Skip to content

Luis Pedraza Leduc: el impacto del costo de vida sobre nuestros ingresos y nuestra forma de vivir

Spread the love

Todo el que realiza regularmente la compra de alimentos sabe como se han disparado los precios. Los consumidores en el supermercado están buscando los especiales y hacen ajustes en los productos de marcas comparándolos con los más económicos.

Buenos días. En pocas palabras el economista Iyari Rios nos recuerda el impacto del costo de vida sobre nuestros ingresos y nuestra forma de vivir. Todo el que realiza regularmente la compra de alimentos sabe como se han disparado los precios. Los consumidores en el supermercado están buscando los especiales y hacen ajustes en los productos de marcas comparándolos con los más económicos.

Recientemente un consumidor se me acercó enérgicamente a protestar y exigir que debemos hacer algo ante el aumento de precios. De la misma manera se alejó sin escuchar mi reacción. Por mi vestimenta casual no me pudo confundir con un empleado del supermercado. Concluí que podía reconocerme o que simplemente estaba por explotar y al ver que sostenía dos artículos de marcas diferentes, obviamente evaluando precios, se sintió solidario y me expresó su desahogo.

Quienes hacemos compras en su mayoría somos trabajadores. Y cada vez más, adultos mayores, pensionados y jubilados. Los sindicatos tienen que ser creativos para colar sus ideas y propuestas entre los billeteros y vendedores de planes médicos que diariamente hacen sus ofertas en los supermercados. 

Luis Pedraza Leduc

El costo de vida y las necesidades básicas en Puerto Rico

IYARI RÍOS GONZÁLEZ

https://www.elnuevodia.com/resizer/AYWIKivbGcjgQUYKPeUgF4Eiuc8=/829x0/filters:quality(75):format(jpeg):focal(1480x535:1490x525)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/gfrmedia/F65F442JB5COZM5CZUE6QKIZDM.jpg

El aumento en el costo de vida tiene como resultado la merma en el poder adquisitivo de las familias, escribe Iyari Ríos al reflexionar sobre el alza en el precio de los alimentos en Puerto Rico (Adam Davis)

En un análisis sobre las 25 ciudades más caras para vivir, ubicadas en jurisdicciones de Estados Unidos, la capital de Puerto Rico ocupó el octavo lugar en la lista. El reporte, publicado por US News & World Report, coloca a San Juan superando ciudades como Boston, San Francisco y Chicago.

El costo de vida en la isla ha aumentado de manera ininterrumpida por más de tres años. Según datos del Departamento del Trabajo, desde enero del 2021, todos los meses se observa un incremento en el nivel general de precios cuando se comparan con el mismo mes del año anterior. En su más reciente informe, señala que los grupos principales que reflejaron un alza interanual en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) son el Cuidado Médico (3.9%) y Alimentos y Bebidas (3.4%).

Más caros hoy los alimentos en Puerto Rico

El gasto en alimentos –preparados y no preparados- es el tercer gasto más importante y representa $7,400 millones anuales, precedido solo por los gastos en salud y vivienda, con $18,900 millones y $12,300, respectivamente.

El gasto en alimentos –preparados y no preparados- es el tercer gasto más importante y representa $7,400 millones anuales, precedido solo por los gastos en salud y vivienda, con $18,900 millones y $12,300, respectivamente. (Shutterstock)

El aumento en el costo de vida tiene como resultado la merma en el poder adquisitivo de las familias. Con cada dólar en nuestro bolsillo podemos comprar una menor cantidad de bienes y de servicios. Esta realidad la vivimos cotidianamente cuando visitamos el supermercado a comprar alimentos. Tal incremento en precios limita la capacidad de las personas en satisfacer una necesidad vital y magnifica la vulnerabilidad alimentaria en la que viven actualmente muchas personas.

Según varios estudios, en Puerto Rico se importa cerca del 85% de los alimentos que consumimos. Entre ellos están alimentos que forman parte de nuestra dieta básica y que antes se cultivaban aquí. En las pasadas décadas, la agricultura ha representado menos del 1% de la producción del país. Esta situación tiene un impacto importante en las prácticas alimenticias y la salud de las personas. El escenario se agrava cuando se toma en consideración el deterioro y acceso limitado que tenemos a los servicios de salud.

Las familias han estado adoptando medidas a corto plazo para intentar satisfacer esas necesidades, aunque sea parcialmente. Sin embargo, para lograr una solución de mediano y largo plazo resulta fundamental la planificación en el uso de los recursos públicos y desarrollar políticas que permitan que la ciudadanía tenga acceso a bienes y servicios indispensables para vivir como son los alimentos y los servicios de salud.

La protección de las tierras que ya han sido identificadas por las autoridades para uso agrícola y fomentar prácticas de cultivo cónsonas con la conservación de recursos naturales y ecosistemas son algunas de las medidas que se deberían adoptar para poder incentivar un aumento en la producción de alimentos de mayor calidad y mas saludables a los que consumimos actualmente. De esta manera se contribuiría a mejorar la salud de la población mientras se adoptan políticas para aumentar el acceso y la calidad de los servicios médicos mediante la retención de profesionales y limitando la influencia de las aseguradoras en la forma en que se practica la medicina en el país. Mejorar las condiciones de trabajo ayudarán también a satisfacer estas necesidades.

Aún con las restricciones que existen actualmente, es posible elaborar políticas que permitan organizar la economía de manera tal que las familias se encuentren en una mejor posición para atender sus necesidades básicas y que se pueda mejorar la calidad de vida en Puerto Rico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *