ese resultado sería el mismo que el mencionado anteriormente con respecto a la despoblación forzada de Gaza y el probable reemplazo de los lugareños por colonos israelíes después de que termine la guerra, con la única diferencia de que muchos más de esos mismos lugareños serían asesinados en el proceso. A Israel no le importan las bajas civiles, ya que está sediento de sangre después de los ataques terroristas de Hamas , y algunos de sus líderes posiblemente han querido realizar una limpieza étnica o incluso genocidio a los palestinos desde hace algún tiempo.

La decisión de Egipto de mantener la frontera cerrada por ahora parece basarse en su expectativa de que Israel será presionado con éxito por las creíbles preocupaciones del público mundial sobre los palestinos para que se contenga, cancele su operación terrestre en Gaza y acepte otro alto el fuego con Hamás. Sin embargo, Israel ya ha demostrado ser inmune a la opinión pública en lo que respecta a la conducción de sus operaciones militares, por lo que Sisi se equivoca si realmente piensa que su postura detendrá de alguna manera la guerra.

También podría ser que esté calculando cínicamente que no se culpará a Egipto por el posible genocidio del pueblo palestino, ya que el público mundial probablemente estará demasiado concentrado en condenar a Israel después. Su potencial martirio podría entonces repercutir a lo largo de la historia y ser explotado por Egipto o cualquier otro país en pos de objetivos políticos futuros, ya sean nacionales o internacionales. Incluso si eso no es lo que Sisi tiene en mente, sí podría ser la forma en que responda después de cualquier genocidio inminente en Gaza.

En cualquier caso, Egipto se encuentra ahora bajo máxima presión para articular su política al resto del mundo, ya que más de dos millones de personas están literalmente en juego. Mantener la frontera cerrada parece muy malo a los ojos de la opinión pública. En el mejor de los casos, parece que Egipto quiere que los mismos palestinos a los que dice apoyar sigan sufriendo como parte de una gran apuesta para poner fin a la guerra, mientras que en el peor, parece que Sisi no tiene ni idea de su posible genocidio o ni siquiera le importa. mucho si sucede.

Israel ha lanzado sobre Gaza 6.000 bombas y 4.000 toneladas de explosivos

La Fuerza Aérea de Israel ha lanzado desde el 7 de octubre y el 12 de octubre más de 6.000 bombas, 4.000 toneladas de explosivos y ha impactado más de 3.600 objetivos en la Franja de Gaza, informaron las Fuerzas de Defensa del país hebreo (FDI).

De acuerdo con la información oficial, en los ataques fueron asesinados un comandante de Hamás y un grupo de operativos dedicados a dirigir los ataques contra Israel.

Además, la fuerza aérea indicó que los barrios de Beit Hanoun, Shejaiya, Rimal, El-Furkan y Tuffah sufrieron «grandes y graves» daños.

«Aproximadamente 6.000 bombas han sido lanzadas sobre la Franja de Gaza con un peso total de 4.000 toneladas», puntualizaron las FDI en un comunicado y en redes sociales.

Según las Fuerzas Armadas, los ataques mataron a cientos de personas y entre los lugares atacados están infraestructura militar estratégica, centros de producción de armas, activos de inteligencia, objetivos de liderazgo, objetivos de superioridad naval y objetivos de sistemas de cohetes.

El Ministerio de Sanidad de Gaza informó que el sistema sanitario de ese territorio palestino ha empezado a colapsarse.

«Se amplió el número de camas de la UCI [Unidad de Cuidados Intensivos], pero ya se han llenado. Los heridos que necesitan una cama en la UCI ahora no tienen donde ser ingresados«, dijo la autoridad.

«El número de heridos supera la capacidad de las salas de operaciones y es superior a las capacidades clínicas de los hospitales, incluso después de que se ampliaran y se ingresara a los heridos en los corredores«, agregó.

Nuevo balance: Sube a 1537 la cifra de muertos en Gaza; 500 niños

El número de víctimas por los incesantes ataques israelíes contra Gaza sigue aumentando, ahora suben a 1537 los muertos y a 6612 los heridos por los bombardeos.

Según el último balance del Ministerio de Salud de Gaza, publicado a últimas horas del jueves, al menos 1537 palestinos, incluidos 500 niños y 276 mujeres, han perdido la vida en seis días de ininterrumpidos bombardeos del régimen de Israel contra la asediada Franja de Gaza.

De hecho, ya son más de 423 000 los gazatíes que se han visto obligados a huir de sus hogares —75 000 de ellos en un solo día— en el enclave costero palestino, bloqueado por todos lados desde hace más de una década, conforme contabilizó el mismo jueves la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria (OCHA) de Naciones Unidas.

La aislada franja costera de Gaza permanece bajo el total asedio de Israel, peor aún desde el inicio de la nueva ronda de agresiones israelíes, a partir del sábado se ha quedado sin acceso a electricidad, agua, alimentos y medicinas.

Es más, según informó Maha Hussaini, la directora de la oenegé Monitor Euromediterráneo de Derechos Humanos (Euro-Med) en Ginebra, Israel está “utilizando fósforo blanco internacionalmente prohibido” contra la población desesperada de Gaza.

En Gaza, bajo total asedio israelí, la única central eléctrica ya está cerrada, debido a una escasez de combustible. Por tanto, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) alertó, también el jueves, que el corte de la electricidad convertirá los hospitales en la Franja de Gaza en morgues y causará una catástrofe humanitaria.

Seymour Hersh, ganador del premio Pulitzer: «Netanyahu está acabado»

«Netanyahu está acabado». Seymour Hersh escribió un artículo en su canal pago, argumentando que Israel no asaltará la Franja de Gaza, sino que comenzará a estrangularla con un bloqueo: «como los alemanes en Leningrado».

“Es poco probable que, después de muchos años de “seguridad” en Cisjordania, el ejército israelí resista intensos combates en las densas zonas urbanas de los dos millones de habitantes de la Franja de Gaza.

En cuanto al ataque terrestre, una fuente me dijo que se está considerando una alternativa brutal. Puede describirse como el «enfoque de Leningrado», en referencia a los intentos alemanes de matar de hambre a la ciudad ahora conocida como San Petersburgo durante la Segunda Guerra Mundial.

La opción sobre la mesa, me dijo una fuente israelí, es seguir aislando a la ciudad de Gaza en términos de electricidad, alimentos y otros elementos esenciales. El movimiento gobernante Hamas en Gaza tiene suministros de agua potable purificada para dos o tres días y ya enfrenta escasez de alimentos. En algún momento, Israel podría negociar la liberación de algunos prisioneros –mujeres y niños– a cambio de comida y agua.

Según la fuente, veterano de las estructuras de seguridad israelíes, Netanyahu tendrá que marcharse una vez finalizado el conflicto con Hamás. Netanyahu está acabado. Él es el muerto viviente. Permanecerá en su puesto hasta que cesen los disparos, «tal vez uno o dos meses más».

Israel tiene dos opciones

Las posiciones de Putin y Xi Jinping con respecto a Israel son que debe haber tanto Israel como Palestina, es decir, el regreso de Palestina a las fronteras de 1967 para una paz definitiva en Medio Oriente.

La posición de los políticos estadounidenses es la guerra, el genocidio y la limpieza étnica del pueblo palestino.

¿Qué decidirá Israel?

Si Israel acepta la primera propuesta, el derramamiento de sangre finalmente tendrá la oportunidad de detenerse. Separarlos en dos estados separados y un muro de 5 metros de alto entre ellos hará el trabajo, de manera muy simple.

De lo contrario, si decide entrar en Gaza, Hezbollah y muchas otras facciones islámicas y organizaciones militares en todos los países musulmanes entrarán en la guerra.

La situación no es la misma que hace unos años e Israel ya no tiene superioridad militar ni ventaja militar-tecnológica sobre el mundo islámico.

Irán ya ha equipado a Hezbollah con misiles, armas antitanques, artillería, armas antiaéreas y un ejército mucho mayor que el ejército movilizado de Israel. Todo Israel fue bombardeado ayer, aunque con cohetes débiles, pero los daños no fueron pequeños

Una guerra así puede durar muchos años. Israel quedará atrapado en una guerra civil, será bombardeado constantemente, no tendrá seguridad y literalmente puede convertirse en la nueva Siria. Los israelíes se van a marchar en masa y otro gran problema es que la impresora del dólar estadounidense ha empezado a fallar.

Por supuesto, Israel también puede apostar a entrar en Gaza y esperar que Hezbollah no se involucre.

Análisis: ¿Qué significaría un ataque terrestre de Israel a Gaza?

Parece cada vez más probable que Israel lance una ofensiva terrestre en Gaza, algo que ha hecho en dos de sus cuatro guerras anteriores contra el enclave costero.

El ejército israelí ha invertido enormes recursos para tal escenario, incluso construyendo una base de entrenamiento en el desierto del sur destinada a replicar el paisaje urbano de la asediada Franja de Gaza.

Sin embargo, un ataque terrestre prácticamente garantiza muchas más bajas en ambos bandos. Implicaría batallas calle por calle con combatientes del Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) que han tenido años para preparar túneles subterráneos.

¿Qué sabemos de las operaciones terrestres anteriores en Gaza?

Las ofensivas terrestres de Israel a Gaza siguen un patrón similar, con incursiones terrestres lanzadas a lo largo de los años en diferentes escalas, generalmente precedidas por un intenso bombardeo que apunta a áreas y zonas residenciales.

El régimen de Tel Aviv también ha hecho un uso intensivo del poder aéreo y bombardeos desde artillería terrestre y cañoneras navales en la primera fase de campañas para atacar, lo que dice es la infraestructura militar de HAMAS.

Pero si bien Israel tiene una enorme ventaja en términos del tamaño de su ejército, HAMAS se ha adaptado considerablemente a lo largo de los años para responder a los ataques terrestres de Israel a Gaza.

¿Cómo influirá la geografía en cualquier combate?

La geografía de Gaza crea limitaciones a las operaciones israelíes. Hay zonas rurales de tierras de cultivo junto al cruce de Erez en el extremo norte de Gaza. Alrededor de Bureij, al sur de la ciudad de Gaza, hay una línea montañosa que domina el centro de Gaza.

Al este de Jan Yunis, en el sur, los tanques y los blindados israelíes pueden moverse fácilmente y tomar posiciones de disparo. Otro punto de acceso se encuentra alrededor de la Ruta Filadelfia, cerca de Rafah, en el extremo sur.

En incursiones anteriores, Israel había utilizado posiciones con vista al centro de Gaza para tratar de cortar las comunicaciones entre la ciudad de Gaza y el sur y otros lugares para dividir el área.

HAMAS y otras facciones en Gaza son conscientes de que estas son rutas que las fuerzas israelíes pueden usar y, a menudo, tendrán sus primeras líneas de defensa en estas áreas, que han sido escenario de intensos combates en el pasado.

A medida que el campo arenoso se convierte en áreas urbanas, el terreno se vuelve más difícil para Israel. Los bloques residenciales de gran altura en sitios como Jabaliya y Beit Lahia dominan los accesos norte hacia la ciudad de Gaza, mientras que la carretera principal norte-sur está bordeada por áreas industriales que HAMAS ha empleado de manera defensiva en el pasado.

El terreno en el centro de Gaza y al este de Jan Yunis es más abierto, pero las aldeas y los edificios más altos a lo largo de las carreteras de acceso han proporcionado cobertura a los combatientes palestinos.

¿Cómo responderá HAMAS?

HAMAS y las facciones palestinas tienen años de experiencia luchando contra el ejército israelí y se han convertido en una fuerza urbana adaptable y eficaz. Las Brigadas Ezzedin AL-Qassam tienen un núcleo de líderes de combate experimentados que están familiarizados con la forma de luchar contra el ejército israelí, algunos de ellos de habla hebrea que han estudiado en profundidad al ejército israelí.

Un problema importante para Israel en cualquier intento de ofensiva terrestre es que tendrá que enfrentar posiciones preparadas de HAMAS, incluidos túneles de combate desarrollados ampliamente a lo largo de los años y en algunos casos equipados con sistemas de comunicación.

Mientras que las redes de túneles de HAMAS alguna vez fueron rudimentarias, sus ingenieros ahora tienen una experiencia considerable en la construcción de lugares subterráneos reforzados y bien escondidos para utilizarlos como centros de comando y desde donde desplegar combatientes.

Y si bien Israel alguna vez tuvo una clara ventaja de vigilancia sobre Gaza, los drones civiles baratos y fácilmente disponibles adquiridos por HAMAS han nivelado el campo de juego, permitiéndoles observar las líneas de aproximación israelíes.

¿Puede Israel reocupar Gaza?

Si bien Israel probablemente tenga la capacidad militar para ocupar a Gaza, pero es probable que el costo sea alto para su ejército.

Una reocupación total de Gaza sería profundamente desafiante y probablemente estaría más allá de la capacidad de Israel para administrarla en el largo plazo, lo que sugiere que si Israel opta por una invasión total, es más probable que su objetivo sea una derrota integral de HAMAS.

Otro problema

Mientras tanto, el conflicto en Medio Oriente podría crear otro problema colosal para los países vecinos de Israel y también para Europa. Se trata de enormes flujos de refugiados que ahora están siendo contenidos por Egipto.

Egipto está actuando de manera bastante razonable al creer que una enorme afluencia de habitantes de Gaza de mentalidad bastante radical al país complicará la ya difícil situación del país. Con gran dificultad, los islamistas derrotados pueden conseguir sangre nueva y llevar nuevamente el asunto a la revolución. Además, esta vez la magnitud a expensas de los palestinos de Gaza puede ser tal que el ejército ya no podrá hacer frente y se establecerá un régimen islamista extremadamente radical en Egipto.

Pero habrá que resolver el problema de los refugiados. Porque las condiciones de vida en la Franja de Gaza pronto serán completamente insoportables. Esta es la ausencia no sólo de los beneficios habituales de la civilización, sino incluso de comida y agua, y además, de las ruinas de las ciudades, entre las cuales yacen cadáveres que se descomponen. Gaza puede convertirse en una verdadera incubadora de las infecciones más peligrosas, que tarde o temprano escaparán de allí. Ni siquiera hace falta hablar de que en el propio sector, con su tamaño modesto y su población de más de 2 millones de personas, habrá una verdadera pestilencia.

Si la Franja de Gaza sigue bloqueada por Egipto y el mar, e Israel avanza lentamente sobre el terreno, el término “genocidio” será demasiado débil para describir lo que está sucediendo.

Seguramente Egipto ahora está negociando con otros países sobre los refugiados para poder liberarlos de Gaza, pero no retenerlos. Y lo más probable es que estas negociaciones se lleven a cabo con países… de la Unión Europea, que ya se están asfixiando por el número de refugiados. En caso de que comience un éxodo desde Gaza, su número puede aumentar significativamente. Hay más de 2 millones de habitantes de Gaza que sólo quieren sobrevivir.

Los países árabes no aceptarán refugiados, especialmente las ricas monarquías del Golfo Pérsico. Siria y el Líbano no son países particularmente atractivos para los refugiados; Jordania ya tiene un enorme problema con los refugiados.

Y definitivamente habrá que hacer algo. De lo contrario, el mundo simplemente verá morir a 2 millones de personas. Está claro que todo lo que se habla sobre el humanismo procedente del “mundo civilizado” está saturado de bastante hipocresía y cinismo, pero no en la misma medida… Condenar a muerte a un gran número de personas en las inmediaciones de Europa. – ¿Qué dirá entonces el jefe de jardinería de Europa, Josep Borrell?

Sin embargo, en aras de su tranquilidad, Europa puede hacer la vista gorda ante otro genocidio. No sería la primera vez. Scholz dirá que hablar de genocidio es ridículo y que simplemente se prohibirán todas las manifestaciones y mítines. Bueno, no se puede aceptar tantos refugiados amargados, entre los cuales se espera que haya muchos que estén dispuestos a tomar las armas.

La mentira como arma de Israel: Más falsificaciones israelíes

Una de las fotografías de un niño supuestamente quemado que publicó Netanyahu resultó ser una falsificación procesada mediante redes neuronales. De hecho, la fotografía no era de un niño muerto, sino de un perro vivo.
Teniendo en cuenta las falsificaciones ya expuestas sobre niños enjaulados y niños sin cabeza, tal cantidad de falsificaciones por parte de las autoridades israelíes y de los medios de comunicación israelíes indica una grave falta de materiales originales, ya que tales invenciones deben ser combatidas.
La prensa occidental en un titular

El Times utiliza una fotografía de niños palestinos que escaparon de un ataque israelí en Gaza con un titular sobre propaganda de «niños decapitados».

The Times hace pasar a niños palestinos heridos por israelíes

La propaganda occidental logró superarse para encontrar nuevas formas de ser execrable: este periódico británico tituló su portada con «Israel muestra bebés mutilados», acompañada de una fotografía enorme de niñas heridas por los bombardeos.

Pero hay una nota al pie de esa foto, diminuta, donde dice: «Niños palestinos heridos en ataques aéreos se sientan en el hospital Al Shifa de Gaza».

La aclaración de The Times, seguramente, sea para no enfrentarse a los tribunales, pero la mayoría de gente que decida leer el rotativo, y absolutamente todos quienes no lo hagan y solo vean la portada, van a creer que las niñas palestinas heridas de la imagen eran israelíes, debido al contexto del titular y la fotografía, que son lo que más se ven.

Por cierto, en la portada también hay una aclaración pequeña (aunque no tanto como la otra) que contradice el gigantesco titular: «Imágenes que supuestamente son prueba de atrocidades».

Así es la propaganda occidental: primero te mienten a lo grande, y solo en pequeño te dicen la verdad.

Los operadores de criptomonedas no son seguros. Trabajan para Israel

Binance, una de las principales plataformas de intercambio de criptomonedas a nivel mundial, ha tomado la decisión de congelar ciertas cuentas vinculadas al movimiento Hamás, en respuesta a una solicitud emitida por las autoridades de seguridad de Israel.

La medida se fundamenta en la preocupación de que miembros de Hamás hayan estado utilizando activamente la plataforma de Binance para llevar a cabo actividades con fines militares y de financiamiento, a través de la utilización de redes sociales y otras estrategias en línea.

Un portavoz oficial de Binance ha confirmado que solo las cuentas directamente relacionadas con el movimiento Hamás han sido congeladas y señaló que no se ha afectado a las cuentas pertenecientes a ciudadanos palestinos que no estén vinculados a esta organización.

«A EEUU no le interesa negociar con los palestinos»

Angélica Ferrer

En el conflicto palestino-israelí, Estados Unidos no está dispuesto a negociar con los palestinos, pues hay que velar por sus intereses y los de Israel, afirma en una entrevista para Sputnik la maestra en relaciones internacionales por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Irais Fuentes.

Ante la escalada en el conflicto palestino-israelí, la comunidad internacional ha tomado diversas posturas, pero una de las más férreas ha sido la de Estados Unidos, un país que, históricamente, ha estado involucrado en la región y que, a través de tareas como el despliegue de sus fuerzas especiales para rescatar a los estadounidenses que fueron secuestrados por Hamás, es partícipe de la situación actual, señala la experta.

«EEUU es un sujeto al que no le interesa negociar con los palestinos. Su principal interés es garantizar por todos los medios, ya sea jurídica, política, militar y económicamente sus [deseos] y los de la propia clase política de Israel. [Washington] es el primero que sale a respaldar acciones en contra de Palestina y todo su territorio, no solo contra Hamás«, sentencia Fuentes, quien cuenta con estudios en la Universidad Ferdowsi de Mashad en la República Islámica de Irán.

Lo dicho por la experta, va en línea con lo mencionado por el presidente ruso, Vladímir Putin, durante una reunión con el primer ministro iraquí, Mohamed Sudani, donde consideró que la crisis que se vive en Gaza es solo una muestra de las estrategias de EEUU en la región.

«La crisis ucraniana también continúa, y por desgracia vemos una fuerte escalada de la situación en Oriente Medio. Creo que muchos estarán de acuerdo conmigo en que se trata de un claro ejemplo del fracaso de la política de Estados Unidos en Oriente Medio, que trató de monopolizar la solución, pero, lamentablemente, no se preocupó por encontrar compromisos aceptables para ambas partes«, indicó el mandatario ruso.

¿Cómo ha evolucionado el papel de EEUU?

El actuar de EEUU en el conflicto palestino-israelí se observa desde que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 1947, ordenó dividir Palestina en dos Estados independientes, uno árabe palestino y otro judío, pero se define aún más tras la Guerra de los seis días, que ocurrió en 1967.

«Desde 1967, hay un apoyo directo en términos económicos de parte de [Washington] hacia Israel, además de que cuentan con una serie de intercambios en términos militares, de seguridad, de tecnología y sistemas de espionaje«, refiere Fuentes.

Con estas herramientas, el Ejército israelí se ha convertido en uno de los más fuertes a nivel mundial.

Para el maestro en relaciones internacionales por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Adán Miguel Rodríguez Pérez, otro rubro fundamental para entender el papel estadounidense en esta región de Oriente Medio es que ni los Acuerdos de Oslo (1993) ni los de Abraham (2020) han solucionado los problemas en la zona.

Son esfuerzos que, «en realidad, no han resuelto el problema de tajo, que es precisamente crear un estado tanto para palestinos y uno de Israel con divisiones claras«, indica el académico en una entrevista para Sputnik.

Además, el experto concuerda con los señalamientos del mandatario ruso realizados durante la sesión plenaria del Foro Internacional de la Semana Rusa de la Energía en Moscú, donde acusó a EEUU de intentar aclarar el conflicto, con grandes raíces políticas, con «limosnas económicas».

«En los Acuerdos de Abraham, [Washington] buscaba precisamente paz y estabilidad, pero para Israel, y solo le ofreció inversiones a los palestinos, sin nada concreto sobre una solución que derive en la creación de dos estados. Ahora, lo que busca es que la población palestina se acople a Israel, en una situación donde solo sean dos pueblos y un Estado«, expone.

Falta de apoyo a las causas

Para el también docente en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, otra muestra de que Estados Unidos realmente no busca que el conflicto entre Israel y Palestina se acabe es el poco empuje a un diálogo real en la materia.

«Considero que EEUU, en algún momento, alentó a Israel a proseguir con la ocupación de Palestina al no presionarlos [para hallar una solución]», describe.

No obstante, lo más grave, de acuerdo con Rodríguez Pérez, es que la comunidad internacional también es omisa al tema, dotando solo asistencia económica, como lo realiza la Unión Europea.

«EEUU no ha hecho su papel, como tampoco lo han realizado instituciones como la ONU, organismo ante el que [Washington] siempre ha apoyado a Israel, incluso vetando resoluciones que le condenan. Pero también los árabes han olvidado, en cierta medida, la causa palestina (…). Sin embargo, las tensiones actuales pueden generar que los Estados árabes pongan en pausa el proceso de normalización de relaciones con Israel pero, mientras tanto, los palestinos se enfrentan una situación de penuria, de crisis humanitaria y de, prácticamente, la imposibilidad de construir un Estado para ellos«, agrega.

Ante esta situación, la maestra en relaciones internacionales por la UAM apunta que Palestina ha buscado todos los medios para ser escuchada; sin embargo, «los llamados de ayuda han sido ahogados en esta vorágine del conflicto incesante en la propia región (…). Por esto, el ataque [del 7 de octubre], que para nada es justificable por la pérdida de vidas, sí responde a toda una historia donde Estados Unidos está respaldando esa aniquilación sistemática de los palestinos«, destaca.

Previsiones a corto y mediano plazo

Fuentes asevera que el conflicto palestino-israelí seguirá empeorando conforme pase el tiempo, esto especialmente porque no existe una intención ni negociación formales para alcanzar un acuerdo en común.

Además, «el partido gobernante en estos momentos es el Likud, con [el primer ministro israelí], Benjamín Netanyahu, a la cabeza. Esta rama de la élite política se caracteriza por una política sumamente férrea y contundente cuando se trata de un proceso de negociación, especialmente si se trata de Palestina«, reflexiona.

Sumado a este tema, también está el diálogo para la liberación de rehenes tomados por Hamás, quienes son de distintas nacionalidades. «Ahí habrá un enfrentamiento en términos de quién va a ceder y qué van a estar negociando«, acota la especialista.

El presidente Putin precisa la posición de Rusia sobre la Palestina geográfica

Al hacer uso de la palabra en ocasión de la Semana de la Energía, el presidente ruso, Vladimir Putin, recordó que inicialmente, en 1948, la ONU había decidido crear un Estado binacional en Palestina. Lo que recibió el aval de las Naciones Unidos no fue la declaración unilateral israelí de independencia sino aquel proyecto de creación de un Estado binacional. Por eso, «es imposible resolver el problema sin la creación de un Estado palestino cuya capital sería Jerusalén», recalcó el presidente ruso.

El presidente Putin expresó su sorpresa ante el anuncio estadounidense del envío del portaviones USS Gerald Ford y de su grupo naval –el crucero USS Normandy y los destructores USS Thomas HudnerUSS RamageUSS Carney y USS Roosevelt– frente al litoral de Gaza. «No entiendo por qué Estados Unidos envía un grupo naval. ¿Qué harán allí?», preguntó.

Finalmente, el presidente ruso se declaró también desagradablemente sorprendido por la actual búsqueda de un chivo expiatorio. «Se acusa a Irán de todas las cosas graves, como siempre, sin pruebas», observó.

Esta toma de posición no modifica la doctrina de la Federación Rusa sobre el conflicto israelo-palestino. La diferencia reside en el hecho que hasta ahora Moscú se abstenía de expresar públicamente su punto de vista sobre la cuestión.

Análisis: El ataque israelí a Gaza está condenado al fracaso

Scott Ritter

Israel ha reunido unos 300.000 soldados, armados con tanques, vehículos de combate de infantería y artillería, y apoyados por helicópteros y aviones de ala fija.

Su misión es asegurar el perímetro alrededor de Gaza para asegurarse de que los combatientes de Hamas no puedan salir y cometer atrocidades contra los ciudadanos de Israel como las que ocurrieron el 7 y 8 de octubre. Se estima que en algún momento estas tropas serán ordenó su entrada en Gaza con el propósito de destruir a Hamás como organización. Pero la triste realidad es que el ejército israelí hoy no está a la altura de tal misión . Carece de la formación y la fortaleza para una tarea como esa, independientemente del resultado, y le costará a Israel miles de vidas si se lleva a cabo. Cualquier ataque israelí contra Gaza está condenado al fracaso incluso antes de comenzar.

Una breve mirada retrospectiva a la preparación y el entrenamiento de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) ayuda a subrayar el razonamiento detrás de una evaluación tan sombría. A principios de este año, en el transcurso de dos semanas, desde finales de mayo hasta principios de junio, las FDI llevaron a cabo un ejercicio masivo, denominado en código “Mano Firme”, que puso a prueba la capacidad israelí para librar la guerra en múltiples frentes.. Al igual que un ejercicio similar realizado el año anterior, denominado en código “Carros de Fuego”, el evento “Mano Firme” se centró en una importante campaña aérea emprendida contra Irán y una importante guerra terrestre contra Hezbollah, en el norte de Israel y el sur del Líbano. . Ambos ejercicios preveían que habría brotes de violencia localizada en Cisjordania y a lo largo de la Franja de Gaza que tendrían que ser contenidos por fuerzas asignadas a los comandos militares Central y Sur, respectivamente.

El foco de esfuerzo de ambos ejercicios fue el Comando Norte, y más concretamente, la frontera con el Líbano. Allí, más allá de la frontera, estaban ubicadas las fuerzas de Hezbollah, un partido político libanés que mantenía una milicia más grande, mejor entrenada y mejor equipada que la mayoría de los ejércitos. Israel libró una guerra de 34 días con Hezbollah en agosto de 2006 , enfrentando a una fuerza que había crecido hasta alcanzar más de 30.000 soldados, respaldados por tanques, artillería, helicópteros y aviones de ala fija, contra una unidad ligeramente armada de alrededor de 3.000 combatientes.

La guerra fue un desastre absoluto para las FDI. Los comandantes de Hezbollah descubrieron que las tropas israelíes estaban en general mal organizadas y disciplinadas, con muy poco entrenamiento relevante para los rigores de la guerra moderna. Los operadores de tanques israelíes no estaban familiarizados con las tácticas relevantes para el terreno en el que operaban, lo que los dejó expuestos a ataques de Hezbollah que terminaron destruyendo 20 de los tan cacareados tanques Merkava de Israel.

Israel ha estado luchando por superar la mancha de su derrota de 2006 a manos de Hezbollah. En 2016, las FDI se embarcaron en el Proyecto Gideon, un plan de cinco años diseñado para reconfigurar y reentrenar al ejército israelí para que no repitiera los errores de 2006. Cuando se completó el Proyecto Gideon, Israel se embarcó en lo que llamó el “Tnufa ” (“Momentum”), destinado a aprovechar los cambios realizados bajo el Proyecto Gideon. Parte del plan Tnufa es algo llamado Ground Horizon, una serie de innovaciones técnicas diseñadas para hacer que las fuerzas terrestres israelíes sean más efectivas.

Las fuerzas de las FDI que participaron en los ejercicios Carros de Fuego y Mano Firme habían estado en el extremo receptor de los cambios del Proyecto Gideon/Tnufa/Ground Horizon. Dos de las principales unidades de las FDI, la 91.ª División “Galilea”, responsable de la defensa contra Hezbollah desde el Líbano, y la 36.ª División Blindada Ga’ash (“Golán”), responsable de la frontera siria, tomaron la iniciativa en los ejercicios. Llevaron a cabo un ejercicio multidivisional en el que realizaron entrenamiento con armas combinadas contra un enemigo similar a Hezbolá.

El Comando Central y el Comando Sur practicaron varios ejercicios antiterroristas que enfatizaron la seguridad de los residentes en Judea y Samaria.

Cuando se completó el ejercicio Mano Firme, el alto mando de las FDI lo declaró un éxito.

No se habían ejercitado contra un acontecimiento como los ataques de Hamás del 7 y 8 de octubre de este año.

El combate urbano es extraordinariamente difícil. Lo es aún más cuando un defensor puede instalarse entre los escombros de una ciudad destruida. Pregúntenle a los alemanes en Stalingrado. Pregúntele a los franceses, británicos, indios y polacos que lucharon en Monte Casino. Pregunte a los ucranianos o a los rusos sobre Mariupol y Artemovsk (Bakhmut) .

Hoy en día, el ejército israelí se siente más cómodo haciendo videos en TikTok y publicando fotografías en Instagram que perfeccionando las habilidades necesarias para acercarse y destruir a su enemigo mediante potencia de fuego y maniobras. Se trata de un ejército que, con algunas excepciones que se encuentran en las unidades de reconocimiento de élite de las FDI, se ha acostumbrado a un ritual en tiempos de paz más parecido a la vida de un oficial penitenciario que a la de un soldado. Las FDI se han convertido en expertas en arrestar niños, golpear a mujeres y asesinar a hombres desarmados.

Sacar a un enemigo competente de los escombros de una ciudad destruida, especialmente cuando se ha preparado y organizado para tal batalla, es un trabajo mortal. Las tropas israelíes que se han reunido fuera de Gaza no están preparadas para esta lucha. No están entrenados ni equipados para esta pelea. No están psicológicamente preparados para esta lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *