Skip to content

Luis Pedraza Leduc: Continúa la privatización de las escuelas con fondos del gobierno

Spread the love

La escuelas «charter» operan bajo el supuesto de que lo privado es mejor. Es otra falacia impuesta por el capitalismo para desmantelar el gobierno y a su vez apropiarse de miles de millones de fondos públicos para hacer ganancias. La realidad es que en el sistema público existen un grupo de escuelas especializadas que han comprobado que son superiores a la escuela privada. También la educación pública universitaria es superior a la privada.

Buenos días. El Senado de Puerto Rico derrotó la Resolución número 424 que disponía una moratoria en la aprobación de nuevas escuelas «charter», es decir privadas con fondos públicos, hasta que el Departamento de Educación evalúe y establezca de manera objetiva cómo operan las doce escuelas «charter» en funcionamiento. Estas doce escuelas reciben 40 millones del presupuesto del DE y no han sido evaluadas.

La escuelas «charter» operan bajo el supuesto de que lo privado es mejor. Es otra falacia impuesta por el capitalismo para desmantelar el gobierno y a su vez apropiarse de miles de millones de fondos públicos para hacer ganancias. La realidad es que en el sistema público existen un grupo de escuelas especializadas que han comprobado que son superiores a la escuela privada. También la educación pública universitaria es superior a la privada.

¿Por qué entonces los políticos del país se oponen a mejorar las escuelas públicas y favorecen el cierre de escuelas y la no supervisión de los equipos y materiales dejados detrás del cierre de estas?

Unidos a los cantos de sirena de la privatización existen otros proyectos muy dudosos que dejan ganancias a los políticos que llegan a puestos importantes al DE para seguir su agenda política y personal. El hecho de que secretarios de educación sean convictos por actos de corrupción y otros funcionarios «renuncian» antes de que se les acuse demuestra que algo huele mal en el DE.

Aun así, los maestros y demás personal de servicio directo son excelentes con el 63% del presupuesto que se les asigna. !Que podríamos tener si existiera real apoyo al sistema público de educación! Compartimos dos noticias muy relevantes. La primera sobre la problemática de las escuelas «chárter» que se debatía alrededor de la resolución 424. La otra es una columna de opinión sobre la escuela, la salud y la comunidad.

Luis Pedraza Leduc

Crece la polémica por la operación de escuelas chárter en Puerto Rico

Entidades a favor y en contra de este modelo de administración escolar se expresan sobre una medida que establecería una moratoria al establecimiento de más planteles

19 de febrero de 2024 – 10:00 AM

Por Keila López Alicea

Periodista de Noticiaskeila.lopez@gfrmedia.com

La discusión de una pieza legislativa que propone una moratoria en el establecimiento de escuelas alianza en la isla ha despertado, nuevamente, el debate por el funcionamiento de las escuelas chárter, que son planteles públicos administrados por entidades no gubernamentales o privadas.

El Junte Multisectorial en Defensa de la Educación Pública respalda la moratoria, al argumentar que es necesario “frenar la desviación de fondos públicos a manos privadas”.

Las escuelas públicas en Puerto Rico funcionan, mas están débiles por la falta de administradores que le hagan justicia. Las escuelas chárter son un modelo de negocios corporativo que busca lucrarse y privilegiar a unos pocos mientras a miles de estudiantes de escuelas públicas les priva de una educación segura y de calidad. Razones sobran para aprobar la moratoria del establecimiento o expansión de escuelas chárter en Puerto Rico”, manifestó la presidenta de la Federación de Maestros e integrante del Junte, Mercedes Martínez, mediante declaraciones escritas.

En el año fiscal 2023, las escuelas chárter recibieron un presupuesto de $40 millones, indicó el Junte Multisectorial.

Inicialmente, la resolución conjunta del Senado 424 proponía una moratoria de cinco años. No obstante, fue enmendada para proponer una prohibición al Departamento de Educación a autorizar el establecimiento de nuevas escuelas chárter hasta tanto se evidencie que este modelo educativo tiene un impacto fiscal neto positivo para el sistema escolar.

La medida legislativa ordena la agencia a cumplir, por tres años consecutivos, con las monitorías que se deben hacer a todas las escuelas chárter, según dispone el Reglamento de las Escuelas Públicas Alianza.

Actualmente, hay 13 escuelas chárter operando en la isla, según datos del Departamento de Educación. La Ley 85 de Reforma Educativa de 2018 viabilizó el establecimiento de este modelo escolar en Puerto Rico y dictó que no más del 10% de las escuelas públicas pueden ser chárter, lo que equivale, en este momento, a unos 85 planteles.

Un informe emitido en septiembre del año pasado por la Comisión senatorial de Educación establece que el Departamento de Educación no entregó información que evidencie que supervisa o fiscaliza efectivamente a las escuelas chárter.

Se prevé que la medida sea discutida el martes en el Senado.

El debate toma fuerzas en momentos en que, por las pasadas semanas, estudiantes de escuelas públicas se han encargado de documentar el mal estado de la infraestructura de los planteles para denunciarlo en redes sociales.

“Ante la situación crítica que atraviesa el Departamento de Educación y las escuelas públicas, sacar del presupuesto del estado para entregarlo a entidades ‘privadas’ agudiza aún más el problema. Darnos cinco años para que con esos fondos que ahora van a las chárter se atiendan bien las necesidades de los lugares que sirven la niñez y juventud puede lograr el regreso de esa inversión a la escuela pública y yo digo, que al país. El presupuesto del DE debe invertirse en el fortalecimiento de la educación pública de forma equitativa y justa, invertir en cada escuela pública y su personal para que sea excelente”, expresó la fundadora del Instituto Nueva Escuela (INE)Ana María García Blanco.

El rol de las escuelas en la salud pública

  • El Nuevo Día
  • 20 Feb 2024
  • Fabiola Cruz López Epidemióloga y Científica

Más que centros educativos, las escuelas dictan gran parte de la salud pública en las comunidades. Recientemente, alumnos de varios planteles han levantado la voz para mostrar el abandono en la infraestructura escolar y la escasez de materiales. Un aspecto preocupante de este escenario de deterioro es que lo que se vive en estos espacios, sin duda, tiene una influencia directa en la salud pública, disminuyendo calidad de vida y representando un riesgo a la salud física y mental de los estudiantes.

Comencemos por lo básico, la escasez de jabón, papel en los baños escolares son un riesgo para la transmisión de enfermedades contagiosas. Está demostrado que la práctica del lavado de manos reduce la transmisión de microorganismos causantes de enfermedades transmitidas por contacto y alimentos como norovirus, el cual se ha identificado en brotes recientes en las escuelas.

Facilitar el lavado de manos en las escuelas amplifica sus beneficios al disminuir ausentismo por enfermedad permitiendo un aprendizaje continuo, reduciendo el impacto en la carga a servicios de salud, previniendo aumento en contagios en comunidades fuera de las escuelas y fomentando un hábito saludable.

Por otro lado, las aguas estancadas y escombros, dentro y cerca de las escuelas, promueven enfermedades transmitidas por mosquitos como el dengue debido a la presencia de criaderos. Además de afectar al personal escolar y al estudiantado, este problema puede afectar directamente zonas residenciales cerca de las escuelas, ya que el mosquito tiene un rango de viaje de 100 a 200 metros. Es difícil la prevención de estas enfermedades a nivel comunitario si tenemos nuestras escuelas olvidadas y sin recursos.

Desde otra perspectiva, mantener y habilitar áreas que promuevan el ejercicio como las canchas o gimnasios escolares, fomenta hábitos de salud física para prevenir o disminuir la obesidad, y otras enfermedades crónicas que se puedan desarrollar a largo plazo. Esto aportaría a disminuir la carga a un sistema de servicios de salud saturado y desorganizado como el de Puerto Rico.

Finalmente, mantener los espacios limpios, organizados, seguros y cuidados ayuda a promover la salud mental en estudiantes y personal. Parte del comportamiento humano es el resultado del aprendizaje a través de la observación y la experiencia. Crear y mantener ambientes limpios les ayuda a sentirse seguros, con un sentido de calma y orden. Esto, a su vez puede, crear una conexión emocional entre los estudiantes y las escuelas, que les permita estar más relajados, tener motivación, enfocados en los estudios, promover su autoestima y desarrollar un sentido de orgullo o pertenencia con la escuela.

Distracciones como techos rotos, sillas o pupitres dañados, baños cerrados, sucio y malos olores, pueden limitar la productividad y aumentar la frustración en la comunidad escolar. Las mejoras a la infraestructura, así como la limpieza y el mantenimiento de las escuelas son una inversión en la salud mental. Además, validar las preocupaciones y

Las mejoras a la infraestructura, así como la limpieza y el mantenimiento de las escuelas son una inversión en la salud mental. Además, validar las preocupaciones y el mensaje de los estudiantes promueve una cultura de respeto e inclusión, que son fundamentos para una sociedad saludable”

el mensaje de los estudiantes promueve una cultura de respeto e inclusión, que son fundamentos para una sociedad saludable.

Es deber del Estado proteger la salud pública trabajando arduamente con la abundancia de recursos que se tienen para mejorar la situación con las escuelas. Siendo más que solo centros educativos, lo que pasa en las escuelas se refleja en la salud de los hogares y comunidades puertorriqueñas en el presente y el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *