Skip to content

“La tendencia va a continuar”: el 96% de los municipios perdió población entre abril de 2020 y julio de 2023

Spread the love

En ese período, la población total sufrió una reducción de 2.4%, lo que se traduce a sobre 80,000 residentes menos en Puerto Rico

Guayama figura entre los 10 pueblos que más población perdieron entre abril de 2020 y julio de 2023. (XAVIER GARCIA)

Génesis Ibarra Vázquez

Por Génesis Ibarra Vázquez

Periodista de Noticiasgenesis.ibarra@gfrmedia.com

El 96% de los municipios de Puerto Rico registró una reducción poblacional entre abril de 2020 y julio de 2023, que oscila entre 0.1% y 10% de pérdida, particularmente en la zona sur –que aún no se recupera de los daños por los sismos de 2020–, según estimados del Instituto de Estadísticas.

Además, en ese período, la población del archipiélago sufrió una reducción de 2.4%, lo que se traduce a sobre 80,000 residentes menos, y lo que llevó a demógrafos a estimar que, de seguir ese ritmo, se podrían perder cerca de 300,000 habitantes adicionales al 2030.

Según los datos más recientes de los Estimados Anuales Poblacionales de la Oficina del Censo de Estados Unidos, los municipios con el mayor cambio porcentual de población en el período mencionado son Guánica(-10.0%), Loíza(-5.9%), Guayanilla(-5.5%), Ponce(-5.3%), Yauco(-5.2%), Guayama(-5.0%), Yabucoa(-5.0%), Maricao(-4.9%), Arroyo(-4.8%) y Cataño(-4.5%).

Esos 10 pueblos perdieron, en conjunto, 18,162 residentes entre abril de 2020 y julio de 2023. Ponce lidera el listado, en términos de cifras, con 7,240 menos, seguido de Guayama, con 1,849. En cambio, tres municipios vieron leves incrementos en su población: RincónNaranjito Barranquitas.

“En términos de Puerto Rico, continuamos mostrando una tendencia de reducción poblacional que se viene viendo desde hace casi dos décadas, según estimados anuales”, comentó Alberto Velázquez Estrada, gerente sénior de Proyectos Estadísticos del Instituto de Estadísticas.

“La tendencia es que va a continuar el decrecimiento (poblacional), tal vez a un ritmo más lento que lo que vimos la década pasada, pero la tendencia es que el número oficial (de población) va a acercarse a los 3.0 millones de personas. De aquí al 2030, debemos estar por ahí, si la tendencia se mantiene”, agregó.

Sobre los tres municipios que experimentaron “pequeños incrementos” en su población, Velázquez Estrada indicó que podría responder a varios factores, como la posibilidad de que el comportamiento de nacimientos versus muertes fuera menos agresivo, combinado con la proporción de personas que se mudaron a esos pueblos.

En Rincón, se vio un aumento poblacional de 238 (1.6%), seguido de Naranjito con 41 (0.1%) y Barranquitas con 37 (01.%).

“Seguimos perdiendo población”

Para los demógrafos Judith Rodríguez y Raúl Figueroa, de continuar el ritmo actual de reducción poblacional –que alcanzó su pico máximo en la última década en 2018, tras el paso del huracán María–, la población total podría reducirse a 2.9 millones.

“Obviamente, seguimos perdiendo población. Eso es algo que esperamos, porque todavía los factores de empuje, que es lo que hace que la gente se vaya de Puerto Rico, no han cambiado mucho. Otro factor es la parte de los nacimientos, siguen naciendo mucho menos de los que están muriendo, así que eso también hace que la población baje en ese aspecto, en cuanto al crecimiento natural”, señaló Figueroa.

Entre los factores de empuje, enumeró la economía –que lleva a la población joven a irse de Puerto Rico–, el costo de vida –que incluye los constantes aumentos en el servicio de luz, agua y peajes, por mencionar algunos–, la calidad de vida y la violencia. “Mientras eso no cambie, va a seguir saliendo más gente de la que está entrando”, señaló Figueroa.

Por su parte, Rodríguez planteó que también es necesario evaluar los números de los pueblos que no están entre los 10 con más pérdida porcentual, pero que sí perdieron una gran cantidad de residentes. Tal es el caso de San Juan, que perdió 9,254 habitantes, más que cualquier otro municipio, aunque solo supone un cambio porcentual de -2.7%, pues su población asciende a 333,005.

San Juan perdió 9,254 habitantes, más que cualquier otro municipio, aunque solo supone un cambio porcentual de -2.7%. (Ramon «Tonito» Zayas)

Además, destacó la situación en el sur, donde se agrava la pérdida poblacional por las secuelas de los terremotos. “Todavía esa construcción tan esperada no se ha hecho. Nos debe servir de ejemplo, de que cuando las cosas no se arreglan (tras) un evento que tiene daño de estructura, que afecta toda la actividad económica y social, la gente se va”, sostuvo Rodríguez.

Si bien la baja poblacional experimentada en los últimos años era anticipada, persiste en los expertos la preocupación de cómo lucirá el archipiélago al final de esta década, particularmente ante el hecho de que las personas que más abandonan la isla son jóvenes y la población cada vez es más vieja.

“Yo entiendo que perdimos la brújula hace unos años, o sea, estamos siendo reactivos a todo, incluyendo todos estos cambios demográficos”, señaló Rodríguez.

En abril de 2020, la población estimada ascendía a 3,285,874. Según el portal del Instituto de Estadísticas, la reducción más extrema en los últimos 10 años se dio en 2018, cuando llegó a 3,193,344. La población no había sido tan reducida desde 1979, cuando el total de residentes era 3,160,022.

Sobrevivencia “en jaque”

Por su parte, Velázquez Estrada recordó que los datos recién compartidos son estimados, por lo que no son una numeración oficial y podrían variar. Agregó que el Censo de 2020 –al igual que el de 2010–, cuyos datos se utilizan como base para los estimados anuales, reflejó un “overcount” de la población, es decir, que hubo un conteo en exceso de 174,000 habitantes en el archipiélago, lo que podría tener un impacto en los estimados.

Figueroa, en tanto, hizo hincapié en los municipios que perdieron más del 5% de su población entre abril de 2020 y julio del año pasado, entre ellos, Loíza, Guayanilla y Ponce. En esa línea, alertó que esos pueblos podrían perder entre un 15% y 20% adicional de su población en lo que resta de década.

“Esos municipios van a tener unos efectos bien particulares, dependiendo de sus características y cómo se afecte la economía. Entre ellos, está Loíza, que es un municipio bastante pobre. Hay que considerar bien si hacen falta los 78 municipios. Creo que la parte de consolidar municipios, sobre todo la parte administrativa, es algo que hay que ir considerando seriamente a medida que la población va a seguir bajando”, opinó Figueroa.

Perdimos la brújula hace unos años, o sea, estamos siendo reactivos a todo, incluyendo todos estos cambios demográficos ”

JUDITH RODRÍGUEZ

Ambos demógrafos lamentaron la presunta inacción del Estado para atender este tema. A eso, Figueroa sumó el rol de los municipios, y puntualizó que la discusión sobre los cambios demográficos de Puerto Rico debe ser un asunto prioritario en las plataformas y los debates de los aspirantes a la gobernación.

“No sé el grado de conciencia de todos estos políticos, si tienen claro las razones por las cuales la gente se va, las razones por las cuales la gente no tiene hijos”, esbozó Rodríguez.

“La bajada tan grande de natalidad y la emigración nuestra nos está poniendo en una situación de que, nuestra sobrevivencia como pueblo, en términos de ser puertorriqueños, nos los está poniendo en jaque”, puntualizó.

TAGS

INSTITUTO DE ESTADÍSTICAS DE PUERTO RICOCENSOEMIGRACIÓN PUERTORRIQUEÑAMUNICIPIOS DE PUERTO RICO

ACERCA DEL AUTOR

GÉNESIS IBARRA VÁZQUEZgenesis.ibarra@gfrmedia.com

Génesis Ibarra Vázquez es periodista graduada en Comunicaciones de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, con experiencia en periodismo digital, radio y prensa escrita. Realizó su transición del mundo académico al…Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *