Skip to content

Luis Pedraza Leduc: De regreso el sindicalismo amarillo y colonial

Spread the love

La realidad es que desde que Samuel Gompers y la AFL llegaron a Puerto Rico meses después de la invasión norteamericana en 1898 se repiten los mismos argumentos con la ilusión de fortalecer el movimiento obrero

LUMA

Buenos días. Repetimos la historia con los mismos argumentos. ¿Tendremos los mismos resultados? Me refiero a la decisión de la Unión de Empleados Profesionales Independientes (UEPI) de afiliarse a la United Steelworkers (USW) para organizar sindicalmente a trabajadores en LUMA y GeneraPR.

El artículo que compartimos argumenta por qué y cómo se llegó a esta decisión. Respetamos la decisión tomada. Lo que aquí comentamos son las implicaciones de la misma y el contexto en que ocurre. Además el respetar la decisión no significa estar de acuerdo o creer que es acertado lo que se hace.

La realidad es que desde que Samuel Gompers y la AFL llegaron a Puerto Rico meses después de la invasión norteamericana en 1898 se repiten los mismos argumentos con la ilusión de fortalecer el movimiento obrero. Asi se desprestigió la Federación Libre y el Partido Socialista. En 1952, con la implantación del programa de Fomento, Manos a la obra, para industrializar el pais, llegó la AFL-CIO con los mismos argumentos y asi desplazar lo que quedaba del movimiento obrero agrupado en la Confederación General de Trabajadores.

Ante la debilidad del movimiento obrero puertorriqueno que se hizo llamar «Nuevo Sindicalismo», en 1998 regresó la AFL-CIO de la mano de Pedro Rosselló para imponer la nefasta Ley 45 y tronchar los sueños de un sindicalismo clasista y político en el país. Más de uno creyó en los cuentos del sindicalismo «renovado» por el «Reinventing goverment» de Pedro Rosselló y David Osborne.

Hoy, frente a los retos que impone PROMESA, la negación del derecho a la organización sindical y la negociación colectiva, la derogación de los espacios «democraticos» establecidos en la colonia, entre otros males, un sector del sindicalismo que se hizo llamar independiente, se afilia con una de las uniones norteamericanas con un bagaje patronal lamentable. Es importante destacar que el movimiento sindical existente no ofrece propuestas clasistas y políticas frente al escenario colonial que existe.

Hemos afirmado anteriormente y hoy lo repetimos, que los argumentos que se esgrimen para afiliar a una unión pequeña a una unión norteamericana con muchos dólares son los argumentos en favor de la asimilación política de Puerto Rico a EEUU. Es la consecuencia del colonialismo sindical que desde 1898 se implanta en diversas etapas, siempre en favor del capital.

El título del artículo es elocuente, sugiere que dos sindicatos se unen para energizar a Puero Rico. Preguntamos, ¿con combustible fósil y contaminante?


UEPI y USW se asocian para energizar a Puerto Rico

Por PRTQ
26 de febrero de 2024

Por Miguel Cruz Ayala

Los huracanes y terremotos que azotan a Puerto Rico nos dejan en la oscuridad durante semanas y obstaculizan nuestros esfuerzos por construir comunidades más fuertes.

La prosperidad de nuestra isla depende de una red energética moderna y resiliente, un objetivo que sólo puede lograrse cuando los trabajadores que generan y distribuyen electricidad tienen voz en el trabajo y el poder colectivo necesario para defender a los consumidores.

Si bien la Unión de Empleados Profesionales Independientes (UEPI) ha representado durante mucho tiempo a muchos de estos trabajadores del sector energético en su lucha por la seguridad y la calidad del servicio, la decisión equivocada del gobierno de privatizar el sistema eléctrico solo exacerbó los cortes y dejó la red más frágil que antes.

Los puertorriqueños siempre se unen para combatir las tormentas más duras. Y así, UEPI se afilió a otro sindicato, la United Steelworkers (USW), para aprovechar los recursos adicionales necesarios para empoderar a los trabajadores, exigir responsabilidades a la gerencia y energizar el futuro de Puerto Rico.

Como presidente de la UEPI, trabajé con mis colegas el año pasado para evaluar a muchos socios potenciales en la comunidad sindical.

Al final nuestra decisión resultó fácil. El trabajo de la USW en Puerto Rico abarca más de 50 años. Los numerosos miembros de la USW aquí son boricuas: amigos y vecinos animados por el amor a nuestra herencia común y que trabajan todos los días para hacer avanzar la isla.

Por ejemplo, la USW representa a algunos de los periodistas de periódicos y radio más respetados de Puerto Rico. Los trabajadores de Alonso & Carus IronWorks que suministran acero para importantes proyectos de construcción se unieron a la USW hace años. Y los trabajadores que cuidan a nuestros seres queridos en Hospicio La Guadalupe y Med Centro también son miembros de la USW.

La UEPI es un pequeño sindicato que busca generar poder a través de la solidaridad con compañeros de trabajo como estos. Nuestra afiliación con la USW brinda una oportunidad única para unir a los miembros del sindicato y a otros puertorriqueños tras el objetivo de lograr una inversión largamente esperada en el sistema energético y una supervisión rigurosa de las empresas, LUMA Energy y Genera PR, dados los lucrativos contratos para operarlo.

Esta asociación también proporciona una base sólida para el crecimiento futuro. Con la ayuda de la USW, la UEPI planea dar la bienvenida a la unión a otros trabajadores del sistema energético, asegurando que las personas que conocen la industria mejor que nadie tengan una contribución real al desarrollo y operación de una red moderna y resiliente.

Sin embargo, tan importantes como la solidaridad son la experiencia y la capacidad que la USW aporta.

La USW negocia salarios que sostengan a las familias, atención médica de calidad y seguridad de jubilación para decenas de miles de trabajadores de compañías petroleras, eléctricas y de gas natural. Trabaja con la Agencia de Protección Ambiental, la Junta de Seguridad Química y otras agencias federales para promover la seguridad en los lugares de trabajo y comunidades que albergan instalaciones de energía.

La USW también lucha para proteger a los trabajadores del trato injusto en el trabajo, ganando decisiones que sientan precedentes ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales.

Y los miembros de la USW abogan por las familias trabajadoras a un nivel que la UEPI no puede esperar alcanzar por sí sola. En tan solo una muestra de fuerza colectiva con visión de futuro, por ejemplo, los miembros de laUSW desempeñaron un papel fundamental hace tres años al impulsar la Ley de Empleo e Inversión en Infraestructura para las comunicaciones, el transporte y otras mejoras muy necesarias aquí y en todo Estados Unidos.

Nos enfrentamos a una encrucijada en Puerto Rico.

Este es el momento para que los trabajadores asuman un papel decisivo en la modernización de la red eléctrica y otras infraestructuras. Y con la ayuda de la USW, la UEPI pretende liderar esta lucha por un mejor futuro.

El presidente de la UEPI, Miguel Cruz, trabajó 31 años en la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), empresa gubernamental que producía electricidad para Puerto Rico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *