Skip to content

Luis Pedraza Leduc: La «libertad económica» de los dueños del capital

Spread the love

De un tiempo para acá vemos cómo los sectores derechistas que ayer no se identificaban, ahora se hacen llamar defensores de la libertad, pero libertad con apellido, «libertad económica». Según sus defensores «la libertad económica se refiere a las oportunidades que las personas tienen para actuar en una economía sin regulaciones que dilaten su prosperidad».

Desde la izquierda, Joanisabel González, editora de Negocios; Fred McMahon, titular de investigación en el Fraser Institute; Dean Stansel, profesor asociado de investigación en la Cox School of Business, de Southern Methodist University; José Torra, investigador de Caminos de la Libertad, y Ángel Carrión Tavárez, director de Investigación y Política Pública del ILE.

Buenos días. Los patronos tienen su «escuelita». Allí envían a sus asesores, presidentes de compañías y otros directivos. También asisten políticos y medios de prensa corporativos para divulgar las «ideas» que se difunden.

De un tiempo para acá vemos cómo los sectores derechistas que ayer no se identificaban, ahora se hacen llamar defensores de la libertad, pero libertad con apellido, «libertad económica». Según sus defensores «la libertad económica se refiere a las oportunidades que las personas tienen para actuar en una economía sin regulaciones que dilaten su prosperidad».

Se celebran en diversos países con una coordinada agenda sobre el tema. También se mueven para apoyar y colocar sus candidatos en puestos claves en las estructuras políticas, corporativas y judiciales.

Recientemente realizaron un foro en Puerto Rico para divulgar los hallazgos de un estudio que plantea que alcanzar la «libertad económica» no requiere definir el estatus político de la isla. Es decir que siendo colonia nos vemos más bonitos.

Lo que sí tienen claro los responsables del estudio es que «la libertad económica» si tiene que ver con el costo del trabajador, entiéndase, su salario y los beneficios marginales. Citamos las palabras de uno de los exponentes en la «escuelita»: «Un denominador común de aquellos estados con mayor libertad económica es que no cuentan con legislaciones laborales, careciendo, por ejemplo, de una licencia por maternidad con paga, un beneficio que pueden recibir las madres en Puerto Rico y que concede al menos, dos meses en el sector privado y tres, en el sector público. La ausencia de legislación específica en el tema, sin embargo, no significa que las empresas no otorguen beneficios de ese tipo a sus trabajadores. Uno de los señalamientos a la ideología de libertad económica es que no respalda las regulaciones laborales, lo que para muchos pone en riesgo el requerimiento para que patronos ofrezcan beneficios como días de enfermedad, vacaciones y demás.

No obstante, José Torra, investigador de Caminos de la Libertad y coautor del informe, insistió que esa es una “óptica incorrecta”, puesto que insistió en que, al eliminar las regulaciones, además de atraer nuevos negocios a la isla, fomentaría que los patronos compitan por los trabajadores ofreciendo sus propios beneficios.»

Otra de las frases célebres citadas nos dice: “La aspiración no debe ser eliminar la desigualdad, sino aumentar las riquezas”

Este movimiento ideológico es fuerte y atractivo para ciertos sectores del pueblo ya que utiliza el éxito económico como meta. Ante la ausencia de una propuesta ideológica y política como alternativa al capitalismo en crisis, la derecha promueve mayor desigualdad como solución. La cuestión es que usted se salve solo.

La ESCUELA con palabras mayúsculas y urgentes para la clase trabajadora se hace necesaria.

Luis Pedraza Leduc

La “libertad económica no tiene que ver con la situación del estatus”

● Por segundo año consecutivo, Puerto Rico fue la jurisdicción estadounidense con menos libertad económica, con un índice de 2.85 de un máximo de 10

  • El Nuevo Día
  • 29 Apr 2024
  • EFRAÍN MONTALBÁN RÍOS efrain.montalban@gfrmedia.com

Desde la izquierda, Joanisabel González, editora de Negocios; Fred McMahon, titular de investigación en el Fraser Institute; Dean Stansel, profesor asociado de investigación en la Cox School of Business, de Southern Methodist University; José Torra, investigador de Caminos de la Libertad, y Ángel Carrión Tavárez, director de Investigación y Política Pública del ILE.

Enmarcados en la reincidencia de Puerto Rico como la jurisdicción estadounidense con menos libertad económica, los coautores del informe Economic Freedom of North America (EFNA) 2023, además de presentar soluciones y reconocer puntos grises en el modelo de libre mercado, coincidieron en que, para alcanzar la prosperidad, no hay que definir el estatus de la isla. A pesar de que el debate político en la isla gira en torno a la estadidad, el Estado Libre Asociado y la independencia de Puerto Rico, Ángel Carrión Tavárez, director de Investigación y Política Pública del Instituto de Libertad Económica (ILE), aseguró que la “libertad económica no tiene que ver directamente con la situación del estatus de Puerto Rico”.

“Tenemos que aspirar a ser la mejor sociedad en materia de libertad económica posible, independientemente de lo que vaya a pasar con Puerto Rico en el futuro. Porque para ser un estado con las mismas políticas que tenemos ahora, estaríamos en la misma posición que estamos ahora”, expresó Carrión Tavárez. “Cuando uno habla de estas cosas (libertad económica), es difícil divorciarse o sacarse la idea de la cabeza de que el estatus tiene algo que ver con lo que estamos diciendo. La segunda jurisdicción más libre económicamente del mundo, ¿saben cuál es? Hong Kong: un territorio de un país comunista (China)”, sostuvo.

En el estudio, publicado por el Fraser Institute de Canadá y que consideró los datos de 2021, Puerto Rico ocupó la posición 51, con 2.85 puntos (en un máximo de 10), siendo superado por Nueva York, con 4.09 o un 43% más que la isla, y California, que registró un índice de 4.27, según el informe. Según la definición que provee el informe, la libertad económica se refiere a las oportunidades que las personas tienen para actuar en una economía sin regulaciones que dilaten su prosperidad. Para la medición, considerando data cualitativa, el análisis examina diversas variables, agrupadas en tres grandes áreas: gasto público, impuestos y restricciones del mercado laboral.

TAMPOCO INCIDE EL TAMAÑO DE LA ECONOMÍA

A su vez, Fred McMahon, titular de Investigación en el Fraser Institute y coautor del informe, coincidió en que la prosperidad de la isla no depende de su condición territorial. “Su destino está en sus propias manos. Pueden convertir a Puerto Rico en un lugar próspero, tanto si es un Estado Libre Asociado como un estado, como con o sin Ley Jones”, dijo McMahon haciendo referencia a la Ley Jones de cabotaje.

En el EFNA, al igual que Puerto Rico, Alaska y Hawái, estados donde también es requerido que el transporte de bienes entre puertos estadounidenses se lleve a cabo en navíos con bandera de ese país, figuran en el segmento de jurisdicciones con menor libertad económica. Pero en ambos casos, la puntuación obtenida fue superior a la de Puerto Rico. Alaska obtuvo 5.42 puntos en el EFNA 2023 y Hawái, 4.58.

Las expresiones de los investigadores se produjeron el pasado jueves durante un foro coordinado por ILE y al que acudió la plana mayor del empresariado local y diversas figuras del quehacer político. Los estados que reportaron el mayor índice de libertad económica fueron Nueva Hampshire, con la primera posición y una puntuación de 7.96, y Florida, el estado al que más se han mudado los puertorriqueños en la pasada década. El llamado estado del sol obtuvo 7.80 puntos.

Un denominador común de aquellos estados con mayor libertad económica es que no cuentan con legislaciones laborales, careciendo, por ejemplo, de una licencia por maternidad con paga, un beneficio que pueden recibir las madres en Puerto Rico y que concede al menos, dos meses en el sector privado y tres, en el sector público. La ausencia de legislación específica en el tema, sin embargo, no significa que las empresas no otorguen beneficios de ese tipo a sus trabajadores. Uno de los señalamientos a la ideología de libertad económica es que no respalda las regulaciones laborales, lo que para muchos pone en riesgo el requerimiento para que patronos ofrezcan beneficios como días de enfermedad, vacaciones y demás.

No obstante, José Torra, investigador de Caminos de la Libertad y coautor del informe, insistió que esa es una “óptica incorrecta”, puesto que insistió en que, al eliminar las regulaciones, además de atraer nuevos negocios a la isla, fomentaría que los patronos compitan por los trabajadores ofreciendo sus propios beneficios.

LIBERTAD ECONÓMICA VS IGUALDAD

A pesar de que los coautores insistieron en que las jurisdicciones más libres económicamente demuestran tener mejores beneficios en segmentos de educación, salud, prosperidad, entre otros indicadores, el análisis no demuestra una relación estrecha entre el libre mercado y la igualdad social. En otras palabras, las sociedades económicamente libres tienen niveles de desigualdad que podrían ser similares a los niveles de desigualdad en aquellas más restrictivas o menos prósperas, según McMahon.

Dean Stansel, profesor asociado de Investigación en la Cox School of Business, de Southern Methodist University y coautor del estudio, expuso que uno de las controversias en el estudio de la desigualdad, es que se “ignoran” los impuestos que pagan las personas adineradas y los beneficios que obtienen las personas con ingresos bajos, producto de la distribución de la carga contributiva.

“ATRAPADA” EN IMPUESTOS

Uno de los aspectos que más llamó la atención de los cuatro investigadores al examinar a Puerto Rico es que el pago de impuestos en la isla es un muy alto y penaliza a la clase productiva, dado que es el sector social que no puede optar por otras posibilidades como los de gran poder adquisitivo, según Stansel. “Si ganas $70,000, son unos $6,000 de impuestos extra, es bastante malo. Pero si ganas $2 millones y pagas $6,000 más de impuestos, en realidad, no es una gran reducción de tus ingresos. Así que cuando se mira, es típicamente la clase media, la clase baja la que paga más impuestos porque es la de menos movilidad. Los tienes atrapados”, dijo McMahon haciendo referencia a la base de ingreso establecido en Puerto Rico para aplicar la tasa máxima de 33% y que ronda unos $64,000.

“La gente que tiene mucho dinero se beneficia más yendo a un estado sin impuestos que la gente de clase media o de ingresos más bajos”, dijo por su parte, Stansel.

“La aspiración no debe ser eliminar la desigualdad, sino aumentar las riquezas”

ÁNGEL CARRIÓN TAVÁREZ DIRECTOR DE INVESTIGACIÓN Y POLÍTICA PÚBLICA DEL INSTITUTO DE LIBERTAD ECONÓMICA (ILE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *