Skip to content

La UE, el brazo político de la OTAN, crea en Moldavia una “misión” para luchar contra los “intentos rusos de desestabilizar” y más…

Spread the love

El Consejo de la Unión Europea ha creado este lunes una misión comunitaria en Moldavia con el fin de “mejorar” la respuesta del país a las amenazas híbridas, incluida la lucha “contra la manipulación e interferencia de información extranjera”, según el comunicado oficial. La oficina se crea en el marco de la política común en Seguridad y Defensa y es “otra señal política importante de… 

Geoestrategia

El Consejo de la Unión Europea ha creado este lunes una misión comunitaria en Moldavia con el fin de “mejorar” la respuesta del país a las amenazas híbridas, incluida la lucha “contra la manipulación e interferencia de información extranjera”, según el comunicado oficial.

La oficina se crea en el marco de la política común en Seguridad y Defensa y es “otra señal política importante del apoyo de la UE en las difíciles circunstancias actuales”, señala el texto.

La misión buscará intensificar el “apoyo a Moldavia para proteger su seguridad, integridad territorial y soberanía” y brindará “asesoramiento a nivel estratégico” ante lo que los funcionarios europeos califican de “intentos rusos de desestabilizar” al país. Su mandato inicial durará dos años.

Las empresas de EEUU “se están apoderando de los campos de petróleo y gas ucranianos”

El productor estatal de gas y petróleo ucraniano Naftogaz negoció con las compañías estadounidenses ExxonMobil, Halliburton y Chevron en un intento de aumentar la producción en el país. Esto solo representa una amenaza para envenenar la agricultura de Ucrania, escribió Yanis Varoufakis, exministro de Finanzas de Grecia.

Según Financial Times, el jefe del Consejo de la empresa, Oleksii Chernishov, se reunió con congresistas y senadores de ExxonMobil y Halliburton para recabar apoyos a posibles inversiones estadounidenses en el sector energético ucraniano. Además, mantuvo conversaciones con ejecutivos de Chevron en enero.

En este contexto, Varoufakis recordó las negociaciones en diciembre de 2021 de ExxonMobil y Halliburton con las autoridades iraquíes sobre la compra de una participación en su yacimiento de West Qurna-1. La situación actual que se asemeja a la de Irak, en opinión del economista, amenaza a todo el ámbito agrícola ucraniano.

“Ahí lo tienen. Exxon, Halliburton y Chevron, después de Irak, ahora se están apoderando de los campos de petróleo y gas ucranianos. Planean introducir fracking (fracturación hidráulica) a gran escala. Es una amenaza clara y presente para envenenar la agricultura de Ucrania”, tuiteó.

No es la primera vez que Washington aprovecha los recursos de un Estado en medio de una crisis en su propio interés. Por ejemplo, mientras que Siria trataba de recuperarse de las consecuencias de los terremotos devastadores del 6 de febrero, EEUU y sus aliados de la milicia kurda local continuaron la extracción y el contrabando de recursos de las zonas ricas en petróleo y alimentos del país.

Medvédev: Polonia quiere “devorar los restos de Ucrania”

Medvédev: “Rusia está aumentando la producción de sus armas más El vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitri Medvédev, aseveró este lunes que Polonia busca “devorar los restos de Ucrania” para intentar restaurar la Mancomunidad de Polonia-Lituania, al tiempo que denunció “la autoría” de EE.UU. en ese plan “destinado a debilitar al Viejo Mundo”.

Según el expresidente ruso, Varsovia no piensa en las consecuencias de sus aspiraciones, porque el apoyo occidental “pronto se va a agotar”, además de porque “se le olvidó lo que es vivir en un Estado multiétnico”.

“Su experiencia de convivencia con los ucranianos en Polonia en la época de entreguerras de 1920 a 1939 es muy complicada”, señaló, agregando que “fueron los polacos quienes, con su vanidad y arrogancia, proporcionaron el combustible ideológico para el surgimiento del nacionalismo y el banderismo”.

Medvédev sostuvo también que Alemania y Francia “están muy molestas” por “las apetencias polacas”. Más adelante, cuando los líderes europeos se den cuenta de ello, “acudirán a nosotros en busca de ayuda” y “prepararán un nuevo tratado europeo de seguridad para contener a la inquieta Polonia”, vaticinó.

Por su parte, desde el Servicio de Inteligencia Exterior ruso afirmaron que la cuestión de la revisión de las fronteras estatales “se agudiza” para los dirigentes polacos en el marco de la crisis ucraniana.

En este contexto, en el país europeo, junto con las aspiraciones de apoderarse de las regiones occidentales de Ucrania, “crecen los sentimientos antialemanes y los temores ante las posibles reivindicaciones revanchistas de Berlín sobre los antiguos territorios alemanes” que fueron cedidos a Polonia tras la Segunda Guerra Mundial, declaró el jefe del organismo, Serguéi Naryshkin.

Orban a favor de una OTAN europea sin EE.UU.

Alexander Markovics

Hungría advierte: la fuerza de paz europea sólo es un pretexto para entrar en la guerra de Ucrania

El presidente húngaro, Viktor Orban, advierte: las élites de la UE están discutiendo a puerta cerrada la creación de una “fuerza de mantenimiento de la paz” de la UE para Ucrania. En una entrevista con Radio Kossuth, que lleva el nombre del luchador por la libertad húngaro Lajos Kossuth, llama la atención sobre los planes de la UE de enviar varios 10.000 soldados de mantenimiento de la paz al este de Ucrania para forzar la paz entre Ucrania, apoyada por Occidente, y Rusia.

Pero el despliegue de varios miles de soldados alemanes, franceses, italianos y de otros países europeos en un frente de varios miles de kilómetros podría provocar rápidamente incidentes, cuyo resultado lógico sería la Tercera Guerra Mundial. Orban insinúa así entre líneas que el “plan de paz” de estilo orwelliano sólo podría ser un pretexto para la entrada directa de la UE en el conflicto. Las consecuencias para los mal equipados ejércitos europeos serían fatales: una lucha hasta el “último europeo” bajo la dirección de EEUU. No sólo Hungría, sino toda Europa se ve amenazada por una guerra en sus propias fronteras que podría convertirse en una guerra mundial en cualquier momento.

Una OTAN europea sin EEUU como respuesta al problema de seguridad de Europa

Pero, ¿cómo puede resolverse en cambio el problema de seguridad en la frontera oriental de Europa? Por un lado, Orban, que defiende un rumbo soberanista para Hungría, pide negociaciones inmediatas de alto el fuego a este respecto, lo que hace sospechosa a la “oveja negra de la UE” a los ojos de los globalistas de Bruselas.

Por otra parte, Orban hizo que la gente se sentara y tomara nota cuando, en una entrevista con el periódico suizo die Weltwoche, pidió la creación de una alianza militar para Europa similar a la OTAN, sin la participación de EEUU. La razón: EEUU tendría hoy la última palabra en una guerra en las fronteras europeas. En cambio, en las decisiones de Bruselas, el primer ministro húngaro reconoce cada vez más los intereses de EEUU. Por eso, cuando Europa se siente amenazada por Rusia, debe mostrar fuerza, porque los rusos son una nación soldado y no respetarán ninguna debilidad.

El objetivo de esta alianza sería reforzar su propia seguridad y poder defenderse sin tener que depender de la ayuda de EEUU. A diferencia de la OTAN, esta alianza defensiva de los europeos no pretende provocar futuras guerras, sino tener un efecto disuasorio y dar a los europeos la oportunidad de formular y defender sus propios intereses lejos de Washington. Viniendo de Orban, tales planes son sin duda creíbles, pues ya había hecho un impulso similar en 2012. Lo que sin duda es importante en la aplicación de estos planes es que los lleven a cabo estadistas patriotas como Orban, preocupados por la soberanía de Europa, y no la camarilla globalista de Bruselas. Porque Urusula von der Leyen también quiere crear un ejército de la UE, que entonces, sin duda, no serviría para la paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *