Skip to content

Laura Restrepo habla sobre Gaza Global

Spread the love

Más allá de la literatura, la laureada escritora colombiana habló ante independentistas de sus años en la guerrilla y cómo el genocidio en Palestina nos debe mover a todos

SANDRA RODRÍGUEZ COTTO

Enviado por Manuel E. Melendez Lavandero

El genocidio en Gaza es un experimento que quieren aplicarlo con los pueblos que sean desechables en todo el planeta, advirtió ayer la reconocida escritora colombiana Laura Restrepo. Llamó a esto el concepto “Gaza Global” y por eso reafirmó que es imprescindible defender la vida, no callar ante las injusticias y ser solidarios.

Hablando como si estuviera en su casa, y llena de alegría, Restrepo conmovió a un nutrido grupo ante la sede del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), donde se dio el encuentro al que asistieron líderes de la comunidad, personalidades públicas, economistas, periodistas e independentistas, la mayoría no había podido verla en el Segundo Congreso de Escritores en Caguas, el evento para el que vino como invitada a Puerto Rico.

Sandra Rodríguez Cotto is a reader-supported publication. To receive new posts and support my work, consider becoming a free or paid subscriber.Subscribe

Pero la velada nocturna no fue para hablar de literatura, sino de la política y la sociedad.  Una de las plumas más importantes y reconocidas de América se enfocó en conversar desde el principio del internacionalismo en este evento que fue convocado por el abogado y editor de El Post Antillano, Daniel Nina, y por el copresidente del MINH y candidato a la legislatura por el Movimiento Victoria Ciudadana, Julio Muriente.

La escritora se retrató, abrazó y en varias ocasiones, y en varios momentos de la velada, hasta se mostró conmovida por las muestras de cariño que recibió de los puertorriqueños. Además aplaudió la noción de pueblo que tenemos, la defensa del español y la identidad nacional de los puertorriqueños.

Restrepo habló de la dificultad que ha tenido el presidente de Colombia, Gustavo Petro, para gobernar. “Se lo están haciendo bien difícil” dijo, pero insistió en que su gobierno está asumiendo la ruta moral. También alabó la gestión de la vicepresidenta, Francia Márquez, a pesar del racismo tan férreo que enfrenta.

La autora de la novela “Delirio” y ganadora del Premio Alfaguara en 2004, destacó el rol de Cuba como el único territorio que abrió las puertas para las negociaciones de paz entre la guerrilla y el gobierno colombiano. Dice que por esa solidaridad es que el presidente Petro constantemente denuncia el bloqueo a Cuba. Además, acusó al expresidente colombiano Iván Duque de promover que se colocara a Cuba en la lista de los países que patrocinan el terrorismo.

“Hemos dado una pelea dura por la paz, por la libertad, por los derechos, por la vida. Dejamos muchos compañeros en el camino en estos 40 años de negociaciones y de intentos de paz porque el M-19 perdió más dirigentes en la paz que en la guerra, porque al que iba entregando las armas, los iban matando. Con todo eso, se persistió porque el camino a la paz era lo que acompañaba al pueblo colombiano”, dijo Restrepo de un proceso que conoció bien.

Restrepo formó parte de la guerrilla M-19, como Petro, y luego estuvo en las fallidas negociaciones de ese grupo con el gobierno del entonces presidente colombiano Belisario Betancourt. De esa experiencia sacó su libro “Historia de un entusiasmo”.

Nina, quien moderó la conversación, dijo que le sorprendió que Restrepo fue la única de los invitados especiales al Congreso de Escritores que asumió abierta y constantemente la defensa del pueblo de Gaza mientras que otros moderaron sus expresiones.

“Somos los escritores y sabemos lo poquísimo que se puede hacer con la literatura, pero es que yo he asumido el compromiso conmigo misma y que pase lo que pase, mencionar Gaza”, dijo Restrepo.

Daniel Nina, Laura Restrepo y Julio Muriente.

“Eso produce malestar. Una palabra de cuatro letras, que produce una conmoción. Eso le da un carácter de talismán. No más mencionar Gaza es difícil. No sabes las malas caras y la incomodidad que produce. ¿Cómo es posible que todos estamos bien con repudiar una cosa tan atroz como fue el genocidio del pueblo judío y sin embargo tenemos que callar el genocidio del pueblo palestino? Hay que superar el doble rasero en como lo hablamos”, agregó la escritora.

Sin embargo, destacó que miles de personas en todo el mundo siguen protestando contra el genocidio a los palestinos.

“Son miles de personas que han salido a la calle en todas partes del mundo. Como si la humanidad hubiera abierto los ojos ante el horror sobre una verdad tapada, que es el desprecio infinito de las naciones ricas sobre las naciones pobres. El espíritu colonialista que hace que nos vean con ojos de ave de rapiña, dispuesta a caer sobre sus presas”, agregó.

GAZA GLOBAL

Restrepo habló de cómo los países con poder están usando a Gaza como experimento para replicarlo en otras partes del planeta.

“Cuando empiecen a eliminar segmentos de la población como sucede en Haití, como sucede en Gaza, como va a pasar con la gran lucha del mundo que van a ser nuestros recursos naturales y la falta del agua, entonces nos daremos cuenta de que esto es planificado”, dijo Restrepo.

“Haití y Gaza son los laboratorios. Están probando a convertir en pueblos desechables y no lo podemos permitir como sociedad. Todos los pueblos tienen dignidad y derecho a su tierra y a la vida”, dijo.

Opinó que la idea es dividir la vida en dos: unos ciudadanos que merecen vivir, tener comodidades, facilidades, agua y otros cuya vida no cuenta.

“Nos están haciendo la cruz a pueblos como el de Gaza, y a nosotros los latinos, porque estamos en esa perspectiva de los pueblos pobres que nos han expoliado toda la vida. Llegará un momento en que también nuestras tierras serán deseables, el agua que tenemos será deseable, la comida que podamos producir será para ellos, y nosotros, los seres humanos que habitamos estas tierras seremos objeto de aniquilación porque vamos a sobrar”, expresó.

De ahí la importancia de pensar en la Gaza Global como ensayo de lo que se pondrá en práctica.

“Aunque ha habido horrores, guerras y exterminio en el pasado, la gran diferencia ahora es que nunca en la historia un genocidio había contado con el visto bueno, con el apoyo moral de las potencias de la Tierra. Ni siquiera con los Nazis. Los Nazis negaron los campos de concentración. Ellos movían eso en secreto. Solamente se destapa el holocausto al final, pero esto de que abiertamente se defienda y se plantee un genocidio en Gaza, no había”, dijo Restrepo.

“Esto es un sapo que no nos podemos tragar porque nos va a matar. Tolerar, aguantar, agachar la cabeza, hacerse el loco ante un genocidio es que nos maten en vida. Es que nos sequemos por dentro, que se acabe la esperanza. Es matarnos por dentro”, dijo.

Sandra Rodríguez Cotto 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *