Skip to content

Los guionistas de Hollywood se declaran en huelga y paralizan la producción de muchas series de televisión

Spread the love

Más de 11.000 miembros del Sindicato de Guionistas de Estados Unidos se declararon en huelga este martes por la mañana por primera vez desde 2007, una medida que podría paralizar de inmediato la producción de muchas series de televisión y posiblemente retrasar el inicio de las nuevas temporadas de otras a finales de este año.

Por Chris IsidoreJuliana Liu CNN

Nueva York (CNN) — Más de 11.000 miembros del Sindicato de Guionistas de Estados Unidos se declararon en huelga este martes por la mañana por primera vez desde 2007, una medida que podría paralizar de inmediato la producción de muchas series de televisión y posiblemente retrasar el inicio de las nuevas temporadas de otras a finales de este año.

«Aunque negociamos con la intención de llegar a un acuerdo justo… las respuestas de los estudios a nuestras propuestas han sido totalmente insuficientes, dada la crisis existencial a la que se enfrentan los guionistas», dice un comunicado de la dirección del sindicato.

«Han cerrado la puerta a su mano de obra y han abierto la puerta a la escritura como profesión totalmente independiente. Ningún acuerdo de este tipo podría ser contemplado jamás por esta afiliación».

Si bien los miembros del sindicato estarían en huelga a partir de las 3 am hora del este de este martes, el sindicato de guionistas (WGA, por sus siglas en inglés) tuiteó que no establecería piquetes en las calles hasta este martes por la tarde.

Los estudios, que revelaron que las conversaciones terminaron sin llegar a un acuerdo a última hora de este lunes, pocas horas antes de la fecha límite para la huelga, respondieron diciendo que estaban dispuestos a mejorar su oferta, pero que no estaban dispuestos a satisfacer algunas de las demandas del sindicato.

«Los principales puntos de fricción son la ‘dotación obligatoria de personal’ y la ‘duración del empleo’; es decir, las propuestas del sindicato que obligarían a una empresa a dotar de personal a un programa con un determinado número de guionistas durante un periodo de tiempo concreto, independientemente de que se necesiten o no», dice la declaración del comité negociador de la dirección.

«Las empresas miembros permanecen unidas en su deseo de alcanzar un acuerdo que sea mutuamente beneficioso para los escritores y la salud y longevidad de la industria, y para evitar dificultades a los miles de empleados que dependen de la industria para su sustento».

La distancia entre ambas partes sugiere que podría ser el inicio de una larga huelga. La última huelga, iniciada en noviembre de 2007, se prolongó 100 días, hasta febrero de 2008.

Muchos programas de las cadenas de cable y televisión ya han rodado sus últimos episodios de la temporada actual, pero los telespectadores podrían ver un impacto en los programas nocturnos, las telenovelas diurnas y programas como «Saturday Night Live», que podrían tener finales anticipados de sus temporadas.

El presentador de programas nocturnos, Seth Meyers, que estuvo en la línea de piquete como guionista en «Saturday Night Live» durante la última huelga, preparó a sus espectadores para que «Late Night with Seth Meyers» no estuviera en antena si había huelga. Otros programas que podrían verse afectados no respondieron inmediatamente a las peticiones de comentarios sobre sus planes.

Presión financiera

La huelga se produce en un momento en que ambas partes afirman estar sufriendo dificultades económicas.

Muchas de las empresas tecnológicas y de medios de comunicación que producen programas en los que trabajan los guionistas han visto caer el precio de sus acciones, lo que ha provocado importantes recortes de gastos, incluidos despidos.

La parte de la dirección en las negociaciones está representada por la Alliance of Motion Pictures and Television Producers (AMPTP), que representa a Amazon (AMZN), Apple (AAPL), CBS (VIAC), Disney (DIS), NBC Universal, Netflix (NFLX), Paramount Global, Sony (SNE) y la empresa matriz de CNN, Warner Bros. Discovery.

Pero los guionistas, muchos de los cuales no pueden mantenerse sólo con la escritura, están sufriendo la reducción de sus oportunidades de trabajo y la pérdida de algunas fuentes de ingresos debido a un cambio en la industria de la emisión tradicional y la programación por cable a los servicios de streaming.

Aunque no todos los miembros del WGA trabajan en la actualidad, la huelga pronto podría dejar sin empleo a otros miles de trabajadores en los platós de series y películas. La huelga podría tener amplias repercusiones para la industria y para las economías del sur de California y de algunas otras localidades, como Nueva York.

Según una estimación de la AMPTP, unas 20.000 personas que trabajan en unas 600 producciones podrían quedarse sin trabajo si los guionistas paralizan la producción.

El auge del streaming

Se calcula que la huelga de 2007 causó daños económicos por valor de US$ 2.000 millones, principalmente en el sur de California. Ajustada a la inflación, esa cifra asciende hoy a casi US$ 3.000 millones. El sector ha cambiado radicalmente en los 15 años transcurridos desde la última huelga.

Esos cambios se han acelerado desde la última ronda de negociaciones en 2020, en las primeras semanas de la pandemia. El auge de los servicios de streaming cambió la forma en que el público consume tanto programas de televisión como películas, y los estudios ajustaron sus modelos de negocio en un intento de responder.

Tradicionalmente, los guionistas recibían una remuneración residual cuando un programa escrito por ellos se vendía para volver a emitirse en sindicación o por cable básico. Ha sido una importante fuente de ingresos para muchos guionistas a lo largo de los años. Pero es poco probable que reciban una remuneración residual significativa, si es que reciben alguna, cuando crean contenido original para servicios de streaming, tal y como están los contratos hoy en día.

Con los servicios de streaming a punto de convertirse en el futuro del entretenimiento televisivo, el gremio de guionistas estaba luchando en estas negociaciones por algún tipo de compensación en curso de los servicios de streaming.

El ansia de contenidos por parte de esos servicios de streaming también significa que la huelga podría no tardar tanto en empezar a afectar a los calendarios de producción. Normalmente, los programas que deben emitirse con el inicio de la temporada de otoño estarían en pausa durante los dos meses siguientes. Pero hoy en día las producciones se llevan a cabo durante todo el año.

Aunque muchos servicios de streaming aún no son rentables, proporcionan a los estudios una fuente de ingresos procedente de las cuotas mensuales de los abonados, lo que les hace menos dependientes de los ingresos publicitarios que podrían perderse por la necesidad de emitir reposiciones en los canales de emisión o por cable.

Los servicios de streaming también cuentan con una enorme reserva de contenidos antiguos que podrían mantener satisfechos a sus clientes, al menos temporalmente, mientras esperan nuevos programas.

Oprima para ver: https://cnnespanol.cnn.com/2023/05/02/guionistas-hollywood-declaran-huelga-paralizan-produccion-series-television-trax/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *