Skip to content

Lavrov: Si Occidente quiere resolver el conflicto de Ucrania en el campo de batalla, entonces se resolverá en el campo de batalla

Spread the love

El canciller ruso ofrece una rueda de prensa después de su intervención este sábado en el 78.° período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

RT

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ofreció una rueda de prensa después de su intervención este sábado en el 78.° período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la ONU, que se celebra en Nueva York.

El canciller ruso destacó ante los periodistas que durante el discurso en la Asamblea General de la ONU Moscú intentó exponer «lo más claramente posible» su enfoque sobre los asuntos mundiales, la evolución de las relaciones internacionales, así como las maneras de solucionar los problemas que puedan surgir en estas.

«En primer lugar, mediante la búsqueda de un acuerdo mutuo, sobre la base del respeto mutuo de todos los Estados sin excepción. Esta línea está ganando cada vez más apoyo en el Sur Global, pero los países del Occidente colectivo se resisten», señaló Lavrov, agregando que los países occidentales intentan mantener su dominio en todos los ámbitos y ampliar su posición «hegemónica».

Asimismo, el canciller indicó que la parte rusa mantuvo más de 30 reuniones con sus socios en el contexto de las sesiones de la Asamblea General de la ONU. Con ellos, «discutimos las perspectivas de las relaciones bilaterales, hay muchos proyectos nuevos, interesantes y prometedores que estamos dispuestos a implementar junto con amigos sobre la base del beneficio mutuo», explicó.

El conflicto de Ucrania

Durante la conferencia de prensa, Lavrov abordó el conflicto ucraniano, señalando que los países occidentales no están interesados en que se resuelva por la vía pacífica, sino que, por el contrario, afirman que «Rusia debe ser derrotada en el campo de batalla«.

A partir de esto, «sacamos la conclusión de que nadie quiere mostrar seriamente que comprende lo que está sucediendo, incluidos aquellos que lo entienden, ya que en realidad, no quieren hacerlo de forma pública», sostuvo. «Y en estas condiciones, si quieren que sea en el campo de batalla, pues bien, que sea en el campo de batalla«, dijo.

El ministro indicó que Moscú está dispuesto a sentarse en la mesa de negociaciones para poner fin al conflicto, pero no considerará ninguna propuesta de alto el fuego porque ya ha sido engañado una vez. Al mismo tiempo, tampoco piensa concederle ningún ‘engagement’ (compromiso, en español) al líder ucraniano, Vladímir Zelenski, para que levante la prohibición de que Kiev y Moscú negocien.

«[Zelenski] va corriendo por todo el mundo pidiendo a todos dinero, armas, atención y cualquier otra cosa», sostuvo Lavrov y aseveró que no se trata de un comportamiento adecuado para Rusia. «Nos guiamos por la pura realidad», expresó. «Zelenski y todos los que lo dirigen en Washington, Londres y Bruselas dicen firmemente y al unísono: ‘No hay otra base para la paz que la fórmula de Zelenski’. Pero la fórmula de Zelenski, que puede describirse de diferentes maneras, es absolutamente irrealizable. Simplemente es irrealizable y todo el mundo lo sabe«, manifestó el canciller.

El golpe de Estado en Ucrania

En sus declaraciones, el ministro ruso aseguró que Rusia «no tiene ningún problema con la integridad territorial de Ucrania«. Fue destruida por los que llevaron a cabo y apoyaron el golpe de Estado que sacudió el país en 2014, cuyos líderes declararon la guerra a su propio pueblo, dijo Lavrov.

Según recordó, el golpe de Estado se produjo un día después de que se firmara un acuerdo destinado a regular el conflicto político interno del país y cuando Moscú llamó a los países garantes para abordar la situación, estos respondieron que «la democracia estaba adoptando formas inusuales«.

Estos «demócratas» mataron a más de 100 personas e inmediatamente anunciaron que cancelarían el estatus de la lengua rusa, explicó Lavrov. Kiev atacó a Donbass con aviación, tanques y posteriormente, se cancelaron los acuerdos de Minsk. «Es imposible no recordar cómo reaccionaron Washington y Bruselas ante el sangriento golpe de Estado en Ucrania en febrero de 2014, un día después de que se llegara a un acuerdo para [establecer] una solución bajo las garantías de la UE, que la oposición simplemente pisoteó», señaló Lavrov. «EE.UU. y sus aliados apoyaron ese golpe, acogiéndolo como una ‘manifestación de la democracia'», dijo.

Lavrov ante la ONU: EE.UU. debe cesar el bloqueo a Cuba, el "estrangulamiento" de Venezuela, Siria y otros países

Lavrov ante la ONU: EE.UU. debe cesar el bloqueo a Cuba, el «estrangulamiento» de Venezuela, Siria y otros países

El jefe de la diplomacia rusa reiteró que Moscú reconoce la soberanía de Ucrania, pero insistió en que era importante el estatus de Ucrania como país neutral. «En 1991 reconocimos la soberanía de Ucrania sobre la base de la Declaración de la Independencia, que Ucrania aceptó al abandonar la Unión Soviética. La declaración contiene muchas cosas buenas, incluyendo el respeto a los derechos de las minorías nacionales, a los derechos del idioma ruso y de otros idiomas«, precisó. «Luego todo esto quedó incluido en la Constitución de Ucrania», reiteró.

«Pero en la Declaración de la Independencia, uno de los puntos principales para nosotros fue que Ucrania sería un país no alineado y no formaría ninguna alianza militar. En esa versión, bajo esas condiciones, apoyamos la integridad territorial de Ucrania», agregó Lavrov. Sin embargo, Occidente se dedicó «durante muchos años a la transformación de Ucrania en anti-Rusia, a la preparación para su incorporación a la OTAN y para alentar al régimen de Kiev, que llegó al poder como resultado de un golpe de Estado, a crear amenazas directas contra la Federación Rusa en nuestras fronteras y exterminar todo lo ruso en Ucrania«, se lamentó.

El acuerdo de grano

Por otra parte, el ministro abordó el acuerdo de granos, que finalmente fue suspendido por Rusia, señalando que ninguna de las promesas que se hicieron a Moscú en el marco del pacto fueron cumplidas. «La principal razón por la que abandonamos este acuerdo y dejó de existir: todo lo que nos prometieron resultó ser un engaño«, explicó.

El acuerdo fue el resultado de negociaciones y debía reflejar todos los intereses de ambas partes, junto con los intereses de los demás participantes. Pero mientras las exigencias de Kiev «se cumplieron de manera bastante eficiente y rápida», las de la parte rusa «no se cumplieron en absoluto», afirmó Lavrov.

Además, los corredores que fueron creados para el transporte de cereales fueron utilizados para atacar a los barcos rusos. A pesar de los reiterados avisos, los ataques tampoco cesaron, aseguró.

«Permítanme recordarles una vez más», dijo Lavrov, citando al presidente Vladímir Putin: «Tan pronto como todo lo que está acordado para la parte rusa comience a funcionar, la iniciativa del secretario general [de la ONU, António Guterres] se reanudará el mismo día«, indicó el canciller. Al mismo tiempo, señaló que, en su opinión, el propio Guterres es consciente de que no puede hacer nada para satisfacer las demandas de Rusia en el marco del acuerdo de cereales.

Lavrov: "En África entienden que Rusia no viene a explotar los recursos naturales, sino a sentar las bases de su propia economía"

Lavrov: «En África entienden que Rusia no viene a explotar los recursos naturales, sino a sentar las bases de su propia economía»

Lavrov reconoció que respeta los esfuerzos de Guterres y sus colegas, que sinceramente están intentando resolver la situación, aunque de momento, en vano.

El falso aislamiento de Rusia

Durante su encuentro con los periodistas, el ministro destacó que la delegación rusa en ningún momento se sintió aislada de sus colegas internaciones durante la celebración de la Asamblea General de la ONU, a pesar de los esfuerzos de Washington. «Estados Unidos es una gran potencia, esto lo tiene claro todo el mundo. Pero es «vergonzoso» que tenga que «correr y amenazar a todos» para poder mostrar su «obsesión por el dominio».

«Os seré honesto, yo no estuve aburrido. Ayer comencé a trabajar a las 08:00 de la mañana y terminé a las 08:00 de la noche», señaló Lavrov. Subrayó que los representantes rusos «están trabajando con aquellos que se respetan a sí mismos y que nunca traicionarán sus intereses nacionales«, porque así se les ordenó desde Washington. «Sabemos cómo los diplomáticos estadounidenses viajan por todo el mundo y prohíben reuniones con nuestros diplomáticos y en general con los representantes rusos», explicó, reiterando que sus esfuerzos no obtienen éxito.

Rusia y África 

Lavrov también comentó el desarrollo de las relaciones entre los países africanos y Rusia. Respondiendo a una presunta sobre el enfoque de Rusia hacia las relaciones con África, el canciller ruso destacó que Moscú está cooperando con los países del continente principalmente en dos direcciones: «el comercio y las inversiones conjuntas en proyectos de infraestructura en los ámbitos de la educación, la cultura y, por supuesto, la medicina y la sanidad».

«En muchos países se entiende que no venimos a explotar los recursos naturales, exportarlos y procesarlos en nuestro país, sino a construir realmente los cimientos de su propia economía, que producirá valor añadido, aumentando así su PIB y mucho más», afirmó Lavrov.

Al mismo tiempo, el ministro ruso subrayó que «África sigue siendo utilizada como fuente de recursos como en la época colonial» e intentó imaginar cómo les hablan los países occidentales a los africanos: «un poco desde arriba», mientras que Rusia nunca no lo hace así y por eso los métodos rusos de comunicación «les parecen favorables» a los Estados del continente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *