Skip to content

Los orígenes políticos de nuestra bandera

Spread the love

En Puerto Rico, después de 1869, los partidos políticos liberales, reformistas y conservadores sin condiciones trataban infructuosamente de lograr unas reformas dentro del régimen colonial español. En Nueva York, se establecía, el 8 de diciembre de 1895, la Sección Puerto Rico del Partido Revolucionario Cubano. (Memoria de los trabajos realizados por la Sección Puerto Rico del Partido Revolucionario Cubano, 1895-1898, N.Y. 1898)

La monosestrellada fue prohibida en Puerto Rico por la llamada Ley de la Mordaza durante años, rememora Carmelo Delgado Cintrón. (Ramon “Tonito” Zayas)

Por Carmelo Delgado Cintrón El Nuevo Día

En Puerto Rico, después de 1869, los partidos políticos liberales, reformistas y conservadores sin condiciones trataban infructuosamente de lograr unas reformas dentro del régimen colonial español. En Nueva York, se establecía, el 8 de diciembre de 1895, la Sección Puerto Rico del Partido Revolucionario Cubano. (Memoria de los trabajos realizados por la Sección Puerto Rico del Partido Revolucionario Cubano, 1895-1898, N.Y. 1898).

La Constitución del Partido Revolucionario Cubano (primera organización partidista revolucionaria del mundo, fundada por el abogado y poeta José Martí en el 1892) defendía la independencia de Cuba y fomentaba la de Puerto Rico. Esta rezaba: “El Partido Revolucionario Cubano se constituye para lograr con los esfuerzos reunidos de todos los hombres de buena voluntad, la independencia absoluta de la Isla de Cuba y fomentar y auxiliar la de Puerto Rico”.

Los puertorriqueños de Nueva York, incitados por el doctor Ramón Emeterio Betances, quien se comunicaba por cartas continuamente desde París, se pusieron de acuerdo para constituir el Directorio de la Sección puertorriqueña. Se reunieron en la residencia del médico Julio J. Henna y eligieron los miembros de ese organismo directivo. Henna fue designado presidente; Juan de Mata Terreforte y Manuel Besosa y Sotero Figueroa, vocales; Gumersindo Rivas, secretario de Actas; Gerardo Forrest, secretario de correspondencia; delegado en Chile, Eugenio María de Hostos; delegado en Venezuela, Lorenzo Mercado; delegado en Haití, José Ramón Paradís; y delegado en la República Dominicana, Aurelio Méndez Martínez, sobreviviente de la Revolución de Lares.

La reunión constituyente de la Sección de Puerto Ricotuvo lugar en el “Chimney Corner Hall” de la Sexta Avenida y Calle 25, el domingo 22 de diciembre de 1895. Se designó a Betances, residente en París, como delegado general y se confirmó la directiva antes electa. Se presentó la nueva bandera de Puerto Rico, la misma de Cuba con los colores transpuestos, “La Bandera de la Estrella Solitaria”.Se enviaron telegramas al delegado general Betances y al delegado en Chile, Hostos. Sobre los orígenes de la Bandera nacional de Puerto Rico, véase: Patria Figueroa de Cifredo, Pachín Marín: héroe y poeta (ICP, p. 71-73), Roberto H. Todd, Génesis de la bandera puertorriqueña (1967, p. 24); Carmelo Rosario Natal, Manatí. La Atenas de Puerto Rico (1971, p. 277-294); Miñi Seijo Bruno, “La polémica histórica sobre el creador de nuestra bandera, (En Rojo, Claridad, p. 7 de junio de 1975, p. 3-5).

José de Diego publicó un célebre poema en homenaje de nuestra bandera (Bandera de flores), dedicado a Melza Riggs Wood, esposa del gobernador estadounidense, Beekman Wintrop, quien gobernó desde 1904 a 1907:

Bandera de flores (A la señora de Winthrop)

Me enviáis, gran señora / vuestra radiante enseña / trece rígidas franjas, cuarenta y siete estrellas. Me decís noblemente / que por mía la tenga: señora, perdonadme, la mía es más pequeña…

Os vi la última noche, al terminar la fiesta, erguida en el vestíbulo, como una estatua griega. Surgía vuestro cuello sobre una primavera y entre flores vivas había algunas muertas… Dos rosas, una blanca, otra encendida, puestas en cruz, entre las ondas de vuestro seno, abiertas… Llevabais en los ojos una alta luz sidérica. Llevabais en el pecho la insignia de mi tierra. Dijisteis a mi paso: Adiós, señor poeta… Y os hice una profunda / sagrada reverencia…

¡Y os adoré en los ojos el fulgor de mi estrella y en el seno de las rosas los colores de mi única bandera!

La bandera de la estrella solitaria fue usada por el Partido Nacionalista Puertorriqueño. Fue prohibida por la llamada Ley de la Mordaza durante años. Desde 1952 fue designada como la bandera oficial del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, izada por Luis Muñoz Marín e Inés María Mendoza en los actos oficiales inaugurando el ELA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *