Skip to content

Luis Pedraza Leduc: Fortuño y Vargas Llosa, ¡qué angelitos!

Spread the love

Aun con este esfuerzo, el Sr. Fortuño asegura que el riesgo mayor en la colonia es el socialismo… Dicen que el diablo sabe más por viejo que por diablo… que sabrá Fortuño que ve izquierdosos a su derecha y sus espaldas… por que a su izquierda está demás decirlo…

Buenos días. Tan reciente como el viernes 10 de noviembre y en el día de ayer, domingo, el periódico de la familia Ferre Rangel, El Nuevo Día, dedica dos espacios relacionados. El primero, una columna de opinión firmada por Luis Fortuño, fundador y presidente de el Centro de Renovación Económica, Crecimiento y Excelencia, CRECE, en la cual presenta su visión de una latinoamérica acechada por las fuerzas de izquierdas. Lideradas por el Foro de Sao Paulo, del cual cuatro partidos en Puerto Rico son integrantes, la región se ve “amenazada” y con ello el progreso social y económico que según Fortuño “garantiza la libre empresa”.

Nos preguntamos qué gobierno de izquierda ha gobernado a Puerto Rico produciendo el fracaso del modelo económico, creando desigualdad social y económica, endeudando la gestión pública, poniendo el gobierno en sindicatura, afectando el ambiente, desplazando comunidades, elevando la violencia de todo tipo, permitiendo que el narcotráfico sea una actividad lucrativa en el país y reduciendo el ingreso de la clase trabajadora y los pensionados del país hasta llevarlos al límite de la pobreza. 

Hasta donde sabemos, la lista de problemas mencionados al igual que otros que se pueden añadir son producto del coloniaje y el capitalismo que el Sr. Fortuño defiende y promueve. Pero él sigue con su campaña anti izquierda. Y aquí entra la otra noticia que compartimos.

La organización sin fines de lucro que fundó el Sr Fortuño celebró en un hotel de Isla Verde su 10mo aniversario. Para la ocasión trajo como invitado a Mario Vargas Llosa quien relató cómo se convirtió de comunista a defensor de la libre empresa. La nota nos da detalles de su exposición bajo el título de “Rechazo al socialismo”. Según la nota, esta organización ha impactado a 5,600 jóvenes emprendedores y ha impartido 150 charlas en universidades y escuelas superiores. 

Aun con este esfuerzo, el Sr. Fortuño asegura que el riesgo mayor en la colonia es el socialismo… Dicen que el diablo sabe más por viejo que por diablo… que sabrá Fortuño que ve izquierdosos a su derecha y sus espaldas… por que a su izquierda está demás decirlo….

Estas noticias no son casualidad ni capricho de nadie. Son reacción a los cambios geopolíticos, a las oportunidades que se crean con los partidos emergentes y al sentir del pueblo que siente y padece las injusticias. Ante estas fuerzas, gente agrupados en CRECE y otros organismos de derecha están moviendo y agrupando sus fuerzas con la bandera del miedo por delante. 

A defender la libertad individual y la democracia

  • El Nuevo Día          10 Nov 2023
  • Luis G. Fortuño Exgobernador y Presidente de CRECE
https://i.prcdn.co/img?regionKey=dr98oT9dlZHzKd4mnPuKfQ%3d%3d

Recientemente, participé en el Sexto Encuentro Regional del Centro de Análisis para Políticas Públicas en República Dominicana. Allí, en un panel compuesto por expresidentes latinoamericanos, discutimos la realidad sociopolítica en Latinoamérica. Enfaticé que debemos unir esfuerzos para detener los discursos populistas que acechan en contra de los valores democráticos y libertades individuales que hoy disfrutamos, pues de ellos depende nuestro progreso.

Es preocupante ver el retroceso de la democracia en Latinoamérica durante los últimos años, así como las implicaciones que esto tiene en las oportunidades de desarrollo y éxito en la región, sobre todo en las poblaciones más vulnerables. Las cifras demuestran que, desde el 2015, el ingreso per cápita en Latinoamérica está estancado. Asimismo, durante los pasados años hemos visto el éxodo masivo de residentes de países como Venezuela y Nicaragua, quienes se ven forzados a emigrar porque en su tierra abunda la miseria, la opresión y escasean las oportunidades. Es un hecho que, mientras más bajo sea el nivel de democracia y libertad, existen menos oportunidades de avanzar socioeconómicamente.

En cambio, aquellos países que se esfuerzan por ampliar las libertades individuales y económicas dentro de sistemas democráticos de gobierno florecen. La República Dominicana es un buen ejemplo. Bajo la presidencia de Luis Abinader, el sector privado y el gobierno dominicano han unido esfuerzos para luchar en contra de la pobreza, y a favor de políticas que están generando oportunidades de inversión y desarrollo económico, mejor estándar de vida y salud, y protección de los recursos naturales. Así como la democracia y las libertades individuales fomentan el desarrollo socioeconómico, el populismo impulsa los niveles de pobreza, corrupción y desigualdad. La realidad es que, a quienes más afecta el populismo es a los pobres y desprotegidos. El discurso populista es oportunista, manipulador y depende de las libertades democráticas que gozamos.

En años recientes, hemos visto en las redes sociales la proliferación de portavoces y grupos populistas que, motivados por sed de poder, resentimiento y egoísmo, crean divisiones en nuestra sociedad vendiendo quimeras. Sepan que dichos esfuerzos no son orgánicos ni desprendidos. Son campañas bien planificadas y financiadas que se aprovechan de las desilusiones de la clase media para ganar el favor del pueblo. De esta forma, prometen sueños imposibles. Sin embargo, su objetivo principal es erosionar la democracia y las libertades individuales. Poco a poco lo están logrando.

Dice un refrán popular, “piensa mal y acertarás”. Así pues, las democracias en nuestra región llevan décadas bajo asedio por esfuerzos coordinados y financiados desde el Foro de Sao Paulo, un grupo de partidos de izquierda en Latinoamérica fundado en 1990 que cuenta con cuatro partidos miembros de Puerto Rico. Los problemas geopolíticos actuales no son casualidad, como tampoco lo es el gran interés que tienen Rusia, China, Irán y Hizbulá en la región, y el rol del narcotráfico en el financiamiento de regímenes como el de Venezuela.

En Puerto Rico vivimos confiados por las protecciones que tenemos bajo la Constitución de Estados Unidos y nuestra ciudadanía americana. Sin embargo, ellas no nos brindan inmunidad contra esta tendencia. Es preciso unirnos en la lucha para detener el populismo apoyando reformas que amplíen la libertad individual, los mercados libres, la competitividad, y la igualdad de oportunidades. Les exhorto a ser conscientes de lo que sucede en nuestro entorno, y a utilizar las redes sociales para, con firmeza y valentía, señalar a estos vendedores de resentimiento y sueños imposibles, y así proteger nuestros valores democráticos, derechos y libertades. Es nuestra responsabilidad defender lo que hoy tenemos, porque el día que nos falte lo lamentaremos.

Mario Vargas Llosa

De visita en Puerto Rico, relata su transformación política

https://i.prcdn.co/img?regionKey=6%2f7bIf9p5jLTIMh5bfAUiQ%3d%3d

Mario Vargas Llosa junto al exgobernador Luis Fortuño (izquierda).

El Premio Nobel de Literatura 2010, el reconocido escritor y defensor de los valores individuales y la democracia Mario Vargas Llosa, se encuentra de visita en Puerto Rico como parte de una invitación que le hizo el Centro de Renovación Económica, Crecimiento y Excelencia (CRECE), fundado en el 2013 por el exgobernador Luis Fortuño.

El laureado escritor y excandidato a la presidencia de Perú fue el orador principal del décimo aniversario de la organización sin fines de lucro, actividad que se realizó el viernes en el Fairmont El San Juan Hotel, en Isla Verde. Vargas Llosa llegó acompañado de su hijo, Álvaro Vargas Llosa, en lo que representa la tercera visita del también periodista a Puerto Rico en las últimas dos décadas.

Esta visita fue para narrar su conversión política del comunismo al liberalismo como herramienta de una visión hacia el progreso. En un extenso mensaje, Vargas Llosa expuso toda su experiencia de vida desde pequeño en el núcleo del comunismo, su decepción con el régimen de Fidel Castro y el socialismo, el populismo en América Latina y su inserción en el liberalismo. Narró con meticulosa precisión y detalles cada suceso que marcó sus decisiones y explicó las razones de sus posturas políticas, sociales y económicas en relación con Latinoamérica, muchas de ellas inspiraciones para los libros “Contra viento y marea” y “La llamada de la tribu”, por mencionar algunos textos.

“El liberalismo en el que creo es que protege a la persona y su libertad sobre cualquier abuso. Debo empezar mi recorrido por recordar en cierta forma la conciencia política que tuve tras el golpe de estado que dio en Perú en el 1948, cuando tenía 12 años y estudiaba en el colegio La Salle en Lima”, rememoró el autor de los libros “La ciudad y los perros”, “La fiesta del chivo”, “Desafíos a la libertad” y “Conversación en la catedral”.

En su ponencia recordó, además, el instante en que se decepcionó del régimen de Fidel Castro y el socialismo. Esto sucedió entre el 1967 y 1968, afirmó. De igual forma, el veterano literario habló del comunismo que imperó en la Unión Soviética y del que fue testigo. “Me rebelé contra el socialismo y me decepcioné del castrismo y el socialismo. La primera vez fue de forma indirecta cuando hice un viaje a la USSR, Unión Soviética, en el 1967, y el otro fue el año siguiente, más directo me refiero al apoyo de Fidel Castro a Checoslovaquia y en Rusia venía la reglamentación de censura, las diferencias de clases sociales y la censura de todo. Me di cuenta de que si yo hubiera sido ruso hubiera sido disidente. Publiqué un artículo llamado ‘El Socialismo y los Andes’ que me valió ataques de la izquierda y de la propaganda cubana. A pesar de ello, regresé a Cuba y en ese viaje estuve con Fidel Castro y habló varias horas sin parar y, por supuesto, no me convenció. Salí de La Habana decepcionado y ya no tenía esa ilusión y solidaridad que había sentido antes con la revolución cubana, y era evidente que las instituciones políticas y culturales en Cuba no me veían como uno de los suyos”, expresó Vargas Llosa ante una audiencia en la que se encontraban los exgobernadores Luis Fortuño y Sila María Calderón.

El escritor de la novela “Le dedico mi silencio”, lanzada este año, expuso las características del populismo y el liberalismo desde el 1980 en América hasta el presente. Al evento también asistieron el secretario de Estado, Omar Marrero, y el presidente del Senado, José Luis Dalmau. Fortuño, por su parte, agradeció la comparecencia de Vargas Llosa en Puerto Rico y tras finalizar el discurso del afamado escritor conversó brevemente con el hijo, Álvaro Vargas Llosa sobre los problemas similares que enfrentan los países de América Latina.

Mientras el exgobernador conversaba con el escritor y conferenciante Álvaro Vargas Llosa, el veterano escritor escuchaba con atención desde la audiencia. Luego saludó a los presentes y se retiró del evento. La organización CRECE en diez años ha capacitado a 5,600 jóvenes empresarios y ha orientado a 155 estudiantes de escuela superior y universitarios sobre el valor de la empresa libre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *